Mundo Judío

MiSinai

Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

No. 152
Emor
Clickear aquí.
Horario de velas en Montevideo, Viernes  13/05  17;33

Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

SE BUSCAN EMBAJADORES

Por Yossy Goldman

Hubo un tiempo en que la fe del pueblo Judío en el único D-os de Israel fue desafiada regularmente. Durante las Cruzadas, por ejemplo, muchos miles de judíos fueron forzados a elegir entre la cruz y la espada: negar su Judaísmo y abrazar la fe dominante o morir. Incontables judíos dieron sus vidas por Kidush Hashem, "en santificación del nombre de D-os". Se convirtieron en mártires de su fe y héroes para toda la eternidad.

Gracias a D-os, hoy no sucede frecuentemente que tengamos que hacer esa elección. El difunto Daniel Pearl, que D-os vengue su sangre, fue una notable excepción. Tragicamente, actualmente aun tenemos demasiados mártires; judíos asesinados por terroristas suicidas por la única razón de que son judíos. Pero ellos no tuvieron la oportunidad de elegir. No eligieron ser mártires. Les fue impuesto sobre ellos.

Los mandamientos de santificar el nombre de D-os y nunca desecrarlo se encuentran en la parashá de esta semana (Levítico 22:32). Generalmente, hoy, el concepto de Kidush Hashem, santificar el nombre de D-os, se observa no muriendo como judíos sino viviendo como judíos. ¿Cómo hace un judío para darle a D-os un buen nombre? Cuando el o ella se comporta como un buen judío lo hace. Cuando otras personas ven a un judío comportarse honesta y rectamente, eso le da a los judíos y al Judaísmo una buena reputación. Y al final todo vuelve a la Torá, la palabra de D-os. D-os Mismo tiene crédito por el comportamiento noble de Su pueblo.

Algunos escenarios clásicos serían devolver dinero si le dieron cambio incorrecto a su favor o llamarle la atención a un cliente que le pagó de mas. A pesar de que es correcto hacer estas cosas, el hecho es que otros se hubieran quedado callados. Cuando un judío actúa con honor, trae honor a su fe y a su D-os.

Tristemente, esto también funciona a la inversa. Personas judías acusadas de oprimir a sus inquilinos, no les da a los judíos, ni al D-os de Israel, un buen nombre, especialmente cuando pueden haber bases para la acusación.

Se dice que Albert Einstein dijo una vez: "Si se confirma que mis teorías son correctas, los alemanes me reclamarán como alemán, los franceses dirán que soy de ellos y los americanos me llamaran suyo. Si mis teorías son incorrectas, todos dirán que soy judío."

Cuan orgullosos estamos cuando uno de los nuestros hace algo especialmente notable, como ganar un Premio Nóbel o desempeñar una acción humanitaria valiente. A la inversa, cuan avergonzados estamos si hay un escándalo moral o financiero que involucra a uno de los nuestros.

Una vez le protesté al director general de una estación de radio de nuestra comunidad porque sentía que estaba dando demasiada exposición a los judíos y al Judaísmo en relación a nuestro número, y desafortunadamente, la publicidad no era siempre halagadora. Primero lo negó. Pero cuando le presente las pruebas estadísticas, su respuesta simple y honesta fue "los judíos son noticia".

Justo o no, el hecho es que los judíos son examinados mucho mas cuidadosamente que otros. Le guste o no, cada judío representa a su fe, a su pueblo y a su D-os.  Al fin de cuentas, como actuamos traerá fama o infamia sobre todos nosotros. Que seamos todos embajadores exitosos.

 

NO ELUDIENDO LA RESPONSABILIDAD

[D-os le dijo a Moisés que un sumo sacerdote] no debe impurificarse ritualmente tocando un cadáver [a menos que no haya nadie que lo entierre].” (Levítico 21:11)

La obligación que tiene el sumo sacerdote de impurificarse ritualmente para enterrar a un cadáver desatendido se aplica incluso en el improbable caso de que dicha situación se presente mientras esté realizando los rituales de los sacrificios de Iom Kipur en el Sanctasanctórum. Si no hay nadie que lo pueda enterrar, el sumo sacerdote debe dejar el lugar más sagrado del Tabernáculo en el día más sagrado del año para hacerlo. Esto nos enseña, en primer lugar, que prestar atención a las necesidades cruciales de otro judío tiene precedencia sobre el preocuparnos por nuestras propias tareas espirituales.

En segundo lugar, a veces encontramos gente que puede ser considerada, figurativamente hablando, un “cuerpo sin vida desatendido”, es decir, personas que no le prestan atención al lado espiritual de la vida y no tienen a nadie que los guíe en ese sentido. En casos así, debemos aprovechar la oportunidad de asistirlos, recordándonos a nosotros mismos que incluso el sumo sacerdote tiene que dejar de lado sus sublimes responsabilidades en el día sagrado de Iom Kipur para enterrar a un cadáver desatendido. A diferencia de él, nosotros tenemos tanto la obligación como el privilegio de no sólo atender a una persona “sin vida”, ¡sino también de revivirla!

Hitvaaduiot 5744, vol. 3, págs.1844-1845; Hitvaaduiot 5745, vol. 2, pág. 1201.

Levítico (Vaikrá) 21:1 – 24:23

La octava sección del libro de Levítico abre con D-os indicándole a Moisés que les diga (Emor en Hebreo) a los sacerdotes mayores que eduquen a los sacerdotes jóvenes respecto de las leyes del sacerdocio. D-os le enseña dichas leyes a Moisés y luego le enseña las leyes relativas al ciclo de las festividades en el año judío.

Visitá nuestra página:

jabad.org.uy/parasha

"¿POR QUÉ DEBEMOS VERNOS PRIVADOS?"

Por Rabí Israel Meir Lau

Cierta vez, fui a visitar al Rebe en Pesaj Sheni, el segundo Pesaj, con mi difunto suegro, el rabino Yedidya Frankel, de bendita memoria. Asistimos a una gran reunión, “Farbrengen”, junto con varias miles de personas y tuvimos el honor de sentarnos con los ancianos en la plataforma detrás de la silla del Rebe.

El Rebe entró, avanzó rápidamente, y se sentó en el centro. Luego, pronunció una profunda lección de la Torá durante cuatro horas sobre Pesaj Sheni. Las ideas y los conceptos que introdujo fueron muy originales, tanto que el rabino Frankel ¡me pellizcó de la emoción!

El rabino Frankel había conocido a los más grandes eruditos antes del Holocausto, pero estaba verdaderamente impresionado por la profundidad del Rebe, su brillante intuición y su asombrosa memoria. Durante su discurso, el Rebe citó cientos de fuentes del Talmud, Rishonim y Ajaronim, del Zohar y de la Kabalá sin recurrir a una sola anotación.

El Rebe se centró en los orígenes de Pesaj Sheni, cuando algunos judíos que estaban impuros o “lejos” se habían perdido la ofrenda de Pesaj. Ante esta situación, ellos exigieron, “¿Por qué debemos vernos privados?”. Entonces, D-os les dio una segunda oportunidad para que trajeran la ofrenda un mes después, en Pesaj Sheni, el “Segundo Pesaj”.

El Rebe desarrolló esta idea a nivel talmúdico de forma muy profunda. Luego, continuó con su dimensión espiritual. “Hoy en día, muchos judíos exclaman ‘¿Por qué debemos vernos privados?’. Algunos han estado ‘muy lejos’, encerrados en la ignorancia durante 70 años de gobierno comunista o estaban cautivos en la impureza de la asimilación”. El Rebe exclamó muy emocionado “¡Estas personas claman! Si ellos no lo hacen personalmente, clamamos por ellos, ‘¿Por qué estamos siendo privados?’”.

Una vez le mencioné al Rebe que estoy involucrado activamente en “kiruv Rejokim”, traer de vuelta a los judíos perdidos que se han alejado. El Rebe inmediatamente me corrigió, “No podemos etiquetar a nadie como ‘alejado’. ¿Quiénes somos nosotros para determinar quién está lejos y quien está cerca? ¡Ellos están todos cerca de D-os!”.

El Rebe nunca habló mal de nadie. Hemos recorrido un largo camino, y muchas veces el Rebe ha hecho algunas declaraciones fuertes sobre ciertas cuestiones. Sin embargo, en esas ocasiones, siempre habló de la cuestión, no de la persona.

Las opiniones del Rebe sobre Israel son muy conocidas al igual que las duras palabras que ha tenido para con algunos de los miembros más honorables del Knesset. Su integridad, su valentía y su firmeza, son un asunto de interés. Habló abiertamente y sin temor, pero siempre con el mayor amor por la Tierra de Israel y por su gente. Sus palabras se relacionan con nosotros hoy en día. Todo lo que alguna vez dijo, tuvo la intención de generar un impacto en el presente, en el pasado y en el futuro.

Ahora, después del fallecimiento del Rebe, exclamamos “¿Por qué debemos vernos privados?”. Oremos para que el Rebe interceda a favor de todo Israel en el Cielo, para traer pronto la redención en nuestros días.

RABI SHIMON BAR IOJAI

¿Quién era Rabí Shimón bar Iojai? ¿Por qué el día de su fallecimiento es un día de alegría?

Fue uno de los más grandes Sabios de su generación, la generación del Talmud. Fue un alumno de Rabí Akiva y vivió en Eretz Israel en la época siguiente a la de la destrucción del Beit Hamikdash –el segundo Gran Templo de Jerusalén- cuando los romanos dominaban la Tierra Santa. También fue el autor del libro "Zohar", base de la Cábala y contenedor de las enseñanzas más profundas de la Torá.

Durante la época de Rabí Shimón Bar Iojai los romanos emitieron graves decretos contra la población judía. Entre ellos, prohibieron terminantemente el estudio de la Torá. Rabí Shimón, no obstante, no se amilanó ante las posibles graves consecuencias, y solía criticar públicamente la actitud romana.

El invasor, al recibir información acerca de la conducta de Rabí Shimón, lo condenó a muerte. Cuando Rabí Shimón se enteró de ello, tomó a su hijo, Rabí Elazar y huyó con él a una cueva lejana. Milagrosamente, surgió en ella un arroyo de aguas cristalinas y puras, y junto a ella creció un árbol de algarrobo, elementos con los que saciaron su hambre y su sed.

Durante trece años permanecieron padre e hijo ocultos en la cueva, y allí dedicaron todo su tiempo al estudio de la Torá, hasta que recibieron la noticia de que el Cesar romano había muerto y el peligro había desaparecido.

Antes de morir, Rabí Shimón, enseñó los mayores secretos de la Torá, dijo a sus discípulos que era éste un día de alegría, y pidió que fuera celebrado así año tras año.

En el presente, en el día de "Lag Baomer" miles de judíos fluyen a Meron (Israel) –lugar donde se encuentra su tumba- y allí cantan, bailan y se alegran, y también encienden fogatas enormes en su recuerdo. En otros lugares los niños se reúnen de a miles y desfilan con carteles y carrozas alusivas, fomentando el amor entre los judíos y la dedicación a sus milenarios valores espirituales.

Lag Baomer nos enseña que debemos amar al prójimo y buscar solo el bien de nuestros semejantes. ¿Sabes como mostrar este amor tan especial?

Tzedaká – Caridad. Consigue para ti una alcancía de Tzedaká (en cualquier Beit Jabad te pueden dar una) y cada día, excepto Shabat y Iom Tov coloca unas monedas en su interior. No importa tanto la cantidad. Lo importante es dar. Y cuando tu alcancía esté llena (o cuando lo desees) decide tú mismo a qué fin quieres destinar ese dinero, y hazlo llegar.

Hajnasat Orjim - Hospitalidad. Invita a tus amigos a tu casa y hazles sentir que su compañía te es grata y que te sientes feliz de poder recibirlos, y si alguno de ellos está triste por algo, ese necesita más de ti. Préstale una atención especial e invítalo.

Bikur Jolim - Visita a los Enfermos. Si escuchas que alguno de tus amigos está enfermo, ve y visítalo. El se alegrará enormemente. ¡Y tu también, por haber podido cumplir una Mitzvá tan importante! Y si quieres ayudarle, recita un capítulo de Tehilim –Salmos- por él.

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

 Israel: un país que resulta molesto
Israel

Israel: un país que resulta molesto

15 Mayo 2022


Por el periodista Robert Rocha

Esta página fue generada en 0.0565519 segundos (5168)
2022-05-16T05:40:05-03:00