Tecnologías & Salud

La industria alimentaria del futuro está en Israel

Fuente: https://atalayar.com/

Por Margarita Arredondas

Carne cultivada, alimentos híbridos, leche sin vacas o miel sin abejas son algunas de las innovadoras ideas que presentan empresas israelíes líderes en el sector de la tecnología alimentaria.

En los últimos años Israel ha impulsado la FoodTech con el objetivo de lograr un planeta más sostenible

La población mundial está creciendo a pasos agigantados. De acuerdo con datos de Naciones Unidas, se espera que esta aumente en 2.000 millones de personas en los próximos 30 años, pasando de los 7.700 millones actuales a los 9.700 millones en 2050, pudiendo llegar a un pico de cerca de 11.000 millones para 2100.

En este contexto, y teniendo en cuenta los graves efectos del cambio climático y de la contaminación sobre el planeta, varias empresas israelíes han tomado medidas y han comenzado a desarrollar ideas que contribuyan a la sostenibilidad del planeta. Estas ideas se han enfocado en el sector alimentario, en concreto, en la ganadería industrial y en la producción de otros alimentos de origen animal, como los lácteos o la miel, ya que estas son algunas de las industrias más contaminantes. Según la FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), “el sector ganadero contribuye significativamente al total de emisiones humanas de gases de efecto invernadero (GEI)”. Según datos de la agencia de la ONU, esta industria es responsable del 14,5% emisiones globales de GEI.

Esta situación empuja a la industria cárnica hacia un cambio. Debemos modificar ciertos ámbitos de nuestra vida para así lograr un mundo más sostenible a la vez que cuidamos nuestra propia salud. Esto es lo que proponen y desarrollan los institutos de investigación israelíes como MIGAL o Margalit Startup City Galilee y varias empresas dedicadas a la llamada FoodTech (tecnología alimentaria). Centros y compañías que un grupo de periodistas europeos han tenido el honor de visitar a través de un viaje de prensa organizado por Europe Israel Press Association (EIPA).

Pero, ¿qué tiene Israel para ser el centro de esta industria? En primer lugar, tal y como explica Ali Teicher, directora de la Unidad de Alimentos y Tecnología Alimentaria de Israel Export Institute, la nación cuenta con una historia marcada por la escasez de alimentos y agua, lo que ha creado una demanda de tecnología avanzada. En segundo lugar, cabe subrayar el fuerte vínculo entre el sector académico y el empresarial, algo que conduce a la innovación, un aspecto muy presente dentro de la sociedad israelí. Finalmente, hay que tener en cuenta la mezcla de culturas de Israel debido a las migraciones, sobre todo del este de Europa, Oriente Medio y norte de África. Este escenario, en palabras de Teicher, “exige una gran variedad de sabores” y promueve “la apertura a nuevos alimentos”. Sin embargo, algo fundamental para que esta industria funcione y avance es el apoyo estatal, un respaldo clave con el que cuenta la FoodTech israelí.

Las características del norte favorecen la innovación y la investigación


El norte del país es una de las principales zonas donde se están llevando a cabo las investigaciones más innovadoras de la industria. La región, con unas condiciones atmosféricas únicas, es el escenario ideal para la experimentación en la agricultura. Precisamente esto es a lo que se dedica Northern Agriculture R&D, una organización agrícola de I+D (Investigación y Desarrollo) cerca de la ciudad de Kiryat Shemona y asociada con el instituto de investigación MIGAL. No obstante, también opera en la zona de Galilea, en algunas partes de los Altos del Golán y en el valle del Jordán. Northern Agriculture R&D se centra en la agricultura intensiva con métodos innovadores tanto al aire libre como en invernaderos. En estos últimos se llevan a cabo técnicas para impulsar el crecimiento de las frutas tropicales, como por ejemplo regar las raíces de los árboles con agua caliente.

En este sentido, también se trabaja para cultivar aguacates en temperaturas bajas, algo que, de conseguirse, supondría una verdadera “revolución” en el cultivo de este fruto. Por el momento, ya han llegado a la conclusión de que el principal problema es la primera radiación que recibe la planta después de una noche fría. Northern R&D también produce alimentos como galletas o bizcochos con base de algarrobo, un fruto similar a las judías propia del Mediterráneo.

Otra de las unidades de MIGAL es el Centro de Innovación Postcosecha (The Center for Postharvest Innovation) que se centra en desarrollar tratamientos naturales para evitar el desperdicio de comida. Al igual que Northern R&D, uno de los alimentos con los que trabajan e investigan son los aguacates, fruto del que han conseguido mantener su calidad y sabor hasta agosto, mes donde normalmente este pierde calidad y aumenta su valor. 

MIGAL también trabaja con empresas de tecnología alimentaria como Mush Foods. Esta compañía produce alimentos proteicos sostenibles basándose en el micelio de las setas y champiñones, ya que este elemento aumenta el sabor y ofrece valor nutricional. Asimismo, gracias a su textura, es muy apropiado para mezclarlo con carne y crear alimentos híbridos que permitan reducir el consumo de carne. “Esto puede tener un gran impacto, ya que mucha gente no se plantea dejar de comer carne”, explica Jonathan Caspi, vicepresidente del área I+D de la empresa y experto en ingeniería de proteínas.

Saltamontes, una posible solución a la crisis alimentaria


“Su alimento eran langostas y miel silvestre”. Esta referencia bíblica a Juan Bautista se puede leer a la entrada de la primera granja intensiva de saltamontes del mundo. Hargol, en los Altos del Golán, produce harina e incluso gominolas de saltamontes con un alto contenido proteico. Además, los alimentos elaborados con saltamontes contienen altos niveles de omega 3, magnesio, potasio, calcio, vitamina E, vitamina B3 o vitamina B12. Tal y como explica Dror Tamir cofundador y CEO de Hagol, los saltamontes reducen la presión arterial, mejoran el funcionamiento del cerebro y el aparato digestivo y son beneficiosos para el cuidado de la piel.

Hargol, que cuenta con el certificado halal y kosher, podría formar parte de la solución a las crisis alimentarias que se viven actualmente en muchos países. Asimismo, el mantenimiento de saltamontes apenas causa huella ecológica. "Estamos hablando de más de un 99% de reducción de las emisiones de carbono, consumo de agua, uso de tierras de cultivo, y producción de residuos”, señala Tamir.


La importante labor de Hagol ha sido reconocida por las autoridades del país. Hace tan solo unas semanas la compañía fue galardonada por el presidente israelí en el Parlamento por ser una empresa que ha cambiado el mundo. “Es un largo viaje en el que acabamos de dar nuestros primeros pasos”, indica Tamir.

A pesar de los beneficios, Tamir reconoce que “no todo el mundo es tan valiente para probar los productos”. No obstante, asegura que “los insectos serán parte de nuestra dieta nos guste o no, ya que tenemos que cambiar la forma en la que nos alimentamos”.

 

Ultimas Noticias Ver más

Rumores de alto al fuego mientras los cohetes  continuan hacia Israel
Israel

Rumores de alto al fuego mientras los cohetes continuan hacia Israel

07 Agosto 2022


Ana Jerozolimski  desde Israel nos brinda una puesta a punto.

Esta página fue generada en 0.0532660 segundos (16367)
2022-08-07T15:34:25-03:00