Israel

Israel y el Covid: entre el gran deterioro y la renovada esperanza

Mucho ha cambiado la situación en Israel en los últimos menos de tres meses, desde la medianoche del 31 de mayo en que  fueron canceladas casi todas las restricciones impuestas a raíz de la pandemia. Dos semanas más tarde, el 15 de junio, se canceló también la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios cerrados .

“Sin duda, la pandemia está bajando. Creo que hemos dejado atrás en Israel la primera fase, difícil, lo cual aún no se ve en otras partes del mundo pero en Israel sí”, dijo en su momento la Profesora Gili Regev-Yochai, directora de la Unidad de Prevención de Enfermedades Infecciosas en el Centro Médico Sheba-Tel Hashomer. Si bien recordaba que el Coronavirus no había desaparecido y que aún causaría problemas, recalcó que en ese momento, había motivos para ser optimistas.

La Profesora Gili Regev.Yochai en un zoom con la prensa

 

 Ya en el mes de abril había comenzado a bajar significativamente la cantidad de ciudadanos contagiados. En mayo, fueron varios los días en los que se confirmaban sólo unas pocas decenas en todo el país cada 24 horas y hubo días con mucho menos aún. Lo mismo en la primera mitad de junio. Muy lejos había quedado aquel 18 de enero, registrado como el día de mayor cantidad de contagios en 24 horas en Israel desde el estallido de la pandemia: 10.116 casos. 

La explicación radicaba claramente en la exitosa vacunación con Pfizer, que en la vida real superó las promesas de laboratorio. 

“Si hace algunos meses nos hubieran dicho que ahora estaríamos así, habríamos pensado que eso es ciencia ficción”, dijo el Profesor Nadav Davidovitch , quien encabeza la Cátedra de Salud Pública en la Universidad Ben Gurion en Beer Sheba, uno de los expertos que asesora al gobierno en el manejo de la pandemia.

Profesor Nadav Davidovitch (zoom con la prensa)

 

Pero en los últimos meses, todo ha cambiado. Y hoy en día, en cuanto a cantidad de nuevos contagios diarios, Israel está más cerca de aquel 18 de enero con el record de casos, que de la alegría de casi 0 enfermos confirmados que precedió al levantamiento de las restricciones.

¿Qué ocurrió? ¿Por qué tal deterioro?

Tras días con tan solo 3 ó 4 nuevos enfermos a comienzos de junio y nuevamente el 13 de junio, y algunos días con unas pocas decenas, el 21 de junio se disparó la situación a raíz de dos familias –en Biniamin y Modiin-que habían vuelto del exterior y no respetaron la cuarentena, contagiando a varias decenas de personas. A partir de esa fecha la situación “se disparó”. Y hace ya varios días que son casi 8.000 los nuevos casos confirmados cada 24 horas.

“Hay tres factores centrales que explican esta situación”, dijo a este diario Haim Rafalowski, representante del Magen David Adom (el equivalente israelí de la Cruz Roja) en la Mesa Nacional de Coronavirus. “El más importante es el factor humano, o sea lo poco obedientes que somos. Luego está el tiempo transcurrido desde el comienzo de la vacunación, por lo cual baja la protección que da la vacuna.Y por cierto, la variante Delta que es mucho más contagiosa que las anteriores. Todo esto combinado, tenemos la cuarta ola”.

Haim Rafalowski de Magen David Adom

 

No hay absolutamente ninguna duda sobre el motivo que desató la cuarta ola hoy en curso. “Este brote empezó con personas que llegaron de fuera del país y tenían que observar una cuarentena a domicilio, pero no lo hicieron debidamente”, explicó Rafalowski. “En una forma muy poco responsable siguieron en contacto normal con miembros de sus familias que no están vacunados, o sea los niños, los cuales seguían teniendo su vida normal, encontrándose con amigos en diferentes actividades escolares y extra escolares.  Esos niños contagiaron a sus amigos, quienes a su vez contagiaron a otros amigos…Así tenemos un brote que empezó en las edades de la enseñanza primaria y se extendió a todo el país”.

Haim Rafalowski agrega una nota personal y profesional al mismo tiempo: “Personalmente eso me enfurece porque se podría haber evitado fácilmente, si se hubieran seguido las instrucciones. La gente sabe por qué se imponen las limitaciones pero se comporta como si no le importara”.

El segundo elemento era cuestión de tiempo, la reducción en la efectividad de la vacuna a medida que transcurrieran los meses, aunque no había certeza acerca del momento en que ello ocurriría.

Recientemente, la ya mencionada Profesora Regev –Yochai publicó en una rueda de prensa en la que participó este diario, los resultados de una de sus investigaciones sobre la correlación entre la cantidad de anticuerpos y la enfermedad. Esto, en base a estudios serológicos continuos entre los 11.000 miembros del personal del Centro Médico Sheba en el que trabaja. La conclusión fue tajante: “Hay un vínculo directo entre la cantidad de anticuerpos neutralizantes y la enfermedad. Cuanto más altos son los números, más baja es la carga viral, o sea que inclusive si uno e contagia, es menos probable que contagie a otros. La relación entre la cantidad de anticuerpos y la enfermedad, es clarísima”, declaró esta destacada experta israelí.

El Profesor Ran Balitzer, jefe del equipo de expertos que asesora al gobierno en temas de Coronavirus, asegura que el ritmo de contagios en Israel es uno de los más altos del mundo. Esto se debe al parecer en gran medida al nivel general de interacción social existente y al hecho que la mayoría de los cerca de un millón de israelíes aún no vacunados, son de la capa etaria entre los 16 y los 50, precisamente el grupo que despliega mayor actividad social.

Profesor Ran Balitzer (Foto: captura de pantalla N12)

 

Sin embargo, también ahora hay motivos para ser optimistas.

Si bien cabe suponer que mientras no se vacune el grueso de los que aún no lo han hecho no habrá grandes cambios en los contagios, sí ya está mejorando la situación en cuanto al aumento en la cantidad de enfermos graves. El ya citado Profesor Balitzer, que confirmó el dato-explicando que se ha detenido el ritmo de duplicación de los graves cada diez días- admitió que no es posible saber exactamente si ello se debe a que la gente en la capa etaria problemática, mayores de 60, se  cuida más, o al efecto directo de la tercera dosis que agregó protección.

En el interin se ha ido ampliando la vacunación a mayores de 50 y luego de 40. Y sigue avanzando,

El Primer Ministro Naftali Bennet, que tiene 49 años, vacunándose con la tercera dosis de Pfizer en el Centro Médico Sheba (Foto: GPO)

 

Pero a distintos niveles ya se ha confirmado que la tercera dosis está dando muy buenos resultados, que a los 8 días ya hace saltar la cantidad de anticuerpos y con ello aumenta considerablemente la protección.

El gobierno del Primer Ministro Naftali Bennett está decidido a hacer todo lo que esté a su alcance para no tener que llegar a imponer un confinamiento a nivel nacional, por el daño que significa para la economía. Y simbólicamente, no quisiera hacerlo especialmente de cara al año nuevo judío que se celebra el 6 de setiembre, recordando que el año pasado no se pudo celebrar con la familia extendida sino únicamente cada uno con quienes viven en su casa.

Esto se está traduciendo, previa aprobación de los expertos, en un intenso operativo de vacunación con la tercera dosis, que ya ha sido aprobada a partir de los 40 años. La condición, para todas las edades, es que hayan transcurrido 5 meses desde la segunda. Se estima que dentro de poco podría darse luz verde para la tercera dosis a toda la población en edad de vacunarse.

La pandemia, lo saben los expertos, aún ocupará al mundo, y también a Israel,por no poco tiempo. La gran pregunta es cuán fluctuantes serán las olas y cómo se logrará frenar cada vez los estallidos. Dependerá mucho de las variantes que vayan surgiendo y no menos, de la disciplina de la población.

Ana Jerozolimski
(22 Agosto 2021 , 16:53)

Ultimas Noticias Ver más

La Capacidad de Ver Felicidad
Rosh Hashana

La Capacidad de Ver Felicidad

20 Septiembre 2021


Fuente: https://es.chabad.org/

Esta página fue generada en 0.0548170 segundos (22391)
2021-09-20T20:50:52-03:00