Israel

Elecciones en Israel. ¿Qué dicen en el sur, en la zona cercana a Gaza?

Todos se quejan de la situación, pero no todos votan igual

Comenzamos con una aclaración que puede parecer obvia, pero que es importante hacer: esta nota no pretende presentar una radiografía exacta de las opiniones en el sur de Israel, en la zona que más sufre la inestabilidad de seguridad, debido a los recurrentes ataques desde la Franja de Gaza. No es un sondeo estadístico ni una investigación sociológica. Es simplemente el reflejo de algunas posiciones que han compartido con nosotros estos días habitantes de la región a los que nos hemos dirigido  pidiendo precisamente su opinión de cara a las elecciones de este 2 de marzo en Israel.

Lo que sí nos atrevemos a afirmar de modo categórico, haciendo una generalización, es que todos los habitantes del sur, quienes en mayor o menor medida deben estar siempre atentos a la posibilidad que suene súbitamente una alarma que les altere la vida diaria, sostienen que en la situación actual no se puede seguir. Pero esto no significa en absoluto que todos vayan a votar por quienes se oponen al gobierno actual ya que son varios los abordajes que se pueden hacer del desafío electoral.

 

Publicamos por separado, por su extensión, una entrevista recabada en la ciudad de Sderot.

Políticamente, es indudable que hay diversidad de opiniones en el sur. Hay zonas enteras en las que la enorme mayoría vota por Netanyahu, especialmente en las ciudades de Sderot, Netivot y Ashkelon, mientras que en los kibutzim el voto mayoritario ha sido hasta ahora por la oposición.

En unos días sabremos cómo fue la votación en las elecciones de este lunes 2 de marzo.

Pero primero, compartimos un pequeño recordatorio,publicado por el ex Jefe del Consejo Regional Eshkol y ex diputado del partido Yesh Atid-hoy parte de Kajol Lavan- Haim Jelin, miembro del kibutz Beeri. Recordatorio decimos, respecto a algunos de los desafíos con los que se vive en esta zona. Haim mostró en su cuenta de Twitter los incendios del verano pasado que comieron enormes superficies verdes, y el alentador regreso a la vida, tras intensa dedicación, de partes del terreno, ahora llenas de anémonas rojas.

 

 

Y ahora, algunas opiniones.

 

 

Meirav Kohan (46), nacida en Israel, hija de argentinos, residente en el Kibutz Ein HaShlosha, madre de 4 hijos (11, 15, 17 y 20 años), Contadora.

“El Estado de Israel se levantó hoy a una jornada electoral, la tercera en menos de un año. Esta vez, el resultado de la elección tendrá una incidencia directa sobre mí, mi familia, los habitantes de mi kibutz y de la zona adyacente a Gaza en general.Es que mientras nosotros en esta región sufrimos una y otra vez de los recurrentes ciclos de violencia y el disparo de cohetes desde la Franja de Gaza hacia nosotros, en Israel el gobierno hace ya más de un año que no funciona y no tiene una política clara para el problema de seguridad de esta zona en la que vivimos.

Por lo tanto, vivimos una rutina de emergencia que perjudica a todos y cada uno de nosotros.

Hoy voy a votar con la esperanza que luego de las elecciones sea formado un gobierno estable que actúe con todas sus fuerzas para poner fin al conflicto entre nosotros y nuestros vecinos del otro lado de la cerca fronteriza, y que luego venga el esperado cambio en la situación de seguridad.

Tenemos un país maravilloso. Es más, el Negev occidental, en el cual vivimos, es no menos que un paraíso. Abundan aquí zonas repletas de flores multicolores. A esta altura del año, florecen las anémonas rojas, un orgullo de nuestra región.

Tenemos comunidades fuertes que se brindan mutuo apoyo y una educación de alta calidad, lo cual hace que la calidad de vida no tenga parangón.

Alumnos de escuela en el Consejo regiona Eshkol, en camino a los autobuses que los llevan a sus respectivos kibutzim o moshavim en la zona, al terminar el día de clases. A la izquierda, estructuras protectoras para refugiarse si los sorprende la alarma.
Alumnos de escuela en el Consejo regiona Eshkol, en camino a los autobuses que los llevan a sus respectivos kibutzim o moshavim en la zona, al terminar el día de clases. A la izquierda, estructuras protectoras para refugiarse si los sorprende la alarma.

 

Pero la incapacidad del gobierno para lidiar efectivamente con el problema de seguridad, nos impide disfrutar de todo esto.

El problema de seguridad de la zona adyacente a Gaza tiene solución. Requiere que nuestros líderes sean creativos y valientes. Toda solución tiene su precio.

Y yo exijo que sea cual sea el gobierno que se forme, haga los esfuerzos necesarios para llegar a esa solución, para poner el tema de nuestra seguridad a la cabeza del orden nacional de prioridades, promoviendo una iniciativa política y de seguridad que nos devuelva la esperanza y la fe en que nuestro paraíso no se convierta más en un infierno. Es que también nosotros y nuestros hijos merecemos vivir en calma y con seguridad".

Meirav no nos dice explícitamente por quién votó. Pero su hija menor Libi, de 11 años, ya decidió qué votaría si tuviera la edad de hacerlo de verdad. Eligió la papeleta de Kajol Lavan.

 

Daniel Eskenazi (60), asistente social. Trabaja con ancianos en el Departamento de Ayuda Social en la ciudad de Ofakim. Llegó de Uruguay en marzo de 1985 con un grupo de Hanoar Hatzioni al kibutz Ein HaShlosha. Desde el año 2000 vive con su esposa Miriam, también uruguaya, en el kibutz Mefalsim. Tienen tres hijas.

Daniel y sus tres hijas. De izquierda a derecha: Shir, Daniel, Shani y Amit
Daniel y sus tres hijas. De izquierda a derecha: Shir, Daniel, Shani y Amit

 

“No  veo que ningún partido tenga ninguna  solución o varita mágica. No creo que la solución sea militar porque ya se probó y se vio que no se llegó a nada. En ese aspecto, quizás la única forma de cambiar algo sería si Israel, digamos, se saca los guantes, pero no sé si sería muy correcto hacerlo, sería muy mal  visto por el mundo y tampoco creo que tendría efecto. Así que no sé si es una solución.

El problema es que por otro lado, tampoco hay con quién negociar ahí, no vemos un interlocutor para un diálogo en Gaza. Así que no creo que ninguno de los partidos tenga una solución. Beni Gantz dice que no va a permitir los pagos de lo que llama ´dinero como a la mafia´que ahora Bibi permite que se pague a Gaza. Pero eso es un problema ya que desde un punto de vista humanitario es importante que la plata de los cataríes siga llegando, para dar un poco de respiro a la gente. Recordemos que son 100 dólares por familia, que no es nada.

Así que la única solución que yo veo es darle a la gente que está ahí, un motivo para no tirar misiles. Darles la posibilidad de trabajar más, como ahora que están dejando salir a 7 mil comerciantes de Gaza a Israel. Así pueden tener un motivo para pensar dos veces si tirar o no. Si quizás hay un poco de prosperidad en Gaza, puede ser que entiendan que no vale la pena tirar misiles. Hay que tratar de conseguir inversiones, ya sea de Israel, el mundo, la Unión Europea, crear fábricas en la frontera, donde sea, donde puedan trabajar muchos palestinos. Y eso quizás les va a dar aliciente a otra actitud.

Aprovechando toda esta crisis del Corona en la China, en Gaza y Cisjordania puede haber muchas fábricas textiles que hagan cosas, que fabriquen y que vendan a buen precio también a Israel.  Lo escuché hace poco en la radio, creo que algún ex General lo comentaba.

Pero la verdad, no creo que nadie tenga una solución especial, gane quien gane. No creo que vaya a cambiar nada, salvo que venga alguien con una actitud de permitir por ejemplo la construcción de un puerto en Gaza, para que allí tengan motivos para pensar que les  conviene eso y no la violencia.

El problema, claro, es que yo creo que siempre va a haber en Gaza gente del Hamas o del Jihad que se opongan a todo, porque no les importa el bienestar de su pueblo sino sólo el propio o más que nada destruir a Israel. Por eso la situación es muy difícil. Pero quizás en algún lado, dado que al final de cuentas todos queremos un poco de bienestar, vivir bien, trabajar, traer sustento a casa y vivir tranquilos con nuestras familias, quizás dándoles un horizonte de bienestar, una esperanza de algo mejor puede haber gente que se anime a oponerse a todos los que buscan guerra”.

 

Janet Cwajgenbaum (54), llegó de Uruguay a Israel hace 23 años, vive en el kibutz Nir Itzjak. Es la Directora de Recursos Huumanos en Shahen Agriculture, la empresa agrícola del kibutz, que funciona en sociedad con el kibutz Kerem Shalom. Está casada con Leo Swierzenski. Tienen dos hijos, Ariana de 21 años y Guilad de 18.

Janet votando hoy en Nir Itzjak
Janet votando hoy en Nir Itzjak

 

“Todo acto electoral debería ser un acto de democracia, el ejercicio de la  soberanía del pueblo. Pero creo que la gran mayoría de los israelíes siente que están atrapados en un callejón sin salida. Me parece que muchos no van a ir a votar y otros creen que su voto no va a servir para nada.

A nivel personal espero un cambio, pero la veo difícil. Uno ve cuán complejo es formar gobierno en el actual rompecabezas político israelí. Lo peor de todo es que no hay expectativa.

Para mí es casi imperdonable que mucha de la gente que vive en la zona lindante con Gaza, en Ashkelon, Sderot, Netivot, vuelva a votar a Netanyahu y sienta que él es la única respuesta. Me parece que es una falta de observación de lo que ha pasado en los últimos 11 años con él en el gobierno. Nos  hemos quedado estancados en el mismo lugar sin poder hacer ningún avance de diálogo con los palestinos, lo cual me desalienta bastante.

Considero que hay que tratar de negociar, hablar, hay que  intentar llegar a un acuerdo que nos permita convivir.

Mi mayor miedo es que tengamos una cuarta ronda de elecciones, sin poder llegar a ningún acuerdo para formar gobierno y que rápidamente volvamos a tener otra escalada y entremos en el round número 14 desde la última guerra. Es una especie de círculo vicioso.

Si no pasa un milagro y la gente no decide que quiere hacer un cambio, vamos a seguir en ese mismo círculo lamentablemente. Es bastante triste, pero parece ser que esta vez a ser nuestra realidad en el próximo año”.

 

Haim Levy (49) , asesor independiente en servicios de marketing para conectar empresas latinoamericanas con israelíes. Llegó de Colombia en 1990 y vive en el kibutz Nir Itzjak desde 1999. Está casado con Shlomit, con quien tuvo a Ariel, su hijo menor. Tiene otros dos hijos grandes de su primer matrimonio: Mor, de 22 y Lital de 18.

 

Haim con su esposa y su hijo
Haim con su esposa y su hijo 

 

“Las expectativas son que haya algún cambio ya que la política del Likud en los últimos 10 años no realmente propone una salida al conflicto con los palestinos, que a nosotros nos afecta particularmente por vivir a tan pocos kilómetros de la Franja de Gaza.

La sensación actual es que el gobierno solamente reacciona a acciones de los palestinos pero no tiene realmente una intención de llegar a una solución de dos Estados, que creo que es lo que conviene. No tiene iniciativa de cambio sino que sólo lidia con la situación, de la que realmente ya estamos cansados.

La pregunta es qué tipo de cambio. Yo personalmente  me identifico con el partido laborista en muchos aspectos, social, político pero en esta vuelta se vieron obligados a unirse a otros partidos para tener mejores resultados . Mucho no comparto las ideas de esos partidos, así que no voy a votar por ellos. Al final voy a votar como en las últimas dos elecciones por el partido Kajol Kavan encabezado por Beni Gantz, con la esperanza que haya algún tipo de cambio. Creo que es la alternativa a lo que hay hoy en día.

Suponiendo que logren formar coalición, tampoco tengo certeza de que a corto o mediano plazo puedan lograr algún cambio radical en la situación que vivimos hoy en día con los vecinos de Gaza.

La voluntad de un acuerdo duradero de paz debe venir de ambos lados y por ahora no parece que del otro lado tengamos tampoco un socio que esté dispuesto a llegar a un acuerdo que acepte la existencia  de Israel como tal. Así que voto con un poco de esperanza de que sí haya algún cambio, pero no grandes expectativas de que sea un cambio grande que permita que tengamos pronto paz en esta zona, lamentablemente”.

Ana Jerozolimski
(02 Marzo 2020 , 10:33)

Ultimas Noticias Ver más

María Noel Domínguez, el alma de Montevideo Portal
Entrevistas

María Noel Domínguez, el alma de Montevideo Portal

24 Octubre 2021


Tras el Día del Periodista, bueno volver a compartir esta entrevista sobre periodismo...y más

Cobertura científica especializada en tiempos de Corona, con la periodista uruguaya Daniela Hirschfeld
En comunidad

Cobertura científica especializada en tiempos de Corona, con la periodista uruguaya Daniela Hirschfeld

24 Octubre 2021


Tras el Día del Periodista, otra entrevista valiosa de la que aprendimos muchos

 Una mirada respetuosa y sensible del Judaísmo, desde afuera
Entrevistas

Una mirada respetuosa y sensible del Judaísmo, desde afuera

24 Octubre 2021


Con el periodista Juan Andrés Ferreira de “Galería” de Búsqueda

Esta página fue generada en 0.0910840 segundos (8697)
2021-10-24T10:52:39-03:00