Janet Rudman

Janet Rudman

Me gusta leer y escribir. Encontré en la lectura y la escritura una forma de canalizar mi esencia. Leo con la misma pasión con la que tomo café. Me gusta escribir sobre historias mínimas. He trabajado en varios proyectos editoriales uruguayos que construían identidad judía: Kesher, TuMeser, Jai y ahora formo parte del staff de SemanariohebreoJai.

Columna de opinión

El café y la adrenalina

Miré una publicidad de un hotel en Cancún y me di cuenta que hace año  deseaba escaparme  una semanita de nuestro invierno para estar tirada en una reposera con el  Caribe a mis pies ¿Qué le hizo el covid19 a mis prioridades?  Pensaba que en el 2020 iba a ir a Italia, a la feria del libro de Buenos Aires y soñaba con mechar algún que otro viaje relámpago, como un Lima por cuatro días. ¿Desaparecieron los mailings por turismo  o toc toc y compañía hicieron  un acuerdo celestial para borrarme de sus listas?

¿Qué me pasa? Siento la palabra viaje o aeropuerto y un  sudor frío me recorre la espalda. No tengo la menor intención de alejarme de mi casa en los próximos meses. ¿Estaré exagerando?  Es como si el  hashatag  #QuedateEnCasa me hubiera devorado. Estoy harta de “estamos juntos a la distancia” y de  toda esa  parafernarlia de clichés. Se preguntan si saldremos mejores personas después de la pandemia. Yo saldré más gorda, menos ejercitada y con más libros leídos. Y con más horas de conversación conmigo. Es para lo único que no se necesita zoom. Hace un rato bajé la versión 5.0,  de lo contrario no podía entrar a la clase de gimnasia, mi única actividad físca del día que no incluye a la mandíbula.

Escuché a dos asesoras de moda justificando su trabajo, parece que si amas  las pilchas y te gusta combinarlas sos una pecadora. Yo soy una judía sin culpas.  Imito a  Dalia Gutman que juntó a sus zapatos para explicarles  por qué no los usa. Mis botas están allí  prontas para ser usadas. Las de taco alto, las dejé atrás en el placard, si total, salidas, lo que se dice eventos, no voy a tener. Comprar por la página web de Indian es fácil y lento. Compré dos almohadones y demoraron dos semanas en llegar. ambién compré pesas rojas por Instagram, la que más las disfruta es  Sophie, una caniche que visita mi casa. ¿Qué onda si se me ocurre comprarme pilchas? Me amarga mi nuevo talle. Así que mejor no.  La nueva normalidad me dice lo que es cool  consumir y lo que no.  

No hago zooms con amigas, prefiero hablar por teléfono. No es porque no sepa usar zoom, es que me supera cuando la pantalla se congela y yo me doy cuenta que conté mi angustia más íntima y no se escuchó.  Hoy fui a tomar un café a Escaramuza y sentí la adrenalina que brindan los deportes extremos.  

Leo twitter, miro televisión y el mundo está raro. Jack, el dueño de twitter censura a Trump. ¿Acaso es esto la nueva normalidad? Escuché una charla de Pipe Stein y decía que ningún adolescente quiere una televisión en el cuarto, porque no la miran. Pero nosotros los adultos durante más de un mes, cenábamos con el informativo y esperamos los datos del SINAE como si nos fuera la vida en eso. Hay dos bandos, los que dicen que todo está bien, que se paró la economía porque hay una mano negra detrás y los que no quieren que vuelvan las clases a las escuelas y menos que  abran los shopping. Una amiga fue al autocine y se sintió como en un viaje espacial. Me contó que hasta comió Macdonald en el auto.  Ah, mi amiga tiene veinticinco años..

Durante estos dos meses nos acostumbramos a consumir vivos  de Instagram de comediantes, comunicadores y cantantes. Y nos acostumbramos a no pagar. Todos tenemos que ganarnos la vida y pagar las cuentas.Así que llegó la hora de pagar.  Consumí en estos meses, muchas plataformas de entretenimiento y mucha lectura.  Me llegaron newsletter increíbles como Viejo Smoking  de Cecilia Absatz y la de amiga Cata Bertón. Me hice socia del Observador y estoy enamorada de Picnic, la news semanal que envía Carina Novarese. Ni que hablar de descubrir escritores. Yo estaba buscando una voz en la escritura, ahora encontré muchas,  lo que me falta es la disciplina para escribir. Escucho relatos por todas partes, hasta Galería tiene un nuevo podcast de cuentos leídos.

Podcast de Galería

Este cuento es maravilloso.

La chistera de un mago de Cristina Peri Rossi

Podcast Vidas Prestadas

Sigo escuchando mi Podcast preferido que lo escucho con una libreta en la mano y no paro de anotar escritores que a esta altura no sé en qué siglo voy a leer. 

Les tengo que nombrar este libro que conocí a través de este Podcast, ya lo compré, leí y comparto la charla con ustedes. 

Martin Kohan: "Nunca pensé en escribir sobre mí mismo"

Extractos del libro "Me acuerdo" de Martín Kohan, escritor argentino, nacido en el año 1967.

"En el shil de Julián Alvárez.

Entrar solo, mi papá se quedaba en el auto, fumando, mi hermana y mi mamá iban a la parte de arriba,la parte de las mujeres. 

Buscar a mi zeide entre todos los viejos que rezaban.

Confundirlo varias veces, con otro, hasta dar por fin con él."

"Luisito de la vuelta, un día me dijo "judío de mierda".

Luisito de la vuelta vino a tocar el timbre a mi casa para pedirme disculpas por haberme dicho "judío de mierda".

 

 

 

Janet Rudman
(1 de Junio de 2020 a las 15:49)

Ultimas Noticias Ver más

Delmira Agustini: una víctima de femicidio hace 106 años
En comunidad

Delmira Agustini: una víctima de femicidio hace 106 años

06 Julio 2020


Inspirado en biografíasyvidas.com

Esta página fue generada en 0.0467181 segundos (4321)
2020-07-07T09:26:46-03:00