En comunidad

El anecdotario comunitario de Rafael Hodara

Segunda entrega en la serie "historias comunitarias judeo-uruguayas"

Días atrás publicamos la primera parte de la entrevista a Rafael Hodara, en el marco de la serie Historias Comunitarias Judeo-Uruguayas. Hoy nos place publicar la segunda y última parte, un cúmulo de anécdotas y recuerdos que vale la pena atesorar en la memoria de la colectividad.

En la Univesidad Católica con el Dr.Leonardo Guzmán, Ing. Jorge Gunberg, Cardenal Daniel Sturla, Claudio Epelman de CJL, y Sergio Gorzy por el CCIU.

 

P: Rafael, como ya dijimos, has actuado en distintos marcos comunitarios. Y uno de los que más te identifica es la Comunidad Sefaradí. Tendrás muchísimas anécdotas para compartir.

R: Así es. Te cuento varias. Pero hay una aclaración importante. Sin duda que cuando hablo de una comunidad pujante, no es por la construcción de un hermoso templo, sino porque tuvo dirigentes comunitarios con liderazgos de enorme trascendencia. No se puede hablar de Comunidad Sefaradí sin nombrar a Nelson Canias (Z"L), recientemente fallecido.  Persona que vivió constantemente pensando en su Comunidad. Tenía su negocio a media cuadra del Templo, y en ese negocio como en su propia casa,  hacía reuniones informado a los socios sobre  temas comunitarios y sobre los temas de las Comunidades Sefaraditas a nivel Continental. A su lado, su querida esposa Kata, lo ayudó, lo apoyó, con un perfil más bajo, pero con una capacidad y una delicadeza increíble. Ella formaba parte de varias comisiones así como en el coro comunitario y se destacó siempre por sus poemas y pequeñas obras teatrales hablando en ladino. 
Otras figuras de relevancia fueron Salomón Melamed, Ing. Daniel Aljanati, Prof Nelson Pilosof, Salomón Pinto, Victor Mamán, Jacobo Bear, Moisés Angel, León Merchand,  Dr.Salvador Junio, Dr. Jacobo Hazan, los hermanos Jack y Eleazar Alfie y muchos más de reconocida trayectoria.

P: Y es muy digno y justo que menciones a todos ellos.

R: Sí, creo que sí. Y seguramente hay otros nombres importantes que en el momento, al hacer una lista, se me escapan, omisiones involuntarias.

La compra del Centro Maimónides

 Tenía  45 años cumplidos y ya formaba parte de la directiva de la Comunidad Israelita Sefaradí del Uruguay, con gente mayor y de muy buena posición económica : Salomón Pinto, Alejandro y Jacobo Halegua, Salomón Benchoam, Alejandro Saúl, Contador Moisés Cohen , el  Arq. Alejandro Morón entre otros,  (todos de bendita memoria).  La Comunidad tenía tantos libros que se le encomendó al Arquitecto Morón a comprar una biblioteca. Se ofrecía una en la calle 21 de Setiembre 3111 donde Morón se dio cuenta que la familia estaba vendiendo todo, y le pregunta a la dueña si la casa estaba a la venta. La respuesta fue afirmativa y Morón se lo comunica al Presidente de ese momento Sr. Alejandro Halegua, quien la compra inmediatamente y dijo: - “Si la Comunidad no la quiere,  la compro yo”. 

La Comunidad disponía de un dinero por la venta del Centro Comunitario Juvenil (AJCISU) que funcionó en la calle Jackson  y de una reserva  en Bonos del Estado. En la Directiva  decidimos comprarla con el fin de hacer otro centro  comunitario juvenil  y se me nombró  Presidente de ese Centro. La casa disponía de un jardín enorme donde el rabino  José Gabay hizo cantidad de actividades con jóvenes, incluso partidos de fútbol.

Al poco tiempo de comprar esa casa, sucedió que  la zona donde estaba instalado el Templo de la calle Buenos Aires,  era problemático desde el punto de vista de la seguridad y era difícil aminar por allí sin ser rapiñado o sin sufrir roturas en los automóviles de los socios. 

Eso hizo que  mudáramos al Centro Maimónides, primero la administración y luego la Sinagoga.  En la presidencia del Sr. Salomón Benchoam  se techó el jardín y en ese entonces fuimos la primera comunidad en mudarse a Pocitos. En mi primera presidencia los viernes a la noche se llenaba de socios nuestros y de las demás  comunidades, sobre todo de la NCI que todavía seguía en la calle Rio Branco. Una de esas personas  era, la infaltable y querida Rabanit Winter (Z´L), que una vez terminado el servicio yo la acompañaba caminando hasta llegar a  su casa que quedaba a una cuadra. En el camino hablábamos mucho y nunca dejó de pasarme algún consejo sobre  cómo llevar la presidencia. 

La gran cantidad de asistentes hizo necesaria una segunda ampliación hasta llegar a lo que actualmente es. Pero cuando la NCI construyó su sede  en Pocitos muchos se fueron para allí, incluso varios socios de nuestra comunidad. 

Cabe destacar dos cosas.  El Arq. Morón fue el de la idea y diseño del Cementerio Jardín de    la Ciudad de La Paz  y que el nombre de llamar Maimónides  al Centro, fue iniciativa del Cr. Isidoro Hodara.

 

Sefer Torá del Sr. Edgar Pinto recibido de regalo

En mi primera Presidencia recibimos el Sefer Torá del y lo que hicimos fue  colocarlo en el hermoso automóvil blanco de la familia  Benchoam, adornando el auto como si fuera un coche de novia. Salimos  desde Maimónides con una caravana de autos detrás, tocando bocina por Pocitos  y dando la vuelta en Kibon tomamos por toda la rambla hasta  llegar a nuestro Templo de Ciudad Vieja. Allí bailamos con ella en medio de la calle. Después de bailar y pasarla de mano en mano, entramos al Templo, la colocamos en Aron Kodesh,  hicimos los discursos y agradecimientos correspondientes. Era un domingo al mediodía y habíamos pedido a la Intendencia que cerraran el paso de vehículos por allí. Fue una experiencia única.  

 

P: ¡Qué lindo recuerdo! Seguro tenés más para contar.

R: Claro que sí. Un recuerdo importante fue el trabajo de integración  comunitaria,  que hicimos las 4 comunidades junto al CCIU, que llevó cantidad de reuniones quincenales.

Junto a mis queridos amigos ex presidentes Juan  Kerekes, Salomón (Chiche) Zivov,  Felix Sachsel (Z¨L) primero,  y  David Raij después,  hicimos cantidad de proyectos  de integración comunitaria  que muchos se hicieron realidad. 

Por ejemplo cada Comunidad tenía su revista propia. Fue en nuestra administración que determinamos hacer una sola que se llamó “en Comunidad”, revista que  llegaba a toda la colectividad y donde los presidentes  figurábamos como redactores responsables.

 

P: ¿Hubo otros proyectos conjuntos?

R: Sí, sin duda. También hicimos que sea inter-comunitaria  la Tahará (lavado de cuerpos).

Cada Comunidad tenía personal por separado para hacer ese trabajo. Desde aquel entonces se hace en forma inter-comunitaria y se le dio la concesión a Road Hnos. 

Recuerdo además que en la crisis del  2002 los cuatros presidentes tuvimos  un sinfín de reuniones con directivos del  Joint, pidiendo recursos económicos para que nos ayude con los presupuestos que teníamos  para brindar  ayuda social a nuestros socios.  Fue por este pedido de los cuatro presidentes que nace el proyecto de la Fundación Tzedaka,  una fundación para ayudar a los nuevos pobres de la colectividad. No era lo que al principio queríamos, pero fuimos nosotros quienes avalamos  el proyecto del Joint, e incluso fuimos nosotros quienes propusimos los nombres para la integración del Bord.

 

P: La dimensión solidaria de la colectividad es clave para vivir en comunidad. Y eso también pasa por el voluntariado.¿Cómo viviste tú esa parte?

R: Justamente te cuento que  en esa época se crearon cantidad de entidades lideradas por mi querida amiga Dora Schlafrok en el programa Voluntarios en Red : Jalomí, Bikur Jolim, Labriut  etc. . Si bien nosotros no trabajamos en la creación de toda esta gran obra,  como presidentes de comunidades nos sumábamos y apoyamos tales emprendimientos,  cuyo voluntariado no pertenecía  a una sola comunidad. Recuerdo haber pronunciado  un pequeño discurso cuando se fundó LABRIUT ya que se había determinado que funcionaría en el  Centro Maimónides.

 

Maimónides, no sólo una sede

 

P: Y creo que hay lo que contar sobre todo lo hecho precisamente alrededor de la figura del gran sabio Maimónides cuyo nombre es el de la sede comunitaria sefaradí. 

R: Los 800 años de la muerte de Maimónides.(2004), coincide con el período de mi segunda presidencia.  Eso me permitió hacer cantidad de actividades,  como ser la presentación del libro de mi estimado amigo  Dr. Antonio  Turnes  y junto a él inauguramos,  una plaza en Carrasco (Av. Rivera casi Av Bolivia)   con la presencia del Intendente Mariano Arana  .

Rafael Hodara, el Dr. Antonio Turnes y el Embajador de España en Uruguay Fernando Valderrama

 

P: Recuerdo bien cuando Antonio fue de visita a Israel. Tuve el gustazo de entrevistarlo.

R: Te cuento que más tarde, en mayo del 2008 con la presencia del Intendente de Canelones Antonio Carámbula,  inauguramos otra plaza Maimónides en la ciudad de la Paz frente al cementerio  Nº 1.

Fue un enorme trabajo que llevó casi cuatro años. Comenzamos a gestionarla en  la intendencia de Tabaré Hakenbruk y terminamos de concretarla con la Intendencia de Antonio Carámbula. Fue difícil porque el proyecto debía de ser aprobado no solo por la Comuna Canaria sino también por la Junta Departamental de Canelones  ya que había una negociación importante. Nuestra Comunidad donaba  ese predio enorme como espacio público para conseguir el permiso de seguir enterrando en el predio lindero al cementerio. Este terreno era un bien inter-comunitario, pero  carecía de permiso para seguir siendo cementerio.  Sin duda ésta fue la gestión más importante ya que la Comunidad Sefaradí se desprendió de este inmueble en beneficio para que toda la Colectividad no tenga problemas para enterrar a sus fallecidos por más de 100 años. No puedo dejar de mencionar que en estas idas y venidas a la ciudad de Canelones  fui acompañado por el presidente del CCIU Saul Gilvich primero, y posteriormente con Israel Buscaniek y el Dr.Turnes, amigo personal de Carámbula.

En la ciudad de La Paz, el embajador Joel Barnea, Intendente Antonio Carámbula, presidente del CCIU Israel Buscaniek, y  la Sra. Graciela García en representación de los vecinos del Barrio Porvenir descubren el monumento a Maimónides tapado por  las banderas de Uruguay e Israel.

 

 

Alumnos de la red judía, junto a otro monumento a Maimónides

 

 

Las actividades por los 800 años de Maimónides se extendieron por espacio de un año entero haciendo  varios actos académicos fuera de la Colectividad, como fueron en la Facultad de Medicina, en el Sindicato Médico del Uruguay, en el Centro Cultural de España etc. No puedo olvidar de mencionar el apoyo de Universidad ORT a través de su directora y amiga  Charlotte Grunberg quien además permitió  mantener la exposición itinerante sobre la vida de Maimónides en el Hall de entrada de la ORT en un tiempo bastante prolongado y además disponer de los alumnos de diseño grafico para la creación de un sello postal conmemorando esa fecha.

Entrega de premios a jóvenes alumnos en el Templo Sefaradí

 

P: Hablando de personalidades ¿quisieras destacar a alguien más con quien hayas interactuado mucho durante tu actividad?

R: Debo reconocer que en mi primera presidencia,  he contado con la constante presencia comunitaria que tuvo el Embajador de Israel, querido amigo Joel Salpak que nos hizo vincular con varios embajadores y personalidades gubernamentales. Su esposa Lita tenía mucha afinidad con Susi, mi esposa,  ya que habían nacido en  barrios vecinos de la Ciudad de Buenos Aires (Flores, Avellaneda). Lita y Joel nos invitaban muy seguido a su casa cuando en cena de  Shabat   tenían invitados fuera de la colectividad. Siempre admiré la capacidad que tenía Joel de vincularse, y me sorprendía estar cenando en su casa junto a grandes personalidades como los ex presidentes Julio Ma. Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle y muchos otros. Recuerdo también, que Joel aparecía de pronto  en la sinagoga,  en medio del oficio del Shabat acompañado de algún embajador, como ser el de España, Portugal, incluso una vez vino acompañado con el Embajador de Sud África. 

Despedida a Lita y Joel Salpak junto a Salomón Zivov y Sra. Ernesto Kreimerman y Sra. y los anfitriones Israel Buszkaniec  y Sra. 

 

 

El Templo de la calle Buenos Aires

Foto: Sebastién Sansón Ferrari

 

P: Recuerdo de jovencita el papel central que jugaba el Templo de la calle Buenos Aires en la vida comunitaria. Luego, durante muchos años estuvo cerrado, y ahora se está viviendo otra etapa. ¿Qué vivencias has tenido allí?

 

R: ¿Vivencias? ¡Muchísimas!  Fíjate que durante 30años tuve un negocio mayorista a dos cuadras de distancia y sobre la misma calle. Como tú bien dices, el Templo jugaba el papel central en la vida comunitaria, porque en las vecindades del puerto, en esa Ciudad Vieja, nuestros mayores construyeron allí no solo su fortaleza espiritual sino además su  hogar familiar, su relación social, cultural y centro comercial. 

Hace tiempo recuerdo haber leído en este Semanario una serie de artículos de Isaac Gliksberg sobre toda esa vida comunitaria alrededor del Templo que solo el que  ha vivido  allí,  puede hacerlo tan finamente detallado.

El Templo es el legado que demuestra que allí hubo una comunidad de avanzada, pujante  y activa. Nuestros padres  nos han dejado una  herencia  enorme.  Los mármoles, las maderas, las arañas, los candelabros, no es sólo un patrimonio material. Es sobre todas las cosas un patrimonio espiritual forjado con muchos años de trabajo y con mucho amor.

Sin embargo las nuevas generaciones no sienten la responsabilidad de cuidarlo, de fortalecerlo y hacerlo crecer con el mismo amor que lo hicieron ellos.

P: Te duele esa etapa…

R: Claro. Tengo decenas de fotos del estado ruinoso y dejadez en el que estaba el inmueble cuando asumí la presidencia en el año 2016. Doce años de abandono total. Las rejas y puertas del frente totalmente herrumbradas. Por dentro, las palomas entraban por los vidrios rotos y ensuciaron con sus necesidades los hermosos vitrales los cuales hubo que rasquetear con ácido para que tengan el color original. El salón de fiestas estaba totalmente inundado con agua estancada de mucho tiempo. Estuve trabajando allí varios meses a la par de los albañiles, para dejarlo en forma aceptable y permitir que sea visitado por turistas de los cruceros que llegaban al puerto. Había hecho conexiones con varios agentes turísticos y al disponer de las llaves para abrir, iba en persona hasta los domingos para que lo pudieran ver y de paso contar la historia de nuestra comunidad.

Un ángulo del templo de la calle Buenos Aires

 

  P: Mencionaste a las nuevas generaciones, pero también recordemos que precisamente gente más joven, que activa ahora, se ha puesto sobre los hombros para mejorar esa situación. 

R: Justamente te iba a comentar que por iniciativa de la Dra. Moira Cohen hicimos un enorme proyecto para que el Templo sea un espacio para conciertos y actividades culturales  y comenzamos a hacer un pequeño museo sefaradí. Formamos una comisión  llamada Centro Cultural Sefaradí del Uruguay (CCSU) que hoy sigue trabajando sin nada de recursos. Esta comisión hoy está formada por Moira Cohen, Marta Sabetay, Sandra Atijas, Edith Sassón y la incansable voluntaria Gabriela Najson.

 

P: Me gustó eso de “incansable” sobre Gabriela…muy cierto. Está en todo.

R: Te diré que la idea inicial era hacer una Fundación independiente de la Comunidad, para atraer donaciones con deducciones impositivas. Junto a Moira redactamos las bases y la relación futura Comunidad –Centro Cultural. Con su excelente vocación profesional como abogada y escribana,  ella redactó el proyecto de escritura. Sin embargo la idea no fue aprobada por el resto de la directiva, pero tampoco presentaron un proyecto mejor. Hoy el Templo sigue cerrado como antes,  siendo un costo enorme en gastos fijos para las arcas de la Comunidad. 

 

P: Aquí hay pues una crítica clara de tu parte, que seguro se leerá.

R: Así lo espero.

 

La actividad en FESELA

 

P: Rafa, tú trabajaste mucho también en FESELA, Federación Sefaradí Latinoamericana, representando por cierto a la Comunidad Sefaradí del Uruguay. Contame un poco de esos años. Aclaremos, fuiste Presidente de FESELA.

R: Fue una época de muchos viajes. No solo porque la presidencia abarca el conjunto de todas las comunidades  sefarditas del Continente sino porque me correspondía ser miembro del Congreso Judío Mundial. Allí hice muchas conexiones y he conseguido  de la Federación Sefaradí Mundial un buen aporte económico  para nuestra Comunidad. Fue así que se pudo realizar por primera vez en nuestro país 2 congresos internacionales considerados de interés municipal, turístico y cultural. Uno fue en el Hotel Sheraton  en el año 2001 y otro en  el año 2005 en el ya ampliado  Centro Maimónides. Además  he conseguido que la Federación obsequiara al Dr. Turnes el premio Maimónides que con pasaje ida y vuelta a Israel con estadía y traslados sin costo alguno por 10 días, y el mismo premio a 12 chicos de los liceos de los liceos Ariel e Integral, acompañados por la profesora Laura Bas como premio a las mejores redacciones sobre la vida de Maimónides

 

 

Presidencia de B´nai B´rith

P: ¿Qué destacarías de tu época de Presidente de B´nai B´rith Uruguay? Eso incluye, recordemos, también la Presidencia de la institución en Paraguay.

R: Mi presidencia  coincidió con la Policy Conference, conferencia internacional que se hizo por primera y única vez en Uruguay y donde tuve el honor de recibir a  destacados invitados, como el  vice primer ministro de Israel Moshe Yaalon y el ex presidente de Chile Eduardo Frei, entre muchos otros.  Yo recuerdo en especial mis discursos en la Noche de los Cristales Rotos,  uno de ellos bastante más largo de lo acostumbrado, ya que no pudo asistir a último momento el  orador central, presidente de la Corte de Justicia de Argentina. Fue durante  mi presidencia, la creación de la Fundación Salir Adelante, el convenio con los jóvenes del Proyecto Shoá y la participación  en la Comisión Antidrogas  de la Presidencia de la República. 

.

Disertando en la conferencia política de B´nai B´rith

 

 

Co-Presidencia de la Confraternidad Judeo-Cristiana

 

P: Otro marco clave de tu actividad, trascendió los marcos de la colectividad, aunque siempre por cierto íntimamente ligado a ella: la Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay, que dicho sea de paso, fue la primera de toda Latinoamérica.

R: Así es. Y te cuento que mi presidencia en la  CJCU  coincidió  con los 50 años de su fundación y el 130° aniversario del nacimiento de Mariín Buber. Por ese motivo y con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer,  editamos un libro que se llamó “Reflexiones en el cincuentenario de la fundación de la Confraternidad  J.C. del Uruguay”, una compilación excelentemente realizada por la Licenciada Hebe Vasconcellos quien en esa época era la directora ejecutiva. En esa presidencia tuve la iniciativa de organizar varios ciclos de conferencias en las Universidades ORT  y UCUDAL entre los que conté con  brillantes exposiciones: el Padre Antonio Ocaña, Rabino Mordejai Marabi, Pastor Armin Ihle(Z´L),  la actual senadora Dra. Carmen Asiaín,  Lic. Rafael (Rufo) Winter y otros. Fueron muchos  años fomentando el  diálogo interreligioso, lo cual me acercó en profunda amistad con el Pastor Armin Ihle (Z”L) , así como el cariño fraternal que tengo actualmente con Mons. Luis del Castillo.

<img title="Con jóvenes de la Comunidad Sefaradí y el Pastor Armin Ihle (z"l)" src="https://www.semanariohebreojai.com/cnt/media/20210411_085006_11.jpg" alt="" width="1024" height="1024" />
Con jóvenes de la Comunidad Sefaradí y el Pastor Armin Ihle (z"l)

 

Hoy sigo siendo para la Iglesia Católica un referente de la Colectividad Judía. He pronunciado un discurso en la Catedral con la kipá puesta,  tengo una excelente relación con el Cardenal Sturla, y desde hace mucho tiempo con el Movimiento de los Focolares en Uruguay,  quienes me han invitado a una serie de Simposios sobre diálogo judeo-Cristiano en Castel- Gandolfo (Roma) que incluyó una entrevista con el Papa Benedicto XVI, y 2 años más tarde con el Papa Francisco.

En el Vaticano , judíos y cristianos uruguayos compartiendo una vivencia singular

 

En la Catedral, acto conmemorando el nombramiento de Cardenal al Arzobispo de Montevideo Daniel Sturla, con Sergio Gorzy, Roberto Cyjon, Morris Segal y el rabino Ariel Kleiner. A la derecha, Rafael Hodara.

A modo de resumen

P: ¿Y ahora? ¿Te desempeñás en algún cargo de liderazgo comunitario?

R: Ana querida,  el peor error que puede cometer un dirigente comunitario es atornillarse a su silla y no dar lugar a otros. Sobre todo no dar lugar ni motivar a las nuevas generaciones. Siempre he tratado de acercar jóvenes, y creo que lo he  logrado. Hoy no tengo cargos, pero sigo todo muy de cerca y muchas veces soy consultado como una especie de Mentor. Trato de apoyar y estar presente en todas las actividades  que otros dirigentes organizan, porque conozco el esfuerzo que ello implica.  Esto fue desde el comienzo y es por eso que cada vez que yo he organizado alguna actividad, era retribuido con una enorme convocatoria.

P: Sin duda eres parte de una serie de figuras de la colectividad judía uruguaya. ¿Cómo te sientes ahora sin tanta actividad al menos desde un punto de vista de responsabilidad formal?

R: Me siento muy satisfecho de mis realizaciones y muy agradecido por aquellos que confiaron en mí, me brindaron su apoyo, y trabajaron a mi lado. No lo hice solo. Siento que la mejor retribución en todo esto, sería de alguna manera pueda dejar un legado a los más jóvenes, y decirles que a pesar de que el mundo cambia es necesario conservar el esfuerzo voluntario de sus antecesores. Felicito a Don Elías Seroussi (Z¨L),  ex presidente de la Comunidad Sefaradí, que fue el único presidente, que ha dejado su testimonio:  “Memorias de mi Comunidad “, un pequeño libro de apenas 34 carillas. 

 P:  ¿Hay algo más que quieras agregar?

R: Si,  darte las gracias y  decirte que admiré mucho a tu padre, pero también siento una gran admiración por ti y por todo lo que haces.  Considero de suma importancia  que dentro del  Semanario Hebreo - que tú tan inteligentemente conduces-,  hayas dedicado  un espacio  sobre “Historias Comunitarias Judeo Uruguayas”.  Hubiera sido bueno que todos los  dirigentes dejaran  sus memorias como testimonio, pero no lo hicieron. Por eso lo tuyo, es una iniciativa muy elogiable, tremendamente plausible, ya que recoge vivencias del pasado que de alguna manera quedan estampadas y documentadas para que puedan ser trasmitidas a las nuevas generaciones. Nuevamente gracias,  Ana querida. 

 

P: Gracias por tus palabras Rafa. Espero acelerar el ritmo de estas entrevistas, porque sin duda hay mucha gente valiosa con cosas para contar. Todos forman, juntos, la historia de la colectividad judía uruguaya. Y es ineludible recordar que un gran aporte en este sentido lo hizo mi querido Isac Gliksberg, con sus famosas Postales de vida comunitaria, que engalanaron durante mucho tiempo las páginas de la edición impresa de Semanario Hebreo.

 

R: Así es, y es bueno que lo mencionas. 

P: Muchísimas gracias Rafa querido.

R: A ti Ana.

 

 

 

 

  

 

Ana Jerozolimski
(11 Abril 2021 , 08:18)

Ultimas Noticias Ver más

El testimonio del matrimonio uruguayo-israelí  Calp desde Ashkelon
En comunidad

El testimonio del matrimonio uruguayo-israelí Calp desde Ashkelon

14 Mayo 2021


Preocupados y cansados de los cohetes, pero mirando hacia adelante

Esta página fue generada en 0.1027780 segundos (28079)
2021-05-14T12:42:12-03:00