Israel

Hijos LGBT, un desafío especial en hogares religiosos

A raíz de la polémica sobre el tema LGBT al entrar en funciones la nueva coalición de gobierno de Israel-por un lado con un saludo especial del Primer Ministro Netanyahu  a su copartidario Amir Ohana, a quien promovió y aprobó como nuevo Presidente de la Kneset, y por otro con diputados ultraortodoxos tapándose la cara para expresar su reserva, aunque votaron por él- nos parece oportuno compartir esta nota de tiempo atrás sobre un aspecto singular relacionado a este tema: religiosos gays y cómo viven con su condición, en su entorno particular.

El dato que más circula sobre la cantidad de personas miembros de la comunidad LGBT , tanto en Israel como en otras partes del mundo, es que se trata de aproximadamente el 10% de la población. Esto incluye a todos los sectores de la ciudadanía , y por cierto la gente religiosa no queda excluida. Pero tratar el tema abiertamente y más que nada reconocer públicamente que “también entre nosotros hay”, siempre fue difícil para la población observante. Cuanto más ortodoxa, más difícil por cierto.

En los últimos tiempos, hay una creciente apertura más que nada en el seno del sector conocido como sionismo religioso, y entre los protagonistas hay también rabinos conscientes de la homosexualidad o lesbianismo también entre judíos observantes, por lo cual deciden no esconder la cabeza y lidiar con la situación. Por otra parte, como ya quedó claro últimamente, hay también en ese sector quienes se pronuncian fuertemente en contra, inclusive con términos insultantes y ofensivos.

La prohibición

En hogares religiosos, aunque nunca se puede generalizar, el tema es más complejo por definición que en familias no observantes, por la prohibición explícita en la Tora de relaciones homosexuales. Concretamente, esto aparece en el libro de Vaikrá (Levítico), el tercer libro de la Torá (capítulo 18, versículo 22), en el que dice “no te acostarás con un hombre como te acuestas con una mujer” y se agrega que “es una abominación”.

El Rabino Eliezer Shemtov nos explica algo clave: en el judaísmo no está prohibida la homosexualidad, sino los actos homosexuales, así como no está prohibido querer viajar en Shabat, sino hacerlo en la práctica.

En cuanto a la actitud ante el lesbianismo, no hay una prohibición explícita en la Torá, pero nos dice  el Rabino Shemtov que el gran sabio Maimónides afirmaba que sí estaba insinuada, al decirse “no te comportarás como los egipcios”, una de cuyas prácticas era precisamente las relaciones sexuales entre mujeres.

La apertura

El texto bíblico es sin duda una referencia para judíos creyentes. Pero frente a ellos puede estar la convicción de que todo ser humano fue creado a Imagen y Semejanza de Dios y que también quienes tienen una tendencia sexual distinta son Su creación. Claro que a ello se agrega, en cada caso personal, la actitud ante los hijos y el deseo de apoyarlos y no hacerlos sentirse perdidos y rechazados.

En los últimos años se ha estado dando un proceso paulatino en ciertos círculos religiosos cada vez mayores, de apertura a la comunidad LGBT. Hay grupos de apoyo compuestos exclusivamente por religiosos e inclusive algunos rabinos ortodoxos que dan su apoyo, comprendiendo que el fenómeno se da también entre los religiosos, en el mismo porcentaje que en la población general, cerca del 10%. En todas las marchas de orgullo gay en Israel que hemos cubierto personalmente, es notoria la participación también de jóvenes y adultos religiosos así como de organizaciones compuestas especialmente por israelíes observantes, que sostienen: “también entre nosotros hay”. En junio último, conocimos inclusive una organización formada por religiosos que no son homosexuales, pero son conscientes de la presión bajo la que pueden vivir quienes, siendo creyentes, sí lo son, por lo cual tomaron la iniciativa simplemente de manifestarse en su favor.

Un caso especial

Una figura singular en este tema es el  Rabino Dr. Beni Lau de Jerusalem, ortodoxo, que conoce el tema de cerca, no sólo porque encabeza una comunidad sino porque uno de sus hermanos , rabino conservador, es homosexual declarado.  Es interesante que el Rav Beni Lau es el primo del Rabino Jefe Ashkenazi de Israel, haredi, ultraortodoxo, formalmente de posturas muy distintas a las suyas.

 Beni Lau ha encabezado recientemente encuentros con padres de jóvenes homosexuales o lesbianas y sostiene que “en el sionismo religioso se está dando un proceso importante que permite mirar a la realidad tal cual es, también entre rabinos”.

Lau recuerda que el primer paso lo dio hace unos  años en su sinagoga, Ramban, cuando junto con la rabina Carmit Faintoch, organizó una velada relacionada a Janucá para padres “que todavía están en el closet” y se sorprendió de ver que llegaron cientos de personas de todo Israel. “Algunos vinieron con sus hijos, otros solos, y vimos algo importantísimo. Para los religiosos, la columna vertebral de su vida es la Torá, el estudio, la comunidad. Pero acá mostraban que entienden que hay gente con necesidades diferentes y que reconocerlo no altera esa columna vertebral”.

 “Hace 20 ó 30 años, había rabinos que no querían ni escuchar el término LGBT”-asegura el Rabino Beni Lau. “Hoy hay mucha vida alrededor de esto, seminarios, congresos, encuentros de aprendizaje. Las puertas cerradas se van abriendo, y eso es muy alentador”.

Ana Jerozolimski
(08 Enero 2023 , 05:24)

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

18 Abril 2024


Ajustándonos a la Santidad - Las Lecciones del Ciclo Femenino - El Rebe, Hasta el Mínimo Detalle - El Seder de Pésaj     

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores
Entrevistas

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores

18 Abril 2024


Con el Dr Mijael Milstein, experto en temática palestina

Esta página fue generada en 0.0550961 segundos (10210)
2024-04-18T11:41:39-03:00