Israel

Nadie puede entender esta preocupación de Israel

Al parecer, tampoco su mayor aliado

 

En los últimos días se habla claramente de un acuerdo inminente a firmarse en Viena entre las potencias occidentales y la República Islámica de Irán. Es un regreso en gran medida al  acuerdo de julio del 2015 del que el Presidente norteamericano Donald Trump se retiró, lo cual fue aprovechado hábilmente por los Ayatollas para violar repetida e insistentemente el acuerdo, aunque formalmente ellos aún eran parte del mismo.

Muchos en el mundo hablan de la amenaza iraní, pero nadie la puede sentir y vivir como el Estado de Israel, el único país del mundo al que el régimen fascista de Teherán amenaza con destruir. Tampoco Estados Unidos, el gran aliado de Israel, que está empujando para el logro de un acuerdo, aunque el que se está elaborando lejos está de atender realmente las preocupaciones de seguridad de Israel.

De todos modos, es importante tener presente que contrariamente a lo que puede parecer a simple vista, la amenaza de Irán no se limita al esfuerzo nuclear. Un Irán con poderío atómico sería por cierto una amenaza existencial para Israel, pero también en el plano convencional sus tentáculos son diversos y peligrosos.

Este domingo, el Ministro de Defensa de Israel Beni Gantz se refirió al respecto en el discurso que pronunció ante la Conferencia de Seguridad de Munich.

1)    “Irán se apodera de estados fallidos y los obliga a defender intereses iraníes, mientras comete serias violaciones de derechos humanos”.

2)    “Vemos con gran preocupación los ataques lanzados contra nuestros socios en la región, ataques que estimamos son perpetrados de acuerdo a las indicaciones y con la aprobación del liderazgo iraní,  utilizando armas producidas en Irán e implementando conocimientos operativos obtenidos en Irán”.

3)    “También vemos lo que está ocurriendo en Irak, donde Irán trata de intervenir ahora con su fuerza Al Quds en centros de influencia”.

4)      “Irán explota vuelos civiles desde Teherán al Aeropuerto Internacional de Damasco  para transportar armas presentadas como equipos civiles. Irán también pone en peligro la vida de civiles inocentes al transferir armas en contenedores que llegan al puerto de Latakia”.

5)      “Irán viola la libertad de navegación. Peor aún: ataques con dispositivos voladores no piloteados de Irán han cobrado vidas inocentes, como las de civiles británicos y rumanos muertos en el ataque al Mercer Street junto a la costa del Golfo”.

6)      “Irán también pone en peligro vuelos civiles que podrían resultar impactados por dispositivos aéreos no piloteados que no pueden cambiar su curso”.

7)      “Irán es responsable de armar a sus proxies en Líbano y de socavar  la gobernabilidad del país. La semana pasada hemos visto en Israel varios intentos de Hezbola de violar la soberanía de Israel”.

Con esto y las negociaciones en Viena de fondo, el Primer Ministro de Israel Naftali Bennett pronunció este domingo un discurso delicado, contundente y firme, intentando maniobrar entre el destaque de la importancia que da a la relación con Estados Unidos y lo imperioso de protegerse de Irán, aún si ello va en contra del acuerdo que se llegue a firmar. Esto último no lo dijo explícitamente pero estaba más que claro.

Consideramos que es oportuno traducir  parte del discurso del Primer Ministro.

“Miramos hacia Viena y estamos profundamente preocupados por lo que vemos. Para Israel y todas las fuerzas de Oriente Medio que buscan estabilidad, el acuerdo  emergente probablemente cree un Oriente Medio más violento y menos estable. 

Aunque es indudable que Estados Unidos es nuestro mayor amigo, al fin de cuentas somos nosotros los que vivimos en la región y somos nosotros los que deberemos lidiar con las consencuencias.

Nuestra posición no es automática. No estamos contra cualquier acuerdo per se. Mucha gente que apoyó el acuerdo nuclear original está hoy muy preocupada.

Cuando tratamos este tema con nuestros amigos norteamericanos, todos concordamos en el diagnóstico: los iraníes están en una fase muy avanzada de su proyecto de enriquecimiento de uranio. Han cruzado una línea roja tras otra, incluyendo el enriquecimiento a un nivel sin precedentes del 60%.

(…)

El mayor problema con este  acuerdo es que dentro de dos años y medio, o sea a la vuelta de la esquina, Irán será capaz de desarrollar , instalar y operar centrifugas avanzadas.

Imaginen estadios de fúbol repletos de centrifugas avanzadas girando, permitidas por este acuerdo.

Y mientras tanto, como adelanto, Irán recibe miles de millones de dólares de los bienes congelados y el acceso al gran mercado de la energía.

Gran parte de este dinero será canalizado a ataques a Israel”.

 

El planteamiento de Bennett no es manía persecutoria. Nadie en el mundo puede entender mejor que el Estado judío qué significa cuando un régimen totalitario proclama que lo quiere destruir.

Salteamos parte del discurso en el que Bennett resume los problemas concretos del acuerdo y también analiza la diferencia entre la situación de Irán y la de Israel en cuanto a la vida diaria del país y su gente.

“Hay desafíos, sí, pero los enfrentamos”, resumió Bennett. Y agregó la advertencia:

“Permítanmente ser claro: Israel no aceptará a Irán como un estado que está a punto de convertirse en potencia nuclear. Tenemos una lína roja clara y no negociable: Israel siempre mantendrá su libertad de acción para defenderse”.

Y agregó: “A pesar de las diferencias que tenemos sobre este acuerdo, nuestras relaciones con nuestro amigo el Presidente Biden y su administración, permanecerán cercanas y y fuertes. Y continuaremos enfocándonos en la seguridad de Israel. Diremos-y más importante aún, haremos- todo lo necesario para garantizarla”.

Ana Jerozolimski
(20 Febrero 2022 , 18:11)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0405500 segundos (5948)
2024-04-16T08:47:40-03:00