Mundo Judío

La lucha de un profesor judío contra el antisemitismo en universidades de EEUU

Lo que está ocurriendo en varias universidades de Estados Unidos es espeluznante, espectáculos de horror de extremistas que manifiestan a favor de Hamas expresándose abiertamente como furibundos antisemitas. Se dicen pro palestinos, pero son pro terrorismo y anti judíos en general e inclusive entonan cánticos pidiendo “muerte a América”, o sea al país que los recibió. Está ocurriendo por doquier y no se trata de ningún incidente aislado.

El desafío es saber frenarlos. En la universidad de Texas lo hacen, por orden de las autoridades, y esa debe ser la norma.

 

Uno de los peores escenarios es  la universidad Columbia, donde se frenó la entrada de Shai Davidai, catedrático israelí, judío, Profesor asistente en dicha institución. Shai es un israelí de izquierda que durante mucho tiempo participó en manifestaciones contra el gobierno , pero el 7 de octubre lo ubicó en otra situación. Tanto por las atrocidades cometidas por los terroristas en Israel como por la reacción de los antisemitas que primero negaron lo ocurrido y luego culparon en forma desenfrenada a Israel, llamando sin escrúpulos a destruir al Estado judío.

Shai Davidai (foto: cuenta personal en X)

 

Shai Davidai no se quedó callado. Y fue hostigado por ello, llegándose hace unos días a una situación extrema, en la que por extremistas pro Hamas instalados dentro de la universidad, se le prohibió la entrada. Formalmente, era por su seguridad. Evidentemente, por la seguridad de Shai y de todos los demás judíos, sean estudiantes o docentes, lo que hay que hacer es tomar medidas contra los extremistas, no contra ellos.

Compartimos aquí un mensaje que Shai Davidai escribió a través de su cuenta personal en la red social X, dirigido especialmente a Cas Holloway, director de operaciones de la universidad. Pero en otro posteo dirigido a periodistas, exhorta a que todos tengan en claro que no se trata de un problema personal suyo sino de un fenómeno que amenaza a todos.

Es Estados Unidos quien lo debe frenar, comenzado por las autoridades universitarias que se dejan amedrentar y dominar por los radicales, cada vez más envalentonados. La mezcla de ideología fanática pro terrorismo y anti israelí, con el temor o indiferencia de los demás, produce un resultado absolutamente letal.

Pero antes, recordemos lo que escribió en un tuit de diciembre, del que reproducimos aquí una parte del hilo. Shai Davidai copia el original del cántico que los extremistas pronuncian, en árabe, y lo traduce, previa explicación:

“Noten que ni siquiera simulan decir que cantan por la coexistencia. No quieren judíos en Israel. Están diciendo literalmente a viva voz la parte callada):

Del río al mar, Palestina es árabe”.

 

Y acá podemos ver cómo Shai fue bloqueado e impedido de entrar a la universidad.

 

A continuación,el mensaje de Shai Davidai posterior a este incidente.

 

Quiero enviar un mensaje público al Sr. Cas Holloway, director de operaciones de la Universidad de Colombia:

Cas, eres realmente un gran tipo. Lo sé. Lo vi en tus ojos hoy. Por eso sé que, en el fondo, sabes que tengo razón. Puede que no te guste mi estilo, pero sé que estás de acuerdo con casi todo lo que he estado diciendo. Simplemente lo sé.

Todavía estoy tratando de entender cómo pudiste quedarte ahí, mirarme a los ojos y no dejarme entrar al campus. ¿Cómo pudiste mantener la cara seria cuando capitulaste ante la mafia pro-Hamás y hasta negaste la entrada a la voz más expresiva de los estudiantes, el personal y los profesores judíos e israelíes de Columbia?

  Creo que sé cómo.

Sólo estabas haciendo tu trabajo.

Estabas simplemente haciendo tu trabajo cuando le negaste el acceso al campus a un profesor judío (por cierto, todo lo que quería hacer era leer los nombres de los 133 rehenes, gracias por preguntar).

Tú estabas simplemente haciendo tu trabajo cuando te pusiste del lado de quienes apoyan a Hamás.

Estabas simplemente haciendo tu trabajo cuando no pudiste decir durante un minuto entero si Hamás es una organización terrorista. (¿Recuerdas esa reunión? Está todo grabado. Sólo estabas haciendo tu trabajo).

Mira, lo entiendo. Estás asustado. Te preocupa cómo reaccionarán los extremistas pro-Hamás (y la secta con lavado de cerebro que han amasado) si intentas dispersarlos.

Pero así es exactamente como funciona el terrorismo. Es una ideología que te obliga a actuar de determinada manera a través de amenazas explícitas e implícitas. Hamás no necesita bombardear todos los autobuses en Israel para que yo todavía tenga miedo de viajar en autobús en Tel Aviv.

En Columbia pasa lo mismo. En este punto, la mafia pro-Hamás en Columbia ha roto básicamente todas las reglas posibles de la universidad (y posiblemente múltiples leyes estatales y federales). La policía de Nueva York ha declarado que está dispuesta a actuar si la presidente Shafik les deja entrar (AJ: Se refiere a la Presidenta de la universidad Minouche Shafik). Y usted es la persona que necesita hacer esa llamada. Eso da mucho miedo.

 

Pero tener miedo no es excusa para no hacer lo correcto.

 

Tener miedo no es una excusa para elegir a la turba pro-Hamás y sus cánticos violentos en lugar del profesor judío que cree en la coexistencia.

 

El problema es que no estás solo. Hay miles de administradores como tú en campus universitarios en todo Estados Unidos que también están asustados. Al igual que tú, quieren mantenerse al margen. Al igual que tú, ellos simplemente están haciendo su trabajo.

 

Y en los años treinta había millones de alemanes como tú. Buenos alemanes, alemanes honrados, que simplemente hacían su trabajo.

 

¿Quién crees que dirigía las universidades de Berlín, Múnich, Heidelberg y Frankfurt en los años treinta? ¿Quién ayudó a las Juventudes Hitlerianas a sacar libros de autores judíos para quemarlos fuera del campus?

 

Administradores. Igual que tú.

 

Cas, lo que intento decir es aprender de la historia. Ahora no es el momento de simplemente "hacer tu trabajo". Toda la nación te está mirando. Tienes la oportunidad de mostrarles a tus hijos, mostrarle a tu familia, que cuando llegó el momento, defendiste lo que es correcto.

 

Hacer lo correcto:

 

1. Dispersar el campamento ilegal

2. Expulsar a los extremistas radicales que están lavando el cerebro a esta mafia pro-Hamás (y comenzar a imponer la suspensión de aquellos líderes que milagrosamente están en el campus)

3. Desmantelar todas las organizaciones estudiantiles de la CUAD (la coalición detrás de todo el antisemitismo y los llamados al terrorismo en el campus) y suspender a todos sus líderes.

4. Trata con tu cuerpo docente pro-Hamás. Haz algo al respecto. En serio.

5. Restaura mi derecho a ser judío en público dondequiera que quiera estar.

 

Tengo todo el derecho a estar en el campus.

 

No te doblegues ante quienes alientan a Hamás.

 

No te limites a "hacer tu trabajo".

 

(Por cierto, si no te permiten hacer esto, renuncia. Muéstrale al mundo lo que representas. Sé un héroe. Sé que da miedo, pero te prometo que si haces lo correcto, te respaldaré. Nunca es algo personal para mí. Nunca lo ha sido, nunca lo será).

Ana Jerozolimski
(25 Abril 2024 , 06:54)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0718050 segundos (9489)
2024-07-12T15:06:37-03:00