Cultura

María Noel Riccetto, entusiasmada por la llegada de una destacada coreografía israelí a Uruguay

María Noel Riccetto, Directora Artística del Ballet Nacional del SODRE  (Foto: SODRE)

 

 

Hace algunas semanas, cuando nos dirigimos al entonces Presidente del SODRE Martín Inthamoussu para solicitarle una nota en la que plasme recuerdo e impresiones de sus viajes a Israel, enseguida pidió centrarla en un plan inminente, que despertaba gran entusiasmo: el gran coreógrafo israelí Ohad Naharin llegaría antes de fin de junio a Uruguay. Ohad, quien desarrolló el singular estilo de danza GAGA, no pudo venir personalmente, pero envió a uno de los más destacados  miembros de su equipo, Erez Zohar, quien ya está trabajando con el Ballet Nacional de cara a las presentaciones  que comienzan el 23 de junio y tendrá a su cargo la puesta en escena de Minus 16. Y en el SODRE, sienten que la institución y el país, todos los amantes de la cultura, están de fiesta. Por la obra Minus 16 de Ohad Naharin y por otro estreno mundial, Sen Chopina, de la coreógrafa uruguaya Marina Sánchez. 

Para hablar de todo esto, nos comunicamos con la muy querida María Noel Riccetto quien desde hace algo casi un año y medio es la directora artística del BNS. La vimos “volar” como bailarina años atrás, y ahora, vuela con su energía y entusiasmo por la nueva etapa que está viviendo.

 

 

P: María Noel, me da mucha alegría tener la oportunidad de conversar nuevamente contigo. Está por comenzar la nueva temporada en el BNS , con dos obras que te entusiasman mucho. Contanos por favor de qué se trata …y como imaginarás, me interesa en especial la coreografía israelí.

R: Te cuento que esta gala de ballet se estrena el 23 de junio. Para mí es un honor contar con estas dos piezas tan diferentes entre sí dentro de este programa. La primera parte del programa va a ser una obra estreno mundial de la coreógrafa uruguaya Marina Sánchez. Para mí era importante tener a una uruguaya creando para la compañía en mi primera programación. Y  la segunda parte, es la obra Minus 16 del gran coreógrafo israelí Ohad Naharin.  Estoy honrada de que seamos la única compañía de América del Sur que tiene los derechos y las licencias para poder hacer esta obra. 

 

P: Eso es muy fuerte, importante destacarlo.

R: Así es. Ha llegado ya el repositor Erez Zohar que  fue bailarín de la compañía Batsheva, ahora está a cargo de montajes para Ohad Naharin y que es él el que va a estar trabajando con nosotros. Una persona adorable realmente. Comenzó el proceso de elección de los bailarines , ya hubo una serie de talleres en donde no solo compartió la coreografía, sino que también hubo muchas instancias de improvisación. De verdad, de verdad, estoy muy honrada de tener estas dos piezas compartiendo el programa.

María Noel en la rueda de prensa anunciando la nueva temporada. A su lado, el israelí Erez Zohar enviado por Ohad Naharin

 

P: ¿Qué tiene de especial Minus 16?

R: Es una coreografía que conocí cuando vi a la compañía Batsheva, en Nueva York, y me impresionó la fisicalidad, la entrega, el histrionismo de sus bailarines y cuando asumí como directora dije: "Qué maravilloso sería poder contactar con estos talentos y poder enriquecer el repertorio del BNS con una obra como esta". 

 

P: ¿Incide en tu alegría el hecho que tú misma bailaste en Israel? Imagino que eso quedará por siempre como parte de tu vivencia cultural.

R: A ver… puede ser. Puede ser que en parte sí, porque fue una experiencia maravillosa. Creo que gran parte de la alegría es saber que estoy enriqueciendo el repertorio de la compañía, teniendo una coreografía de Ohad en el BNS, entonces eso me da muchísimo orgullo también, ¿no? Yo creo que fue un sueño para mí y que se haga posible también en cierta parte es gracias a la Comunidad Sefaradí de Uruguay, y a su director  Ricardo Dalva, a gente como  Marcelo Cynovich, como Ricardo Hofstadter, como Pocho Singer, que fueron como mis primeros contactos. Ellos la verdad que nos han ayudado mucho y estoy eternamente agradecida. Me interesa que la compañía se enriquezca de diferentes culturas y esta es una oportunidad enorme para nosotros. Así que, por supuesto, gran parte de la alegría es el haber tenido la posibilidad de visitar a Israel, de conocer su gente, de ese intercambio de culturas. Y estoy segura de que este es el principio de un gran vínculo. 

María Noel Riccetto junto al Presidente de la Comunidad Sefaradí del Uruguay Ricardo Dalva y a  Erez Zohar del equipo de Ohad Naharin

 

P: ¿A qué atribuirías este logro? Me atrevo a dar por sentado que el primer elemento es el reconocimiento internacional del nivel del SODRE. ¿Pero eso  es todo?

R: Creo que la compañía está a un muy buen nivel. Creo que los bailarines que forman parte de la compañía son muy versátiles y están preparados para tener una obra de esta magnitud. Por supuesto que atribuyo a eso... lo primero que pienso es que se logró por el nivel que tiene la compañía y en mi primer contacto con Naharin, cuando me comuniqué con él para contarle que tenía este sueño, atribuyo el logro a la gentileza, a la amabilidad, a las ganas de compartir su trabajo con nosotros. Él tuvo una gran amabilidad, ¿no? Y una gran humildad también, mucha sencillez. Y yo aprecio mucho eso en una persona tan despegada y tan talentosa como él.

 

P: Hablando de su talento ¿por qué se destaca tanto la singularidad del GAGA que él desarrolló?

R: Preparándome para la conferencia de prensa, leí muchas cosas. Y una de ellas que me quedó grabada es que la técnica GAGA es un lenguaje que escucha al cuerpo, en lugar de decirle al cuerpo lo que tiene que hacer.  Esa es como la base fundamental. Creo que viene de ahí, esa es la genialidad que él tiene y que supo explorar y que su supo continuar con ese viaje de búsqueda. Me parece que viene por ahí. 

P:  Antes hablaste de histrionismo y te cuento que cuando vi una danza con la técnica GAGA tuve esa impresión, como muy despegada ¿Tendrá algo que ver la idiosincracia israelí?

R: Posiblemente también, no sé, haya allá sí un toque muy cultural. No sé, pero me parece que él es talentoso por demás. Y hay una entrega en su movimiento que es muy, muy especial.

 

P: ¿Te parece que el coreógrafo israelí que ya está trabajando con ustedes también aprenderá de los bailarines del BNS?

R: Espero que sí. Lo que sí sé es que ha sido muy, pero muy difícil elegir a los bailarines. Esta pieza requiere de 21 bailarines y a mí me interesaba que él viera a toda la compañía, que son casi sesenta, y que realmente los eligiera él, porque él conoce el lenguaje, el vocabulario, la forma de moverse. Y le fue muy difícil, realmente muy difícil. Ahora tenemos como una bolsa de nombres de los cuales algunos van a ser suplentes y otros van a estar en el elenco principal. Y hoy estábamos sentados y me decía esta es la parte más difícil de mi trabajo, porque un poco se enamoró de todos o vio algo especial en cada uno, ¿no? Y eso también me llena de orgullo y de felicidad. Decir bueno: "Cuento con una compañía que le gusta a todo el mundo y que el sus bailarines son muy queridos". Entonces esto me da mucha alegría.

Tras la rueda de prensa esta semana, convocada de cara a la nueva temporada. 
María Noel Riccetto, el Ministro de Educación y Cultura Dr. Pablo da Silveira, el israelí Erez Zohar, el diseñador de vestuario Tavo García, el pianista Esteban Urtiaga, la coreógrafa Marina Sánchez, la Vicepresidenta del SODRE Adela Dubra, el diseñador de Iluminación Pablo Pulido y Diego Silveira, Gerente de Proyectos del SODRE

 

P: Comentaste antes sobre tu contacto con Ohad. ¿No será que él se dijo “¡Me escribe Riccetto!”?

R: (risa) No,  no creo que me registre, pero no me importa. Yo tuve la posibilidad de contactarlo y esto es algo que quiero decir porque fue a través de Martín Inthamoussú, que en ese momento era el presidente del Sodre. Martín lo conoció a él en una de sus visitas a Israel, siempre quedaron en contacto y fue Martín el que me pasó su contacto, su mail y me dijo: "Escríbele, estoy seguro de que te contesta rapidísimo". Y le escribí sin esperar nada a cambio, pero él, al día siguiente yo ya tenía una respuesta y fue muy amable; muy sencillo y muy profesional, muy serio. Y se tomó muy en serio la propuesta. Entonces le estoy muy, muy agradecida. 

 

P: María Noel, se te oye feliz con lo que hacés ahora. Pero reconozco que me parece raro concebirte fuera del escenario como bailarina. ¿Ya no bailás?

R: No, no sigo bailando ya eso ya está. Y la dirección la llevo con mucha felicidad. Estoy muy contenta con lo que estoy haciendo. Encontré como una segunda pasión. Es muy difícil también, muy demandante, me lleva mucho tiempo y la verdad que no tengo tiempo, pero estoy muy contenta con el resultado y está haciendo un muy lindo segundo año. 

Foto: Diego García Dajas

 

P: ¿No extrañás?

R: Dejé de bailar porque ya me retiré, porque ya cumplí un ciclo. La verdad es que no extraño nada, nada. Me encanta lo que estoy haciendo ahora y estoy contenta con eso. Fue como un ciclo que se cerró, no me quedó nada en el tintero, bailé de todo y ahora me toca compartir lo poco o mucho que sea. Así que estoy, estoy en ese viaje ahora. 

P: Te deseo que lo sigas disfrutando al máximo, por tu propia realización, por el SODRE y la cultura nacional. Gracias mil por tu tiempo.

R: A ti Ana, como siempre. Gracias por el interés. Esto empieza el 23 de junio y son 10 funciones. Estamos muy entusiasmados. Gracias.

 

Ana Jerozolimski
(05 Junio 2022 , 07:32)

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 0.2442799 segundos (15641)
2022-12-01T17:30:30-03:00