Mundo Judío

MiSinai

Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

No. 133
Bo
Clickear aquí.
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 7/01  19.44
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

ENCONTRANDO LA LIBERTAD

Por Yossy Goldman

"¡Por fin libres! ¡Por fin libres! Gracias a D-os Todopoderoso, ¡por fin somos libres!". ¿Quien dijo estás palabras? No, no fue Moshé sino el líder de los derechos civiles americanos, Dr. Marthin Luther King. Pero podría haber sido Moshé, o incluso cualquiera de los millones de judíos que fueron liberados de la esclavitud egipcia.

Esta es la semana en la que leemos sobre el gran Éxodo. “Deja salir a Mi pueblo para que Me sirvan” es el llamado divino transmitido por Moshé al Faraón. Ahora, si el propósito de dejar Egipto y el flagelo del Faraón era poder servir a D-os, ¿donde está la libertad? Somos todavía esclavos, solo que ahora ¡somos esclavos del Todopoderoso!

Por cierto, muchas personas cuestionan los méritos de la religión en general. ¿Quién quiere someterse a los rigores de la religión cuando podemos ser espíritus libres? La religión, argumentan, ahoga la imaginación, atrofia tu creatividad, siempre grita instrucciones y determina la ley. Harás Esto y No Harás Esto otro, sino... Obligaciones y prohibiciones, normas y regulaciones son la marca de todo sistema de creencias; pero ¿por qué atenerse a un sistema? ¿Por qué no ser simplemente “yo”?

Muchos judíos sostienen algo similar. Las mitzvot restringen mi estilo. Comer kosher es una inconveniencia importante. El Shabat realmente interrumpe mi fin de semana. Y Pesaj debe ser el dolor de cabeza mas grande del año.

Tiempo atrás, los sabios del Talmud dijeron que de hecho esto es totalmente al revés. “Solo es libre quien que se ocupa del estudio de la Torá”. Pero, ¿como puede ser esto cierto? La Torá está llena de mandamientos, éticas, expectativas y exhortaciones a que tomemos el camino alto y nos comportemos mas allá del deber. ¿Como pueden decir que la Torá nos hace libres? Seguramente inhibe en lugar de liberar.

Permitanme compartir una respuesta que una vez escuché en la radio mientras manejaba. Era durante una entrevista de la BBC con Malcolm Muggeridge, el editor de la revista satírica británica Punch. La revista Punch era la publicación mas irreverente de Inglaterra. Se burlaba y ridiculizaba a la familia real mucho antes que lo hicieran ellos mismos. En sus últimos años, Malcolm Muggeridge se hizo religioso y el entrevistador estaba preguntando ¿como el sultán de la sátira, el príncipe de Punch pudo hacer una transformación tan radical y volverse religioso? ¿Cómo puede ahogar un espíritu tan magníficamente libre como el suyo?.

La respuesta de Muggeridge fue un clásico que todavía cito regularmente. Dijo que él tenía un amigo que era un famoso velerista, un consumado navegante de alta mar. Una enseñanza que una vez le dio sobre navegación daría la respuesta a la pregunta del reportero. El navegante le enseñó que si quieres disfrutar la libertad de alta mar, primero debes convertirte en un esclavo de la brújula. 

Un novato puede desafiar el consejo de un profesional experimentado. ¿Por qué debería seguir a ese pequeño instrumento? ¿Por qué no puedo ir hacia donde me plazca? ¡Es mi yate! Pero toda persona inteligente comprende que sin la guía de navegación provista por la brújula nos moveremos torpemente en círculos. Solo yendo detrás de la brújula el viento tomará nuestras velas y experimentaremos el éxtasis y euforia del alta mar. Si quieres disfrutar la libertad de alta mar, primero debes convertirte en un esclavo de la brújula.

La Torá es la brújula de la vida. Provee nuestra guía de navegación para saber a donde ir y como llegar. Sin la guía y dirección de la Torá estaríamos perdidos en los frecuentes mares peligrosos de la confusión. Sin un sistema de guía espiritual nos movemos torpemente, vagando sin sentido por la vida. Solo mire a sus hijos cuando están de vacaciones y están “libres” de la disciplina del sistema educativo. A menos que tengan un programa de algún tipo para mantenerlos ocupados, quedarán muy frustrados en su “libertad”. 

Dentro del estilo de vida de la Torá hay un amplio espacio para la espontaneidad y la libertad de expresión. Los rabinos no son todos clones. Para el ojo sin experiencia todos los bajur de ieshiva son idénticos, un sombrero negro, lentes y barba. La verdad es que cada uno es claramente diferente; un individuo con sus propios gustos, personalidad y preferencias. Pueden parecer iguales pero cada uno es único.

Podemos comprometernos con la brújula y aun así ser espíritus libres. De hecho, no hay nadie tan libre como aquel que se ocupa del estudio de la Torá.

 

FE EN LA REDENCIÓN

"Los israelitas ... pidieron utensilios de plata y oro y ropas de los egipcios." (Shemot 12:35)

Al llevar también panderetas, las mujeres demostraron más fe y confianza en D-os que los hombres. Las mujeres de nuestra generación también pueden ser el ejemplo demostrando su fe en que la Redención final es inminente. Sin duda que hasta que llegue el momento de la redención, todos debemos sentir la amargura del exilio y rezar fervientemente para que D-os lo termine. Pero al mismo tiempo, nuestra confianza inamovible en que D-os cumplirá Su promesa de redención debe llenarnos de alegría desbordante. Las mujeres, por la fuerza de su fe innata más profundamente asentada, ya pueden comenzar a celebrar la Redención, incluso con música y danzas, y esto inspirará a los hombres a seguir el ejemplo.

Séfer HaSijot 5752, vol. 1, págs. 303-307.

 

La tercera sección del libro de Éxodo comienza cuando D-os le dice a Moisés que venga (Bo en Hebreo) al Faraón para anunciar la octava plaga. Siguen dos plagas más, luego de los cuales los judíos son finalmente liberados de la esclavitud y sacados de Egipto. D-os le dice al pueblo que observe el aniversario del Éxodo como la festividad de Pésaj.

 

¡¡¡SEGURO 100%!!!... ¿SI?

Por Jaia Dina Lipa

En inglés sería "IN G-D WE TRUST" —"EN DI-S CONFIAMOS", pero... ¿es así realmente? (¡justo en el dólar!).

Iosi le dijo a Abi,"¡confío en tí 100%!" Y entonces ¿por qué en su cabeza pensó Iosi en un plan B?

Para entender la confianza en Di-s, primero tenemos que entender qué significa confiar en otra persona, lo que nos puede ayudar a evitar un sin fin de problemas, comenzando por nuestras parejas.

Un ejemplo típico: va una pareja por la ruta, la esposa "estresada" guiando al marido sobre cómo tiene que conducir y qué camino conviene tomar ¡Mujer, relájate! ¡Confía en que si tu marido recibió su licencia, es porque sabe al menos lo básico de como conducir un auto! O el marido revisando el correo de la esposa. ¿Para qué? Hombre, ¿qué piensas que vas a encontrar?

Confiar significa tener una paz mental completa sobre el asunto o la persona en la cual se confía. Es como el juego en que una persona se tira de espaldas esperando que la otra la reciba.

Transmitir confianza a los hijos es básico para su educación y desarrollo sano.

Confiar es Entregarse.

Es la base del matrimonio (quizás aun más que el respeto), porque si no confío no tengo cercanía.

Una persona una vez me dijo: tienes que tener una cuenta bancaria aparte por las dudas. Y Resurge la pregunta: ¿Por las dudas qué? ¿Qué tipo de dudas debería de tener?

Esa quizás, es la visión del mundo actual, pero las estadísticas recientes muestran el gran porcentaje de parejas que terminan en un divorcio.

La desconfianza casi provoca la actitud indeseada (como alguien que entra a una tienda, y lo observan detenidamente para ver que no se lleve nada en los bolsillos, ¡esa persona misma comienza a sentirse culpable!, se pregunta a sí misma si realmente en su subconsciente tenia deseos de robar)

Así también se aplica a mi relación con Di-s. ¡Yo confío en Di- s 100%!, de hecho, quizás hasta cumplo con casher y Shabat, pero a veces le tengo "miedo" al mundo, a veces siento ansiedad, depresión.

Confiar en Di-s es entregarse a la vida y sus desafíos, entregarse a la Torá y a los preceptos que El Creador de todo nos dio, ¿y cómo? ¡Con ALEGRÍA!

El Rabino Manis Friedman dijo: "Preocúpate de qué hacer con tu existencia, pero no de tu existencia en sí", eso está en manos de nada menos que el Creador de todo. Éste es el antídoto para la ansiedad, temor y depresión.

Entregándose a Di-s, a la pareja, a los hijos Y a la vida se logra la felicidad, ¡¡¡CONFÍA EN ÉSTO!!!

 

CARNE KOSHER

Es muy simple. Si quieres carne kosher, debes ir a una carnicería kosher que tenga una certificación rabínica confiable o buscar carne al vacío con un sello  kosher competente en la sección de fríos de tu supermercado y, además, debes asegurarte de no mezclarla con nada lácteo.

Pero ¿qué es la carne kosher?

Especies

Mamíferos: Solo están permitidos aquellos animales que son rumiantes y tienen la pezuña partida, por ejemplo, carnes de res, venado, carnero y cabra. Las carnes de porcino, caballo y conejo no están permitidas.

Aves: La Torá menciona una lista de aves que no se pueden consumir, pero la identidad de muchas no es clara. Por lo tanto, solo están permitidas aquellas aves sobre las cuales hay una tradición de que son kosher, por ejemplo, la paloma y el pollo.

Criaturas acuáticas: Solo están permitidos los peces que poseen aletas y escamas. No es de sorprenderse, entonces, que la carpa sea un pescado popular para el guefilte fish. El bagre, sin embargo, no debe estar en una mesa kosher. Los mariscos y los anfibios, tampoco.

Faena

Los pájaros y los mamíferos deben ser faenados de una manera especial oportunamente prescrita. Un profesional entrenado corta los vasos sanguíneos principales del cuello con un cuchillo bien afilado en un procedimiento indoloro conocido como shejitá.

Lo Mejor Para la Salud

Únicamente los animales que están en forma y son saludables son kosher. La carne kosher debe pasar un riguroso examen postmortem para asegurarse que el animal estaba sano. La carne de los animales que pasan la prueba con un 100% de certeza se conoce como "Glatt Kosher".

Lo que No Va

La sangre no es kasher. Por esta razón, la carne kasher se sala y enjuaga varias veces para eliminar cualquier resto de sangre. La Torá, también, prohíbe comer el nervio ciático y ciertas grasas. Dada la dificultad de remover los nervios y las grasas, los cortes kosher del cuarto trasero del animal se encuentran con escasa frecuencia.

 

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

La esperanza- y la advertencia- de un realista científico israelí
Entrevistas

La esperanza- y la advertencia- de un realista científico israelí

20 Enero 2022


Con el Dr. Shay Fleishon, Director Ejecutivo del BioJerusalem Center  

Esta página fue generada en 0.0505741 segundos (4394)
2022-01-21T04:53:31-03:00