En comunidad

Aportando a un futuro mejor, en memoria de Sandra Lev Asaravicius

Con los  3 estudiantes de Ingeniería en Biotecnología en la Beca que lleva su nombre

En marzo del 2016, la Universidad ORT anunció que lanzaba un Fondo de Becas para cursar la carrera Ingeniería en Biotecnología, a nombre de la Lic. Sandra Lev Asaravicius. De fondo, había una tragedia, la de una mujer joven fallecida muy prematuramente , dejando una familia con un profundo dolor: su esposo, su hijo, sus padres, su hermano, todo el resto de sus parientes cercanos y un mar de amigos. 

Sus padres decidieron no sumirse en el dolor por lo irreversible, sino perpetuar la bendita memoria de Sandra aportando a la sociedad a través del mundo que ella misma había elegido.Ese fue el trasfondo de la Beca en Ingeniería en Bioctecnología que lleva su nombre.

Ya años después de su lanzamiento, cuando el mundo lidia con la pandemia del Coronavirus cuyo fin aún no se ve, tres jóvenes uruguayos que recibieron la beca, así como el resto de sus compañeros, estudian, avanzan y probablemente estén aprendiendo cosas que en el futuro pueden ayudar a la humanidad a lidiar con situaciones hoy quizás impensables.

Conversamos con ellos: 

Elisa Vanoli Pérez ,21 años, oriunda de Melo en Cerro Largo. Vive  en Montevideo desde el 2017 , al comenzar la carrera. Actualmente está cursando el último laboratorio de la carrera.

 

 

Gastón Bonilla,  20 años, de Maldonado. Está cursando el cuarto  semestre de la carrera .

 

 

Mathías Meyer de 22 años, oriundo de Paysandú. Está cursando su 5° años de carrera . 

 

Mathías Meyer con la familia de Sandra. A la izquierda, sus padres Monis y Diana. A la derecha, su esposo Eli Aljanati

 

Quisiéramos aclarar que esta entrevista la realizamos por escrito, enviando preguntas idénticas a los tres y aclarando que cada uno elige a qué responder. Transcurrieron ya algunas semanas desde que nos enviaran sus respuestas, por lo cual cabe suponer que algún detalle en cuanto a los cuidados y la dinámica de los estudios, puede haber cambiado un poco.

Agradecemos a los tres que hayan aceptado participar en esta entrevista conjunta. También a Enrique Remuñan, Director de los Servicios Estudiantiles, quien nos ayudó mucho en este contacto. Y evidentemente a los padres de Sandra, Monis y Diana.

 

P: Muchachos, los tres están estudiando Biotecnología en el marco de la Beca Sandra Lev, de bendita memoria, que se dedicaba precisamente a este campo. Aunque para ustedes sea lo elemental, creo que no estaría de más explicar qué es biotecnología. O sea, todos creo que estudiamos Biología en el liceo en algún momento. ¿Pero qué significa la combinación de biología y tecnología?

Gastón: La biotecnología, ve a los elementos biológicos como herramientas, con distintas propiedades y capacidades las cuales un biotecnólogo es capaz de usar con cierto fin. Una ventaja que esto puede ofrecer por ejemplo es que acelera ciertos procesos que antes podían tardar muchísimo tiempo o incluso hacer posibles ciertas cosas que de otra forma podrían ser casi imposibles. Está de más decir que eso es tan solo un par de ejemplos globales de lo que se logra, para dar algo de contexto, en el primer semestre tuvimos una materia cuyo enfoque principal era mostrarnos distintas ramas que existen dentro de la carrera, dado a la amplitud de la misma.

 

Elisa: La biotecnología trata sobre la aplicación de la tecnología a los sistemas biológicos para crear un producto o servicio.
Abarca todo el proceso desde la creación del organismo biológico, la búsqueda y aplicación de esa tecnología y su producción.

Mathías: Yo explicaría que la biotecnologíaa es la ciencia que utiliza células vivas, microorganismos y otros derivados de los seres vivos, y los utiliza para producir bienes y servicios que ayuden al ser humano y/o al planeta. Esto puede referirse a un montón de maneras diferentes, desde genética, farmacéutica, vacunas, alimentos, agro y demás.

 

P: ¿Qué significa estudiar biotecnología? O sea, concretamente ¿qué estudian?

Elisa: Estudiamos los diferentes tipos de sistemas u organismos biológicos, sus funciones, aplicaciones, diferentes usos en la industria. También conocemos las moléculas que conviven con estos organismos, el ambiente en el que crecen y su funcionamiento.
Conocemos el funcionamiento de la industria biotecnológica en Uruguay y el mundo, las posibilidades de progreso que tendremos a futuro.
Además, tenemos clases prácticas donde aprendemos a trabajar en el laboratorio, sus normas, sus equipos y aparatos, entre otras cosas.

P: ¿Cómo se sienten estudiando en la Universidad ORT?

Mathías: Poder estudiar esta carrera en la ORT es lo que en mi opinión, la vuelve mejor. El laboratorio, las clases reducidas, el poder contactar y comunicarse con los profesores fuera del horario de la universidad de forma rápida, el acceso a material, marcan la diferencia.

Elisa: Muy bien, contenida. Es un lugar donde siempre están dispuestos a escucharte, a ayudarte y apoyarte en caso de que lo necesites. Las puertas están siempre abiertas a los estudiantes para lo que podamos llegar a necesitar.

Gastón: Me he sentido muy cómodo, tanto con la universidad en sí y su organización como con los profesores quienes en su mayoría han sido no solo altamente capaces  sino que muy agradables. Los semestres post-covid han sido considerablemente más complicados pero debo reconocer que se nota que se está haciendo un esfuerzo porque las clases se puedan llevar de la mejor forma posible.

 

P: Ustedes eligieron una carrera, supongo, que les gusta e interesa. Y he aquí que aparece el Coronavirus. ¿Qué les pasa por la cabeza? ¿Quisieran saltearse etapas y estar ya en condiciones de hacer algo para combatir la pandemia?

Elisa: A mí en particular, sí. Me gustaría poder estar investigando sobre el tema, realizando tests de diagnóstico, conociendo mas sobre el funcionamiento del virus, sus consecuencias y posibles formas de tratarlo.

Mathías: Cuando comenzó todo esto, por mi cabeza pasaron mil cosas, intentar aprender más acerca de todo esto, leer artículos e información que se iba sacando acerca del virus y lo que pasaba en el mundo. Yo creo que como estudiantes nos encantaría a todos formar parte de esto, investigar y ayudar a la gente a combatir este virus y encontrar una cura, pero de momento lo único que podemos hacer (al menos yo lo intento) es combatir la desinformación que a veces puede llevar a gente creando pánico, hablando de cosas de las cuales no tienen conocimiento.

Gastón:  El covid-19 ha sido un gran antagonista en el año 2020 y estando estudiando una carrera que nos habilitaría el ayudar a combatirlo. Creo que la gran mayoría de nosotros como biotecnólogos desearíamos poder ayudar de forma directa a la erradicación del mismo. Aún así, todos y cada uno de nosotros puede poner su granito de arena, tomando las medidas apropiadas para evitar la proliferación de este virus.

 

P: ¿Cómo se vive el Coronavirus del lado de quienes tienen que cuidarse como todos los ciudadanos del planeta, pero por otro lado viven en un laboratorio, sabiendo que será justamente de un laboratorio que tenga que salir la solución? O quizás no están de acuerdo con mi planteamiento.

Mathías: Este año no estuve cursando laboratorio, así que no puedo aproximarme mucho a lo que se siente estar allí en esta situación, pero sí es cierto que el laboratorio genera ciertos hábitos que luego fui adoptando en mi casa cuando comenzó la cuarentena, para poder mantenerla libre de virus, desinfectando superficies y lo que traía, preparando un área de contención previo a desinfectar, lavándome las manos al ingresar y salir de mi casa, etc.

Elisa: En mi opinión, el hecho de conocer el funcionamiento de un virus, como se da el contagio, nos permite cuidarnos con mayor consciencia y de esa forma poder informar correctamente a los que nos rodean.

P: Como estudiantes de biotecnología me imagino que ustedes escuchan y leen las noticias diferente de los demás ¿no? Me refiero, claro, a las noticias de la pandemia.

Elisa:  Sí, las noticias sobre la pandemia se escuchan de otra forma, ya que tenemos conocimientos (más generales, claro) sobre virus, su forma de reproducirse, etc. Hay mucha gente compartiendo información errónea, por ejemplo, sobre qué tipos de alimentos consumir para impedir el crecimiento del virus en el cuerpo humano. Al haber estudiado el tema, podemos saber que mucha de esta información que se comparte vulgarmente no es cierta, y tenemos herramientas para refutarlo.

Mathías: Cuando he estado leyendo las noticias o informándome acerca del virus junto con mi familia, te das cuenta de lo diferente que se interpreta todo cuando lo ves con otros ojos o tienes cierto aprendizaje previo, contra alguien que no conoce todo este pequeño mundo al completo y puede comerse alguna noticia falsa o irrelevante.

 

P: ¿Qué sueños tienen en relación a lo que están estudiando? Uno puede banalizar un poco eso de “hallar la cura para las enfermedades”, como si fuera una respuesta pronta. Pero ¿se trata de eso en serio, o vuestros estudios abarcan otra dimensión?

Gastón: Actualmente estoy cursando el cuarto semestre y todavía no tengo del todo claro cuál es el área que más me interesa pero cuando tenga la oportunidad me gustaría poder tener un emprendimiento propio.


Elisa: En mi caso en particular, mis sueños con respecto a la Biotecnología serían en primer lugar recibirme y poder emigrar a realizar un postgrado o maestría, y a mayor plazo, poder dirigir una empresa de Biotecnología.

P:  Todos  ustedes llegaron del interior. A Mathías tuve el gusto de conocerlo y entrevistarlo hace unos años, cafecito de por medio, y recuerdo que hablábamos del desafío de estar en Montevideo lejos de la familia. ¿Cómo lo están viviendo esto todos ustedes?


Mathías: Este año fue más difícil que cualquier otro. Cuando estoy en Paysandú me alojo en casa de mis abuelos, que están en “edad de riesgo”, lo que llevó a que este año no fuera a Paysandú en su totalidad. Llegué en febrero a Montevideo y únicamente fui a votar, fui por el día y saludé a mi familia a la distancia correspondiente y volví. Quizás parezca que estoy tomando más precauciones de las que debería, pero prefiero mantenerlo así y ya los veré cuando todo mejore.

Elisa: Yo vengo de Melo, Cerro Largo, tengo una familia muy grande y unida, por lo que al principio me costó la distancia, más que nada por el hecho de estar lejos en momentos importantes, pero siempre estuvieron todos acompañándome.
Hoy, con todo este tema de la cuarentena y las clases virtuales, pude aprovechar a estar un poco más en Melo, disfrutando a mi familia.

P: ¿Qué planes tienen para cuando terminen los estudios? Quizás sería mejor preguntarles cuáles son vuestros sueños.

Mathías: Por el momento no hay nada planificado, no sé a qué área me quiero dedicar, pero seguramente luego de mi carrera venga un posgrado, buscando aprender más de aquello que decida cuando llegue el momento.

Elisa: Cuando termine la carrera, me gustaría seguir con algún postgrado o maestría, de preferencia en el exterior.

P: Para terminar, una pregunta distinta. La Beca Sandra Lev, financiada por la familia de Sandra- que falleció tan prematuramente-, fue concebida para perpetuar su memoria. Pero hay mil formas de hacer algo así. Aquí el tema era hacerlo de modo que aporte a jóvenes estudiantes que aman el mismo tema que a ella le apasionaba, y con ello se está apoyando la educación y aportando por ende a la sociedad. Yo no tuve el gusto de conocer personalmente a Sandra, pero conozco a sus padres y otros familiares. ¿Es una responsabilidad muy grande estudiar en este marco, cuando hay de fondo un ser humano singular al que se quiere recordar, padres comprometidos con su memoria y también con ustedes?

Elisa: Sí, sin dudas que es una gran responsabilidad, el saber que hay una familia atrás, apostando por nosotros y dándonos la posibilidad de estudiar una carrera universitaria, tan linda. 
También el hecho de que permanezca la memoria de Sandra en el ámbito de la ciencia, que la conozcan los estudiantes de la carrera, y que su legado permanezca en el tiempo.

Gastón:  Yo me encuentro muy agradecido con la familia Lev Asaravicius, es gracias a su apoyo que logré estar estudiando esta carrera. Existe cierta presión por parte de uno mismo ya que nosotros le estamos rindiendo tributo y sin duda que quiero dar lo mejor de mí, tanto para mi futuro como para su memoria.

Mathías: No hay dudas de que la responsabilidad se siente, de manera personal, ya que uno recibe esta oportunidad y alcanza a ver todo lo que hay detrás, todas las personas que recuerdan a Sandra todos los días y escriben y apoyan a la familia y nos preguntan acerca de cómo nos está yendo. Es  difícil no sentir ese impacto que tuvo Sandra en sus vidas y poder notar cómo era una persona excepcional. Poder  aproximarse a algo así creo que sería algo increíble.

 

 

Ana Jerozolimski
(17 Octubre 2020 , 18:09)

Ultimas Noticias Ver más

Cáncer de mama: la alentadora experiencia de Pninah Katzkowich
Entrevistas

Cáncer de mama: la alentadora experiencia de Pninah Katzkowich

20 Octubre 2020


En el mes de concientización sobre el cáncer de mama

Esta página fue generada en 0.0459292 segundos (2502)
2020-10-21T01:00:58-03:00