Entrevistas

Experto internacional explica la amenaza de Irán a América Latina

Con el Profesor Emanuele Ottolenghi, de la Fundación para la Protección de las Democracias (Washington)

El caso del avión iraní venezolano que llegó a Argentina-al que Uruguay supo prohibir el acceso a su espacio aéreo- es una llamada de alerta que ineludiblemente está relacionada al apoyo de Irán al terrorismo internacional y su uso de herramientas peligrosas como el narcotráfico para promoverlo.

Conversamos al respecto con uno de los principales expertos internacionales en el tema de la presencia de Irán y Hizbala en América Latina, el Profesor Emanuele Ottolenghi de la Fundación para la Defensa de las Democracias, con sede en Washington.

 

"Fue vital que Uruguay decidiera tomar esa posición (no permitir el ingreso del avión a su espacio aéreo) . En general mi impresión es que en Uruguay las agencias especializadas en el combate al lavado de activos, el financiamiento de terrorismo, tienen un nivel de profesionalidad bastante alto en relación a los estandartes de la región. Soy bastante optimista específicamente con respecto a Uruguay. Lo que me preocupa mucho más son los otros países de la región, que tienen problemas más grandes o de control débil de sus fronteras, o de falta de capacidad y de conocimiento en los servicios o infiltración en las instituciones… Todas cosas que en Uruguay no me parece que existan, al menos al mismo nivel que países como Argentina, Paraguay o Brasil". 

 

 

 

R: Hay muchos temas preocupantes. El primero, claramente, es la cooperación entre dos países  como Irán y Venezuela, que históricamente son aliados y están involucrados en tráficos ilícitos, en apoyo al terrorismo y claramente están también intentando cooperar para la evasión a las sanciones que ambos países tienen desde Estados Unidos. Este es el primer tema: una cooperación estratégica entre los dos países que se hizo pública de forma muy llamativa con este caso en la misma semana durante la cual el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, se fue a Irán en visita oficial para cerrar un número de acuerdos estratégicos y políticos que tienen como base una visión común del mundo que se llama “la resistencia”, o sea, la lucha contra lo que ellos ven como el imperialismo estadounidense, la democracia occidental, las reglas internacionales del Derecho que nos protegen de estas dictaduras. Es algo que ejemplifica un tema más grande. 

P: Esto, podemos decir, es el escenario preocupante de fondo por conocer a los actores de este tema. ¿Y concretamente sobre el avión?

R:  Uno de los temas de preocupación es la anomalía de la tripulación que viaja en este avión ya que  parece que hay ahí  gente que no tiene lógica que sea empleada por una empresa de transporte de carga. El segundo tema son los viajes de este avión durante los últimos cuatro meses y medio que operó desde febrero de 2022, cuando empezó sus viajes.  Lo que llama mucho la atención en este vuelo es que, como muchos ya saben, se paró hace un mes durante tres días en Ciudad del Este, en la triple frontera entre Paraguay, Brasil y Argentina…

P: Una zona complicada…

R: Así es, una zona muy complicada, por razones conocidas, lavado de activos, criminalidad organizada y la presencia muy fuerte de una comunidad con vínculos con Hezbolá. Entonces este viaje que prefigura a la visita a Buenos Aires fue muy llamativo porque el avión, que llegó vacío y que iba a recoger 80 toneladas de cigarrillos,  paró durante tres días en esta zona, cuando normalmente una empresa carguera  para dos, tres o cuatro horas,  el tiempo necesario para bajar la carga que trae, cargar gasolina, hacer controles técnicos, a veces los pilotos se van a comer algo… Pero tres días es demasiado, también el tiempo que se quedaron en Buenos Aires antes de ser demorados por la justicia…

El recorrido del avión. Fuente: La Nación, Argentina

 

P:  Me pregunto si a su criterio esto tiene que estar necesariamente relacionado con la preparación de algún atentado o al desarrollo de una infraestructura de esas que incluye, por ejemplo, células dormidas para la eventualidad de que Irán o Hezbolá decidan dar la orden de, sea un tercer atentado en Argentina o en otra parte el continente.¿O puede haber otros motivos claros de preocupación, aunque no necesariamente se trate de un atentado en camino?

 

R: Son preguntas excelentes. Todavía estamos en el estadio de las hipótesis y la especulación, pero lo que hay que decir primero es que estas hipótesis no son necesariamente excluyentes. Ellos pueden estar viajando para buscar mercadería en América Latina que no logran comprar u obtener en otros lugares del mundo, pero también utilizar el avión para mudar personajes, líderes importantes en sus operaciones de inteligencia para establecer o desarrollar contactos localmente. 

 

P: Volviendo a los detalles que usted mencionó, los tiempos de parada en otros lados, todo lo que hizo antes….¿qué  puede significar esto?

R: Puede significar entonces que unos miembros de la tripulación, que no son exactamente pilotos o técnicos sino hombres más políticos, están ahí para establecer, desarrollar, consolidar contactos en redes locales. Por eso digo que las explicaciones no son mutuamente excluyentes. Se puede imaginar que el avión a veces sí viaje para recoger o llevar carga, que puede viajar también por razones políticas. Durante los meses pasados visitó Cuba, Nicaragua, fue muchas veces a Teherán y también estuvo en Moscú . Puede ser que sea para desarrollar contactos, para fortalecer redes locales que ya existen, para pasarles dinero, instrucciones, informaciones. Es una herramienta que puede ser utilizada por muchas razones diferentes, incluidas potencialmente… pasar órdenes, instrucciones, materiales para un atentado. 

Considerando la historia que Irán y sus redes tienen en América Latina, y sobre todo en Argentina, claramente se explica y se justifica la reacción de las fuerzas del orden y de inteligencia en Argentina y otros países, como Uruguay, cuando llegó este avión a la zona. 

 

Uruguay actuó bien

P: ¿Cómo evalúa la actitud de Uruguay, que no permitió el ingreso del avión a su espacio aéreo?

R: Fue una reacción positiva y más que importante, porque sin la decisión de Uruguay de cerrar el espacio aéreo, este avión no estaría todavía parado en Buenos Aires. Fue vital que Uruguay decidiera tomar esa posición. En general mi impresión es que en Uruguay las agencias especializadas en el combate al lavado de activos, el financiamiento de terrorismo, tienen un nivel de profesionalidad bastante alto en relación a los estandartes de la región. Soy bastante optimista específicamente con respecto a Uruguay. Lo que me preocupa mucho más son los otros países de la región, que tienen problemas más grandes o de control débil de sus fronteras, o de falta de capacidad y de conocimiento en los servicios o infiltración en las instituciones… Todas cosas que en Uruguay no me parece que existan, al menos al mismo nivel que países como Argentina, Paraguay o Brasil. 

Hay que mantenerse optimistas y seguir trabajando con las instituciones de los países. Y también espero, desde el lado de Estados Unidos e Israel, seguir compartiendo la información necesaria para que las instituciones se armen con las medidas y las herramientas necesarias para contener y limitar este tipo de amenazas. 

 

 

La presencia de Irán y Hizbalá en Latinoamérica 

P: ¿Cómo se puede presentar el cuadro de la presencia iraní hoy en América Latina? ¿Y es lo mismo hablar de la presencia de Hizbalá, o este brazo iraní también tiene su propia agenda?

R: Hay muchos niveles de presencia y operación. Está el nivel claramente político y diplomático oficial, con una fuerte presencia diplomática sobre todo en países como Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba, que están políticamente alineados con Irán. Hay una presencia visible y pública de operaciones de influencia y propaganda, que Irán maneja pasando por centros culturales e instituciones religiosas que fueron establecidas por Irán en muchos países y que intentan hacer trabajo de adoctrinamiento a miembros de las sociedades locales. Tiene una presencia desde hace cuatro décadas en este sentido.

P: ¿Cómo se distribuye?

R: El centro operacional principal está en Venezuela, pero tienen presencia en Argentina, en Uruguay, en Brasil, en Chile, en casi todos los países de América Latina, y tienen sus apoyos locales, muchos de los cuales se convirtieron al Islam chiita, unos teniendo clérigos, y con el beneficio de la ciudadanía, el conocimiento del idioma y la cultura local, y siguen adelantando la agenda ideológica de Irán. 

P: ¿Y la parte relacionada más directamente a lo militar?

R: Ese es el tercer nivel  de la presencia de Irán, que está más escondido: es una presencia operacional con agentes de la Guardia Revolucionaria iraní, la Fuerza Quds, que está en muchos lugares para facilitar operaciones de inteligencia y potencialmente ataques cuando el régimen decida hacerlo. Hay una presencia permanente. 

P: Y entiendo que operan juntos, pero también cada uno tiene su propia actividad.

R: Hezbolá tiene una presencia suya que muchas veces se encuentra con la iraní, pero ellos se apoyan en las comunidades libanesas de la diáspora en toda América Latina, sobre todo la diáspora chiita. Hezbolá sigue un modelo similar al que tiene Irán, porque donde hay una presencia de estas comunidades invierte en la construcción, en el establecimiento de instituciones de la comunidad, como mezquitas, centros culturales, sociedades de beneficencia, escuelas, movimientos de juventud, infiltrando a estos movimientos o financiando a estas instituciones puede hacer también un trabajo de control social, de adoctrinamiento de las nuevas generaciones, puede ejercer presiones sobre hombres de negocios. El trabajo con los hombres de negocios tiene como objetivo principal ayudar a Hezbolá a recaudar recursos económicos para financiar sus operaciones en Líbano y en Oriente Medio. 

Son dos actividades distintas, pero hay muchos puntos de contacto y elementos en común. Claramente, sobre todo los agentes de la Guardia Revolucionaria que se quedan en América Latina, están también para ofrecer apoyo y asistencia a las actividades de Hezbolá. Como también sucede en dirección opuesta: a veces es Hezbolá que puede ofrecer con sus redes el apoyo logístico o la infraestructura que los iraníes necesitan, como sabemos bien por el ejemplo trágico de los atentados en Argentina en 1992 y 1994. Fueron ordenados y planeados por Irán, pero se utilizó una red local en la frontera de Argentina, Brasil y Paraguay, en mayoría formada por miembros de la comunidad chiita libanesa, para ayudar a los que ejecutaron el atentado a entrar y salir del país y llevar a cabo su plan. 

Los países claves en el continente

P: ¿Está claro que la principal base de Irán y Hezbolá en el continente es Venezuela?

R: Digamos que sí, la principal base operacional seguramente es Venezuela, pero hay que decir que tienen una presencia poderosa en otros países también, no solo depende de la amistad y disponibilidad de un régimen amigo como el de Venezuela. Se apoyan también en instituciones de la sociedad civil, de las comunidades religiosas, en redes que existen de manera permanente en los países, a pesar de la dirección política y del sentido ideológico del gobierno de cada país. Tienen históricamente una presencia muy poderosa en Argentina, a pesar del cambio de los gobiernos durante las décadas, y tienen también una presencia bastante importante, así como Hezbolá, en Colombia, que es un país tradicionalmente muy cercano a Estados Unidos, aliado de Estados Unidos y amigo de Israel. No es solo Venezuela, pero claramente en Venezuela -como tiene un gobierno amigo, con una cooperación estratégica, una historia de ya casi dos décadas o más- tienen una vida mucho más fácil. 

 

P: Me acuerdo que años atrás hice una entrevista a un experto exiliado de Venezuela que seguía mucho el tema de los lazos entre Venezuela e Irán en la época de Ahmadineyad, y él hablaba inclusive de un sistema bancario paralelo, una presencia absoluta de Irán en la Venezuela de Chávez. ¿Cómo describiría usted la relación?

R: Así es, si,  absolutamente. La relación sigue, lo que cambió es que durante la época de Chávez la economía venezolana todavía tenía elementos fuertes e Irán estuvo bajo sanciones, entonces era Irán que necesitaba ayuda y apoyo de Venezuela, incluso en el tema financiero para armar esquemas de evasión de sanciones. Hoy la situación cambió, la relación se invirtió, porque ahora es Venezuela que tiene una situación económica muy complicada y problemática y que está bajo sanciones mucho más contundentes. Por eso es Venezuela que necesita la ayuda de Irán más que Irán necesitar la de Venezuela. La relación cambió, pero la naturaleza de las actividades en las cuales están involucrados conjuntamente es la misma: inteligencia, evasión de sanciones, tráficos ilícitos, establecimiento de redes de inteligencia potencialmente para ataques terroristas… La naturaleza no cambió, lo que cambió es la relación de fuerzas entre los dos países. 

 

P: ¿Qué vínculos tienen Hezbolá o Irán con elementos extremistas radicales de diferentes tipos en América Latina?

R: Siempre es una estrategia del régimen iraní buscar en cada país del mundo relaciones o alianzas con fuerzas políticas, organizaciones paramilitares, grupos revolucionarios. La única condición es que estos grupos se opongan ideológicamente a Estados Unidos e Israel. O sea, Irán busca alianzas ideológicas para fortalecer su presencia, para poder disfrutar de estas amistades, y también para presentarse como el patrón de la resistencia global contra Estados Unidos y Occidente. Por eso, depende de cada país, pero en América Latina se infiltraron por ejemplo en todo el tema de la alianza bolivariana, buscando establecer vínculos con organizaciones prácticamente en cada país de la región. Gracias al apoyo venezolano lograron llegar a éxitos importantes. Pero el tema ideológico para ellos es menos importante: no les importa si el grupo es de izquierda o de derecha, es importantes que estés listos para establecer una alianza anti estadounidense y anti Israel. 

 

Usando el narcotráfico como arma que sirve al terrorismo y corrompe a Latinoamérica

P: Un elemento que no mencionamos hasta ahora es que terrorismo significa también el uso del brazo del narcotráfico para tener fondos, o sea que también es otra forma de corromper América Latina. 

R: Claramente, porque el narcotráfico y todo lo que es crimen organizado provoca un grave daño a la seguridad de los países, a la democracia, tiene un elemento orgánico de corrupción de las instituciones, entonces todo eso hace un gran daño a la capacidad de los estados de fortalecer las instituciones de la democracia, el Estado de derecho, la transparencia, el buen gobierno. Claramente la participación de Irán y Hezbolá en estas redes de tráfico ilícito alimentan y fortalecen el crimen organizado. Por otro lado, están metidos en estos tráficos para financiar al terrorismo. Entonces el narcotráfico no es terrorismo pero es una herramienta para financiarlo, para fortalecerlo. 

 

 

Peligro regional

 


P: Quisiera hacerle una pregunta que, confieso, me da miedo hasta formularla: ¿Usted cree que solo es cuestión de tiempo hasta que sea cometido otro atentado terrorista iraní, de Hezbolá, en América Latina? Recordemos que ya cometieron los dos de Argentina, en 1992 contra la Embajada de Israe y en 1994 contra la AMIA.

R: No quiero hacer previsiones y profecías, pero lo que sí sabemos es que durante los últimos años los iraníes directamente, o pasando por Hezbolá, intentaron armar atentados en América Latina: en Panamá en 2011, en Perú en 2014 y más recientemente en Colombia y aparentemente también en Bolivia. Tienen su pretexto, claramente, en los últimos dos años buscar venganza por la muerte del general Qasem Soleimani, jefe de la fuerza Al Quds de las Guardias Revolucionarias. Recordemos que fue muerto en Bagdad. Y como siempre intentan armar sus operaciones de venganza en lugares donde les resulta más fácil. América Latina claramente es uno de estos lugares, existen objetivos, comunidades judías, instituciones estadounidenses, escuelas, y un nivel más bajo de seguridad. Por eso hay que siempre imaginar que esta posibilidad existe, y cuando hay casos como el de este avión que llegó a Argentina, se justifica el nivel más agudo de respuesta de seguridad por parte de las autoridades locales. 

P: Como resumen ¿podemos decir que no hay ninguna duda de que América Latina debe tener los ojos bien abiertos ante la amenaza de Hezbolá y de Irán y que este tema del avión puede ser simplemente una llamada de alerta?

R: Absolutamente. Y creo que la respuesta hasta ahora de las autoridades es muy importante, porque el bloqueo de este avión, que sigue en el aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, les está haciendo mucho daño a las operaciones e intereses iraníes y venezolanos , a la capacidad de los iraníes y los venezolanos de seguir en sus operaciones en la región. Los países de la región necesitan tener sus ojos abiertos porque claramente hay una historia de amenazas que salen de estos dos regímenes, el iraní y el venezolano.

¿Cómo sacar a Hezbolá de Latinoamérica?

P: ¿Es posible sacar a Hezbolá de América Latina? 

R: Yo creo que se puede hacer mucho daño a sus redes, pero para sacar a Hezbolá de América Latina hay que golpear a sus patrones en el mundo, porque mientras tengamos un régimen como el iraní, que apoya y financia a Hezbolá será muy difícil lograrlo. Es como el tema de los partidos comunistas revolucionarios en el mundo occidental durante el período de la guerra fría: mientras existiera una Unión Soviética era muy difícil sacar a simpatizantes con el comunismo en el continente. Cuando la Unión Soviética y su ideología fracasaron, todo cambió. Creo que lo mismo se puede decir respecto a Hezbolá. 

P: ¿En qué medida los gobiernos democráticos de América Latina son concientes de que Irán y Hezbolá son un peligro, no solo para los judíos y para Israel, sino para sus propios países?

R: Creo que todavía nos falta un nivel bastante fuerte de sensibilidad a estos temas, pero hay que decir que empiezo a ver cambios en los últimos años. Los gobiernos están empezando a darse cuenta de que estos actores no son solamente elementos de un conflicto remoto en una región del mundo muy lejana a América Latina. Se dan cuenta de que están involucrados, son cómplices de actividades. como el crimen organizado, que hacen daño directo a la democracia, el Estado de derecho y el buen gobierno en la región. En el momento en que se dan cuenta de que estos actores no son solo una amenaza remota para otros países como Israel, en un lugar muy remoto y lejano como Oriente Medio, sino que también alimentan una amenaza doméstica en la región, creo que todo empieza a cambiar. 

 

P: Habrá que seguir el tema muy de cerca. Muchas gracias por su valioso tiempo.

R: A usted.

 

 

Ana Jerozolimski
(17 Junio 2022 , 10:13)

Ultimas Noticias Ver más

El año que viene drones podrían entregar paquetes
Tecnologías & Salud

El año que viene drones podrían entregar paquetes

06 Julio 2022


Fuente: No camels Por Simona Shemer

Entrevista a la activista feminista iraní Masih Alinejad
Noticias

Entrevista a la activista feminista iraní Masih Alinejad

06 Julio 2022


Fuente: https://orientemedio.news/entrevista-a-la-lider-feminista-irani-masih-alinejad/ Por Manuel Férez

Esta página fue generada en 0.0564671 segundos (1217)
2022-07-07T01:15:53-03:00