Mundo Judío

Mi mellizo judío, un proyecto de unión nacido del dolor

La iniciativa de Bat Galim y Ofir Shaer, cuyo hijo fue asesinado por terroristas

El 12 de junio del 2014, cambió para siempre la vida de tres familias israelíes, al desaparecer sus hijos Guil-Ad Shaer (16) , Naftali Frenkel  (16) y Eyal Yifrah (19). Se los dio por secuestrados y el país se abocó intensamente a su búsqueda. El 30 de junio fueron hallados sus cuerpos sin vida cerca de Hebron. Habían sido asesinados la misma noche que subieron por error a un automóvil conducido por terroristas de Hamas. El brazo armado de Hamas Izz al-Din al-Qassam reivindicó el atentado.

De izquierda a derecha: Eyal Yifrah, Guil-Ad Shaer y Naftali Frenkel, de bendita memoria

 

Ya durante los días de rastreos, las madres de los tres muchachos se convirtieron a través de los medios de comunicación, en símbolo de entereza y fe en medio de tanto dolor. Se mantuvieron firmes en su mensaje de confianza en las fuerzas de seguridad y las decisiones del gobierno. Y lo principal, utilizaron cada tribuna para clamar por la unidad en la sociedad israelí. Las tres madres promovieron “El día de la Unidad”, dedicado a proyectos y debates especiales sobre la necesidad e unidad en la sociedad israelí, debatido tanto dentro del país como en comunidades judías de la diáspora.En ese marco, se entrega una vez por año el “Premio Jerusalem por la Unidad de Israel”, a personalidades,organizaciones o iniciativas dedicadas al tema.

Una de las ceremonias de entrega del Premio de la Unidad en Beit HaNasí (Foto: Mark Neyman, GPO)

 

Pero en una de las familias fueron más allá de ello y tiempo atrás lanzaron el proyecto “Mi mellizo judío”, incentivando vínculos entre jóvenes israelíes y judíos de la diáspora y entre estos últimos en diferentes partes del mundo. Bat-Galim y Ofir Shaer sacaron fuerzas del dolor, buscando perpetuar la memoria de su hijo Guil-Ad con un mensaje positivo muy singular.

El proyecto *"Mi mellizo judío"* de la Asociación Sonshine, es un proyecto nuevo que tiene como objetivo conectar a los judíos de Israel con aquéllos que se encuentran en diferentes lugares del mundo, de distintas edades y ámbitos, y que comparten la misma fecha de nacimiento.

"La Asociación Sonshine- Iluminando al mundo en su memoria" fue fundada por Bat- Galim y Ofir Shaer, en memoria de su hijo Gil-ad, uno de los tres jóvenes secuestrados y asesinados en el verano de 2014.

El proyecto está dirigido por un sitio de Internet adaptado a cinco idiomas diferentes, y permite a cada judío/a mayor de 16 años inscribirse en el sitio web y contactarse de esta manera con otro judío del mundo que comparte la misma fecha de nacimiento del calendario hebreo. Ambos podrán intercambiar correos y desearse felicitaciones de cumpleaños.  Este proyecto incluso estimula un vínculo mas profundo, hasta poder llegar a un encuentro o llevar a cabo algo en conjunto. 

Para mas información y para inscribirse aprieta aquí

Bat Galim y Ofir Shaer, empujando hacia adelante (Foto: Mijael Guiladi)

 

Conversamos al respecto con Bat Galim.

 

 P: Bat Galim, tú y tu esposo promovieron un proyecto especial para conectar israelíes y judíos de la diáspora, yo diría que una continuación del llamado a la unidad que tú y las madres de los otros dos muchachos secuestrados y asesinados lanzaron después del atentado. ¿Cómo se traduce un dolor tan fuerte al haber sufrido la peor pérdida que padres pueden pasar, en una fuerza positiva?

R: La sensación de pérdida y el dolor me acompañan todos los días. Optar por la vida, para que ésta no sea meramente un eslógan, me hace buscar qué es lo que me da fueza. Y comprendí que hacer cosas productivas me da esa fuerza, me da plenitud. El desafío diario es mirar lo que uno tiene y agradecer. Ahora, en medio de la pandemia del Coronavirus, todos sabemos que nada es sobreentendido.

 

P: ¿Qué es lo que este proyecto “Mi mellizo judío” les exige a ti y a tu esposo?

R: Mi esposo Ofir y yo creamos la asociación sin fines de lucro Sonshine (sonshine.org.il) hace ya cuatro años, con el objetivo de fortalecer el optimismo en la sociedad israeí mediante conexiones tanto dentro de Israel como en el mundo. Tenemos numerosos proyectos hermosos que crecen y se desarrollan todo el tiempo. Hace un año lanzamos una competencia a gran escala en la que pedimos a judíos del exterior que propongan ideas para un proyecto que una entre Israel y la diáspora. Recibimos 700 propuestas de 22 países.

 

P: Qué buena respuesta…y qué desafío elegir.

R: Así es. Te diré que 18 personas muy serias y conocidas en el mundo judío en general-entre ellos Natan Sharansky, Buyi Hertzog, el Rabino Goldshmit, el Rabino Lazar, la Directora de Beit Hatfutsot Irena Nevzlin y otros- fueron el jurado que eligió las mejores ideas. Y esta idea de “Mi mellizo judío” fue propuesta por tres personas de tres lugares distintos del mundo. Fue una de las que llegó a la final. El año pasado estuvimos abocados al largo proceso de convertir la idea en un proyecto concreto y trabajamos mucho, bastante duro, para que todo se haga de modo profesional y con una amplia llegada a distintas partes.

 

P: ¿Qué es para tí el éxito del proyecto? O sea ¿se mide en la cantidad de conexiones que se logren?

R: A mí me gusta soñar en grande. El proyecto es muy fáci de conectar y tiene un mensaje muy significativo. Apuntamos a decenas de miles y con la ayuda de D´s quizás cientos de miles de conexiones. Partimos de la base que si todo judío de Israel está vinculado a algún judío en el exterior y viceversa, todo el diálogo entre Israel y la diáspora cambiará. Hoy en día la aspiración es llegar a una gran masa de gente que esté participando en esto. Pero claro está que yo quisiera que las conexiones sean de calidad, profundas. No hay que esperar al cumpleaños para estar en contacto. Apenas el sistema te encuentra tu “mellizo”, se puede comenzar la conexión. Y el cielo es el límite.

P: ¿Qué me puedes contar sobre las reacciones que han recabado?

R: Ya tenemos miles de registrados gracias a D´s. Casi 10.000. Las reacciones son entusiastas y la gente está curiosa por conocerse. El sistema es sencillo y agradable de usar. Basta con entrar a esta dirección

anotar tu nombre, tu e-mail y la fecha de nacimiento y el sistema te da la fecha hebrea de nacimiento y te indica un “mellizo” judío que nació en la misma fecha y que vive en Israel.

P: Hermoso y sencillo sin duda. ¿Qué te aporta todo esto? ¿Qué te enseña sobre el pueblo judío en el exterior y en Israel?

R: El hecho que tanta gente reacciona con entusiasmo y quiere participar me muestra que el tema es relevante. Yo siento que judíos de Israel tienen mucho deseo de conectarse con judíos de la diáspora. También las reacciones en el exterior son entusiastas. Somos un pueblo curioso y sociable. Estoy segura que cuantos más vínculos de establezcan, cuanto más nos conozcamos unos a los otros, la distancia entre Israel y la diáspora se reducirá. Si no físicamente, sí emocionalmente.

 

P: ¿Dónde está tu hijo (z”l) en esta iniciativa?

Bat Galim y su hijo Guil-Ad

 

R: El proyecto fue lanzado en el cumpleaños de Guil-Ad, el día 19 del mes de Tevet, 17 de enero. Este año Guil-Ad debería haber cumplido 23. Le gustaban mucho los cumpleaños recordaba las fechas de nacimiento de todos sus amigos y siempre los mimaba con tortas y mucha atención en sus respectivos días de cumpleaños.  Era muy sensible a las necesidades y deseos de sus amigos. Comprendía que cada uno quiere que le celebren su cumpleaños y que a todos les alegra cuando otros recuerdan su día de cumpleaños. Creo que esta es una linda forma de perpetuar su memoria y su legado.

 

Guil-Ad, al cumplir 6 años, con su papá, Ofir

 

P: Tú siempre destacas el tema de la unidad y está claro que hay que luchar por ella justamente en momentos difíciles. A pesar de ello te pregunto si no te desesperas a veces al ver cuán dividida está hoy la sociedad israelí.

R: La fuerte vivencia de unidad que experimenté cuando todos nos apoyaban mientras se buscaba a los chicos y después, me deja en claro nuestra capacidad como pueblo. Es difícil preservarlo a la perfección a lo largo del tiempo y por eso no me asustan las caídas, los retrocesos. Al mismo tiempo, es verdad que en este momento, es difícil ver todas las discrepancias y las divisiones que hay hoy. Creo que debemos trabajar en esto todo el tiempo y aprender a hacer cosas buenas partiendo de las coas buenas. Es una misión para una vida entera, un trabajo constante. Sé que somos capaces de ello y eso da fuerza y esperanza.

 P: Esta nota, somo sabes,llegará a mucha gente en América Latina y España. ¿Quisieras transmitir algo especial al mundo judío de habla hispana?

R: Las comunidades judías en América Latina son indudablemente muy cálidas y transmiten mucho amor. Antes de la pandemia estuvimos con mi esposo en Panamá y Guatemala y allí nos encontramos con comunidades maravillosas. Los judíos de Israel los aman y quieren el contacto con ustedes, los judíos latinoamericanos. Ahora, durante el Coronavirus, cuando muchos de nosotros nos vemos obligados a estar en casa, entendemos que uno puede estar en contacto con otros, no solamente con los vecinos de al lado  sino también con gente que vive lejos. Lo que importa es el deseo de conectarse, el corazon. Al fin de cuentas, somos todos un mismo pueblo.

Así que basta con entrar ahora a esta dirección

Y simplemente anotarse.

P: Muchas gracias Bat Galim. Y les deseo que siempre tengan fuerza para irradiar luz.

R: Muchas gracias.

 

 

Si quieres leer una entrevista con Rajel Frenkel, la mamá de Naftali, otro de los chicos secuestrados y asesinados, puedes entrar aquí.

Ana Jerozolimski
(25 Enero 2021 , 04:53)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0517151 segundos (21163)
2021-03-05T16:21:48-03:00