En comunidad

Cecilia Ribot: una historia de resilencia familiar

Gracias, Cecilia por compartir tu historia con nosotros.

 ¿Cómo fue tu vínculo con el judaísmo? y con la NCI? cuándo pensaste que podías ser parte de la Directiva de la Institución?

Mi vínculo con el judaísmo empezo en las festividades y en las ceremonias religiosas del ciclo de vida judío. Con motivo de la Bar mitzva de mi hijo mayor (hace 13 años), comencé a concurrir asiduamente a los servicios de Kabalat shabat, a estudiar para poder leer la tora y ser parte del grupo de lectores. Logre acercar el judaísmo vivencial a nuestra casa, prendiendo las velas de shabat y preparando la jala para que la cena de los viernes sea especial. La NCI es mi comunidad, es donde me casé y me siento parte de ella. Siempre me ha inquietado la continuidad, por lo que cuando me invitaron a participar de la directiva no dude, sabiendo que iba a ser un gran desafío. Todos podemos acercarnos y trabajar para la comunidad, todos tenemos algo para aportar y todos los aportes son valiosos. Estoy segura de que si supieran lo gratificante que es, muchas más personas se acercarían.

 ¿Qué significa para vos rezar con kipá?¿Te sentís identificada con las mujeres que luchan por un espacio conjunto de hombres y mujeres en el kotel?

Actualmente no uso kipá, la use en una etapa de mucha introspección y espiritualidad. Lo que si mantengo es la tradición del uso del talit como un abrazo de pertenencia, donde los tzitzit son un recordatorio de nuestras tradiciones. Las mujeres del kotel son el ejemplo de comunidad, de unión en busca de una igualdad religiosa y es increíble que en esta época tengan que estar luchando por eso. Todos y todas deberíamos poder rezar donde sintamos el encuentro, la conexión o la cercanía con D´s. Pero por el momento la política tiene más poder, tengo esperanza que se den cambios en Israel en el futuro. Por el momento encontré mi lugar en el kotel masorti, donde fui con mi familia y tuvimos un momento único.

 En mi memoria personal, te tengo asociada a Ria Okret, esto fue hace muchos años. Contanos cuál fue tu vínculo con ella.

Mi vínculo con Ria fue de mucho crecimiento personal y la recuerdo con mucho cariño. La conocí en la NCI y en los pocos años que compartimos de servicios religiosos, festividades y estudios conocí a una mujer muy culta y con mucha fuerza para defender lo que consideraba justo. Estudiaba las fuentes y como buena docente transmitía y compartía sus conocimientos. Recuerdo que en los servicios religiosos insistía en la kavana, en la intención que ponemos al rezar. Me regalo mi primera kipá y en uno de sus viajes a Israel trajo Tziztit con los cuales organizamos una actividad de confección de talit ya que éramos muchas mujeres las que queríamos tener el propio.

 ¿Qué mensaje podes trasmitir después de tu experiencia de acompañamiento y ayuda en la rehabilitación de tu hijo? Resiliencia es la primera palabra que me viene a la mente cuando pienso en vos.

Hace 5 años tuve la experiencia más fuerte que me ha tocado vivir, sentí que se me venía el mundo abajo yeso no me lo podía permitir. Tenía mucho por delante y el tiempo es muy valioso. Mi hijo mayor, a la edad de 20 años, tuvo una disección carotidea, lo que le ocasionó un ACV isquémico que le dejo como secuela una hemiplejia. En busca de una mejor atención tuvimos la posibilidad de irnos (mi hijo y yo) los primeros 4 meses auna clínica de rehabilitación en Argentina, lo que implico dividir la familia. El hermano estaba de shnat, la hermana en Montevideo y mi esposo viajaba todos los fines de semana a la clínica Fleni. La familia es la primer contención y compartir con ella todo lo que iba sucediendo, era fundamental para poder sobrellevar el día a día. Desde mi punto de vista la resiliencia consiste en volver a armarnos y salir fortalecidos de este tipo de situaciones. En los primeros tiempos sentí impotencia, muchas preguntas venían a mi mente que no se podían responder con un razonamiento lógico. Buscaba respuestas que no cambiarían la realidad por lo que debíamos mirar solo para adelante y prepararnos para lo que se vendría.  Con mi esposo nos pusimos al hombro la rehabilitación, armamos un equipo interdisciplinario que funcione como tal, donde había comunicación entre todos los terapistas, en pos de un objetivo común.

Vos fuiste durante mucho tiempo profesora de Ed. Física, cuando te hijo comenzó rehabilitación, ¿te diste cuenta de que podías ayudar con tu empatía natural y todo el conocimiento adquirido que querías cambiar de profesión? La vida te puso en esa situación.

Soy profesora de Educación Física, siempre me apasiono el movimiento, la biomecánica y la rehabilitación, pero mi vinculo era con la docencia. A partir del ACV comencé a estudiar el movimiento desde lo neurológico para acompañar a mi hijo en el proceso de rehabilitación. El proceso fue lento pero seguro, primero volver a caminar y luego sentir que podía volver a correr fueron dos logros muy celebrados. Ahí me di cuenta de que podía ayudar, que tenía que hacer algo con la experiencia que había adquirido. Comencé a estudiar kinesiología para rehabilitar a través del movimiento con una visión global de la persona y un razonamiento crítico, donde el terapeuta facilita los procesos, pero es la persona la que se involucra y asume los cambios que tiene que lograr para que resulte el tratamiento y sea duradero. Es muy amplio y variado el público objetivo, desde deportistas con lesiones deportivas, personas que atraviesan procesos post operatorios que requieren recuperar la marcha , otras que deben corregir malas posturas generadaspor sedentarismo y/o por actitudes laborales, hasta otras que padecen enfermedades degenerativas como el Parkinsondonde se busca mantener una buena calidad de vida.  La vida me puso en esa situación, pero depende solo de mi lo que hago con eso, cada paciente que acompaño en su rehabilitación me gratifica y me deja muchos aprendizajes.

Para comunicarse con Cecila Ribot, comunicarse a su instagram o por mail al [email protected]

 

Ultimas Noticias Ver más

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones
En comunidad

Efecto Cuarentena: Salud y Emociones

09 Julio 2020


Compartimos esta charla que nos invita a vivir mejor.

Esta página fue generada en 0.0432949 segundos (11)
2020-07-10T00:00:58-03:00