En comunidad

Vidas Uruguayas en Israel: Daniel Dobroszklanka

Daniel Dobroszlanka (49), casado y padre de 4 hijos, se radicó en Israel el último día del 2003. Estudió Ingeniería en Telecomunicaciones y actualmente trabaja en la compañía de semiconductores Qualcomm. Desde el año pasado tiene cerca, en Israel, a su papá, hasta los 120. En Uruguay tiene a su hermana y una sobrina.

P: Daniel, hace mucho que estamos hablando de esta entrevista y sé que contigo temas no faltan . Pero empezaría preguntándote cómo ha  sido tu trayectoria en Israel? 

R: Llegué a Israel el 31 de diciembre del 2003, el último día del año, directo a Jerusale, donde hice el ulpan, curso para estudiar hebreo,  y viví un tiempo e un merkaz klitá, un centro de absorción de inmigrantes.  Al  poco tiempo encontré trabajo en Tel Aviv, me mudé (de apuro) a Guivat Shmuel, a un departamento de estudiantes, y a los pocos meses a Raanana.

Me casé con una chica del sur de Israel, y nos mudamos momentáneamente a lo que se llama “Otef Aza” , o sea la zona adyacente a la frontera con la Franja de Gaza, hasta encontrar un departamento en Raanana. Y como no hay nada más permanente que algo temporario, aquí estamos casi veinte años después, disfrutando de las “noches de las luces” que nuestros vecinos generosamente nos regalan cada verano en el sur de Israel.

P: Me encanta tu sarcasmo…porque no es sólo estilo y humor quizás amargo, sino una muestra creo yo de resiliencia. Daiel, publicás la interesante página LatamIsrael, que se concentra en temas científicos y tecnológicos, pero también comparte simplemente cosas lindas de Israel. Contanos un poco al respecto por favor.

R: LatamIsrael, ( latamIsrael.com ) es un medio de comunicación en español, dedicado casi en su totalidad a noticias de ciencia, tecnología e innovación Israelí. Es un proyecto que comencé en 2011, cuando no existía algo parecido (al menos no en español) y fue una extensión de un proyecto similar, pero a menor escala que había comenzado en Uruguay: “Comunidad.uy”, (quizás algún memorioso lo recuerde). Con el tiempo fue creciendo y se convirtió en una herramienta que ayuda a empresas israelíes a tener visibilidad comercial en países de habla hispana, fundamentalmente marketing de contenidos, y de forma natural me llevó a brindar servicios de consultoría a personas y empresas de América Latina y España que buscan tecnología israeli o hacer negocios con Israel.

Es una actividad que disfruto mucho, y después de tantos años, que haya quienes seguen leyendo lo que publico, me deja la satisfacción de saber que del otro lado del monitor, piensen que se trata de contenido interesante y veraz.

P: Puedo dar fe que se trata de buen contenido, bien presentado sin duda, y me consta que hecho con mucha seriedad. Daniel, ¿cuál es tu vínculo personal con ese aspecto de la vida israelí? O sea, además de hacer esa página porque te interesa, estás también en el tema tecnológico en tu vida diaria, en tu ocupación laboral ¿verdad? 

R: Así es. Trabajo casi desde que llegué a Israel en tecnología. Las oportunidades que hay en Israel en ese sentido son “de otro planeta”, en especial para quienes venimos de América Latina. Tuve la oportunidad de vivir experiencias profesionales que estando en Uruguay nunca me hubiera imaginado.

Hay muchísimos uruguayos en Israel trabajando en empresas de primer nivel, algunos crearon aquí startups, incluso algunas de estas fueron adquiridas por empresas multinacionales, lo que se conoce como “exit”.  

Todo esto habla muy bien de dos cosas: las oportunidades que brinda Israel, y la excelente preparación con la que llegaron profesionales formados en Uruguay.

P: Exacto, bueno destacar esas “dos puntas”. Me imagino que también en este mundo de la tecnología se puede ir juntando-no sé si cabe el término-, anécdotas. ¿Alguna para compartir?

R: En una época, viajaba mucho por trabajo. Algunos destinos fueron bastante “exóticos”. Uno de esos viajes fue a  Huaihua, China. Es una ciudad muy alejada, en el centro de China (con “sólo” 5 millones de habitantes). Fue un vuelo Israel-China, otro vuelo interno y luego varias horas en auto para llegar a Huaihua. Desde que llegamos la gente me miraba y me llevó tiempo entender que nunca habían visto alguien como yo, (me lo hizo notar el cliente).

P: O sea, blanco, no con ojos oblicuos, con rasgos tan distintos, en resumen.

R: Así es.En ese entonces vendiamos equipos para proveer internet inalámbrico en zonas donde se complicaba llegar con cables. Una de la pruebas de campo que hicimos fue en una escuela. En un momento “sonó la campana” del recreo y empezaron a salir los niños. El tema es que se me empezaron a acercar, tímidamente al principio, y a los pocos minutos fue una avalancha. De repente empezaron a llegar con cuadernos y lapices para pedirme autógrafos (?!) … fue muy raro, muy cómico, y en retrospectiva muy dulce por parte de ellos.

P: Muy cómico…un choque cultural pero en el bueno sentido de la palabra

R: Así parece.

La unidad judía por sobre las diferencias

P: Daniel, nosotros estamos en contacto cada tanto por algunos temas de actualidad que surge, intercambiamos opiniones, hemos discrepado y creo que también nos hemos emocionado juntos por algunos temas que me atrevo a decir nos unen a todos más allá de posturas políticas y religiosas.  Y creo que vale la pena destacar el más reciente…el hallazgo de un Sidur, libro de oraciones judío, en lo que fue el bunker de Mordejai Anielewciz, héroe del levatamiento del ghetto de Varsovia. El tema es que era un hombre de izquierda , de Hashomer Hatzair. Pero evidentemente, aunque no era religioso, hay elementos básicos del Judaísmo que van más allá de ello. Y de acá, seguilo vos…porque ese es el tema: vos fuiste de jovencito al Hashomer Hatzair y hoy sos una persona religiosa. ¿Qué te hizo pensar, sentir, la noticia sobre ese hallazgo?

El estuche de los tefilin hallados en el bunker de Mordejai Anielewicz
Anielewicz, el joven líder del levantamiento del Ghetto de Varsovia

 

R: Te cuento ante todo que pasé muchos años en el Dror y luego en Hashomer Hatzair. La tnuá, el movimiento juvenil, fue una inyección espiritual de sionismo, sin la cual, es poco probable que hoy estuviera aquí. (La audición de tu papá z”l no queda atrás, con ese goteo semanal de amor a la tierra y al Estado de Israel)…

R: Gracias por recordarlo y describirlo tan acertadamente.

R: Volviendo a la tnuá, creo que es honesto reconocer que yo sentía que el sionismo inculcado, en cierto punto quedaba “hueco” o “vacío”. Seguramente en ese momento ese era un sentimiento subconsciente, pero ahí estaba.

La noticia que comentamos, sobre Mordejai Anielewciz, fue una de esas noticias que uno lee con alegría, y gran curiosidad. Curiosidad, porque se abren preguntas que probablente nunca podamos responder. Y alegría porque es como cerrar un círculo personal, algo así como: “mirá, para Anielewciz también las cosas pasaban por ahi”.

Me parece importante entender que estos hallazgos hablan de cosas mayores.

Si en el bunker del ghetto de Varsovia, se encontraron Tefilin, Sidurim, y hojas de Guemará (Talmud), cuanti poco “el verdadero” Mordejai Anielewciz, era un poco diferente al que me mostraron en la tnua. O al menos, me atrevo a decir que en la tnua, se “rifaron un par de bolillas”. 

P: Estimo que te habrán destacado su secularismo por su condición de líder de izquierda, pero ahora entendemos que la realidad era un poco más elaborada.

R: Esto también tiene que ver con algo que conversamos antes de la entrevista, porque al hablar de cómo presentarme yo te decía que lo de las etiquetas es problemático, ya que cuando “definimos” a alguien nos podemos estar perdiendo de algunas cosas lindas.

Hay un famoso discurso de Yaakov Jazan, (de los padres fundadores de  Hashomer Hatzair) que dijo: “Quisimos crear una generación de apikorsim (herejes) y terminamos creando una generación de ignorantes”.

P: Esa frase es muy fuerte, creo que generaliza demasiado, pero entiendo a qué se refiere. Ahora…¿quién soy yo para discutir con Yaakov Jazan, pero no creo que sea correcto decir que la intención fue “crear” una generación de herejes, sino destacar que también una vida judía que no pase por la fe religiosa tiene sentido. Pero bueno, eso es tema para todo un debate. Daniel ¿cómo  fue tu camino hacia la Fe? ¿O estoy exagerando y de hecho siempre estuviste cerca?

R: Es una larga historia, nos enamoramos de a poquito.

Hay una edad en la que todos nos hacemos preguntas … y nunca nadie me había sugerido que la Torah tuviera respuestas que valieran la pena considerar. Entonces buscaba respuestas en otros lados.

Las causalidades de la vida hicieron que poco antes del viaje de Majon- un año de cursos de liderazgo en Israel-  a una clase (en el Instituto Ariel) trajeran para cubrir una hora libre a nuestro querido Daniel Gienerman. En ese entonces Daniel venía muy inspirado por el querido Rabino Daniel Stawski y su entorno, y nos regaló una clase muy linda.

Desde allí, y con cierto interés creado, mi viaje a Israel se convirtió en una experiencia mucho más rica y consistente en cuanto a lo judaico, (siempre en el marco de Hashomer Hatzair).

A la vuelta en Uruguay tuve la suerte, y el lujo, de poder acercarme a grandes referentes del mundo de la Torah, como el Rabino Eliezer Shemtov, El Rav Stern y su cuñado (en la calle Maldonado), los Rabinos que pasaron por el Yavne, y tantos otros; paro de nombrar por miedo a caer en la omisión de alguno de ellos.

P: Interesantes las vueltas que van creando los mundos interiores de cada uno…

R: Así es.

 

Israel hoy

P: Cómo ves hoy a Israel? 

R: ¡Este país es un milagro! Si tomamos la suficiente perspectiva, es de los milagros más grandes que le pasaron al pueblo judío a lo largo de su historia. ¿Es imperfecto? Sí,  y seguro se pueden mejorar mil y una cosas, sobre todo si nos metemos en política. Pero para ver al país como un todo, con una óptica correcta, necesitamos hacer zoom-out o sea, digamos, abrir el lente. Entonces, lo que vemos, es extraordinario, se mire desde donde se mire. Lo dijo Ben Gurion en su momento, “es un milagro, no hay otra forma de entenderlo”.

Somos testigos de uno de los momentos más lindos, emocionantes y significativos de la milenaria historia del pueblo de Israel.

Judíos de todos los tiempos hubieran dado cualquier cosa por vivir un solo día de nuestra rutina de hoy. Creo que es algo que tenemos que valorar por sobre todas las cosas, y tiene que ser la fuente de responsabilidad para que sigamos construyendo un país mas justo y mejor.

P: ¿Es Israel lo que soñabas o esperabas cuando decidiste radicarte aquí?

R: La verdad es que no me acuerdo. Suena a broma quizás, pero en serio… Supongo que algunas cosas sí y otras no. Si sirve de respuesta, te puedo decir lo siguiente: hace casi veinte años que hice aliá, y en todo este tiempo, no hubo ni siquiera un día en el que me arrepentí de haber tomado esa decisión.

 

El vínculo con Uruguay

P: ¿Y qué es para vos Uruguay? ¿Te seguís sintiendo parte?

R: Daniel Ginerman (a quien nombré antes) solía hablar de Patria y Matria (no recuerdo en qué contexto) pero algo de eso hay en esta historia de la doble nacionalidad.  Me siento profundamente arraigado en Israel, y este es mi lugar en el mundo. Al mismo tiempo siento un gran cariño y una eterna gratitud para con Uruguay.

Daniel con alguos de sus amigos más cercanos, uruguayos todos. De izquierda a derecha: Ernesto Silberman, Daniel Geppert, Daniel Dobroszklanka, Daniel Aizen, Pablo Slonimczyk, Alejandro Murninkas

 

Me genera una inmensa alegria leer noticias sobre avences que alli suceden. Siento orgullo cuando cuento o muestro ciertas cosas y lugares de Uruguay a amigos o compañeros de trabajo, e intento generar intercambios comerciales entre ambos países cuando veo alguna oportunidad.

Y lo más importante: los chicos saben que independientemente de lo que pase con el fútbol de Israel, en cada mundial o torneo internacional de fútbol, solo se hincha por Uruguay. Uruguay vs Israel: ¡Uruguay!

P: ¡ Es que no podemos olvidaros de lo más importante! Daniel…¿algo  que quieras agregar?

R: Si, y posiblemente lo único importante de lo que dije en esta entrevista: ¡muchas gracias por la oportunidad de estar presente en este medio!

Heredé (en vida) de mi padre, el cariño y la admiración por el “Semanario Hebreo”, por la inmensa obra de tu papá y la fuerza y la grandeza con la que tu la sigues adelante. Contra viento y marea, a la distancia y con una altura periodística digna de todo encomio. A veces se hace difícil encontrar temas de consenso, pero vaya que el Semanario Hebreo sí que es uno de ellos.

P: Mil gracias por tus palabras Daniel. Me emocionaste. Espero merecerlas. ¡Shaná Tová!

R:  Shana tova u Metuka, Ktiva v Jatima Tova para todos! Buen año, que tengamos todos un año dulce y seamos inscriptos en el Libro de la Vida.

Ana Jerozolimski
(29 Septiembre 2022 , 10:26)

Ultimas Noticias Ver más

 Parashá Vaietze
Mundo Judío

Parashá Vaietze

01 Diciembre 2022


Por Eli Levy

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas
Tecnologías & Salud

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas

01 Diciembre 2022


Fuente: https://nocamels.com Por Ariel Grossman

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 0.0677400 segundos (18466)
2022-12-01T20:37:22-03:00