Entrevistas

Una atenta mirada israelí a la tragedia libanesa

Assaf Orion, experto en la investigación del tema Hezbola

Líbano está sumido desde hace meses en una seria crisis , a la que se agregó el 4 de agosto la terrible catástrofe de la gigantesca explosión en Beirut. La gran pregunta es qué ocurrió, quién tuvo la culpa, cómo sucedió, algo para lo que no hay aún una respuesta formal. Cabe suponer que no todo se contará debidamente, pero al parecer el pueblo sabe solo hacia dónde mirar, y en las manifestaciones multitudinarias en la capital libanesa, gritaban “¡Hezbola terroristas!”.

Pero ese no es el único tema que debe preocupar. En el horizonte, puede haber una guerra en la que Hezbola use nuevamente a la población civil como carne de cañón.¿Por qué? Porque se sabe claramente que tiene ya ahora sus misiles emplazados en 300 aldeas chiitas en el sur libanés.

Para analizar el tema entrevistamos al Brigadier General (ret) Assaf Orion, investigador en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Tel Aviv y en el Washington Institute, quien sirvió durante 32 años en las Fuerzas de Defensa de Israel. Entre otros temas, se especializó en el rol de los Cascos Azules de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en Líbano (FINUL, o UNIFIL  en inglés), habiendo encabezado, durante sus años en Tzahal, la delegación de las Fuerzas de Defensa de Israel a las conversaciones tripartitas con la FINUL y con las FFAA libanesas. También participó en el diálogo de seguridad con Estados Unidos, representó a Tzahal en conversaciones con los palestinos y desempeñó funciones en el Servicio de Inteligencia. 

Assaf Orion es Licenciado en Lengua y Literatura árabe y en Historia de Medio Oriente de la Universidad de Tel Aviv.

 

P: Assaf, aunque usted sea un estudioso de la zona, que  conoce como militar de años atrás y como investigador académico, le pregunto ante todo como ser humano, qué sintió aquel 4 de agosto cuando entendió lo que había ocurrido.

R: Fue un evento terrible. Algo que daña una ciudad de modo tan amplio, es una catástrofe humanitaria. Y como israelí, diría que si tenemos presente la historia no tan lejana, podemos decir que Beirut podría ser una especie de ciudad hermana de Haifa. Ambas están sobre el Mediterráneo. Y sin Irán y Hezbola, Beirut habría sido probablemente una socia natural de Israel en un marco de relaciones de paz. Lo sucedido es humanamente desgarrador.

Y en medio de un horror de este tipo, se necesita un gobierno y una administración que funcionen bien, que sepan atender las necesidades de salud, fuertes servicios de rescate, y nada de eso hay. 

P: Haya sido o no un accidente por negligencia, está claro que esto está relacionado a sustancias explosivas sumamente peligrosas. ¿Cuál es el mensaje?

R: Queda en claro qué ocurre cuando se ubica explosivos o sustancias combustibles en un entorno civil. Y toda la estrategia de Hezbola está basada en la ubicación de sus misiles y armas en zonas civiles. O sea que esto es un avance lo que puede pasar si hay una guerra y por qué hay que evitarlo.

P: Hablando de la guerra, justamente es importante recordar : lo que ocurrió no tuvo nada que ver con Israel, pero de fondo sí siempre está el riesgo de guerra por la amenaza que constituye el arsenal misilístico de Hezbola , armado por Irán, que apunta a Israel. ¿Qué ha pasado en este aspecto desde la guerra del 2006?

R: Ambos lados han estado ocupados fortaleciéndose y preparándose para la próxima guerra. Hezbola tiene hoy un arsenal de cohetes y misiles 10 veces mayor que en la última guerra, no sólo en cantidad sino en el alcance de los mismos, en lo poderosos de sus cabezales, en lo letal del efecto que pueden causar. Evidentemente también Israel ha mejorado su capacidad de ataque a Hezbola. 

P: La pregunta es para qué. O sea, qué hay detrás de esa frase general que se repite hace años, que no hay interés en esa guerra, pero no se puede descartar que ocurra.

R: La guerra es la continuación de la política por medios militares.Y cabe preguntarse qué objetivos serviría a Líbano una guerra con Israel, cómo sus problemas de todos los días, la falta de electricidad, de agua, de comida suficiente, de un sistema económico cada vez más débil, la moneda que cae constantemente, cómo eso se resolvería con una guerra . 

P: Ni siquiera es necesario responder, está clarísimo. ¿Israel tiene otros intereses en Líbano además de quitar del medio la amenaza iraní a través de Hezbola, del otro lado de su frontera?

R:  Todo lo que puede ser visto como motivos de discusión puede ser resuelto en negociaciones. También el tema de la frontera marítima, el tema del gas, la electricidad. Es más, quizás hasta podemos ayudar a Líbano. Pero es una cuestión de una racionalidad totalmente distinta. Cuando Hezbolá busca problemas con Israel, no está sirviendo al interés libanés sino al de Hezbola, cuya agenfa es más amplia. Quiere desempeñar un rol militar en la zona, quiere ayudar a Irán., que controla partes de Siria. Es una agenda distinta. El problema es que puede hacer un mal cálculo, cuando cree que tiene todo bajo control.

P: El problema es que todo está supuestamente en control hasta que se pierde el control.

R: Por supuesto. Es una ilusión pensar que hay control en una escalada. En el 2006, recordemos, el jefe de Hezbola Hassan Nasrallah estaba seguro que sabía cómo reaccionaría Israel, secuestró a 3 soldados  y atacó masivamente el norte.

P: Y después tuvo que reconocer que no previó una reacción masiva como la que tuvo Israel.

R: Claro. La toma de decisiones se hace más según lo que perciben como realidad que en base a la realidad misma. 

P: ¿Es irracional?

R: No digo que es irracional sino que tiene otra agenda. Cabe recordar que no es bueno subestimar al enemigo. 

P: Creo que Israel no subestima a Hezbola ¿no?

R: Es cierto. Nosotros sabemos que el otro lado tiene otras consideraciones. Y si Hezbola cree que puede controlar el riesgo de una guerra lanzando un atentado contra Israel, como ha estado intentando, tenemos un problema. Y si cometen un atentado con resultados tales que salen de control e Israel no tiene más remedio que responder ¿acaso Líbano puede lidiar ahora con una escalada?

P: Y cuando se habla de la eventualidad de la guerra, sabemos que el sur del Líbano contiguo a la frontera con Israel, es la zona en la que Hezbola ha preparado la próxima guerra.

R: Así es. Hay unas 300 aldeas chiitas preparadas plenamente como instalaciones militares de cara a la próxima guerra.  Allí instalaron sus cohetes y misiles. Los de corto alcance están ubicados cerca de la frontera con Israel y los de 700 kms de alcance pueden ser emplazados también en el norte de Líbano. En Beirut ya se sabe que están las comandancias.

P: ¿No sólo en la Dahia, la zona chiita controlada por Hezbola?

R: No, no sólo en la Dahia. Hezbola tiene una estrategia clara: preparar la guerra en zonas pobladas.

P: Este es uno de los problemas centrales.

R: Por supuesto. El Derecho Internacional, en lo referente a normas de combate., se ocupa constantemente de distinguir entre civiles y militares, para que esté claro. Pero toda la idea de Hezbola y de Irán es precisamente encargarse de que no se pueda distinguir entre ambos . Por eso procuran tener escudos humanosen escuelas, clínicas, hospitales, mezquitas, casas particulares, granjas, talleres…todo en medio de los civiles. Esperan que Israel se controle y no responda disparando a civiles. Israel lo tiene bien claro, pero su dilema es que si no ataca donde están los misiles, serán sus civiles los atacados. Hará sin duda lo posible para avisar a tiempo , pero si los misiles de Hezbola están emplazados entre los civiles, si Israel tiene que atacarlos, estará atacando de hecho blancos militares. El dilema es entre sus hijos y los hijos de otros. Es Hezbola quien eligió el campo de batalla, al ubicar así sus misiles, entre sus propios civiles. 

P: Y aquí está la advertencia de Israel.

R: Así es. Todo lo que sea emplazado en medio de civiles libaneses para atacar a Israel  es un blanco militar legítimo que será atacado si estalla una guerra. 

P: Y todo esto que me está diciendo es información clara que Israel posee, no meras especulaciones…

R: Así es. La mejor Inteligencia que tenemos se originó en los operativos mismos de Hezbola en la guerra del 2006. Allí vimos disparos desde casas civiles, lanzadores de misiles Fajer de decenas de kilómetros de alcance escondidos en casas de la gente. Y no tenemos razones para suponer que Hezbola cambió su práctica. Todo lo contrario. Tenemos excelente información de Inteligencia sobre lo que ocurre en Líbano. Sobrevolamos el país, no hay más remedio. 

P: Y así se descubrieron muchas cosas.

R: Recordemos que en diciembre del 2018 Israel reveló que había descubierto 6 túneles , los cuales destruyó en el marco del operativo llamado “Maguen Hatzafon”, o sea Protector del norte. Tenemos claro de dónde salían.

P: Y lograron hacerlo aunque hay Cascos Azules de la Finul en el terreno. Es un tanto ridículo que ellos no pueden hacer nada cuando hay instalaciones civiles, aunque todos saben que Hezbola usa instalaciones civiles.Increíble.

R: Y justamente el 26 de diciembre del 2018 en Kafer Kila, todos recordamos el cemento que salió en una instalación civil de la que se había cavado uno de los túneles, cuando el ejército israelí llenó los túneles para dejar en evidencia lo que hacía Hezbola. Y la Finul dijo que no puede acceder porque era una zona particular. Es el sistema en el que trabaja Hezbola. Tiene claramente armas en poblaciones civiles, adentro de las casas, esperando el día de la orden. Si estalla una guerra, será activada desde allí. Si Israel sabe que le van a atacar con misiles, tendrá que atacar, y no sólo en Beirut sino en todo el país.

Ana Jerozolimski
(07 Septiembre 2020 , 17:19)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.1916611 segundos (10664)
2020-10-31T08:35:12-03:00