En comunidad

Valentina Etchebarne: La poesía es imaginación, es metáfora, es imagen.

 Valentina Etchebarne es oriunda de Paysandú. Tiene 25 años. Escribe poesía. 

¿Cuándo empezaste  a escribir? ¿Tenías un diario íntimo? 

            Comencé a escribir siendo muy pequeña, a los seis años ya concurría a un taller de comunicación y lectura donde escribí mis primeros versos. Luego, durante el período escolar, tuve varios diarios íntimos que hasta hace algún tiempo conservé. En la época del liceo ya no los usaba, pero teníamos la costumbre de escribirnos cartas con mis amigas. De manera que siempre estuve relacionada con la escritura, pero no tenía idea que iba a terminar escribiendo poesía. Eso surgió en la juventud, hace cinco o seis años, como forma de expresar lo que no podía decir de otra manera.

 ¿Qué libros recordas como los primeros que te marcaron?

            «El Principito» fue el primero, sin dudas, seguido por «Juan Salvador Gaviota». Dos clásicos de todos los tiempos.

 Vos sos de Paysandú. ¿Hay alguna profesora, maestra o bibliotecaria que recuerdes especialmente que te haya recomendado libros?

            No recuerdo ninguna específicamente.

 ¿Tu venida a Montevideo cambió en algo tus hábitos de lectura? ¿Te costó mucho adaptarte?

            Cuando me mudé a Montevideo me inscribí en facultad y me costaba mucho leer el material de estudio, no me gustaba, me distraía con cualquier cosa. Terminé dejando el curso. Con el tiempo fui probando distintos géneros con autores conocidos, por recomendaciones que me hacía gente conocida y descubriendo otros nuevos por pura curiosidad, porque me gustaba la tapa o el título y ahí, cuando encontré cosas que me interesaban, empecé a leer con más frecuencia. Me costó adaptarme, sí. Me pasaron un montón de cosas ese primer año y, aunque vivía con mi hermano, me sentía muy sola.

 ¿Cuáles son los últimos libros que leíste en general y cuáles son tus autores preferidos de poesía?

            Algunos de los últimos que he leído son «Días sin ti», de Elvira Sastre, «Microalmas», de Juan Solá, «La insoportable levedad del ser», de Milán Kundera y «El lobo estepario», de Hermann Hesse. Mis autores preferidos de poesía son Mario Benedetti, Elvira Sastre, Marwan y Juan Solá.

 ¿Por qué  poesía? ¿Hay muchos prejuicios con la poesía? ¿Cuáles son y por qué?

            La poesía es imaginación, es metáfora, es imagen. Es buscar las palabras justas para lograr transmitir una emoción, un sentimiento. Hay un montón de prejuicios respecto de este género, sin dudas, sobre todo porque generalmente el poco acercamiento que tiene la gente a la poesía es de cuando se la estudia en el liceo, analizando la métrica y la rima de los versos y debatiendo qué querría decir el autor en cada uno. Entonces la idea que queda es que la poesía es aburrida y, en muchos casos, estrafalaria, porque las palabras extrañas o las metáforas inentendibles suelen ser un recurso muy utilizado y muy elogiado entre algunos, pero que llega poco a la mayoría de las personas. En el taller de escritura al que asistía, alguien me dijo alguna vez que no le gustaba la poesía en general, pero cuando leía mis textos sí le gustaba, entonces eso me mostró que algo estaba haciendo bien.

 ¿Vos asistis regularmente a los festivales de poesía? 

            Nunca fui a un festival, ni como participante ni como espectadora, no porque no me gusten sino porque nunca se me presentó la oportunidad. He asistido a lecturas de poesía en cafés o bares y a algún que otro Slam. Ojalá esa puerta se me abra en algún momento.

 ¿Cómo es autopublicar? Contanos el proceso

            En mi caso no fue autopublicación, estudié la posibilidad pero se necesitaba tener conocimientos de diseño y manejo de programas que yo no tenía, así que recurrí a una editorial que trabaja en conjunto con las autoras. Me gustó esta manera de funcionar porque una es parte activa del proceso, podes explicar cuál es tu idea, elegir el tipo de letra, vas viendo cómo va quedando el libro a medida que se va armando. El arte de tapa también se hace en conjunto con la diseñadora. Es una forma bastante autogestiva.

 Los dibujos del libro son hermosos, ¿cómo fue la comunión  del dibujo con  el texto?

            Hacía poquito había leído «Aquella orilla nuestra», de Elvira Sastre, en su edición con ilustraciones de Emba y me había resultado fascinante, sentía que se complementaban muy bien. Así que se me ocurrió pedirle a Luluca que ilustrara mis poemas y la idea le copó. Le envié el archivo con los textos y ella fue creando según lo que sentía al leerlos, con total libertad. El resultado fue bellísimo. Creo que con sus ilustraciones logró darle la inocencia necesaria al libro, me identifiqué mucho con varias.

 ¿Cómo es lanzar un libro en plena pandemia?

            Es extraño. Mientras el libro estaba en proceso me hacía ilusión pensar en la presentación, dónde sería y cómo. Pero la impresión de los ejemplares finalizó apenas unos días antes de que se desatara la pandemia y la presentación no pudo tener lugar. Recurrí a las redes sociales para promocionarlo: subí fotos de la tapa, de algunos textos, incluso me grabé leyendo y compartí los videos. Con la cuarentena se pusieron de moda los vivos en Instagram, pero no me animé a tanto, jaja. Ojalá en algún momento se pueda realizar un pequeño evento para contarles más sobre él y compartir su lectura.

 Invita a nuestros lectores a comprar el libro. ¿Por qué deberían leerlo y dónde lo consiguen?

            Es una lectura sencilla y ágil, pero no por eso menos profunda. Los textos son breves, concisos y muy intensos. Hablan de temas como el amor, el desamor, la violencia, la soledad y la amistad, temas que nos son comunes a todos, con los que podemos identificarnos de una manera u otra. En el prólogo se hace referencia a que este libro nace de una escritura necesaria y que por ello se transforma en necesaria lectura. Es una invitación a la reflexión, un acercamiento del lector consigo mismo, con sus flores y sus fantasmas. Por el momento no está en librerías, lo pueden conseguir poniéndose en contacto conmigo a través de Facebook o Instagram (por mi nombre), o vía correo a la dirección [email protected]

 

Janet Rudman
(20 Junio 2020 , 14:21)

Ultimas Noticias Ver más

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones
En comunidad

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones

09 Julio 2020


Compartimos esta charla que nos invita a vivir mejor.

Esta página fue generada en 0.0500481 segundos (6784)
2020-07-09T14:39:03-03:00