Noticias

Las cuatro variantes políticas en las elecciones palestinas

Fuente: https://cemeri.org/

Por Bryan Acuña Obando

Introducción
Por medio de este artículo se pretende explicar algunos de los inconvenientes más importantes que atraviesan, a nivel interno, las eventuales elecciones internas en Palestina, la atomización del poder y las posibilidades de gestar un cambio en el liderazgo actual palestino. El enfrentamiento más significativo sigue siendo desde hace 15 años entre Fatah y Hamas quienes se han transformado en gobiernos individuales con oposiciones débiles en los dos territorios palestinos con autonomía; Gaza y partes de la Margen Occidental (Judea y Samaria o Cisjordania, dependiendo del lector).

Lo primordial en estos casos, más allá de solo detentar el poder, es debilitar al contrario a través de alianzas convenientes. Hay facciones de Fatah que desean bajar a Abu Mazen del poder. Sin embargo, y sumado a lo anterior, lo que pueda darse luego podría encaminarse peligrosamente a una nueva guerra campal de los principales clanes palestinos, que los empuje nuevamente a un enfrentamiento civil haciéndoles retroceder, dividirse y debilitarse más de cara a sus intereses de autodeterminación.

En el momento de escribir este artículo, el presidente palestino Mahmoud Abbas (Abu Mazen) anunciaba la suspensión de las elecciones palestinas, basados en excusas, según el grupo islamista Hamás y recopilado por el medio árabe Al Jazeera el 30 de abril [1], pero el resultado de no permitir las parlamentarias a finales del mes podría acarrear enfrentamientos o un cisma mayor en las relaciones entre fuerzas políticas palestinas como lo mencionaría en un artículo del profesor Hillel Frisch de la Universidad de Bar Ilan recopilado por el Centro Begin – Sadat para estudios estratégicos [2].

Se debe considerar también que la comunidad internacional ha relegado el tema palestino por las circunstancias geopolíticas de su entorno inmediato; los conflictos en Siria, Yemen, Libia, la crisis libanesa, la inestabilidad iraquí y la situación iraní, por mencionar algunos tópicos. Mientras tanto, y utilizando como base el artículo publicado por el Think Tank Al Monitor el pasado 22 de abril titulado “Una historia de dos elecciones: Netanyahu, Abbas se enfrentan al abismo” donde menciona estas fuerzas políticas que entran en claro enfrentamiento por detentar el poder en los territorios palestinos.

Se hará mención además, a una tercera fuerza que no es interna sino externa, pero directa, que es la posición israelí como involucrado directo en la situación palestina. No hay manera que se desvincule porque de acá surgirá el interlocutor de eventuales negociaciones en el proceso de resolución del conflicto palestino – israelí.

Mahmoud Abbas y el desgaste político

El octogenario líder palestino llegó a la escena de manera significativa luego de la muerte del emblemático Yasser Arafat en el año 2004. Desde entonces Abbas asumió con la venia internacional el lugar que el “Rais” dejó vacante, y pensaron que con un discurso conciliador obtendría una ruta más sencilla al proceso de estatidad palestino o al menos una mejora en la situación política estancada técnicamente desde Oslo.

Con la llegada de Mazen se esperaba un retorno a la mesa de negociaciones con los israelíes y un apoyo por parte del mundo árabe y musulmán para los intereses palestinos; sin embargo, después de las fallidas elecciones del año 2006 ha venido a menos, con acusaciones sobre corrupción y nepotismo [3] que han golpeado su imagen y han causado cada vez más un pronunciado debacle que pesa sobre la Autoridad Palestina, pero sobre todo en la imagen del partido Fatah que da pie a dos facciones políticas del partido que podrían gestar un giro en la situación palestina y en las conversaciones con Israel.

Un claro riesgo que podría capitalizarse en un corto tiempo sobre Abbas es que pronto, por asuntos de su edad o de la naturaleza, tendrá que dejar de lado su posición de poder y no hay claridad sobre un “heredero” que conserve el statu quo tal y como se encuentra en estos momentos.

Fatah lista “Libertad”

Esta lista se encuentra encabezada por Nasser al-Kidwa quien es sobrino del fallecido Yasser Arafat y que ha estado involucrado en la política palestina durante años, fungiendo como representante de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ante las Naciones Unidas desde 1991 hasta el 2005, teniendo entre sus “victorias” políticas el dictamen de la opinión consultiva de ilegalidad por parte la Corte Internacional de Justicia contra la valla de separación entre Israel y algunos territorios palestinos por estar construida en algunas partes dentro de la denominada línea verde [4]

Al – Kidwa también ha ocupado varios puestos internacionales, incluso fue enviado especial del Secretario General de la ONU a Afganistán; y el enviado de la Liga Árabe a Siria, además de enviado especial de la misma a territorio libio. Durante años tuvo una cercanía política con Mazen, pero debido a grandes diferencias decidió formar “casa aparte” y formar esta lista política con el liderazgo explícito de otro personaje de la causa palestina que está muy cuestionado por su participación en actos terroristas. Puntualmente, Marwan Barghouti, quien se encuentra encarcelado en Israel acusado de cinco causas perpetuas por terrorismo que lo mantendría en prisión, por lo que su “ungida” para liderar los movimientos actualmente es su esposa Fadwa Barghouti.

Antes de mencionar los atestados de Fadwa, es importante señalar que Marwan, pese a encontrarse prisionero, ha manejado temas de interés palestinos, incluyendo ataques contra objetivos de Israel, aunque en estos momentos su posición es menos beligerante de forma violenta.

Marwan pertenece a uno de los clanes más influyentes en los territorios palestinos, el clan Barghouti, donde destacan además Mustafa Barghouti, excandidato a la presidencia palestina en 2005 y Omar Barghouti, fundador del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel (BDS), movimiento señalado además por las propias manifestaciones de Omar de negar el derecho a la existencia de un Estado judío en cualquier parte de la “Palestina histórica”.

Marwan pertenece y fundó el ala paramilitar de Al Fatah llamada “Tanzim” que vinieron a competir contra la policía palestina y a luchar inicialmente contra la influencia de Hamás, principalmente en Cisjordania. La agrupación paramilitar palestina es considerada por sus acciones como terrorista por Israel y los Estados Unidos.

En el 2004 habría propuesto su nombre para ser candidato a la presidencia palestina, al final depuso de la opción para evitar la división de este territorio. En el 2006, viendo la debilidad de las fuerzas palestinas a partir de su división por la llegada de Hamás al poder, desde la cárcel logra publicar el “Documento de Reconciliación Nacional de los Prisioneros” donde al lado de miembros del Hamás, el Frente Popular para la Liberación de Palestina, la Yihad Islámica y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina proponen una coalición para el Consejo Legislativo Palestino y adhieren a la propuesta de “Dos Estados para dos pueblos”, basándose en las líneas del armisticio anteriores a la guerra árabe – israelí de 1967.

Pese a su carácter belicista que lo llevó a la cárcel, en los últimos años Barghouti ha optado por una lucha no violenta contra Israel, tanto así que en 2014 le pidió a la Autoridad Nacional Palestina que trabajaran para poner fin a la denominada “Intifada de los cuchillos” y se hiciera uso de los mecanismos internacionales para presionar a Israel en vez de la violencia. Esto ha llevado a convertirlo en un ícono moderno de lucha palestina incluso entre figuras internacionales nombrándolo aún, de manera hiperbólica en verdad, como el Mandela Palestino [5]

Es por todo lo mencionado anteriormente que para las elecciones legislativas la representante del clan Barghouti es su esposa Fadwa, quien es abogada, fue miembro del consejo revolucionario de Fatah y lidera la Asociación de Comités de Mujeres de Trabajo Social (AWCSW).

Fadwa ha abogado por la liberación de su esposo, argumentando que sería una importante muestra de paz por parte de Israel hacia los palestinos, como ha dejado en evidencia en varios medios de prensa, incluyendo el diario inglés The Independent en el año 2011 [6]. Esta combinación entre Al – Kidwa y Barghouti puede eventualmente impulsar una alianza con el Hamás palestino en un gobierno de unidad que gestaría un duro revés a las acciones políticas de Abbas y su relación con Israel, así como eventualmente gestar una escalada, por lo que la opción de esta lista política podría motivar al presidente actual Mazen a posponer las elecciones hasta lograr consensuar y desmovilizar este nivel de “separatismo”.

Fatah lista “El futuro”

Si todo lo mencionado anteriormente entre nuevas alianzas políticas y los cambios en el liderazgo interno auguraba un arduo camino para Fatah en sus intenciones de convocar elecciones según sus propios intereses, encamina a la posibilidad de un cisma mayor que empuje al Hamás a aliarse con parte del liderazgo opositor a Mazen. Esta otra fuerza política le hace pensar también por qué recibe apoyos externos de un viejo conocido de la casa, Mohammed Dahlan, quien cuenta con soporte económico desde los países del Golfo y Egipto como futuro sustituto del presidente Abbas.

En el caso de esta lista, encabezan el liderazgo Samir al-Mashharawy y Sari Nusseibeh. El primero es el líder de la facción de Fatah en la Franja de Gaza, quien ha realizado manifestaciones de poder en el enclave costero a favor de la facción palestina, como la ocurrida en abril de 2006.

Por su parte, Nusseibeh ha sido profesor de filosofía islámica en la Universidad Hebrea de Jerusalem, desde 1995 es rector de la Universidad Abierta de Al Quds y ha sido representante palestino en Jerusalem. Sari Nusseibeh ha ejercido un fuerte activismo por la reconciliación entre árabes e israelíes y promovido la coexistencia de ambos pueblos, aunque muy criticado en su momento por abogar por la renuncia al derecho de retorno palestino como una forma de poner fin al conflicto. Galardonado junto al fallecido activista Israelí Amos Oz con el Premio Internacional de Cataluña que se otorga por la promoción de la cultura, la ciencia, economía, entre otros [7]

Ambos líderes respaldados por Dahlan tendrían un respaldo internacional más evidente que el existente en estos momentos hacia la gestión de Hamás en el enclave de Gaza y menos viciado que la lista “Libertad” de los otros opositores a Mazen que podrían ser más cercanos a una unidad beligerante palestina.

El músculo político con el que cuenta Mohammed Dahlan ha llevado a realizarse movimientos a lo interno de las elecciones palestinas y en enero anterior Azzam Al – Ahmad, miembro del Comité Central de Fatah, anunciaba que la Autoridad Nacional Palestina no permitiría el acceso del exiliado Dahlan por no tener un “historial limpio”, según manifestaba el medio libanés Al Manar de la agrupación islamista Hezbolá [8].

Las tres listas vinculadas con Fatah no solamente muestran debilidad, sino que dan pie para asegurar la imposibilidad de lograr un gobierno de unidad palestino con fuerza entre posiciones moderadas y dependientes del músculo islamista que desmovilice posiciones, aunque en las condiciones actuales difícilmente renunciarán a una posición de poder que le ha generado réditos en Gaza y le suma puntos en la Margen Occidental, lo que lleva a ver los propósitos de Hamás en esta lucha política parlamentaria y eventualmente presidencial.

Jerusalem nuestra promesa

En este caso la cuarta pata de la mesa en las diferencias políticas entre palestinos es la lista del Hamás que “reivindica” el reclamo palestino de la ciudad de Jerusalem, lleva a poner este nombre como una forma simbólica de la lucha que pretenden emprender, manteniendo una posición beligerante contra Israel.

Se encuentra encabezada por Khalil Ibrahim Al-Hayya (Abu Osama) quien ha ocupado varios cargos en sindicatos de estudiantes y trabajadores palestinos en la Franja de Gaza, y fue elegido miembro del Consejo Legislativo Palestino (PLC) en 2006. Desempeñó un papel clave en la negociación de un alto el fuego con Israel durante la guerra de Gaza de 2014. Por la fuerza que desempeña el Hamás en estos momentos dentro de la opinión pública palestina, se refuerza la idea de Mazen de no querer convocar elecciones, a pesar de que una encuesta realizada en diciembre anterior colocaba a Al Fatah a la cabeza de las intenciones de voto, pero no así la seguridad de una coalición firme y efectiva.

Papel de Israel y Estados Unidos

Como fue mencionado al inicio del artículo, Israel y los Estados Unidos serían una fuerza centrífuga con intereses y motivaciones dentro de las elecciones palestinas. Para Israel, al igual que para Mazen, es oportuno que los grupos islamistas no ganen las elecciones, por este motivo, han hecho manifestaciones entre líneas para evitar que Hamás adquiera mayor poder.

De hecho, Israel ha metido presión para que miembros del Grupo de Resistencia Islámica en Cisjordania se abstengan de participar en el proceso electoral, en realidad, algunos fueron detenidos por Israel y el servicio de inteligencia israelí (Shin Bet) les habrían exigido borrar sus nombres de listas de candidatos y no hacer proselitismo político a favor de su grupo, según informó Elior Levy al medio israelí YNet el 18 de abril anterior [9].

Lo anterior además habría sido una más de las motivaciones a los ataques con cohetes que desde el 10 de mayo anterior habrían sido lanzados por parte de los grupos islamistas de Gaza contra regiones israelíes para advertirle al gobierno de Jerusalén que no se involucre en la situación electoral palestina.

Por su parte, Estados Unidos ha tenido una respuesta tibia y ha dicho el 1ero de abril que se trata de un asunto meramente palestino ante el cual ellos no se involucrarían directamente, y lo cierto es que en estos primeros 100 días de gobierno de Joe Biden su posición con respecto a Medio Oriente apenas está dando leves pasos que por el momento dejan más dudas que respuestas.

 

Ultimas Noticias Ver más

¿En camino a una nueva escalada?
Israel

¿En camino a una nueva escalada?

17 Junio 2021


Desde Israel nos trae las últimas novedades Ana Jerozolimski

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

17 Junio 2021


Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

Esta página fue generada en 0.0714951 segundos (12200)
2021-06-18T07:59:08-03:00