En comunidad

Con Sergio Oberlander, nuevo Presidente de la Fundación Keren Hayesod Uruguay

Una entrevista sobre un singular vínculo con Israel y una rica vivencia comunitaria.

Sergio Oberlander asumió hace pocos meses como Presidente del Keren Hayesod y cuando habla sobre lo que esto le significa-no por el cargo sino por la misión- el entusiasmo le brota con naturalidad. No menos importante es el destaque sobre las raíces en las que todo esto nace, sobre lo que deja la participación, desde chicos, en las actividades de movimientos juveniles-en su caso Betar-, así como lo adquirido en sus años como alumno en la Escuela Integral.

 

P: Sergio, esta entrevista la “detona” tu reciente nombramiento como Presidente del Keren Hayesod Uruguay, pero de hecho eso es una “excusa” puntual en el tiempo. Claro que tiene mucho sentido conocer a quien está en esta posición, pero ya antes de eso tratamos de hacerla por una distinción especial que recibiste  por tu actividad en el KH previa a la Presidencia…y no logramos combinar. Pues comencemos con felicitaciones…Y me gustaría que me cuentes un poco de tu vínculo con el KH, el corolario de hecho de una actividad comunitaria de muchos años ¿no?

R: Estoy vinculado al Keren Hayesod desde hace más de 15 años, después de haber  activado en la Tnua BETAR en mi juventud, y haber vivido en Israel 7 años . A mi regreso a Uruguay, encontré en el KH una institución donde pude y puedo expresar mi solidaridad con Israel y siento que es la mejor forma que tengo, viviendo en Uruguay, de sentirme parte y colaborar con lo que pasa en Israel y mantener vivo mi vínculo y el de la comunidad, algo que para mí es esencial.

P: ¿Y aquella distinción que mencioné?

R: Bueno, fue como  reconocimiento a estos años de actividad y dedicación  que me honraron con el Premio Yakir del KH, que se otorga a un representante de cada continente anualmente. Fue el primero que tuvo el honor de recibirlo por Uruguay.

 P: Felicitaciones pues nuevamente. Sergio, el  vínculo con Israel pasa por muchos lados. Vos estudiaste en el Technion y recuerdo que cuando te entrevisté junto con Ariel Lijtenstein sobre vuestra empresa de impresiones 3D, ambos contaban sobre la inspiración innovadora de Israel. ¿Cuál es la importancia del KH para Israel hoy en día, que ya es un Estado fuerte?

R: El KH tuvo un papel fundamental para la creación del Estado de Israel, sus instituciones, y colaboró con el crecimiento del estado con la llegada e integración de millones de olim.

Hoy el papel del KH es evidentemente otro pues el estado ya está creado, y las necesidades y prioridades nacionales son otras. El KH apoya muchos programas en conjunto con el Estado de Israel, donde el gobierno considera que es importante y prioritario, y es un canal para que las comunidades de la diáspora puedan seguir sintiéndose parte del desarrollo del país.

Yo veo esto como algo fundamental, estoy convencido que aquellas comunidades, como la uruguaya por ejemplo, que se mantienen más conectadas con Israel , ven fortalecida su identidad judía y sionista, lo que fortalece en definitiva a la propia comunidad.

Muchos de esos planes son para incrementar la conexión de las comunidades con Israel, apoyando los programas de la Agencia Judía (Sojnut), donde se benefician integrantes de las propias comunidades de la diáspora.

P: Justamente quisiera destacar la importancia del KH a nivel comunitario. ¿A qué planes dan apoyo?

R: Tenemos en el KH un Fondo Comunitario local para apoyar la educación judía y sionista, apoyando a las escuelas comunitarias y a los movimientos juveniles, aportando con becas para que más niños judíos puedan estudiar en las escuelas y también más chicos puedan participar de los campamentos y actividades que organizan las tnuot, los movimientos juveniles. Esto lo hacemos de forma directa atendiendo necesidades que nos plantean las escuelas y tnuot mismas.

P: Hay una variedad de proyectos…ustedes están presentes también en Jail, en temas como los jóvenes que vienen por un año de Israel a trabajar con la comunidad. ¿Podrías elegir? ¿Hay alguno que te llena el corazón en especial?

R: Como te comentaba anteriormente, con fondos del KH se apoyan también  planes de la Agencia Judia, como Jail, donde se les permite a los chicos de 4to año de las escuelas comunitarias hacer su viaje de fin de curso a Israel y conocerlo, para muchos por primera y única vez.

Se apoyan los planes anuales de Masa y Majon, donde los chicos de las tnuot pasan un año en Israel para prepararse como líderes y poder volcar esas experiencias a su regreso en sus tnuot.

Pero es una experiencia que los marca personalmente en su relación con Israel y su judaísmo para toda la vida.

Anualmente unos 100 chicos participan de Uruguay en esos planes representando el mayor porcentaje de los que cursan majon: algo destacado por todo el mundo judío, considerando que tenemos más participantes que el resto de las comunidades, en su gran mayoría mucho más numerosas que la nuestra.

Tambien apoyamos el plan de Shinshiniot, donde jóvenes israelíes vienen un año a Uruguay a trabajar voluntariamente en las escuelas y tnuot, acercando las vivencias israelíes a los jóvenes.

Otro programa q apoyamos es Taglit-Birthright donde chicos de 18 a 32 años pueden visitar y conocer por primera vez Israel y de esta forma acercar a muchos en la comunidad que están más alejados y por lo general que no participan ni en las escuelas ni en las tnuot.

Todos estos planes me parecen importantes, y en su esencia todos tienen como objetivo fortalecer nuestros lazos con Israel.

Sergio Oberlander con Natan Sharansky
Sergio Oberlander con Natan Sharansky, durante la visita que éste realizó a Uruguay hace unos años, cuando era Presidente de la Agencia Judía. Aquí, en un encuentro de Sharansky con jóvenes de los movimientos juveniles de la colectividad judia. KH y la Sojnut cooperan en distintos proyectos.

 

P: Y todo esto, como decías, marca en términos positivos, a jóvenes judíos de la diáspora, que se acercan a Israel, lo cual no necesariamente significa que quieran radicarse allí, pero sí que verán desde su vivencia a Israel como un punto de referencia central en la vida judía.

R: Así es. Gracias a este esfuerzo que se viene realizando hace muchos años, hoy tenemos miles, literalmente miles de jóvenes de nuestra comunidad, que representan un porcentaje considerable de la misma, quienes participaron de alguno de estos planes, conocieron Israel, vivieron Israel, y en su inmensa mayoría, reforzaron su relación con el pueblo judío y su identidad para el resto de sus vidas

Muchas veces nos cuesta valorar lo que tenemos, damos por sentado que esto existe y q va a seguir existiendo para siempre, pero deberíamos hacer el ejercicio de imaginarnos cómo seria nuestra realidad comunitaria sin estos planes.

P: ¿Por esto pasa tu deseo de trabajar en la institución?

R: Sin duda, una de las motivaciones fundamentales de mi trabajo en el KH, es colaborar, aportar y luchar para que estos planes se mantengan.

Porque tener un KH fuerte en Uruguay nos permite poder colaborar para mantener viva esta conexión que tenemos en nuestra comunidad con Israel, que nos identifica y que es mucho más fuerte que la q tienen otras comunidades en la diáspora .

P: Recientemente publiqué una nota sobre el apoyo del Keren Kayemet LeIsrael Uruguay a los campamentos, los majanot de los movimientos juveniles, las tnuot. Es una forma de apoyar la inserción y la educación. ¿Te parece que hay áreas en las que pueden o hasta deberían cooperar distintas instituciones?

R: Muchos dicen que la comunidad uruguaya es especial, pero eso no es casualidad, es fruto del trabajo de muchos dirigentes comunitarios que trabajaron y trabajan incansablemente y desinteresadamente por la comunidad.

Las instituciones por lo general tienen objetivos diferenciados, todos con el fin de apoyar aspectos diversos en la comunidad o en la vida judía y sionista.

En ocasiones puntuales algunas de estas actividades se superponen, pero acá no se trata de una competencia, todo lo contrario y por lo general se apoyan en conjunto muchas de las actividades comunitarias.

Como todo en la vida, esto se puede mejorar, pero en mi opinión hay un buen nivel de colaboración entre las instituciones, que sin dudas todos debemos seguir trabajando para mejorar y hacer más eficiente el esfuerzo y optimizar el resultado.

Hace pocos meses, al asumir como nuevo Presidente, en una recepción en la casa del embajador de Israel Yoed Magen que está en esta foto precisamente junto a Sergio Oberlander. Junto a ellos, Clarita Liberman, Presidenta saliente de la división femenina de Keren Hayesod, Sandra Burcatovsky de Babat, la nueva Presidenta, el representante del Keren Hayesod en Uruguay Roí Ermel representante también en Paraguay y el Presidente saliente del KH Bernardo Kelmanzon.
Hace pocos meses, al asumir como nuevo Presidente, en una recepción en la casa del embajador de Israel Yoed Magen que está en esta foto precisamente junto a Sergio Oberlander. Junto a ellos, Clarita Liberman, Presidenta saliente de la división femenina de Keren Hayesod, Sandra Burcatovsky de Babat, la nueva Presidenta, el representante del Keren Hayesod en Uruguay Roí Ermel representante también en Paraguay y el Presidente saliente del KH Bernardo Kelmanzon.

 

P: Sergio, yo te recuerdo de chico en la Escuela Integral, y luego siempre te asocié con Betar, aunque yo iba a otra tnuá. ¿Qué vivencias comunitarias llevás siempre contigo, de esas que son parte de los recuerdos, los cariños que uno atesora, y también la base sobre la que se construyen las ganas de aportar ya de adulto?

R: Sin dudas tener en nuestra comunidad escuelas y tnuot fuertes es un diferencial importante que tenemos en Uruguay. Pocas comunidades tienen una participación tan importante de las escuelas y tnuot en la vida comunitaria como tenemos nosotros. Y para mií y mi esposa Yael fue muy importante que nuestras hijas  Tali y Sol, también vayan a escuela judía y a una tnua, y vivan las mismas experiencias que vivimos nosotros .

Aquellos que fuimos a una escuela judía, como yo fui a la Integral, la sentimos como una segunda casa, donde nos educamos y crecimos.

Quienes fuimos a una tnua, como yo fui al Betar, sentimos un sentido de pertenencia e identificación que que es difícil de ver en otro tipo de movimientos o instituciones. De la escuela y de la tnua nos llevamos los amigos de la vida. Nos formamos como personas, como judíos y sionistas.

Sergio y su esposa Yael desean transmitir vivencias especiales a sus hijas. Aquí, también tuvieron de conocer directamente al protatonista de un capítulo singular de la historia de Israel, el ex soldado Gilad Shalit, que tuvo secuestrado por Hamas 5 años en Gaza, que visitó hace unos años Montevideo
Sergio y su esposa Yael desean transmitir vivencias especiales a sus hijas. Aquí, también tuvieron de conocer directamente al protatonista de un capítulo singular de la historia de Israel, el ex soldado Gilad Shalit, que tuvo secuestrado por Hamas 5 años en Gaza, que visitó hace unos años Montevideo invitado por Keren Hayesod

 

P: Me hacés acordar de una entrevista que hice hace unos años a un gran emprendedor, que me dijo que de hecho los años que estuvo en una tnuá fueron su primera experiencia emprendedora, muy joven, con gran responsabilidad sobre los hombros y necesidad constante de lidiar con desafíos en equipo.

R: Es muy cierto. Te diré que sin dudas  lo que más me marcó para la vida, es que en la tnua aprendí a luchar por lo que uno cree que es importante y justo. No ser indiferente, y si algo te importa, participar y activar para lograr ese objetivo. Tratar de ser parte de la historia y no ser un observador pasivo.

Y seguramente por eso hoy la enorme mayoría de los dirigentes comunitarios en Uruguay pasaron por alguna escuela de la comunidad o tnua.

 

P: Estudiaste en Israel y hace años volviste a Uruguay. ¿Qué te quedó de Israel en tu corazón, en tu mente, quizás en la forma de encarar la vida y hacer las c cosas?

R: Obviamente tengo un vínculo personal muy fuerte con Israel, y sigo atento y me importa mucho todo lo que allí pasa. Siento que en los años que viví  en Israel se incrementó mi espíritu emprendedor, que ya traía como bagaje familiar. Pero sin duda, viviendo en Israel, incorporé ese espíritu de Start Up Nation, de hacer cosas, de trabajar duro para lograr objetivos, y de volver a intentarlo luego de un fracaso, de ser más frontal, más directo, sin dar muchas vueltas. Aprendí a tomar decisiones, a trabajar en equipos, analizar lo realizado y sacar conclusiones para mejorar, y no es casualidad que muchas de estas cosas ya las había experimentado en la tnua, ya que en la tnua se vive (o se vivía…) de cierta forma un ambiente y espíritu israelí.

Sin dudas le debo mucho de lo que soy hoy a la experiencia de haber vivido en Israel como a los años que pasé en la escuela y tnuá.

 

P: Esta entrevista es no sólo un homenaje a la labor del KH sino al activismo comunitario en general y por sobre todo, al significado de los movimientos juveniles en la vida y crecimiento comunitario. Sergio, antes de terminar ¿algo más que te gustaría agregar?

R: Solo quería agradecerte Ana por lo que tú haces desde el Semanario Hebreo por la comunidad uruguaya, por esclarecer la posición de Israel, por mostrar el Israel positivo del cual todos nos enorgullecemos, y por fortalecer vos también con tu trabajo el vinculo de nuestra comunidad con Israel que a tanto nos importa.  De Corazón ¡ gracias!

P: Gracias a vos por tus palabras Sergio.

Ana Jerozolimski
(22 Febrero 2020 , 06:07)

Ultimas Noticias Ver más

Luces y sombras de una gran victoria
Israel

Luces y sombras de una gran victoria

05 Junio 2020


La guerra de los Seis Días salvó la existencia de Israel, pero creó uno de sus más difíciles problemas. (La caricatura de portada fue publicada por el diario...

Esta página fue generada en 0.0432088 segundos (6851)
2020-06-05T16:04:19-03:00