Mundo Judío

MiSinai

Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

No. 144
Tzav
Clickear aquí.
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 18/03  18:41
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

PERMANECIENDO EN LA CIMA

Por Yossy Goldman

Algunas personas son como máquinas excavadoras. Mueven montañas, conquistan paises, y logran lo que parece imposible. Pero cuando no hay más montañas que escalar se tambalean. La rutina, el mantenimiento y la sustentabilidad no son sus puntos fuertes. Responden al entusiasmo y el desafío, pero no a la rutina diaria monótona y sin acontecimientos.

El título de la parashá de esta semana, Tzav, significa "Ordena". Introduce a D-os llamando a Moshé para que instruya a los Kohanim (sacerdotes) sobre las leyes de las ofrendas de fuego en el Santuario. Rashi señala que la palabra tzav, "ordena" (en lugar del verbo más familiar y suave "habla" o "di") se reserva generalmente para instrucciones que requieren un sentido de dedicación ciega. Hay cosas que necesitan ser hechas "inmediatamente y para la posteridad".

¿D-os dudo del compromiso de Aharón y sus hijos? ¿Había alguna inquietud de que hicieran alguna otra cosa que lo que fueron instruidos con respecto a los servicios sagrados? Después de todo, ellos eran los hombres mas santos y dedicados de todos. ¿Había algo de qué preocuparse? ¿Por qué emplear una palabra que implica urgencia?

Dice Rashi: no es solo la necesidad de la inmediatez sino también la insistencia de que los servicios se lleven a cabo a través de las generaciones de la misma forma. Una cosa es estar comprometido y entusiasmado cuando la mitzvá es aun fresca y nueva, pero ¿que pasará en el futuro? ¿Estará ese mismo compromiso allí aun en el futuro, o el entusiasmo se desvanecerá?

En el ámbito del deporte, hay atletas, y equipos, que tienen comienzos espectaculares, pero luego empalidecen antes del final. Otros van de mil maravillas a lo largo de la competencia, pero se "ahogan" sobre el final. Uno no puede alcanzar la grandeza mediante explosiones erráticas de energía. Se necesitan concentración y consistencia para continuar hasta el momento final del juego.

Así es también en la vida. La gente en Hollywood encuentra muy fácil casarse unos con otros. ¿Pero cuantos permanecen casados? Y no es diferente en el Judaísmo. Muchos judíos son excelentes en Iom Kipur. ¿Pero que pasa el resto de año? Muchos tienen momentos de inspiración, pero permiten que se convierta en algo pasajero.

Un conocido vino al Shil a decir Kadish en memoria de un padre, pero tristemente la congregación estaba luchando para llegar al minian (quórum de 10 para la plegaria). El hombre desahogó su enojo por no poder recitar la plegaria. Uno de los hombres presentes fue menos compasivo: "¿Y dónde estabas tu ayer cuando otro necesitó decir Kadish y no había minian?" le respondió. Mucha gente hace el esfuerzo de asistir a los servicios en el aniversario del fallecimiento de un padre, pero se alejan en los días "comunes".

El Rey David en el Salmo 24 pregunta: "¿Quien podrá subir a la montaña de D-os, y quién podrá estar en Su lugar Santo?". Una cosa es escalar la montaña, pero otra distinta es permanecer en la cumbre. Hay pioneros excepcionales que luchan con el mantenimiento diario de todos los programas que inician. En un mundo ideal los pioneros del mundo deberían hacer lo inicial y la gente común debería encargarse de lo rutinario. Pero no siempre funciona así. No podemos necesariamente darnos el lujo de concentrarnos sólo en las partes de la vida que disfrutamos y nos estimulan. La mayor parte de la vida es una rutina. Los momentos de entusiasmo y descubrimiento son la excepción. Trazar nuevos rumbos no es una experiencia de todos los días. Y nuestras creaciones requieren un mantenimiento consistente en el largo plazo; si no, colapsan.

El mandamiento a los Kohanim se hace eco a traves de las épocas hacia nosotros. Si es importante, hagalo ahora. Si es sagrado, continúe haciéndolo para siempre.

EL ALTAR INTERNO DE SACRIFICIOS

"Moshé tomó [partes específicas de los sacrificios] de las manos [de Aharón y sus hijos] y las quemó en el Altar." (Vaikrá 8:28)

Los procedimientos para los sacrificios aluden a los procesos psicológicos internos que debemos experimentar para acercarnos a D-os. (Como se mencionó anteriormente, la palabra hebrea para “sacrificio” [korban] significa “acercarse”.)

Degollar el animal alude a cómo degollamos - es decir, renunciamos - a nuestra orientación animal hacia la vida. Salpicar la sangre en el Altar alude a cómo luego reorientamos nuestro entusiasmo (simbolizado por nuestra sangre caliente) hacia la Divinidad. Poner la grasa del animal faenado en el Altar alude a cómo reorientamos nuestro sentido de placer (simbolizado por la grasa, que resulta de la indulgencia en el consumo de comidas que disparan sentimientos de placer en nuestro cerebro) hacia la Divinidad. Quemar el animal en el fuego del Altar alude al consumo de nuestra naturaleza animal por la Divinidad, significando que nuestros impulsos animales se convierten en impulsos para el bien, en el proceso de transformar el mundo en un hogar para D-os.

Reshimot 108.

Levítico (Vaikrá) 6:1 – 8:36

La segunda sección del libro de Levítico es la continuación y conclusión de la sección anterior, y abre con D-os diciéndole a Moshé que ordene (Tzav en Hebreo) a Aharón y sus hijos los procedimientos a seguir para la ofrenda de los sacrificios. La segunda mitad de la sección describe los ritos de la semana de instalación a través de los cuales los sacerdotes y el Tabernáculo fueron inaugurados.

EL CONTADOR DE HISTORIAS

Antes de fallecer, Rabí Israel Baal Shem Tov reunió a sus discípulos, revelándole a cada uno la misión que debía cumplir. A Jaim, uno de sus alumnos, le dijo que debía ir de un pueblo a otro, relatando historias del Baal Shem Tov. Un poco desilusionado, Jaim preguntó hasta cuando debería seguir con esto. "Te vas a dar cuenta solo," – fue la respuesta. Después de que el Baal Shem Tov falleció, Jaim comenzó a contar las historias de su maestro por todos lados donde viajaba.

Un día, cuando llegó a cierto pueblo, oyó sobre Reuven, un hombre que literalmente "pagaba" por escuchar historias del Baal Shem Tov. Jaim fue llevado a lo de Reuven y este lo invitó a que pasara el Shabat con el y le contara historias. El viernes después de la comida, Reuven y sus invitados prestaron atención a Jaim, esperando oír algunas de sus historias. Algo raro ocurrió y Jaim no recordaba ni una sola historia. Sonrojado, explicó que necesitaba descansar del viaje y que al otro día les contaría varias historias. Shabat al mediodía, sin embargo, ocurrió lo mismo. Otra vez, se disculpó y pidió otra oportunidad a la tarde. La tarde también pasó y Jaim no consiguió recordar ni una historia.

El Shabat terminó, todos se fueron y Jaim ya estaba en la estación de tren para irse, cuando de pronto ¡se acordó una historia! Excitadamente corrió hacia Reuven para contársela.

"Un día – comenzó - acompañé al Baal Shem Tov a un pueblo a pasar Shabat. Llegamos un jueves y nos sorprendimos al encontrar el mercado vacío y desolado. Cuando preguntamos que estaba ocurriendo, nos respondieron: ¿Acaso no saben ustedes que hoy es Greena Dorneshtag (jueves verde)? ¡El sacerdote antisemita de la ciudad incita a sus congregantes y luego los manda a matar a los judíos!

Mi Rebe me miro, y me envió a decirle al sacerdote que "Rabí Israel Baal Shem Tov quería verlo". Temblando, me acerque al sacerdote mientras daba un discurso fogoso a una gran multitud, y le di el mensaje. Muy asustado me dijo que vendría enseguida luego de su discurso.

Cuando volví al Baal Shem Tov, me dijo: "Dile que venga ahora". Esta vez, el sacerdote se excuso ante la gente y me acompañó. La historia termina que los dos se encerraron en un cuarto por un largo rato pero no se que pasó allí adentro",  concluyó Jaim.

Totalmente sacudido, Reuven dijo a Jaim, "ahora yo tengo una historia para contarte. Crecí toda mi vida como un gentil. Envejecí y me hice miembro del clero y luego convertí en el sacerdote de esta ciudad. Sin embargo, me inquietaba un sueño donde el Baal Shem Tov me decía que soy judío y que regresara a mis raíces.

Ignore los sueños y continué con mi trabajo. Sin embargo, en ese jueves cuando usted apareció con el mensaje del Baal Shem Tov, me asusté mucho. "El Baal Shem Tov me hablo y me dijo quien era yo realmente, y cuales eran mis responsabilidades. Ahí mismo, resolví dejar la Iglesia y regresar a mi religión. Rabí Israel me dijo que cuando alguien viniese y me contase esta historia, ese seria el signo de que mi arrepentimiento había sido aceptado. Es por eso que siempre buscaba oír historias acerca del Baal Shem Tov. Cuando usted vino y no podía recordar ninguna historia, estaba destruido - mi arrepentimiento todavía no había sido aceptado. Ahora, sus palabras me trajeron alivio. ¿No me reconoces?"

MATZÁ

Matzá es más que comida, es la forma en la que revivimos el Éxodo. Es también la única mitzvá que tenemos hoy en día que comemos y digerimos. De acuerdo a la kabalá, la matzá que comes en la primer noche de Pesaj fortalece la fe del alma, y la matzá que se come en la segunda noche la cura. Así que asegúrate de...

Obtener la Real

Porque no todas las matzot son iguales. Hay...

Matzá Para Todo el Año

Parece como matzá, sabe como matzá y tiene los mismos ingredientes que la matzá, pero no fue hecha para Pesaj, y nadie asegura que no se haya vuelto jametz, es decir, prohibida para Pesaj. Es no kosher para Pesaj bajo cualquier circunstancia.

Matzá “Enriquecida”

Es matzá hecha con jugo de fruta, huevos y algunos otros ingredientes extra. No debería ser usada para el seder. Si está certificada para Pesaj, se puede usar durante el resto de Pesaj por aquellos que están enfermos o aquellos que (por razones de salud) simplemente no pueden comer matzá común.

Matzá Shmurá

Es matzá hecha con harina que fue resguardada de cualquier humedad desde el momento de la cosecha (o al menos la molienda) hasta que llega a tu boca, todo en aras de la mitzvá. Casi la mejor matzá, excepto por un detalle...

Matzá Shmurá Hecha a Mano

Para el Seder, necesitas matzá que fue hecha especialmente para la mitzvá de comer matzá en el Seder, y aun no hemos inventado máquinas que puedan tener eso en mente. La mejor matzá es hecha a mano en una panadería donde todos gritan “¡En aras de la mitzvá de matzá!” antes de amasar, arrollar u hornear la masa. 

Detalles

• El único momento que tienes que comer matzá es en las dos noches del seder (en Israel, sólo la primer noche)

• La matzá es comida prohibida en el día anterior a Pesaj. Muchos tienen la costumbre de abstenerse un mes entero antes de Pesaj.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

El año que viene drones podrían entregar paquetes
Tecnologías & Salud

El año que viene drones podrían entregar paquetes

06 Julio 2022


Fuente: No camels Por Simona Shemer

Entrevista a la activista feminista iraní Masih Alinejad
Noticias

Entrevista a la activista feminista iraní Masih Alinejad

06 Julio 2022


Fuente: https://orientemedio.news/entrevista-a-la-lider-feminista-irani-masih-alinejad/ Por Manuel Férez

Esta página fue generada en 0.0529921 segundos (2051)
2022-07-07T01:51:14-03:00