Israel

El operativo en Teherán: razones, implicaciones, significado

El viernes último, nuevamente, se vivió una jornada dramática en la región, un operativo que terminó con la vida de Mohsen Fakhrizadeh, el jefe del plan nuclear militar de Irán. Claro está que es parte de un mosaico más complejo cuya última pieza aún no ha sido colocada en su lugar, muy especialmente dado que Irán acusa directamente a Israel, que no se pronuncia al respecto. Para analizar la situación, la organización Media Central realizó una rueda de prensa virtual con uno de los grandes analistas estratégicos de Israel, el General Amos Yadlin, Director del INSS (Instituto de Estudios de Seguridad Nacional), ex Jefe del Servicio de Inteligencia de Tzahal.

Participamos aproximadamente 20 periodistas de distintos medios internacionales. El formato que optamos dar a la nota, resume los contenidos centrales planteados en el evento. 

General Amos Yadlin, desde hace 10 años Director del INSS

 

¿Quién era y qué hacía Mohsen Fakhrizadeh?

Era el jefe del programa nuclear secreto y encubierto de Irán. Es sabido que Irán tiene dos canales en el programa atómico. Uno es el civil, abierto, bajo inspección de la Agencia Internacional de Energía Atómica . En esa parte se produce el material fisible, pero alegan que es para uso industrial, civil.

La otra parte del programa, prohibida de acuerdo al Tratado de No Proliferación Nuclear, está destinada a desarrollar una bomba atómica. Cuando los iraníes decidieron suspender su actividad nuclear militar en el 2003-cuando Estados Unidos derribó a Saddam Hussein y ellos pensaban que serían los siguientes-el General Fahkhrizadeh, científico y muy buen director, además de General en las Guardias Revolucionarias de Irán, fue nombrado para dirigir todas las actividades encubiertas destinadas a hacer posible que el programa nuclear conduzca a la fabricación de la bomba.

 

¿Qué daño causa la eliminación de Fakhrizadeh al programa nuclear?

No se daña el enriquecimiento de uranio y la producción de material fisible, pero sí se daña seriamente el esfuerzo armamentista encubierto .Sin embargo, no se puede medir exactamente ese daño ya que nadie sabe en forma precisa el alcance y la profundidad de lo que los iraníes hacen en forma secreta.

Pero es indudable que Fakhrizadeh era la fuente central de autoridad, conocimiento y organización del programa militar.

 

¿Qué se puede esperar que haga Irán en respuesta al operativo?

Ante todo, deben decidir quién es responsable del operativo. Desde un primer momento, sus cuatro candidatos eran Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita y la oposición iraní. A medida que pasan los días, señalan a Israel.

El dilema de Irán es el siguiente. Por un lado, quieren vengarse seriamente. Por otro lado, saben muy bien que el Presidente Trump aún está en su puesto casi 50 días más y que hace dos semanas consultó con sus Generales y expertos de seguridad sobre la posibilidad de atacar las instalaciones nucleares de Irán, y no quieren darle una excusa para que lo haga.

Irán piensa cuáles serían sus opciones y cuál sería el momento.

Cuando Estados Unidos asesinó al General Qassem Soleimani en enero de este año, lo reivindicó, por lo cual la venganza iraní llegó en cuestión de días, cuando lanzaron decenas de miles hacia una base aérea de Estados Unidos en Irak. En este caso, nadie se declaró responsable. Puede que Irán postergue la represalia  al menos para los últimos días de Trump en su cargo, para no darle suficiente tiempo de usar su represalia como detonante de un ataque norteamericano.

 

¿Cuáles son las opciones de Irán?

Si no desean ser agresivos, puede reaccionar acelerado su programa nuclear, no el encubierto, no la dimensión armamentista, sino el abierto. Ya lo han estado haciendo desde mayo del 2019. Pueden enriquecer más uranio, pueden enriquecer a niveles más altos, pueden instalar centrifugas avanzadas. Esa sería una reacción estratégica.

Pero los iraníes están bajo fuerte presión para que tomen represalias.  

Y eso puede ser contra embajadas. Trataron de hacerlo en el 2010-2012 cuando algunos de sus científicos fueron asesinados.

Pueden hacerlo intentando matar a científicos israelíes o a figuras de alto nivel y notoriedad.  

Y pueden usar a sus proxies: Hezbola, los Hutus en Yemen o las milicias chiitas en Irak.

O pueden dar un paso extremo, lanzar misiles desde Irán. Lo han hecho contra Arabia Saudita en setiembre del 2019, atacando campos petrolíferos saudíes.

Todas las posibilidades están abiertas y no tengo ninguna duda que en estos precisos instantes, en Teherán están analizando qué es lo mejor para ellos.

 

¿Qué debe hacer Israel?

Ante todo, recomiendo seriamente a los representantes oficiales mantener sus bocas cerradas y no filtrar nada. Ya han hablado demasiado. En su informe semanal a sus seguidores el Primer Ministro ya dijo que ha hecho mucho esta semana y que hay eventos sobre los que no puede informar. Los norteamericanos se apresuraron a filtrar al New York Times que esto fue obra de Israel. O sea que cualquier evidencia que ayude a los iraníes a tomar la decisión de lanzar una represalia es un error.

Por otro lado, Israel debe estar pronto para cualquier represalia. La seguridad en las embajadas ha sido elevada al máximo nivel. Estimo que se ha desplegado los sistemas de defensa anti misiles. Y estimo que Israel tiene un plan sobre cómo reaccionar a una represalia iraní.

 

¿Asesinatos anteriores de científicos nucleares iraníes, realmente incidieron en el programa nuclear, lo enlentecieron o afectaron seriamente?

El tema de los asesinatos es muy complejo. Hay diferentes formas de encararlo.  En un extremo están quienes sostienen que cuando uno tiene que enfrentarse a un sistema, si cortas la cabeza , eso siempre es muy útil. Y están quienes dicen que todo  líder es sustituible, que los cementerios están repletos de gente irremplazable y que en cierta forma se puede inclusive provocar más daño al inducir al otro lado a tomar venganza, dándole motivación para mostrar que quien los atacó no logró su objetivo estratégico.

En el caso de Imad Mughniyeh (A.J: máximo jefe de operaciones de Hezbola asesinado en Siria en el 2008),  Qassem Soleimani (A.J: Jefe de la fuerza Al Quds de las Guardias Revolucionarias de Irán, asesinado en un operativo en Irak reivindicado por Estados Unidos, en enero 2020) y Fakhrizadeh, creo que se trata de excepciones. Los tres eran personas a las que formalmente se podía reemplazar en sus respectivos cargos,  pero cuyas capacidades, conocimiento liderazgo y manejo del esfuerzo estratégico que encabezaban eran insustituibles.

Recordemos  cuáles son los dos grandes esfuerzos estratégicos de Irán en las dos o tres últimas décadas: lograr hegemonía en Medio Oriente, con presencia en Irak, Siria, Líbano y Yemen, y el esfuerzo nuclear. Este último consiste en acercarse lo más posible a la bomba en la práctica de modo que sea seguro para ellos y que puedan a último momento irrumpir en forma definitiva hacia su finalización.  Estos dos esfuerzos estaban encabezados por Qassem Soleimani y Fakhrizadeh.

 

¿El operativo en Teherán dificultarán el regreso de Estados Unidos e Irán a negociaciones sobre un acuerdo de control nuclear? ¿Esa fue parte de la idea de quien llevó a cabo el operativo?

Creo- no lo sé, sino que así lo veo en mi análisis- que quienes ordenaron llevar a cabo este asesinato, tenían tres objetivos en mente.

Uno era quitar a Fakhrizadeh de la posición en la que encabezaba el programa nuclear secreto iraní de dimensión armamentista. Además, puede que con ello esperaban una represalia iraní que haga posible que el Presidente Trump convenza a su aparato de defensa que ahora que Irán hizo “algo” inaceptable, es momento de atacar sus instalaciones nucleares.

Y el tercero seria dificultar seriamente las cosas a quienes  en la próxima administración que entra en funciones en enero quieran volver al viejo JCPOA , o sea el acuerdo nuclear del 2015. O sea dificultarles volver a ese acuerdo.

Creo que quienes planearon este operativo tenían estas tres metas en mente. No miraban solamente a Teherán sino también a Washington.

 

¿Por qué este operativo se llevó a cabo ahora precisamente y no antes, cuando ya se sabía la importancia de esta persona en el programa nuclear iraní?

Un operativo de este tipo requiere ante todo que se concreten varios aspectos claves. Siempre hay numerosas limitaciones operativas que hacen que un operativo determinado sea posible o imposible en un momento preciso. Pero eso no es suficiente. No basta con que se lo pueda concretar. Hay que pasar por una muy larga y profunda discusión sobre los beneficios frente a los costos. Y puede que alguien que consideraba que lo puede llevar a cabo, no había pensado en todos los aspectos de esta discusión. Y si se comparte información de Inteligencia con otros países, sean dos o tres, se necesita la aprobación de todos.

Yo no estoy en la toma de decisiones hace ya 10 años, por lo cual no tengo idea por qué esto finalmente se hizo ahora, así como no sé si fue Israel. Pero creo que esto tiene que ver con la capacidad operativa, las limitaciones operativas y el proceso de análisis y la aprobación final del operativo.

 

¿Qué está pasando en esta guerra secreta-o no tanto-entre Irán e Israel por un lado y entre Irán y EEUU por otro? ¿Israel la ha estado acelerando?

No creo que se pueda decir que esto comenzó este año. Creo que en realidad comenzó hace 15 años. Irán atacó la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 y en 1994 a la central judía AMIA. Todo eso fue Irán.

No me parece que Israel haya acelerado. Si miramos lo ocurrido en la última década, el virus Stuxnet fue un ataque en la instalación nuclear de Natanz, nadie lo reivindicó jamás, pero en distintos libros ha sido atribuido tanto a Estados Unidos como a Israel, o sea que esto ocurre todo el tiempo.

La semana pasada, un proxy iraní colocó artefactos explosivos en la frontera del Golan y llevan ya 10 años de operaciones encubiertas, a veces reivindicándolas y otras no. Y si realmente el ritmo es mayor últimamente, no me sorprendería ya que nos acercamos al fin de una administración en Washington que ha apoyado mucho a Israel. O sea que puede ser un intent de ultimo momento de hacer cosas que en el future a Estados Unidos le causará mucho menos alegría ver.

 

¿Qué se puede contar sobre el programa secreto de armamento nuclear iraní?¿Qué evidencias existen sobre el mismo? ¿Y qué sabemos que Irán ha estado haciendo desde el 2003?

Dado que para Irán esto era top secret, en los medios esto tenia casi nula exposición. Para nosotros en la Inteligencia, tenia mayor visibilidad.El gran cambio al respect, lo que abrió muchísimo, fue el archive nuclear iraní que Israel logró traer. Diferentes centro de investigación en Estados Unidos recabaron la mayor parte de la información y la analizaron, y queda claro que no se trataba solamente de un archivo sino de un plan de contingencia.

El plan nuclear iraní no se trata de alcanzar la bomba lo más rápido posible . Los iraníes son muy inteligentes, muy sofisticados, han aprendido sus lecciones de Irak, Siria, Libia, y quieren llegar a un borde legítimo teniendo la mayor cantidad posible de capacidad nuclear. Y todo lo que pueden justificar como actividad civil, especialmente la acumulación de material fisible, lo harán en forma abierta, con inspección de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Pero luego, en muy poco tiempo, en dos o tres meses, podrán enriquecer a más del 20% que el Acuerdo de No Proliferación Nuclear les permite, al 90%, 94%, 95% lo cual es suficiente para propósitos militares.

Pero el grupo nuclear armamentista n puede trabajar con inspecciones. Está prohibido. Por eso se trata de un programa secreto que manejan de modo muy sofisticado, que estaba dirigido por Fakhrizadeh. Todo lo que pueden hacer como uso dual, lo hacen, diciendo que no es para una bomba nuclear sino para una bomba convencional, pero cuando uno mira el diseño, ve que se ocupan del mismo problema, que no es un experiment  sino una preparación para un experiment nuclear, otra cosa. Y tratan de mantenerlo lo más encubierto posible. Y para cuando decidan dejar el Tratado de No Proliferación Nuclear, como Corea del Norte, quieren que el tiempo que les lleve armar la primera bomba sea el mínimo posible. Es para eso que se están preparando.

 

¿Cuán grave sería para Israel si Joe Biden realmente quiere volver al viejo acuerdo nuclear del 2015, que Trump abandonó?

Consideramos que volver al JCPOA, a aquel acuerdo nuclear, sería un serio error. En el 2015, cuando se firmó ese acuerdo, habia dos evaluaciones extremas del mismo. Quienes lo apoyaban creían que era el major acuerdo e no proliferación alcanzado jamás,y que quizás por él debería darse un segundo Premio Nobel de la Paz al entonces Presidente Obama. Y quienes, del otro lado, en Ryad y en Jerualem, así como en otros lados, pensaban que el acuerdo era muy problemático, quizás un segundo acuerdo de Munich que conduciría a un segundo Holocausto. Yo, como analista, nunca abracé ninguno de esos extremos. Yo creía que el acuero tenía varios huecos, que no era por cierto el mejor acuerdo de no proliferación nuclear, que no frenaba todos los caminos de Irán hacia la bomba, pero que era mejor que la situación previa al acuerdo.  Es que el JCPOA  hizo retroceder a Irán, que estaba a dos meses de la bomba, a un punto en el que estaba a un año de la bomba. Y que si los iraníes cumplían, quedaban allí en ese punto por una década.

Eso es algo que no se podía subestimar, un logro a tomar en cuenta en relación al esfuerzo nuclear de Irán.

Pero en los últimos 5 años del acuerdo, Irán conseguía legitimidad.Y si querían estar al borde de la bomba con 200.000 centrifugas y 20 reactores nucleares , podían hacerlo.  Y eso es inaceptable. O sea que hay que volver al acuerdo en lo que se refiere a la segunda mitad, es un craso error.

Además, desde el 2015, aprendimos algo. Las esperanzas que Irán sea menos agresivo, que cambie su comportamiento en Oriente Medio, que no apoye a las organizaciones terroristas como Hezbollah,  y toda su actividad en Siria y Yemen, todo eso terminó siendo una evaluación equivocada. Y el hecho que se trajo el ya mencionado archivo nuclear secreto de Teherán, también es una prueba de ello. Aquí hay un punto clave: el acuerdo JCPOA  del 2015 se baso en la premisa que Irán no estaba desarrollando armament nuclear. Pero quedó demostrado que esa premisa era falsa.

Por lo tanto, me alegrará mucho si Biden vuelve al acuerdo pero después de haberlo enmendado y de haber cerrado todos los agujeros  que tenia el original.Y si el Nuevo JCPOA postpone el atardecer del 2030 al 2050 ó 2045, si el tema de los misiles balísticos, de la dimension armamentista del programa, de la inspección, que no es suficientemente buena ni en todos lados, si todo esto se arregla y frena a los iraníes , que no puedan llegar a la bomba entonces será un buen acuerdo, preferible por sobre cualquier acción militar.

 

Volviendo a Fakhrizadeh…¿era un civil trabajando en un programa miiar o podía ser considerado un combatiente enemigo?

Es indudale que era un General en las Guardias Revolucionarias de Irán, responsables de todos los “programas negros” de Irán. También se ocupaba de misiles balísticos, con su adaptación como misiles más precisos que puedan portar un cabezal nuclear. No hay duda que era un General.

Ana Jerozolimski
(30 Noviembre 2020 , 07:34)

Ultimas Noticias Ver más

Conoce el muro Iremember, para perpetuar las historias de las víctimas de la Shoá
Mundo Judío

Conoce el muro Iremember, para perpetuar las historias de las víctimas de la Shoá

24 Enero 2021


Otro homenaje de Yad Vashem en el Día Internacional de Conmemoración de la Shoá

Esta página fue generada en 0.0497699 segundos (15538)
2021-01-24T13:21:12-03:00