Tecnologías & Salud

Conoce a 6 mujeres de Israel que hacen historia en fintech

Por Abigail Klein Leichman

https://es.israel21c.org/

En los últimos años en Israel se desarrolló un sólido ecosistema de tecnología financiera y de acuerdo con FinTech Aviv ya hay en el país más de 850 empresas relacionadas con esta industria.

La industria de fintech también se volvió un sector de alta tecnología en el que las mujeres ocupan puestos directivos.

El proveedor de análisis e investigación de tecnología financiera Findexable con sede en Londres informó que en 2019 la proporción de mujeres en puestos directivos creció un 29 por ciento en todo el mundo, alcanzando así el índice de este tipo más alto registrado.

Esta consultora lleva adelante una encuesta sobre diversidad de género junto a la Universidad de Illinois (EEUU) para, según dice,  “entender cómo las empresas de tecnología financiera apoyan a las mujeres en el lugar de trabajo y defienden la diversidad de género dentro de la industria”.

En ese contexto, ISRAEL21c habló con seis mujeres pioneras de fintech para descubrir qué las atrajo a ese sector y cómo la presencia femenina puede ayudar a impulsar su éxito.

Yael Tamar, codirectora ejecutiva y cofundadora de SolidBlock

“En Israel, la fintech tiene muchas mujeres increíbles”, afirmó Yael Tamar, de 37 años, cuya carrera comenzó hace 17 años como analista de Wall Street mientras obtenía su maestría en economía.

Tamar contó que en su Ucrania natal, “había una economía súper centralizada y no sabíamos nada de negocios”.
De allí se mudó a EEUU donde realizó la escuela secundaria y luego la universidad en tiempos posteriores al colapso de la Unión Soviética y su economía.

La mujer se enamoró de Israel en un viaje de Birthright y tras graduarse decidió instalarse en la Startup Nation. En el país trabajó como analista de negocios y luego como ingeniera financiera con la responsabilidad de crear fondos indexados a partir de productos que incluyen bienes raíces.

“Siempre me interesaron las finanzas y el sector inmobiliario. Una década después de estar en Israel, me convertí en una emprendedora. Más tarde descubrí el blockchain y allí fue cuando cambió mi visión del mundo”, le dijo a ISRAEL21c.

Cuando Tamar supo de SolidBlock, comprendió qué buscaba. Es que esa startup combina blockchain y tecnología de punta, algo que les permite a los inversores “tokenizar” activos inmobiliarios y vender acciones por moneda fiduciaria o criptomonedas.

“Todo lo que los inversores y los clientes necesitan ver de las mujeres es una confianza absoluta. Que sepan lo que vales y eso proyecte eso al mundo”.
En enero de 2020, Tamar se unió a Yuval Wirzberger como cofundadora y se convirtió en codirectora ejecutiva a principios de este año. “Tener a un hombre y una mujer como codirectores ejecutivos es una ventaja porque las empresas dirigidas por mujeres recaudan menos dinero y eso es un hecho conocido. Pero al ser mujer, en este espacio tengo mucha exposición. Hay muchas mujeres en el sector de finanzas en Israel, especialmente en los bancos. Algunas dan luego un salto hacia la tecnología”, manifestó Tamar, que creó el grupo empresarial Women in Block con miembros de unos 20 países.

May Michelson, directora de ventas globales de GK8

Mientras era ingeniera de software en Intel, May Michelson buscaba una nueva dirección profesional. Luego de un tiempo, la encontró en el desarrollo empresarial.


Durante el proceso, hizo uzo de la “jutzpá”, el clásico descaro israelí, para entrar a la banca social y a PayKey, una empresa de pagos P2P móviles.

“Me contacté con el director ejecutivo de la empresa y le pregunté si tenían un representante de desarrollo de negocios. Él me preguntó si tenía experiencia y le dije que no, pero ¿tenía él experiencia como director ejecutivo cuando empezó? A él le gustó mi descaro y me contrató”, afirmó Michelson.

En sus cuatro años en PayKey, Michelson se apasionó por las empresas de fintech y se unió a la Red Europeas de Mujeres y Pagos. Un año y medio atrás, creó Fintech Ladies IL.

“En la primera reunión tuvimos casi 30 mujeres y hoy ya hay 1.100 miembros. En el último evento que tuvimos en enero de 2020, unas 150 mujeres vinieron a escuchar a oradores como la directora general de Facebook Israel Adi Sofer Teeni”, contó Michelson.

Además, la ejecutiva relató que no hace mucho el grupo comenzó la iniciativa “La mujer de la semana en fintech”, un foco de atención sobre diferentes personas que se destacan.

“Ser mujer da una ventaja porque las finanzas solían ser un mundo dominado por los hombres. Nosotros aportamos un punto de vista diferente y yo lo aprovecho”.


En 2020, Michelson decidió aprovechar la ola de blockchain e hizo otra llamada particular: se comunicó con el director ejecutivo de GK8, una empresa de ciberseguridad con sede en Tel Aviv que les permite a las instituciones financieras administrar y proteger los activos digitales, entre ellos las transacciones de blockchain fuera de línea.

En esa oportunidad, Michelson ya tenía experiencia en el trabajo con bancos internacionales y fácilmente consiguió el puesto de directora de ventas globales.

“Las oportunidades de fintech a nivel mundial son cada vez más accesibles para las mujeres y en Israel eso se ve en bancos como el Leumi donde todos los ejecutivos son mujeres”, describió Michelson, de 32 años.

Matana Soreff, responsable de la gestión de riesgos y cumplimientos de Melio

“Trabajo en el sector de pagos y fraudes desde hace más de una década”, afirmó Matana Soreff, de 33 años. Y añadió: “Cuando vine a Israel hace poco más de diez años para una maestría en el IDC de Herzliya, trabajé en el back office de una empresa de finanzas y fue allí cuando vi la prevención del fraude por primera vez de una manera real y me interesé en eso” .

En 2013, Soreff se convirtió en una de las empleadas de la empresa de prevención de fraudes de comercio electrónico Riskified y más tarde dirigió una plantilla de 50 personas.

“Si mi equipo no está contento, no lograremos nuestros objetivos. Cuando entrevisto a personas, miro cualidades diferentes de las que miran los hombres. Nuestro trabajo se basa en gran medida en la intuición y por ello tenemos que juzgar a los usuarios en cuestión de minutos. Por supuesto que hay muchos datos pero también mucha psicología involucrada”


Luego, la mujer ayudó a construir el sistema de pagos de criptomonedas en Simplex y más tarde fue reclutada por Melio, la compañía en la que se desempeña como responsable de la gestión de riesgos y cumplimientos.Melio ofrece una solución de pagos B2B en línea para pequeñas y medianas empresas de EEUU.

“Mi equipo es el guardián de la detección de fraude y el cumplimiento para los usuarios que ingresan a nuestra plataforma. Y es el árbitro que se asegura de que los usuarios sigan todas nuestras reglas una vez que están dentro del sistema”, explicó Soreff.

De las 17 personas del equipo de liderazgo senior de Melio, ocho son mujeres. “Estadísticamente esto es algo inusual pero como mujer gerencial creo que es muy natural”, le dijo Soreff a ISRAEL21c. Y agregó que la manera en que las mujeres gestionan es mucho más “intuitiva” que la forma en que lo hacen los hombres.

Ruth Orenstein, directora de gestión de productos de Tipalti

 Ruth Orenstein, directora de gestión de productos de Tipalti. Foto cortesía de Ruth Orenstein
Cuando cumplió de 32 años, y luego de obtener una licenciatura en derecho, Ruth Orenstein llegó a la industria de fintech. “No había estudiado nada relacionado con fintech pero comprendí que mi camino estaba en la tecnología y así pude ver el valor de esta en la industria financiera”, indicó.

Orenstein creó una startup y más tarde trabajó en la industria de la seguridad, donde fue una de las únicas mujeres en ocupar puestos gerenciales.

Durante 2020 como directora de gestión de productos en el proveedor de soluciones automatizadas de pagos Tipalti, Orenstein presentó nuevas tecnologías a los equipos de contabilidad que aún trabajan con procesos anticuados.

“Hoy en día, el sector de fintech ofrece muchas oportunidades porque la contabilidad no evolucionó lo suficiente en lo que se refiere a la tecnología. Tipalti es una compañía con muchas mujeres directivas y eso hace que me sienta muy cómoda trabajando allí. Y una gran parte de nuestros clientes son mujeres en equipos de contabilidad en EEUU”
La ejecutiva participa en un foro anual llamado “Women in Tipalti”, que planifica eventos y lleva a oradores para promover el desarrollo profesional de las empleadas.

Maia Naor, vicepresidenta de producto de INX

 Maia Naor, vicepresidenta de producto de INX. Foto cortesía de PR
Hoy con 37 años, Maia Naor tiene una década de experiencia en fintech y fue pionera en la nueva economía tokenizada en la compañía INX desde que se fundó  en 2018.

INX ofrece una plataforma regulada de comercio basada en blockchain para valores digitales y criptomonedas.

“Cuando salí de la universidad con una especialización en matemáticas y economía, pensaba en qué hacer y allí comprendí que un puesto en fintech podría ser un gran punto de partida”, dice.

Entonces, Naor empezó a trabajar como analista de datos en una pequeña empresa donde coincidió con el actual director ejecutivo de INX.

“Tuve suerte porque me dieron la oportunidad de brillar. Esto fue en 2008, cuando el campo aún no estaba tan fundado. A medida que la compañía creció y nos dimos cuenta de que el producto era una parte integral del negocio, tuve la oportunidad de liderar esos esfuerzos. Me apasiona la gestión de productos porque tengo la oportunidad de ser parte de imaginar algo y verlo funcionar en vivo”.

Para Naor, los desarrolladores israelíes aún son hombres en su mayoría pero ella ve que más mujeres entran en el sector. “Mi último equipo fue totalmente femenino. Yo creo que las mujeres tienden a alejarse de la tecnología ya que piensan que no es algo natural y que serían más eficaces en otras industrias. Sin embargo, descubrí que eso no es necesariamente así”, expresó.

¿Un consejo para las mujeres interesadas en fintech?

“Inviertan sus primeros años en adquirir conocimientos y generar confianza para poder ingresar en el campo con el conjunto de herramientas adecuado”.


Tea Taras, analista senior de riesgos de Coinmama

En 2017, Tea Taras emigró a Israel desde Croacia. Economista de formación, la mujer había ayudado a pequeñas y medianas empresas a conseguir financiación de la Unión Europea.

“Entré en fintech por accidente. Apliqué a un puesto en Coinmama sin saber exactamente qué tipo de tareas tenía que hacer. Comencé en el departamento de cumplimiento. Es que no tenía experiencia previa en fintech y me dieron una oportunidad. Hoy tengo muy buenos compañeros en Coinmama, que impulsa a sus trabajadores a hallar lo mejor de sí mismos. Incluso hice algunos cursos con el apoyo de la empresa”, le dijo a ISRAEL21c.

Meses atrás, Taras, de 45 años, se convirtió en analista senior de riesgos en Coinmama, donde más del 20 por ciento del equipo directivo es femenino.

“El sector de fintech es muy interesante y desafiante, y hay muchas opciones para explorar”.
Taras contó que Coinmama agiliza el proceso de compra segura con opciones de pago para respaldar la simplicidad y accesibilidad de Bitcoin. La compañía, que presta servicios a unos dos millones de usuarios en 188 países, emplea a 60 personas.

“A la gente le sorprende que trabaje en una empresa de criptomonedas pero Israel está más abierto a las mujeres en esta Industria que otros países, incluida Croacia. Hay una gran diferencia”, indicó Taras.

 

Ultimas Noticias Ver más

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires
Entrevistas

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires

30 Julio 2021


Una entrevista con el ex jefe del Mossad Shabtai Shavit

La página oficial de Imam Tawhidi
Entrevistas

Imam chiita, de antisemita, a gran defensor de Israel

30 Julio 2021


Conoce a Imam Muhammad Tawhidi, "The Imam of Peace"

Esta página fue generada en 0.0663450 segundos (13046)
2021-07-31T12:22:08-03:00