Cultura

La historia ucraniana a través de la literatura

Fuente: https://orientemedio.news/

Por Manuel Ferez Gil

 

Oriente Medio News.- Muchas gracias por dialogar con nosotros, profesora Tamara Hundorova. Por favor, cuéntenos un poco sobre los orígenes de la literatura ucraniana, ¿cuáles son sus temas y autores fundadores?

Tamara Hundorova.- La literatura ucraniana tiene una larga tradición, tanto escrita como oral, y se remonta a los siglos XI-XIII que forman parte del período de la Rus de Kyiv. Sin embargo, la literatura ucraniana comenzó a desarrollarse activamente a fines del siglo XVIII. Hryhorii Skovorodá (1722 – 1794), conocido como el Sócrates ucraniano, fue un reconocido escritor, filósofo místico y viajero. Los temas principales de sus diálogos, fábulas y parábolas fueron el conocimiento de sí mismo, la bondad, la armonía del macrocosmos (universo) y el microcosmos (alma humana). Skovorodá desarrolló la idea de “trabajo favorable”, una ocupación natural de los seres humanos que satisface las necesidades del alma y brinda libertad y felicidad.

Iván Kotliarevski (1769-1838) fue el escritor que inició el período moderno en la literatura ucraniana. Es mejor conocido como el autor de la obra literaria burlesca “Eneida” (“Енеїда”), cuyas primeras partes se publicaron en 1798. Esta es una parodia al poema épico mundialmente conocido, “Eneida” de Virgilio. En lugar del latín y de un alto estilo épico, Kotliarevski utiliza el ucraniano coloquial y el estilo teatral burlesco, narrando con humor las aventuras de Eneas. La “Eneida” de Kotliarevski ganó gran fama y alcanzó la máxima difusión. Al mismo tiempo, el escritor incrustó motivos de seriedad en su parodia.


Las aventuras de Eneas en la versión ucraniana de “Eneida” mencionaban las guerras de los cosacos, quienes, a su vez, se representaban en el contexto de la vida ucraniana en general y vida de los ciudadanos nobles. La obra de “Eneida” es a menudo denominada como la enciclopedia de la vida ucraniana, porque en este texto Kotliarevski registró la riqueza del idioma ucraniano y mencionó una inmensa cantidad de platos, bebidas, ropa, juegos de cartas y otras tradiciones y pasatiempos ucranianos populares en ese momento histórico. No obstante, la idea principal de Virgilio permanece sin cambios en la versión de “Eneida” de Ucrania: en ambas obras Eneas tiene la misión de fundar Roma y glorificar el Imperio Romano, y en su “Eneida” Kotliarevski elogia el prestigio y la autonomía de la historia, el idioma y la vida ucranianos.

 Taras Shevchenko
Taras Shevchenko (1814 – 1861) fue el poeta nacional ucraniano de Romanticismo, quien nació en una familia de siervos y obtuvo la libertad solamente hasta sus 22 años. Su primer libro “Kobzar” (“Кобзар”) fue publicado en San Petersburgo en 1840 y lo presentó al mundo como un poeta romántico y pintor talentoso. Las obras literarias de Shevchenko se basaban principalmente en el arte popular. Además, el autor mismo se identificaba como el kobzar, un cantante popular, un bardo. En el centro del mundo artístico de Shevchenko está el mundo ucraniano, por el cual el pintor siente nostalgia desde el extranjero. Taras Shevcheko se encontraba en la capital del entonces Imperio Ruso, y más tarde estaba exiliado como soldado del ejército ruso. El autor se nutre de recuerdos de su Ucrania natal, recuerdos de la infancia, del pasado heroico cosaco, consagrados en leyendas y canciones populares. Al mismo tiempo, en la poesía de Shevchenko se observa una voz lírica con las reflexiones del poeta, cuya vida se divide entre su mundo natal ucraniano y la tierra extranjera donde se ve obligado a vivir. Al haber visitado Ucrania, el poeta comienza a preocuparse por los sufrimientos y problemas de sus compatriotas, habla con sarcasmo sobre la familia real rusa y la colonización de Ucrania, que destruye a los pueblos del mundo y desarraiga la heroica historia de Ucrania. 

Las imágenes populares en el trabajo de Shevchenko son el destino de la madre soltera, la piedad por la tierra natal, las escenas de levantamiento popular, la historiosofía de la idea nacional, que se cruza con la historia de los polacos y los judíos, así como en el poema “Haidamaki” (“Гайдамаки”). El poeta también usa abundantemente las historias e imágenes bíblicas, creando un mito nacional, abordando momentos de memoria e identidad colectivas.

En las visiones poéticas de Shevchenko, a menudo se identifica a Ucrania con la imagen de la madre soltera. En los periodos de su creación los restos de la autonomía de Ucrania han sido destruidos, el mundo ucraniano está distorsionado y alejado de Dios, lo cual se representa en la metáfora de la familia saqueada y la maternidad amenazada. En la visión romántica de Shevchenko, Ucrania también está trágicamente partida en dos y dislocada: frente al poeta el país aparece, por un lado, como una comunidad ideal, un paraíso y, por otro, como un infierno. Por sus poemas rebeldes y sentimientos antizaristas, Shevchenko fue condenado a 10 años de prisión con prohibición total de escribir y dibujar. La voz de Shevchenko hasta el día de hoy representa la voz de toda la nación. El culto de Shevchenko, el cual se desarrolló durante su vida, persiste durante siglos.

OMN.- ¿Qué papel jugaron los escritores y poetas ucranianos en el desarrollo y evolución del nacionalismo ucraniano moderno? Nombre, por favor, algunos de ellos.

TH.- La idea nacional se ha convertido en una de las dominantes en la literatura ucraniana desde la época de Shevchenko. En este periodo se reafirmaron la identidad del pueblo, la historia, el idioma, el derecho de Ucrania a existir, dividida entre dos imperios, la parte occidental pertenecía al Imperio Austro-Húngaro y la parte oriental al Imperio Ruso. Shevchenko construyó una imagen romántica de Ucrania. A su vez, su imagen realista recreó Iván Frankó en la segunda mitad del siglo XIX. Frankó analizó Ucrania, en particular la región de Halychyna en los Cárpatos, donde vivía, mostrando imágenes de la vida real de varios estratos de la sociedad: trabajadores, campesinos, nobles, varios grupos étnicos y comunidades: ucranianos, polacos, judíos. Iván Frankó plasmó su ideal nacional en el poema “Moisés” (“Мойсей”), incluso a él lo nombraban Moisés a lo largo de su vida), donde retrató el profundo drama del líder del pueblo, que no es comprendido y rechazado por su pueblo. El autor también le dio al ideal nacional un carácter existencial y personal, llamando la atención a las dudas y divisiones psicológicas y morales del representante de inteliguentsia, el nivel social intelectual ucraniano. Un tema importante en su obra son las relaciones y los conflictos interétnicos, incluidas las relaciones entre ucranianos, polacos y judíos. Por la diversidad y versatilidad de su obra, Frankó se asemeja a Goethe, las obras de quien tradujo a la lengua ucraniana. Frankó escribió en ucraniano, polaco y alemán.

La idea de nacionalismo complementa la literatura ucraniana del siglo XX. Ocupa un lugar especial en la década de 1920 durante el período conocido como el «Renacimiento Rojo».

 Nikolai Khvylovy
El papel clave en este período pertenece a Nikolai Khvylovy (1893 – 1933), quien proclamó el lema “¡Fuera de Moscú!”, invitando a dejar de imitar la literatura rusa y centrarse en la “Europa psicológica”. Seguidor de Oswald Spengler, él comenzó la difusión del “Renacimiento asiático” en Ucrania. Uniendo romanticismo y comunismo, Khvylovy reflejó en sus obras el choque del espíritu romántico socialista con la burguesía, mostró su decepción por las ideas de la revolución, así como la naturaleza utópica de la “Comuna Azul”, que encarnaba para él el sueño del socialismo. El escritor creó una imagen fantasmagórica, urbana de Kharkiv, que aparece los límites de la realidad y las alucinaciones, la ciudad y la estepa. Habiéndose suicidado el día de su cumpleaños, Khvylovy protestó contra las represiones políticas de Stalin contra la generación de escritores ucranianos a la que él mismo pertenecía.

OMN.- ¿Cuáles serían las similitudes y diferencias entre la literatura ucraniana contemporánea y la de otras naciones que lograron el retorno de su independencia posterior a la URSS?

TH.- Una característica peculiar de la literatura ucraniana postsoviética es su carácter poscolonial y postotalitario. Durante el siglo XIX, el idioma ucraniano se consideró inadecuado para la literatura publicada en el Imperio ruso, y se prohibió la publicación de obras literarias y la muestra de obras de teatro en ucraniano (por la ley “Ukaz de Ems”, conocida en Ucrania como “Yemskii Ukaz” , 1876). El idioma y la cultura se percibían como agentes del nacionalismo y el separatismo. Más tarde, en la época soviética, se borraron de la memoria estratos culturales enteros, como la vanguardia ucraniana, y los nombres de sus representantes fueron incluidos como parte de la cultura rusa. Gran cantidad de escritores ucranianos fueron reprimidos y destruidos físicamente durante la era estalinista.

Todo esto determina la relevancia de la crítica poscolonial en la literatura ucraniana postsoviética. Se trataba de restaurar la tradición nacional, actualizar el canon literario y devolverle nombres y obras antes prohibidos. Al mismo tiempo, se formó una nueva literatura, desprovista de patetismo oficial, didáctica e ideología socialista. El campo de la literatura se transforma jugando con diccionarios de la cultura nacional y mundial. Durante este período, se revivió la tradición de las representaciones burlescas y teatrales, características de la antigua literatura ucraniana. El protagonista-tramposo, trickster, posee la habilidad de combinar diferentes estratos, épocas y tiempos, además contribuye al desarrollo de una sola comunidad cultural.

La carnavalización cubre todas las esferas de la vida y sirve como un medio para restaurar un organismo nacional completo y modelos positivos de bienestar. También ayuda a deshacerse de la conciencia de una persona totalitaria. Un papel cultural importante en este proceso lo juega el grupo literario “Bu-Ba-Bu”, cuyo nombre hace referencia a “bufonería burlesca”. Los miembros del grupo Yuriy Andrukhovych, Viktor Neborak y Oleksandr Irvanets usan el proceso de juego como tipo de comunicación, crean nuevos tipos de personajes que son conductores entre el pasado y el presente, entre la física y la metafísica, entre los suyos y los demás. En este periodo también se trataba de formar a un nuevo lector de habla ucraniana, lo que se hizo durante los años de la independencia.

Significativas para esta época son las novelas posmodernistas “Recreación” (“Рекреація”), “Moscoviada” (“Московіада”) y “Perversión” (“Перверзії”), en las que Yuri Andrukhovych rastrea las aventuras de su héroe-tramposo en tiempos de cambio global. Lo lleva a cabo a través de un experimento en su casa en Ucrania y en Moscú, la capital del imperio soviético ya muerto, y en la nueva Europa de finales del siglo XX. Andrukhovych da testimonio del carácter polimórfico y proteico del personaje, cercano a la bohemia, y presenta su dicotomía. El juego del personaje se presenta como un intento de salir de la herida. La estructura dialógica de las novelas, citas, pastiches, juegos estilísticos: todo esto aseguró la popularidad de las obras de Andrukhovych.

El trauma colonial destruyó generaciones, afectó el lenguaje, destruyó el espacio íntimo de la familia. El período post-totalitario en la literatura ucraniana se caracteriza por un conflicto de generaciones, también crea un sentimiento de búsqueda de hogar y resentimiento hacia el mundo de los adultos en una generación que Serhiy Zhadan (nacido en 1974) llamó «la última generación soviética». Zhadan se convierte en biógrafo y líder de esta generación. Recrea en sus obras (“Libro de citas” (“Цитатник”), “Depeche Mode” (“Депеш Мод”), “Anarchy in the Ukr”, “Voroshilovgrad” (“Ворошиловград”)) la conciencia de un héroe adolescente que experimenta la decepción en el mundo de valores devaluados de sus padres, quienes para él se asocian con el antiguo país soviético. El adolescente vive en una frágil vivienda de la existencia, se considera a sí mismo como un perdedor, se desvincula de la sociedad y no quiere convertirse en adulto. De hecho, la evolución de esta generación es lo que capta Zhadan en sus obras.

 Oksana Zabuzhko
Una característica de la literatura postsoviética es también el surgimiento de la escritura de mujeres y varias escritoras, la líder entre las cuales es Oksana Zabuzhko (nacida en 1960). En sus novelas “Estudios de campo sobre el sexo ucraniano” (“Польові дослідження з українського сексу”) y el “Museo de los secretos abandonados” (“Музей покинутих секретів”), Zabuzhko describe en numerosos ensayos cómo la colonización, incluida la del período soviético, destruye generaciones, conduce a la desmasculinización y destruye la memoria histórica colectiva. Su heroína típica es una intelectual que usa diferentes máscaras, tiene diferentes encarnaciones, dialoga con épocas pasadas y, a veces, lucha agresivamente por su libertad.

OMN.- ¿Cuáles han sido los estereotipos que se han superado a través de la literatura ucraniana contemporánea? Pensando en prejuicios sobre polacos, judíos, rusos, por ejemplo.

TH.- La literatura ucraniana contemporánea está trabajando activamente a base de narrativas de la memoria. Además, este último se asocia cada vez más con la historia internacional y multicultural de Ucrania. Al mismo tiempo, las historias específicas de la vida de diferentes grupos étnicos adquieren un carácter metahistórico, se desarrollan en diferentes niveles, desde privado hasta transgeneracional, multinacional y poscolonial. Así, la novela “Felix Austria” de Sofía Andrukhovych aborda las relaciones polaco-ucranianas bastante complejas. La trama cuenta cómo la historia pasa por el destino de una familia que une a dos naciones: polacos y ucranianos. Esta es una historia sobre dos niñas, casi de la misma edad, que pueden considerarse hermanas, aunque la ucraniana Stefa hace el papel de sirvienta, y la polaca Adele es su patrona. La novela fue escrita desde el punto de vista de Stefa y describe con detalle el ambiente de un pueblo de la provincia Ucraniana Halychyna a principios del siglo XX. La novela no solo trata sobre la intimidad y la devoción casi fraternales, sino también sobre la desigualdad y los celos ocultos. Las pasiones y los conflictos de la gran historia del Imperio Austrohúngaro se desarrollan en el fondo de la pequeña historia familiar. Se trata de un texto que habla de cierta provincia (Halychyna), pero al mismo tiempo habla de los motivos de la caída del Imperio de Habsburgo. Pequeños conflictos y celos aparentemente inocentes muestran una catástrofe oculta que finalmente estalla en las afueras de Europa y destruye el idilio de los Habsburgo.

Otro autor, Vasyl Makhno, en su novela “El Calendario Eterno” (“Вічний календар”) muestra cómo los destinos y los acontecimientos se entrelazan y los paisajes de la memoria se transforman a lo largo de tres siglos en un pequeño pueblo de Podilya. Polacos, ucranianos, judíos y turcos viven en este territorio. Luchan entre sí, pero también se casan, se convierten, trabajan juntos y crían a sus hijos. “El Calendario Eterno” cuenta los principales eventos de la gran historia, que a menudo se reducen a guerras, pero también registra nombres individuales, fechas, eventos que se borran de la memoria y se olvidan.

 Las víctimas de un pogrom en Khodorkiv [(Ходорків), cometido por la Dirección de Ucrania en 1919


El tema judío, silenciado durante mucho tiempo, también se menciona ampliamente en la literatura ucraniana. En particular, el desarrollo de la prosa urbana moderna muestra claramente que los judíos son una parte importante de la comunidad urbana y del paisaje urbano, tanto en Kyiv como en Leópolis. Oksana Zabuzhko, Larysa Denysenko, Yuriy Vynnychuk desarrollan sus tramas no solo por medio de un choque propio y ajeno, sino también a través de las similitudes de los traumas experimentados y la experiencia común de supervivencia. El pasado ucraniano-judío común emerge décadas después y se refleja casi místicamente en generaciones, como en la saga de novelas de Oksana Zabuzhko “Museo de los secretos abandonados”, donde, como en un caleidoscopio, se crean patrones de destinos y mundos paralelos.OMN.- La agresión rusa y la invasión de Ucrania tendrán muchas consecuencias, ¿cuáles cree que será su impacto en la literatura ucraniana en el futuro?

TH.- La guerra en Donbass, que ha estado ocurriendo en Ucrania desde 2014, trajo otro tema importante a la literatura ucraniana. Ha aparecido gran cantidad de obras en prosa y poesía sobre el tema de la guerra. Muchos de ellos fueron escritos por participantes en la guerra en Donbass: “Punto Cero” (“Точка нуль”) de Artem Chekh, “Camino luminoso” (“Світлий шлях”) de Stanislav Aseev. Las obras sobre la guerra suelen ser autobiográficas y documentales. Están escritas tanto por hombres como por mujeres. Son de varios géneros: no ficción, poesía, prosa, literatura de aventuras. Por ejemplo, Olena Gerasimyuk, participante de la guerra y voluntaria, presentó la colección “Canción penitenciaria” (“Тюремна Пісня”), en la que combina los patrones populares con un áspero vocabulario militar de una manera completamente híbrida. Lyubov Yakymchuk en la colección de poesía “Duraznos de Donbass” (“Абрикоси Донбасу”) habla sobre la región de Lugansk, donde creció, sobre sus paisajes, además dedica sus poemas a los padres que residen en los territorios ocupados. Tamara Horikha Zernya en su cuento “Hijita” (“Доця”) describe la historia de una mujer voluntaria que dedica su vida a ayudar a los soldados y desafía el tradicional discurso militarista de la guerra. Sin embargo, la novela más famosa sobre la guerra fue la novela “Internado” (“Інтернат”) de Serhii Zhadan, donde el autor describe, en el contexto de la historia de la iniciación masculina, cómo crece la «última generación soviética» y aprende a defender su “último” territorio.

OMN.- Recomiéndanos algunos autores y poetas ucranianos contemporáneos que podamos encontrar en inglés, francés, español.
TH.- Yuri Andrukhovych, Oksana Zabuzhko, Serhii Zhadan, Stanislav Aseyev, Iryna Shuvalova, Yulia Musakovska, Halyna Kruk Natalka Bilotserkivets, Ievheniia Kononenko. 

 

Prof. Tamara Hundorova es Directora del Departamento de Teoría Literaria (Instituto de Literatura de la NAS de Ucrania), Miembro Asociada (Instituto de Investigación Ucraniano de Harvard) y Decano de la Universidad Libre de Ucrania (Múnich). Es la autora de The Post-Chornobyl Library. The Ukrainian Postmodernism of the 1990s (2019), Tranzytna kultura. Symptomy postkolonial’noji traumy (2013); Pisliachornobyl’s’ka biblioteka. Ukrains’kyj literaturnyj postmodernism (2005, second edition 2013); Kitsch i literatura. Travestii (2008); Proiavlennia slova. Dyskursiia rannioho ukrains’koho modernizmu (primera edición – 1997, segunda edición – 2009); Franko i/ne Kameniar (2006); Femina melancholica. Stat’ i kul’tura v gendernij utopii Ol’hy Kobylians’koi (2002) y los demás libros, además de varias publicaciones sobre el modernismo, posmodernismo, feminismo, estudios poscoloniales e historia de la literatura ucraniana. Se la puede contactar a su email [email protected]

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0525050 segundos (245)
2022-08-15T00:17:38-03:00