En comunidad

Historias comunitarias judeo-uruguayas: Pablo Elkan

La tradición, como es sabido, es algo que se transmite de generación en generación. Evidentemente, la actividad comunitaria-que lleva tiempo y requiere dedicación- es una de ellas. Y Pablo Elkan, ex Presidente del Comité Central Israelita, papá de Claudio Elkan, Presidente de la NCI, lo tiene clarísimo en su propio hogar.

Un gusto incluirlo en nuestra serie sobre dirigentes comunitarios que han aportado a la colectividad judía uruguaya.

 

P: Pablo  ¿Qué le parece ser parte de una serie sobre dirigentes y figuras comunitarias en la colectividad judía uruguaya?

R: Me inspira agradecimiento por el hecho que hayas recordado mi quehacer comunitario. Con  auténtica modestia reconozco  mayoritariamente en los integrantes de la Colectividad  su condición de  exponentes de la tradición y cultura judía y sionista.

P: Usted fue Presidente del Comité Central Israelita del Uruguay. ¿Diría que eso es ineludiblemente el punto clave en una trayectoria comunitaria, porque es encabezar la organización representativa de la colectividad? ¿Y cuándo fue?

R: El Comité Central Israelita  desde su creación, cuando respondía a enfrentar las ideas y actos racistas y antisemitas, y hasta hoy día, tiene una innegable importancia. Y en una época menos crítica a la que diera origen al Comité, tuve el honor de haber sido Presidente.

Mi gestión se desarrolló entre la última etapa  del primer mandato en la Presidencia de Uruguay del Dr. Julio Maria Sanguinetti y el gobierno del Dr Luis Alberto Lacalle Herrera. 

Esto permite explicar el excelente ambiente que siempre encontráramos debido a los valores  democráticos y republicanos de estos gobiernos.

Hacia el interior de la organización  tanto en la Mesa Ejecutiva, como en el Consejo Directivo, del Comité todos los integrantes,  siempre  tuvieron la posibilidad de  emitir su opinión, y, las resoluciones se adoptaban por consenso.

P: ¿Qué recuerdos de su presidencia le quedaron, qué grandes cosas ocurrieron en aquellos años en la colectividad y en el país, y en la relación entre Uruguay e Israel?

R: Distingo por su importancia, el ingente trabajo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay a cuyo frente se encontraba el Dr. Hector Gross Espiell, que impulsara la derogación, el 17 de marzo de 1991, de la resolución  3379 del año 1975 que asimilaba el Sionismo con el Racismo. El Comité sostuvo por mucho tiempo que correspondía dejar sin efecto esa aberrante declaración y eso sin duda incidió directamente. Por ello, cuando se produjo la abrogación de la disparatada Resolución de 1975, una delegación del Comité. Que integré, concurrió a la  Casa de Gobierno, para agradecer y saludar al Dr. Lacalle, y dejar un mensaje de complacencia para el Dr. Gross Espiell.

Otro hecho que me resultó emocionante fue el corte de la cinta ,que realizara el Dr. Lacalle Herrera conjuntamente conmigo, de la estatua que se levantara en homenaje a quien fuera Primer Ministro de Israel, Golda Meir.

En dicha oportunidad, rodeado de público, para el descubrimiento de la obra,  instalada en la plaza ubicada en Reconquista y Juncal en la ciudad de Montevideo, tuve la oportunidad de dirigir la palabra para recodar a Golda Meir, su vida, su obra, la realidad que constituye Israel y el eterno recuerdo del mundo judío a la actividad desplegada por la delegación de Uruguay presidida por el Dr.Enrique Rodríguez Fabregat, para la partición  de Palestina, que hizo posible el nacimiento del Estado de Israel.

Destaco por su trascendencia los agasajos anuales a los medios de comunicación, organizados por el Comité .Siempre hubo una concurrencia muy importante, de políticos de todos los partidos, y periodistas de la prensa escrita, radio y televisión.

La parte culminante siempre consistió en hacer uso de la palabra por parte del Presidente del Comité Central Israelita del Uruguay. Por este motivo en las ocasiones en que ejercitaba el cargo, me dirigí al público siempre emocionado. Finalmente agradeciendo la presencia de todos lo que permitió acercarnos y esclarecer aún más nuestras ideas.

P: ¿A qué otras instituciones comunitarias se asocia su nombre, o sea dónde ha activado? Recordemos que la presidencia del Comité Central se va turnando según a qué comunidad le toca. 

R: El Comité Central Israelita del Uruguay, se integra por razones históricas e institucionales por las cuatro Comunidades ( Comunidad  Israelita del Uruguay; Comunidad Sefaradí; Comunidad Húngara; y por la Nueva Congregación Israelita de Montevideo).Como consecuencia de las elecciones internas que tuvieron lugar en la Nueva Congregación Israelita de Montevideo, fui nominado para integrar el Comité Central Israelita. Comencé actuando como prosecretario, luego Vicepresidente y finalmente Presidente del Comité.

Terminada mi gestión, pasé a integrar hasta hoy día, la Asamblea de Representantes de la Nueva Congregación Israelita de Montevideo.

 

La historia familiar

P: ¿Y cuál es, dentro de la comunidad, la historia de su familia?

R: Te cuento que nací en el Hospital Pasteur el 23 de octubre de 1944, hijo de Hans( Juan) Elkan- nacido en Kalkar, Alemania, y Rifca (Rebeca) Roizemblit- nacida en Krimenchuk- Rumania. Ambos luego ciudadanos legales uruguayos. Tengo un hermano, de nombre Julio Jaime Elkan, de profesión odontólogo, que actualmente reside en España.

Viví hasta 1970 en el Barrio Reducto, concurrí a la Escuela México por la mañana y a la escuela Sholem Aleijem por la tarde; al Liceo No.8, Preparatorios en el Instituto Alfredo Vázquez Acevedo , y finalmente cursé las carreras de Abogacía y Notariado en la Universidad de la República, recibiéndome de Abogado y de Escribano.

 

P: ¿Cómo es la familia que formó? 

R: Contraje matrimonio con Sylvia Mayer, en la sinagoga de la N.C.I. oficiando el rabino Winter y el cantor Wharmann. El pasado 1º. de noviembre de 2020 celebramos con mi esposa las Bodas de Oro.

Pablo Elkan y su esposa Sylvia Mayer

 

P: Buena oportunidad por cierto para felicitarlos públicamente…¡Qué lindo llegar juntos a esa fecha!

R: La verdad que sí. Te cuento que tenemos  dos hijos Claudio y Carolina y seis nietos, tres varones y tres niñas. Todos ellos concurren a la Escuela Integral Hebrea Uruguaya, y concurren a Tnuot de las cuales son fanáticos. Ahora estoy estoy jubilado y el Estudio  jurídico notarial lo lidera mi hijo Claudio Elkan.

 

En familia (Foto: Ronchi Peña)

 

La familia de mi esposa ( Mayer-Levy) siempre fueron miembros de la Nueva Congregación Israelita ( además de Defensor Sporting Club) motivo adicional a mi vinculación con la N.C.I.

El abuelo paterno de mi señora Max Mayer, fue uno de los propulsores, y fundador del Comité Central Israelita. Se le recuerda siempre como un conciliador, lo que le valió el apodo de “hombre de paz”.

 

P: No es poca cosa que a alguien se lo recuerde así…

R: Así es.

P: ¿Cuáles son sus primeros recuerdos de la vida en comunidad?

R: Mi cosmovisión de lo judío se dio inicialmente en mi propio hogar. Luego en la escuela judía, a la que atribuyo mucha importancia, permitiéndome recordar  a varios maestros: Dushits, Bronstein, y Lions.

Siendo algo que más que un adolescente  fui invitado al grupo Einstein, que formó parte de la Agrupación juvenil de la NCI, y funcionaba en el edificio de la calle Rio Branco, ( hoy Wilson Ferreira Aldunate).

Concurría elegante con saco y corbata. Como más tarde a veces me mezclaba con una agrupación de Hanoar Hatzioni, que queda a pocas cuadras de mi casa me sacaba antes la corbata, y era así uno más del grupo.

P: Hay que saber adaptarse al entorno…

R:Así es. Te cuento que ya casados, nos integramos a B´nai B´rith, primero a la filial Montevideo, luego a la filial Simja, desgajado de la primera, hasta la disolución de esa filial.

P: ¿Cómo compararía la vida comunitaria de su juventud con la actual?

R: ¿Qué decir de la juventud judía de nuestro medio? No puede darse una respuesta única.

No es la mismo, un joven nacido y criado en un hogar  ortodoxo, que en uno conservador,  o uno reformista. Respecto al que más fácilmente puedo opinar, tengo un punto de vista que puede o no ser compartido.

Los niños y jóvenes, hasta que ingresan a la educación terciaria, se integran perfectamente  por las escuelas Integrales, y los movimientos  juveniles , que cumplen una función  social fabulosa. El problema empieza a generarse posteriormente,  donde es muy débil la institucionalidad, donde pueden haber grupos de amigos, pero fuera de todo marco judío, y ese es el comienzo del camino a la desjudaización.

 

Una gran satisfacción

Pablo Elkan y su hijo Claudio, actual Presidente de la NCI

 

P: Sin duda, a lo largo de los años recuerdo que siempre se habló de capas etáreas que no tienen un marco institucional apropiado. Pablo, para terminar…¿Qué siente al ver que también su hijo Claudio continúa con las ganas del trabajo comunitario? Es, recordemos, el Presidente de la NCI.

R: Se habla de la Cadena de Oro entre todas  las generaciones judías. Mis hijos y mis nietos todos son eslabones de esta Cadena.En particular mi hijo Claudio, que como bien has dicho, actualmente es Presidente de la Nueva Congregación Israelita de Montevideo, lo cual me llena de orgullo.

Las autoridades me dieron la emocionante posibilidad de leer el Acta de la Elección a la Asamblea, donde se votó por unanimidad a mi hijo y su equipo.

Sé que, pese a todas las dificultades que presenta la Pandemia, la Directiva, el Rabino, el equipo de funcionarios, están cumpliendo una excelente reunión. La Asamblea de Representantes del día 3 de noviembre aprobó la gestión con aplausos ( via zoom) .

P: Que haya siempre pues motivos de satisfacción. Muchas gracias Pablo

R: Gracias a ti

Ana Jerozolimski
(16 Noviembre 2020 , 12:39)

Ultimas Noticias Ver más

Mi Sinaí
Mundo Judío

Mi Sinaí

26 Noviembre 2020


Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 76. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

Esta página fue generada en 0.0557721 segundos (22605)
2020-11-26T14:43:49-03:00