En comunidad

No te pierdas a Pablo Londinsky respondiendo al ex docente negador del Holocausto

Días atrás nos sorprendimos al ver que el prestigioso semanario Búsqueda había publicado en su muy reconocida sección de Cartas al Director, una carta que les había enviado Félix Demetrio Sánchez Sánchez, ex docente de Física en Secundaria, reiterando su ya conocida negación del Holocausto. Escribiremos por separado nuestra opinión al respecto, pero quisiéramos, ante todo, exhortarles a que lean el excelente comentario de nuestro colega Pablo Londinsky en su programa radial en Azul FM. 

También compartimos el audio y cada uno puede elegir qué vía preferir.

El audio, evidentemente, tiene el valor agregado de permitir captar los tonos de cierto sarcasmo que Pablo usa a la perfección y en los momentos exactos.

Aquí puedes escucharlo.

 

Pablo Londinsky  – Antes de la pausa señalábamos una situación que se activó a partir de una publicación que realiza hoy el semanario Búsqueda. Búsqueda tiene dentro de sus secciones una de las más reconocidas, que es la de cartas al director, y precisamente es una misiva la que hoy genera una serie de situaciones. 

El 3 de diciembre de 2021 el diario El Observador informaba que un profesor de Secundaria había publicado en sus redes sociales que el Holocausto es una gran mentira. Posteriormente fue imputado por incitación al odio e incluso recibiría una charla sobre este tema. 

¿Qué había publicado este docente? "La gran mentira del Holocausto judío fue brillantemente creada y alimentada semanalmente. No pasa una sola semana sin que los medios publiquen una noticia referida al Holocausto. Cualquier persona actuando con objetividad descubrirá las fuentes históricas que desenmascaran el mito de los seis millones de judíos gaseados y convertidos en cenizas, jabón y pantallas con su piel...".

Esta afirmación que el docente vertió en redes sociales le valió la imputación por el delito de incitación al odio, desprecio o violencia hacia determinadas personas, prevista en el artículo 149 bis del Código del Proceso Penal.

Posteriormente, en la instancia judicial, se alcanza un acuerdo por parte de quienes demandaron a este docente, cuyo nombre es Félix Demetrio Sánchez Sánchez. No le gusta que hagan referencia a su nombre, incluso hoy lo explicita en la misiva que envió a Búsqueda. A Félix Demetrio Sánchez Sánchez no le gusta ser individualizado, prefiere que no se lo mencione o pasar como un ciudadano más, entonces habría que evitar mencionar reiteradamente el nombre de Félix Demetrio Sánchez Sánchez, porque él considera que publicar su nombre es un hecho innecesario, que solo busca perjuicio y ensañamiento frente a un resultado jurídico que él interpretó como favorable, según la lectura de Félix Demetrio Sánchez Sánchez. 

Él es denunciado, una instancia que se activa por parte del Comité Central Israelita del Uruguay, que cuenta con el respaldo de la Institución Nacional de Derechos Humanos, y alcanza en la instancia judicial un acuerdo. ¿Cuál era el acuerdo que se alcanza? Por un lado, este docente de Secundaria, Félix Demetrio Sánchez Sánchez, debía concurrir al Museo del Holocausto, en la calle Canelones, apersonarse en ese lugar, ser instruido sobre el Holocausto pergeñado por la Alemania nazi, además de realizar una serie de publicaciones a través de las redes sociales, donde había publicado originalmente este mensaje que le valió la imputación. 

Lo que estableció la magistrada, la doctora Diovanet Olivera, fue extinguir a cambio de esto la acción penal respecto al docente. Es decir, se cancelaba su inscripción en el registro nacional de antecedentes judiciales. Él accedió a esta medida reparatoria de concurrir al Memorial del Holocausto, al Museo del Holocausto y realizara esas publicaciones en las redes sociales a cambio de extinguir la pena, sus antecedentes en torno a este caso. 

De eso dio cuenta, posteriormente, Búsqueda, hace cuestión de dos o tres semanas. Hoy, el propio semanario publica una carta de Félix Demetrio Sánchez Sánchez, que no hace otra cosa que venir una vez más a negar la existencia del Holocausto. Voy a leer algunos fragmentos de esta carta, que hoy Búsqueda interpretó que debía publicar. Dice este docente:

“El agravio comienza en la primera plana, con la repetición de un desconcepto, que hoy es dogma incuestionable; una ley de oro no escrita en nuestros códigos, pero de obligado cumplimiento”. ¿A que hace referencia? A la existencia del Holocausto. Si, es verdad, no existe una ley por la que se determine que negar el holocausto es un delito, como tampoco existe una ley, no hay necesidad, que establezca que el Holocausto si ocurrió, tal y como fue documentado innumerable cantidad de veces por innumerable cantidad de personas. Pero Félix Demetrio Sánchez Sánchez establece que “hasta el día de hoy, investigar lo sucedido en la Segunda Guerra Mundial y la vida dentro de los campos de concentración alemanes está dentro de mi libertad de investigación. Y expresar las conclusiones es ejercicio de mi libertad de expresión. Y no hay, por ahora, ninguna ley que establezca que es delito negar el Holocausto judío”. Tiene razón Sánchez, no hay una ley, es verdad; por ahora también es verdad, porque eso precisamente puede venir a modificarse, lo que Sánchez establece como “Una ley de plomo impuesta por un mito”. Vuelve a catalogar el Holocausto judío, el asesinato de seis millones de personas, como “un mito”.

“Hoy en mi país es ley, no escrita, penada y perseguida por la prensa y la Justicia, investigar y concluir que no existió un Holocausto judío, tal como lo menciona el mito”. Nuevamente está incurriendo, Sánchez, en el mismo delito por el que fuera imputado oportunamente por la doctora Olivera.

Claro, se enoja con Búsqueda, que había publicado la resolución (judicial), señala que la periodista del semanario “se hace eco de una falacia impuesta desde la emoción a través del cine y la televisión (…) Falacia que está dentro de la historia oficial impuesta en Primaria, Secundaria y facultad”. “El tema, en mi caso, fue y es sobre la libertad de expresión, en democracia (…) Y es libertad de expresión, o no lo es, y es censura”, interpreta este docente, ¡docente!, de Secundaria.

“Si el llamado ‘Holocausto judío’ sucedió tal como lo muestran las películas y series televisivas, debe poder investigarse de acuerdo al rigor de la ciencia histórica”. Parece que el Holocausto no ha sido debidamente probado y documentado, que iba a venir Félix Sánchez a aportar elementos novedosos. Es decir, desde acá, Félix Sánchez, ¡que es docente de Física”, y apelando a su libertad de cátedra, interpreta que él podía investigar y aportar nuevos elementos sobre el asesinato de seis millones de judíos. “Y, en resumidas cuentas, todo lo que se afirma se debe probar”. 

Y se ofende Sánchez con Búsqueda: “Publicar mi nombre lo considero un hecho innecesario, que solo busca mi perjuicio y ensañamiento frente a un resultado jurídico favorable”. Y ahí Sánchez incurre en otro error, que se vanagloria del resultado obtenido en la Justicia. Él lo estima como un resultado de tablas, un empate: yo realicé esas publicaciones, visité el Museo y el Memorial del Holocausto, que está en la rambla de punta Carretas, y me doy como prácticamente victorioso en esta instancia judicial que debí afrontar. Además, sale sin poseer antecedentes por haber incurrido en un delito previsto en el Código del Proceso Penal en su artículo 149 bis. Otro error, porque Sánchez fue obligado a ir al Museo del Holocausto fue obligado a ir al Memorial, fue obligado a realizar las correspondientes aclaraciones en sus redes sociales… 

Pero aclara que desde el 28 de febrero pasado ya no integra el listado extraordinario de la asignatura Física en Secundaria. “Estar desvinculado de Secundaria alivia mi temor a la censura y persecución”, establece Félix Demetrio Sánchez Sánchez en una carta que hoy publica el semanario Búsqueda.

Magui Correa – Te hago una pregunta: ¿Cuál es el objetivo de todo esto? 

Pablo Londinsky– ¿De qué? 

Magui Correa – De la publicación, de reivindicar todo lo que hizo, ¿ir nuevamente a la Justicia?

Pablo Londinsky – Hay que preguntárselo a Búsqueda, que no está obligada, por supuesto, a publicar lo que recibe en esta sección, pero interpreta el semanario que…

Magui Correa – Pero digo, la intención de él…

Pablo Londinsky – Y bueno, es reafirmar esta posición en cuanto a que el Holocausto judío es un mito…

Magui Correa – Con el riesgo de ir a la Justicia nuevamente

Pablo Londinsky – Eso lo asume él como ciudadano independiente y libre que entiende ser en este país, y que interpreta que esto queda contemplado en el marco de la libertad de expresión o la libertad de cátedra. Claro, nada más alejado de la realidad, porque más allá de no poseer antecedentes penales por este acuerdo que alcanzó oportunamente con la Justicia, a esta hora Félix Demetrio Sánchez Sánchez se ha sometido nuevamente al estudio de otra denuncia penal, pues ha vuelto a incurrir en el mismo delito. Es verdad, no tiene antecedentes penales, no será reincidente, pero a partir de lo que se publica hoy en Búsqueda es que en las próximas horas, con toda seguridad, se termine activando el mecanismo por el que este exdocente de Secundaria sea denunciado, nuevamente, en la órbita penal por incurrir en un delito previsto en el artículo 149 bis del Código del Proceso Penal.

Entonces, por un lado, genera una nueva denuncia, una nueva instancia, pero al mismo tiempo, ¿qué vino a reflotar?

Magui Correa – ¿La denuncia quién la hace?

Pablo Londinsky – Con toda seguridad la termine realizando el Comité Central Israelita del Uruguay, que es el organismo que nuclea y se encarga, precisamente, de este tipo de situaciones, que una vez asesorado por su cuerpo jurídico y además evaluado esto en su comisión directiva no tenga otra salida más que volver a denunciar a este ciudadano. 

Pero Félix Demetrio Sánchez Sánchez, quizás sin saberlo, ha contribuido con la normativa y con el código de nuestro país. ¿Por qué lo digo? Porque en el año 2017 el por entonces representante de Paysandú por el Partido Colorado, Walter Verri, había generado un proyecto de ley precisamente complementario de ese artículo del Código Penal para que "el que públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública incitare al odio, al desprecio” al mismo tiempo que negara, banalizara o menoscabara el genocidio armenio, “el Holocausto judío y romaní bajo la égida del régimen nacionalsocialista”, el genocidio camboyano o el de Ruanda, entonces definitivamente se pudiera tipificar la negación del Holocausto o de cualquier genocidio reconocido por las Naciones Unidas como un delito.

Entonces Félix Demetrio Sánchez Sánchez no ha venido a hacer otra cosa que reactivar esta intención, que no prosperó y que precisamente había sido elevada por Walter Verri, que era representante del departamento de Paysandú, ciudad donde fue asesinado el comerciante David Fremd por el solo hecho de ser judío. 

Ese proyecto de ley, que quedó encajonado, Walter Verri hoy está en la subsecretaría de Industria, lo heredó el diputado Conrado Rodríguez, del Partido Colorado, con quien me comuniqué más temprano. Conrado Rodríguez, a partir de esta situación, asume el compromiso de reactivar definitivamente este proyecto de ley, que es de marzo de 2017. Y, más aún, la intención es que pueda ser aprobado por unanimidad en la Cámara de Representantes. En ese sentido es que iba a elevar las comunicaciones correspondientes con el diputado Gustavo Olmos, del Frente Amplio, y con Juan Martín Rodríguez, del Partido Nacional. No hablamos únicamente, no nos limitamos, al Holocausto judío, que está penado en otros códigos y otras normativas. 

Magui Correa – Él únicamente niega el Holocausto judío.

Pablo Londinsky – Sí, lo de él es un ensañamiento bastante particular…

Magui Correa – No el genocidio armenio, por ejemplo.

Pablo Londinsky  – No, dentro de los estudios históricos del profesor de Física lo de él es exclusivamente respecto al Holocausto judío, a las películas, al cine, al periodismo, a la Justicia. 

A partir de lo que se establece en otros códigos normativos, porque en otros países es delito lo que hizo este exdocente de Secundaria. Tomando como referencia lo que se ha hecho en Suiza, Eslovaquia, Lituania, Polonia, Canadá, Nueva Zelanda, Países Bajos, Rumania y en Sudáfrica, la intención de la Cámara de Representantes es poder reactivar este proyecto de ley, que además se encuentra amparado sobre lo que ha establecido la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de un buen tiempo a esta parte. En 2007 la Asamblea General adoptó por consenso una resolución que condena cualquier intento de negar el Holocausto, en el que fueron asesinadas seis millones de personas. En enero de 2022 la propia Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que, si bien no era vinculante, pedía a todos los estados miembro que lucharan contra la negación del Holocausto y el antisemitismo. Es decir, esta iniciativa parlamentaria cuenta con un enorme respaldo a nivel jurídico en materia de organizaciones internacionales, particularmente por parte de la ONU. La idea no es solo contemplar el Holocausto judío sino que todos aquellos genocidios que hayan sido reconocidos como tales por la ONU y que pretendan ser negados por parte de ciudadanos en este país puedan ser sometidos a un delito penal, cosa que hoy no es una posibilidad, y por eso Félix Demetrio Sánchez Sánchez puede seguir negando el Holocausto, más allá de estar cometiendo otro delito por el que va a ser denunciado nuevamente, otro proceso que habrá disparado la publicación de esta carta a través del semanario Búsqueda.

Él considera que publicar su nombre es un hecho innecesario, que solo busca perjuicio y ensañamiento. Nada más alejado de la realidad, porque si él establece que tiene elementos para fundar sus investigaciones, al menos que…

Magui Corea – ¿Lo presenta ahí?

Pablo Londinsky – ¿La investigación? No, no. Al menos que sea capaz de suscribirla, con nombre y apellido. “Yo en mis investigaciones fundadas como profesor de Física interpreto que el Holocausto judío es fruto de series y de programas de televisión”. Entonces, en definitiva…

Magui Correa – Hay testigos vivientes, pero eso no cuenta, ¿no?

Pablo Londinsky – Si, si, hasta el día de hoy. Por supuesto que él los desestima. En cuanto a los relatos orales, desestima la validez de los mismos…

Magui Correa – ¿Pero sí se guía por series?

Pablo Londinsky – No, justamente, es lo que desestima.

Magui Correa – Ah, eso es lo que desestima, ¿y qué estima?

Pablo Londinsky – Bueno, sus investigaciones es que no sucedieron, son otras las fuentes históricas sobre las que él se basa… Por supuesto que si uno hurga en los contactos de Félix Sánchez en cuanto a cercanías y simpatías no demora mucho en aparecer el nombre del doctor Gustavo Salles, de posturas reconocidas contra la vacunación de la población en nuestro país, en vínculo con lo que ha sido el covid-19. La buena noticia es que se desvinculó de Secundaria, porque este era un docente que tenía hasta el 28 de febrero contacto con liceales, con estudiantes de nuestro país. Él lo siente como un alivio, así lo deja entrever, pero en definitiva es así.

No deja de aportar buenas noticias lo de Félix Sánchez, primero porque activa mecanismos que lamentablemente estaban encajonados en la Cámara de Representantes, este proyecto de ley, porque motiva otra denuncia en su contra y al menos lo podemos tomar como una contribución que termina haciendo al código del proceso penal y a la tarea de la Cámara de Representantes en nuestro país.

Esa es la historia, lo que sucede a partir de esta publicación que realiza el semanario Búsqueda.

Ana Jerozolimski
(26 Agosto 2022 , 12:23)

Ultimas Noticias Ver más

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas
Tecnologías & Salud

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas

01 Diciembre 2022


Fuente: https://nocamels.com Por Ariel Grossman

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 0.0717080 segundos (17523)
2022-12-01T19:34:02-03:00