Entrevistas

Leivi Grunblatt: Del mundo ortodoxo rescato el valor comunitario, el de sentirte hermanado en las buenas y en las malas

Un gusto esta entrevista. Derribar mitos sobre la ortodoxia. Los seres humanos somos humanos y nos hermanamos cuando compartimos espacios comunes. Con Leivi Grunblatt comparto el barrio de twitter.

Soy Leivi Grunblatt, argentino, por cumplir los treinta años. Nací y crecí dentro de una familia jasídica, de Jabad y mis padres son enviados del Rebe a mi país desde el año 1978. Somos doce hermanos, yo soy el séptimo y gracias a dios ya tengo 34 sobrinos. Hasta los veinte años estudié en la yeshiva de Jabad en distintas ciudades del mundo. Luego hice el ingreso a la Universidad UTDT en Buenos Aires para cursar la carrera de economía empresarial que lamentablemente tuve que dejar unos meses después. Tuve una agencia de publicidad con un amigo y emprendí en distintas rubros. Tal vez, por las calles de Montevideo, puedas ver carteles con mi apellido colgando de algunos balcones en venta. Hace más de un año estoy viviendo en Miami donde trabajo con amigos y hasta  la pandemia veníamos bastante bien. 

Empezamos con una pregunta con pretensiones. Vos recordas la primera vez que sentiste nombrar a Borges? Que había en la biblioteca de la casa de tus padres además de todo lo publicado por la editorial Kehot? es decir que libros no "kasher" para una casa ortodoxa? 

Voy a comenzar respondiendo al revés, el Talmud dice que esa es la forma del tonto, pero se me acomoda a las preguntas que me hiciste. En la casa de mis padres no hay ningún libro no kasher, más que unos de liderazgo e inteligencia emocional que mis padres tienen en el baño. Creo que nunca los leí. Además de los libros de kehot, hay muchísimos más pero todos dentro del marco de la Tora y el judaísmo. Yo comencé a leer estando en la Yeshiva en Israel. Iba a las bibliotecas municipales y me llevaba los libros que encuentre en español. La mayoría eran novelas editadas por emecé. Uno de mis mejores amigos siempre fue más nerd y lector. Él me fue recomendando libros y mejorando mi calidad de lectura. No sé cuando entró Borges, pero me volvió totalmente loco. 

¿Cuándo fue que pensaste por primera vez que no querías seguir el camino que habían planeado para vos? 

El sistema educativo de la Yeshiva es de una carga horaria de estudio que comienza a las 7 am y termina pasadas las 9 pm. Si no te gusta estudiar, tenes muy pocas (casi nulas) actividades de interés. Por lo tanto empezas a aburrirte. El aburrimiento te permite pensar y ver tu vida. Yo sentía que el camino trazado era eso, un camino trazado que te muestra más menos cómo será tu vida. Yo no quería eso. Yo quería explorar y conocer el mundo y conocerme frente a las nuevas experiencias. Es una mirada naive, pero qué adolescente no la tiene, no?

Jabad tiene mucho contacto con el mundo exterior. ¿Cómo era cuando eras un niño y salías a poner tefilín por la calle? Comparti esa experiencia.

Te mencionaba las pocas actividades que teníamos fuera de lo que al estudio respecta en la Yeshiva y una de ellas era salir los viernes a visitar gente judía en sus comercios u oficinas. Yo lo disfrutaba mucho porque desde muy chico me gusta conversar, de lo que sea. Entonces me encontraba teniendo trece, catorce años y manteniendo conversaciones que podían ir por todos lados. No es que hablábamos sólo de Tora. De hecho, era lo que menos trataba. 

 Respecto a la educación que se les da a los chicos de Jabad, ¿Cuales son las ventajas y cuales son las desventajas?

La modalidad de estudio en pareja, la jabrutá, me parece genial. No sé si es una ventaja, a mí me gusta mucho. Además, los farbrengen, el salir los viernes a hacer mivtzoim, el encontrarse con gente de todo tipo y de toda edad te brinda herramientas sociales muy interesantes. La desventaja es la imposibilidad (salvo excepciones) de formarte académicamente y tener pocas posibilidades en el ámbito profesional.

 En el mundo no ortodoxo, hay una búsqueda   exacerbada del placer y la felicidad, cómo se ve teniendo otra perspectiva?

A mí me parece muy sana la búsqueda de la felicidad a través del placer. Siento que la escala de valores que cada uno tiene en su vida es la que termina de contestar tu pregunta. Estoy seguro que no hay una persona igual a la otra y que cada uno la lleva como gusta y puede. Desde mi lugar sólo queda respetar la desición de cada uno y acompañar la de la gente que quiero.

 ¿Vos  comprendes a la gente que sufre con tinder? que un día conoce a alguien y le parece que está todo bien y a la semana siguiente la persona desaparece y si le pregunta, esgrime que es la vida de hoy...

Claro que la entiendo, estuve en ambos lados de la historia... Puede doler mucho y está en uno saber que al entregarse sentimentalmente ésta es una de las posibilidades. No creo que sea una particularidad de las redes sociales, sino que ellas reflejan lo que somos como personas. Personalmente no encuentro diferencia alguna entre el mundo virtual y el físico. Si alguien quiere, puede mentirte en persona o detrás de una pantalla.

 Si tuvieras que elegir lo mejor de ambos mundos, ¿qué elegirías?

Del mundo ortodoxo rescato el valor comunitario, el de sentirte hermanado en las buenas y en las malas. El respeto hacia muchos valores humanos y sociales también te hace sentirte cuidado. Fuera de ese mundo, la libertad para desarrollarse personal y académicamente en distintos ámbitos me parece muy atractivo.

En el mundo no ortodoxo, se critica mucho el shidaj, contame algunas ventajas que tiene.

El shidaj tiene como objetivo primario (y diría que único) el casamiento. No sabría hablar de estadísticas de matrimonios realizados a través del shidaj pero supongo que tiene mejores resultados (en ese sentido) que el sistema más común. Lo que sí estoy seguro es que el camino hacia el casamiento está mucho más allanado. 

Contanos que significa la escritura para vos. ¿Cómo te contactaste con la lectura primero y con la escritura después?

A través de la lectura fui conociendo distintos universos que ampliaron mi visión del mundo. La escritura empezó a salir sola. Chicos que fueron a la Yeshiva que yo había ido los últimos años encontraron escritos sueltos perdidos dentro de libros. Agradezco que ninguno recordaba lo que había leído. Años después conocí el taller de Natalia Rozenblum donde fui varios años y pude explorar distintos recursos de la escritura y aprendí a corregir y editar mis textos.

¿Qué pensas del judaísmo de Netflix? Yo hace poco charlé con un Rabino que le molestaba porque sentía que no lo representaba, y yo me acordé de la primera vez que escuché un autoparlante de Jabad con la hora de las velas de Shabat y la comunidad judía uruguaya se pusó furiosa... porque ellos no eran eso.

Justo el otro día un amigo mío me comentó que quiere desarrollar el "Netflix judío". Está bien que no represente a todos los judíos. Creo que nadie pudo lograr eso en la historia. Respecto al interés del mundo general me parece muy interesante. No me sorprende las ganas por "hurgar" en un mundo tan lejano a ellos, lo bueno de eso es que se podría hacer mejor contenido.

 

Janet Rudman
(08 Junio 2020 , 16:51)

Ultimas Noticias Ver más

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones
En comunidad

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones

09 Julio 2020


Compartimos esta charla que nos invita a vivir mejor.

Esta página fue generada en 0.0472200 segundos (7339)
2020-07-09T15:35:49-03:00