En comunidad

Vidas Uruguayas en Israel: Profesor Dov Prusky

Nuestro entrevistado de hoy es todo un símbolo. Repetidamente galardonado por sus logros en el desarrollo científico de la agricultura israelí, irradia felicidad por haber aportado a preparar estudiantes en ese mismo campo, y destaca-con mucha razón- el papel jugado por los inmigrantes de América Latina en el creciimento y los éxitos de Israel. Fue un honor haberlo entrevistado.

 

Dov Prusky nació en 1948, como Israel, y llegó a Israel en junio de 1967 como voluntario a raíz de la guerra de los Seis Días, pero ya se quedó. Está casado con Alicia, llegada en 1969 de Buenos Aires. La pareja tiene dos hijos, Daniella y Niv y 3 nietos : Ytam, Uri y Aviv.

En Uruguay había estudiado Agronomía en la UdelaR entre 1965y 1967, pero terminó los estudios en Israel.

Dov y Alicia Prusky con su hija Daniela, su yerno Eran y su nieto Yotam, y con su hijo Niv, el primero de
la izquierda
Dov con su hermana Rebeca Bronstein, que vive en Montevideo

 

P: Dov, como ya hemos estado varias veces en contacto-ya que de esta entrevista estamos hablando hace siglos- siento que nos conocemos un poco y por eso te tuteo…pero formalmente te debería decir “Profesor Prusky”. Creo que es muy apropiado publicar esta entrevista en el número especial de Iom Haatzmaut, porque tú estás abocado hace años a la investigación científica en el campo de la agricultura, y has sido ampliamente reconocido por ello. Aquuí hay de por medio un logro profesional tuyo, en un área destacada de Israel ¿Podrías entonces comenzar contando sobre tu trabajo en el Instituto Volcani de Investigación agrícola? 

 

R: Ejercí como científico en el Instituto Volcani, la Organización de investigación Agrícola Nacional mayor del Israel, por casi 45 años. Fui su sub director. También fui Director del Departamento y del Instituto de Ciencia de Alimentos. Fui representante de Israel ante distintas comunidades científicas internacionales especialmente en la Comunidad Europea. Fui y soy Profesor activo en distintas Universidades nacionales e internacionales incluyendo la Universidad Hebrea, Universidad de California, Riverside, Universidades en España como Salamanca y Córdoba. Y también en Universidades en China con las cuales tuve y tengo colaboraciones científicas e intercambio de estudiantes. 

Durante todos estos años he tenido  la oportunidad de enseñar a más de mil estudiantes en la Universidad Hebrea, y específicamente dirigir alrededor de 40 estudiantes para títulos de Master y Doctorado. Con todos mis estudiantes he publicado más de 250 artículos internationales. En base a esa actividad, fui elegido como el  "mejor científico del año 2002" y antes de retirarme me consagraron con el título de "life achievement en el año  2012” por las distintas contribuciones científicas y tecnológicas que he  desarrollo agricultura de Israel.  

 

El éxito israelí en agricultura

P: Absolutamente impresionante…qué orgullo, realmente.  Como decía antes, está tu propio éxito, y el de Israel. ¿Cómo explicarías este éxito de Israel en lo relacionado a la agricultura, a lo que tú te dedicas?

R: El "por qué" del desarrollo científico en Israel es muy claro. Nuestra función es resolver problemas de la agricultura en Israel en el ramo específico del que estoy encargado. Nosotros somos responsables de lo que se llama "Food Security" en otras palabras la "Seguridad Alimenticia", que haya alimentos y que alcancen a ser preservados y consumidos por mucho tiempo. 

P: En un mundo en el que la población aumenta constantemente, ese es un tema clave. Aunque en Israel, claro, el problema de falta de comida no existe.

R: Así es. En un principio nuestra contribución era fomentar la exportación en productos agrícolas de buena calidad para ayudar a la exportación israelí, pero con el crecimiento de la población Israelí, nuestra contribución fue también dirigida a la preservación de alimentos en Israel. Durante la pandemia del Coronavirus , a la población le parecía normal poder ir al supermercado  y siempre encontrar alimentos para consumir. El problema no es solo producirlos, es poder conservarles la calidad para consumir durante mucho tiempo y es allí en que nosotros contribuimos a la sociedad.

 

P: Entiendo que tú , concretamente, te has especializado en el estudio de los cultivos después de la cosecha. ¿Qué significa eso? ¿Qué es lo que eso aporta y permite mejorar?

R: El tratamiento de post cosecha, implica cada uno de los tratamientos que se hacen antes o después de ser cosechado el producto  agrícola, que le permite ser almacenado y conservado en altas calidades. Eso significa el entender la fisiología y bioquímica del producto para poder aplicar tratamientos que afecten el comportamiento del producto después de ser cosechado.

 

P: Yo creo que en el imaginario colectivo, el Instituto Volcani se dedica a desarrollar , por decirlo jocosamente, pepinos cuadrados y tomates azules. Pero hablando en serio…¿cuáles serían los desarrollos más originales que salieron del Volcani?

R: El Instituto Volcani se dedica al desarrollo tecnológico de todo producto agrícola o tecnologías  afines que le permiten a Israel competir en mercados mundiales con exportadores de distintos continentes. Para poder competir, no solo tenemos que llegar con productos de alta calidad cuando no está el competidor, sino también con cualidades muy especiales. Por ejemplo, con tomates de mejor gusto, de forma interesante como los cherry, de firmeza más alta, con más altas concentraciones de vitaminas y antioxidantes saludables. La agricultura ha cambiado las condiciones en las cuales consumimos "lo que hay" en el mercado, a una nueva situación en la que queremos consumir productos de alta calidad durante todo el año. Eso significa que hay necesidad desarrollar nuevas variedades y nuevos sistemas de cultivo y nuevos métodos de conservación, para poder llegar a los mercados con frutas de alta calidad durante todo el año. Entre los desarrollos originales es el desarrollo de tomates que se secan en la viña y que pueden ser usados para preparar directamente kétchup sin necesidad de deshidratarlos. O quizás tratamientos de post cosecha que mejoran el gusto y le cambian el color a las frutas. 

 

Avances muy prácticos y concretos

P: Evidentemente, el valor de la investigación es que no quede a nivel académico, sino que se implemente. ¿Podrías darme algunos ejemplos de investigaciones en el Volcani que han aportado significativamente al mundo de la agricultura israelí?

R: El ejemplo más claro y reconocido es la importancia de nuevos métodos de irrigación y la contribución al estudio de aguas recicladas consumidas en nuestras casas que son re-usadas para la agricultura. Entre 80-90% de las aguas de ciudades en Israel son recicladas y esas técnicas ya son usadas mundialmente. 

Pero en cada uno de los distintos ramos de estudios hay grandes aportes. La capacidad del científico israelí esta basada en  la gran colaboración con los productores que nos permite una rápida identificación de los problemas de campo en las condiciones de cultivo sub-óptimo de Israel y probar nuevas ideas y tecnologías con la plena colaboración con los productores. Este tipo de colaboración ha llevado a la rápida invención y desarrollo de nuevas variedades y técnicas de cultivos. Nuevas variedades de uvas, mango, melón, avocado (palta)  y de olivos. Y en los últimos años incluso nuevas variedades de cannabis medicinal.

 

También lechería

P: De hecho, hablo todo el tiempo de agricultura, pero el Volcani investiga también temas de ganadería  ¿verdad? 

R: El Volcani se dedica también a mejorar la lechería,  menos la ganadería en general por las condiciones intensivas del cultivo a diferencia de las condiciones extensivas necesarias en la ganadería. En este ramo la gran producción de leche por la vaca israelí es el resultado del mejoramiento de las raciones de alimentos que sin las cuales las vacas no pueden llegar a la gran cantidad de leche producida.

 

Israel y la agricultura

P: ¿Cuál es el lugar de la agricultura hoy en día en Israel? ¿Cómo ha ido evolucionando? 

R: El trabajo agrícola en Israel produce alrededor del 90% o más de los productos consumidos en Israel. Pero en determinados ramos, por ejemplo frutas y hortalizas, el gobierno permite la importación para regular precios y/o condiciones de consumos "pico". 

En Israel somos alrededor de 9 millones de consumidores que consumen hortalizas y frutas en un promedio  más alto que el promedio mundial. Esto es parte de la  alimentación mediterránea que existe en Israel. Esto significa que el productor local tiene que competir en condiciones climáticas limites, con el precio del agua muy alto y la mano de obra agrícola bastante limitado, con productores de manzanas argentinas, polacas o Italianas o tomates turcos. Por eso el productor Israelí tiene constantemente que mejorar su producción y llegar al mercado con alta calidad, mejor gusto y mejor apariencia.¡Y todo esto se hace con nueva tecnología!

 

Agricultura y tecnología

P: Estamos en la era de la tecnología. En los primeros años del Estado, el símbolo del comercio exterior israelí eran las naranjas. Ahora es el hi-tech. Pero de hecho, no hay contradicción. La tecnología enriquece también a la agricultura ¿verdad? O sea..¿acaso hay algo hoy en agricultura que no se haga con tecnología de avanzada?

R: Justamente ahora en Israel se están desarrollando robots que cosechan manzanas en forma mecánica, así como se lo hace ya con las uvas. Este cosechador de manzanas cosecha día y noche, con cámaras fotográficas muy exóticas para encontrar las manzanas y cosecharlas en forma rápida y sin necesidad de la mano de obra humana. Otras nuevas técnicas en desarrollo es el uso de una manada de drones para cosecha de frutas y el depósito en cajones. 

P: Increíble…me suena a ciencia ficción.

R: También el uso de máquinas para poder polinizar y aumentar la producción de almendros o manzanos en vez del uso de abejas. Todos estos últimos desarrollos son el resultado de nuevas ideas y la gran colaboración entre la agricultura y el Hi-Tech de Israel que  en distintos ramos se está  desarrollando en forma acelerada. 

 

A nivel personal

P: Y tu historia….¿qué me podés contar? ¿Cuándo llegaste a Israel? ¿Cómo ha sido tu camino?

R: Cuando empezó la Guerra de los 6 días en Israel yo era estudiante de 2° año en la Facultad de Agronomía en la Universidad de la República en Montevideo. Cuando estalló la guerra, varios grupos de jóvenes uruguayos de Hebraica-Macabi nos organizamos para venir como voluntarios. Y así fue que llegué a Israel el 24 de Junio de1967, ya después de la guerra, en el marco de un grupo de jóvenes del Dror. Nuestros objetivos eran ayudar a los kibutzim para que ellos mantengan sus actividades agrícolas mientras que los israelíes estaban enlistados en la guerra. Después de trabajar por 2-3 meses en el kibutz Neot Mordejai en la Alta Galilea, la Agencia Judía nos dio la oportunidad de mejorar nuestro hebreo básico en un Ulpan, curso especial de hebreo,  de 1-2 meses y retomar nuestros estudios en  la Facultad de Agronomía en Israel. Así fue que junto con un muy buen amigo Enrique Singer con el cual yo también estudiaba en Montevideo, retomamos nuestros estudios en la Facultad de Agronomia en Rehovot. 

Dov con sus tres nietos

 

P: ¿Cómo fue tu proceso de aclimatación?

R: El estudio no fue fácil en un nuevo idioma, pero con la ayuda de los otros estudiantes pudimos salir adelante, terminar nuestro BA (el primer título) e incluso seguir y terminar nuestro  MsC (el Master, en Ciencias). Los temas intrigantes de investigaciones y nuestra voluntad me permitieron terminar el  Doctorado. De ahí en adelante la investigación en Instituto Volcani fue mi meta.

P: Esta semana, conocida como la de los días nacionales, que comenzó con Iom HaShoa y sigue con Iom HaZikaron y luego Iom Haatzmaut, es muy especial. ¿Cómo la vivís?

R: Estos días nacionales son muy difíciles para todos los israelíes. Comenzaron con el Día  del Holocausto,  Iom Hashoa, conmemorando la tragedia que nuestras familias  vivieron en Europa, algo muy difícil de olvidar. Siempre nos preguntamos cómo llegamos a esa situación, cómo no vimos que la situación cambiaba y por qué siempre pensamos que la situación iba a mejorar. A diferencia de la Shoa, en Yom Hazikaron recordamos  a nuestros soldados que dieron la vida para que nosotros podamos vivir aquí. Entre ellos recuerdo a amigos personales de la infancia como Pablo Scarbiansky y Daniel Wainer, que cayeron en el campo de batalla defendiendo la patria judía.

P: ¿Hay algo que quisieras destacar en este momento, al aprestarse Israel a celebrar otro aniversario de su independencia?

R: Creo  que es muy importante reconocer la tremenda contribución de la aliá de Sudamérica al  desarrollo y éxito de Israel. Todos los cientos de miles de olim sudamericanos que han llegado a Israel, dejando condiciones de vida quizás mejores de las cuales encontraron al llegar aquí, se esforzaron por amoldarse a las condiciones y contribuir a la sociedad israelí . Y lo han hecho a todos los niveles de la creatividad Israelí desde la ciencia, la cultura, la literatura, la agricultura, y todas las profesiones independientes. Estos olim   han contribuido con una segunda generación de excelentes jóvenes, todos ellos conservando sus raíces sudamericanas y al mismo tiempo convirtiéndose en parte activa de toda esta nueva sociedad. Todos juntos representan el éxito nuestro y de nuestros padres que nos han dado la oportunidad de emigrar a Israel y desarrollar estas nuevas familias. Todo esto representa nuestro triunfo en Israel y es lo que festejamos también en Iom Haatzmaut, el día de la Independencia.

 

P: ¿Qué es lo que más te gusta de Israel? ¿Y qué quisieras cambiar?

R: Lo que más me gusta es que es un país que me dio muchas oportunidades en un marco judío, que no se puede tener en otros países.  El calor humano al mismo tiempo con las posibilidades de enfrentarnos a nuevos problemas y discutir difíciles soluciones de nuestro pueblo en un marco judío, es sin duda algo que disfruto. 

En los últimos meses he tenido la oportunidad de contribuir a la creación de una nueva generación de científicos colaborando con científicos jóvenes de la Mijlelt Tel Hai (Academia Tel Hai) dirigiendo sus nuevas investigaciones, en el norte de Israel.  Al mismo tiempo pude dirigir grupos de trabajo para mejorar la agricultura en la Galilea y el Golan, lo cual me ha dado la oportunidad de cerrar un círculo de contribución a Israel desde que llegué a la Galilea  como voluntario más de 50 años atrás. 

P:  Muy emocionante ¿Qué le deseás a Israel en su 73° cumpleaños?

R: Como junto a Israel yo también cumplo 73 años-aunque unos pocos días después- le deseo que continúe desarrollándose, con ese impulso que lo caracterizó en sus primeros 72 años de  existencia. Que nos sigamos consolidando como sociedad y que las diferencias políticas que surgieron en los últimos años no nos separen más.  

P: Amén. Mil gracias Dov. Hermoso.

R: Gracias a ti.

Ana Jerozolimski
(19 Abril 2021 , 05:33)

Ultimas Noticias Ver más

El arsenal de Hamás
Noticias

El arsenal de Hamás

14 Mayo 2021


Por Alberto Priego

Esta página fue generada en 0.0612569 segundos (29577)
2021-05-14T13:08:43-03:00