Cultura

Mis lecturas de noviembre

Noviembre fue un mes de grande lecturas. En este listado hay libros muy largos, pero excelentes como El jilguero de Dona Tartt, el que recomiendo especialmente. Es brillante, ideal para combinarlo con otros libros. Comienza con una explosión en el Metropolitan de Nueva York, que deja a Theo. de 13 años solo. Es un viaje de inciación, un recorrido de crecimiento, dolor y muchas dificultades que padece el protagonista a lo largo de toda la novela. 


Mi preferida, sin dudas,  es  Historia de mujeres casadas de Cristina Campos. Con Barcelona como escenario, esta novela narra la historia de Gabriela, periodista, casada y sus amigas.Trata de amor, de deseo, de vínculos fuertes y lo hace con mucha honestidad. La infidelidad femenina es protagonista de este libro, la autora la narra de manera descarnada. Es  un libro para mujeres mayores de cuarenta y para hombres que quieran comprender la mente femenina. 


Operación Shylock es por ahora lo mejor que leí de Philip Roth, con su humor cínico y desopilante, inventa una ficción que tiene como escenario una Jerusalem real y encuentros con Aharon Appelfeld, autor al que admiro. En una Jerusalem en la que se celebra el juicio a Ivan el Terrible, Philip Roth se encuentra con su alter ego que tinee una teoría desopilante y terrible a la vez: el diasporismo. Vale la pena este libro, 


María Domecq, es una novela de Juan Forn,  que se sirve de historia  argentina como contexto y que me informó sobre la Semana Trágica de 1919, el primer progromo en América Latina.Leer a Juan Forn es una delicia, Dice Juan Sklar, autor de Nunca llegamos a la India y de Catorce cuadernos:  

´Esta es la novela argentina que más me influyó. Por el personaje en crisis, por el cuerpo que falla, por los viajes, por búsqueda del linaje familiar, por la necesidad del protagonista de encontrar una forma de vivir que no lo destruya. Pero también por el ritmo, la prosa sin vueltas y la necesidad de contar una buena historia.

Es, además, el libro que más veces regalé. Y nunca me hizo quedar mal. Quisiera que “Maria Domecq” fuera más leído. Que todo el mundo tuviera una copia en su casa y que lo pueda comentar con cualquiera que me cruce en un bar". 


El único que no me gustó fue Romper el círculo, que habla de la violencia en la pareja en una novela que parece rosa pero no lo es.Lo que rescato del libro es la decisión de romper el círculo, La historia en sí misma tiene tan poco de realidad, una chica que deja entrar a su casa a un chico que vive en la calle.Romantiza la pobreza.  Es una novelita en la que se incluyó la violencia doméstica para convertirla en algo politicamente correcto. Tiene todo los ingredientes de la novela rosa más la violencia de género. La protagonista busca justificar al agresor, es un tema durísimo que necesita ser tratado con profundidad y no a la ligera, como en esta novela. Tal vez sea un acercamiento al tema para adolescentes. Yo no lo recomiendo.


Estás muy callada hoy de Ana Navajas, lo leí por sugerencia de Pedro Mairal en un taller suyo, es el primero libro de esta escritora, que es ágil y honesto. Habla del duelo por la madre y de un esposo siempre de buen humor, la envidia de sus amigas. , la relación con sus hijos, sus hermanos, su marido y sus propios desafíos. es una novela hecha de retazos que logra la unidad. Esos pedazos podrían intercambiarse, porque el pasado es un eterno presente en la cabeza de Ana. El estilo de la novela es melancólico y gracioso al mismo tiempo. Es fresco, desprejuiciado, aunque también medido, quizás por efecto del tono parejo y de continua reflexión.


El último libro  de Pedro Mairal: Esta historia no está disponible, desde el título nos habla de este tiempo que nos toca vivir. Es un mix de textos, algunos de la pandemia, otros más cercanos en el tiempo. Textos cortos, bien escritos, con ese touch que tiene Mairal, fácil de leer y con un muy buen ojo para describir lugares y personajes. En lo personal, mi libro preferido suyo es Salvatierra pero la descripción de Montevideo de La Uruguaya quedó en mi memoria para siempre. En este libro, cuyo género resulta difícil de precisar (no es una novela pero los textos cortos que lo componen tampoco terminan de ser cuentos),,habla desde la parernidad y los conflictos vocacionales hasta las redes sociales y los modos de dormir, en una muestra de su particular modo de ver e interpretar el mundo para, luego, escribirlo. Lo recomiendo. 

"En un divorcio se puede hacer división de bienes, pero no de sueños. Porque los cuerpos repasaron esas coreografías noche tras noche, dos animales respirando juntos, cuidándose el uno al otro, contagiándose sus comportamientos involuntarios, sincronizándose. Dos cuerpos que se nivelaron en el espacio de la cama, se conjugaron en sus formas, en una especie de Tetris de solo dos bloques. Ensamblándose en sus articulaciones para caber en el rectángulo del colchón. Rodillas contra rodillas, como atletas congelados persiguiéndose, como nadadores paralelos, como amantes paracaidistas flotando en el sueño, cayendo juntos, con los ojos cerrados"

Janet Rudman
(03 Diciembre 2022 , 18:10)

Ultimas Noticias Ver más

 Israel no para. Una delegación médica de Tzahal parte a Turquía .
Israel

Israel no para. Una delegación médica de Tzahal parte a Turquía .

07 Febrero 2023


Instalará un hospital de campaña para atender damnificados. Fotos: Dover Tzahal

Esta página fue generada en 0.0735049 segundos (1483)
2023-02-08T01:28:15-03:00