Cultura

Israel en la mirada de figuras de la cultura nacional

Podríamos llenar espacios muy amplios  con saludos, comentarios e impresiones de figuras nacionales  sobre Israel, sea por sus recuerdos de viaje, sus impresiones a través de los medios o su conocimiento profundo de su historia y realidad.  Aquí publicamos una nueva tanda de lo que vemos como homenajes uruguayos al Estado de Israel.

Pero debemos hacer una aclaración. Todo estos textos tienen ya varios años. Los publicamos en su momento en la edición impresa de Semanario Hebreo y nunca los olvidamos. Y lo principal , solicitamos el permiso a todos sus autores para volver a publicarlos ahora, a lo cual accedieron con gusto y hasta diríamos con entusiasmo.

 

Primero, con el escritor Miguel Ángel Campodónico

    Hace muchos años que visité Israel, como consecuencia de haber recibido el Premio Fraternidad. No creo, sin embargo, que la vida en el país haya cambiado demasiado. 

    Cuando yo estuve, fines de los años ochenta, me llamó la atención -y así lo dije en varias oportunidades- la libertad que se respiraba y las discusiones políticas permanentes tanto en las casas como en la calle, tanto entre amigos como entre familiares. En muchas cosas me hizo acordar a lo que sucedía y sucede en Uruguay. Recuerdo que un israelí a quien conocí entonces, me dijo que ningún sabra podía acostarse tranquilo si al cabo del día no había criticado al menos una vez al gobierno. Fuera el que fuera. Y esto yo lo viví permanentemente durante las dos semanas que estuve en Tel Aviv y en Jerusalén, todo lo cual contribuyó a que dejara de lado los obvios prejuicios con los que había llegado al país.

    Por lo demás, también recuerdo que en aquella época, muchos judíos que habían decidido abandonar sus países de nacimiento para vivir en Israel, peleaban a brazo partido con el hebreo, ya que, por lo general, se manejaban con el idish. Se trataba mayoritariamente de personas adultas que debían hacer un gran esfuerzo para expresarse en la lengua oficial. 

    Y no puedo dejar de mencionar cierto resentimiento que aprecié en esas personas que habían pasado a vivir en Israel, manifestado contra aquellos judíos que permanecían en los distintos países y no tomaban la decisión de integrarse a la población de Israel. 

    Y si es verdad -como escuché en algún momento- que al nacido en Israel, se le llama sabra porque esa es la denominación de un cactus muy espinoso por fuera y muy dulce por dentro, debo reconocer que efectivamente pude comprobar la amabilidad y la disposición de todas las personas con las que me relacioné durante mi estadía. Y esto a pesar de una primera impresión algo negativa, en tanto parecían ser hoscas y poco amigables, sensación que desaparecía rápidamente cuando se profundizaba la relación.

Ana Jerozolimski
(09 Mayo 2022 , 03:07)

Ultimas Noticias Ver más

Foto de Pawel Czerwinski en Unsplash
Noticias

La versión palestina del libelo de sangre

06 Octubre 2022


por Beatriz Rittigstein Fuente:  https://www.nmidigital.com/

Y el Nobel de Literatura se otorga a Annie Ernaux, la más antiisraelí de las escritoras
Cultura

Y el Nobel de Literatura se otorga a Annie Ernaux, la más antiisraelí de las escritoras

06 Octubre 2022


Basado en artíciulo publicado en https://www.tribunejuive.info/

Esta página fue generada en 0.0525770 segundos (7342)
2022-10-07T06:44:42-03:00