Israel

Una crítica original al plan de reforma judicial israelí

 

En el mar de materiales que circulan estos días por las redes y los grupos de whatsapp- de los cuales hay que estar atentos para entender cuáles son instructivos  y cuáles merecen ir directo al tacho de basura-miramos y escuchamos con atención una muy buena explicación sobre la problemática del programa de “reforma” judicial del gobierno de Israel . Es un corto video filmado por un abogado israelí, Doctor en Leyes,  hoy residente en  Texas, Estados Unidos, que evidentemente años atrás no era religioso y hoy en día es haredí, ultraortodoxo. También se presenta como tal, sin dar detalles de su pasado.

 Se trata de  Ram Sidi, quien cuenta que es republicano, de lo cual se desprende que tiene un encare  de ideas conservadoras, lo cual menciona para explicar que su crítica no tiene ningún tipo de consideración política o ideológica.

 

Lo mejor es compartir su explicación. A continuación, un amplio resumen.

Al final del texto, subimos el video original completo, en hebreo.

 

“Hermanos míos en Israel, mi nombre es Ram Sidi, vivo en Estados Unidos. Soy abogado de profesión, texano, Doctor en Leyes. Y más allá de ello y ante todo, soy judío religioso haredí. Sigo la Torá del sagrado Baal Shem Tov y hago este video por mi preocupación por mi pueblo Israel y su destino.

Veo la guerra que está ocurriendo entre hermanos. Y cuando hay guerra entre hermanos, hay destrucción. Y hay que entenderlo, más que nada mis hermanos religiosos. Ustedes tienen que comprenderlo. Es que ya sabemos por qué fue destruido el Segundo Templo.

Ante todo, quisiera referirme al tema desde un punto de vista jurídico.

Oigo las propuestas del querido Primer Ministro Netanyahu . Y digo querido, porque también si no concuerdo con su opinión, es judío, todos somos un mismo pueblo y todos venimos de la raíz de una misma alma. Debemos recordarlo. Somos uno. 
Bibi plantea un mensaje que desde un punto de vista jurídico no es correcto. Es una demagogia y una mentira. 

Voy al grano.Bibi dijo que en Estados Unidos el Presidente determina quiénes son los jueces y los nombra. Es cierto, eso es verdad. Pero hay una gran diferencia entre Israel y Estados Unidos . Y estas son las diferencias.

1)    En EEUU hay tres poderes separados y hay pesos y contrapesos absolutos. Hay un Poder Judicial, que es la Suprema Corte de Justicia, un Poder Legislativo que es el Senado y que no tiene relación con el Presidente . No entro acá en detalles sobre el Congreso. Y está el Ejecutivo, que es el Presidente. Es cierto que el Presidente nombra los jueces de la Suprema Corte  pero no puede hacerlo contra la voluntad del Senado. O sea, cuando nombra a un juez,precisa la autorización del Senado. Cierto que si el Senado no lo aprueba, no es que el Senado puede poner otros jueces. Pero hay un limbo y si no encuentran jueces, pues no hay jueces.

En Israel no existe esta forma de control porque hay solamente dos poderes. Supuestamente se puede decir que está por un lado la Kneset y por otro está el gobierno, pero en la práctica es el mismo marco. Dado que el gobierno es la mayoría de la Kneset , es como si la Kneset no existiera. En Estados Unidos, el Senado está separado del Presidente.

 

2)    La segunda diferencia es que en Estados Unidos los jueces son nombrados para toda la vida. No tienen un período predeterminado en el tiempo. Son jueces hasta que mueran. O sea que no es seguro que el Presidente, en su período de gobierno, tendrá la oportunidad de nombrar a un juez. Es que si no muere un juez o se retira por su voluntad, no se desocupa un lugar. O sea que puede pasar que un Presidente termine su período sin nombrar un juez.

3)    En Estados Unidos, a diferencia de Israel, el Presidente tiene un límite de solamente dos períodos de gobierno. Puede ser presidente durante no más de 8 años, tras los caules se va a su casa y no puede volver bajo ningún concepto. O sea que no hay gobierno de dictadura. Puede que llegue a nombrar jueces, pero tiene solamente dos períodos, no más. En Israel mientras tanto, el Primer Ministro puede estar en el cargo 20 , 30 años. 

Obama llegó a nombrar a dos juezas, Trump nombró tres jueces, pero hay presidentes que no nombran a ninguno.

4)    Otra diferencia es que en Estados Unidos hay Constitución. Esta determina en forma clara qué es legal y qué no.

5)    En Estados Unidos, el único que puede interpretar la ley es la Suprema Corte de Justicia. Nadie puede hacerlo si no le gusta a alguien en el poder. Y no hay llamados a cambiar a la Suprema Corte.  Hoy en día hay dos temas acúticos en la sociedad norteamericana, así como en Israel. Uno es el tema del aborto, en el que una mitad apoya y la otra mitad se opone. Y el otro es el derecho de portar armas , la mitad a favor y la mitad en contra.

Durante 20 años la Suprema Corte había determinado que está autorizado abortar y hace un tiempo, luego de décadas, la Suprema Corte con una nueva composición de jueces, revirtió la interpretación de la ley. Mucha gente no está satisfecha pero no hay un llamado a cambiar a la Suprema Corte. Está claro que la Suprema Corte es la que decide. 

6)    En Estados Unidos se puede hacer cambios y correcciones en la Constitución, pero para eso se necesita una mayoria del 75%, las tres cuartas partes de los votos del Senado, que es el Poder Legislativo. 

 

Y hay que entender que ahora  en Israel cuando quieren hacer una reforma o un cambio en la Suprema Corte , es tan fuerte como un cambio en la Constitución. Una mayoría de 61 de 120 diputados equivale a una mayoría de 50.8%, una mayoría sumamente pequeña. Y también si son 64 es una mayoría sumamente pequeña. No se puede cambiar una constitución con  una mayoría así. Si se trata de ¾ eso sí es la voluntad del pueblo, pero menos del 53% es una mayoría extremadamente chica.

 

7)    Yo soy de posturas de derecha, soy Republicano. Y creo que hay que hacer cambios en el sistema judicial israelí. Lo digo como jurista. Pero tiene que hacérselo con las limitaciones que explico a continuación.

En primer término, tiene que ser un cambio general en el sistema de gobierno, no solamente un cambio de la Suprema Corte. O sea,  hacer un cambio en los tribunales pero con una separación clara entre los tres poderes. No como hoy que la Kneset y el gobierno  son una sola cosa porque el gobierno controla la Kneset. Y tiene que haber una Constitución clara.Y cualquier cambio que se le haga, debe requerir por lo menos el 75% de los votos. Entonces, la gente no saldrá a la calle porque eso reflejará la voluntad del pueblo. 51% no es la voluntad del pueblo sino una mayoría pequeñísima. Con esa mayoría no se hace cambios críticos. 

Eso no es democracia.

Eso es dictadura.

Hay que recordarlo.

 

Este es el mensaje que quería transmitir desde un punto de vista jurídico. Todos los hechos que plantean respecto a Estados Unidos, no son ciertos. No se puede decir que en EEUU el Presidente nombra a los jueces pero no mencionar todas las otras diferencias. No se puede tomarsolamente un árbol del bosque. Eso es mentir. 

 

Me dirijo aquí a mis amigos haredim y religiosos. La división en Israel resultará perjudicial para todos. 

(…)

Y quien está ahora del lado fuerte, que no se alegre, porque hoy la situación puede favorcerlo y mañana perjudicarlo .

Me duele la situación y por eso hago este video. Nunca intervine en política ni aparecí. Pero esta vez es imprescindible. 

Hermanos míos e Israel, deténganse, respiren hondo. Abran los ojos, dejen de correr ciegamente y hagan el cambio correcto.

 

Que tengamos todos un feliz Pesaj.

Amo a todo el pueblo de Israel.

Con la ayuda de Dios, todo se arreglará.

 

Ana Jerozolimski
(04 Abril 2023 , 13:06)

Ultimas Noticias Ver más

Lula está rabioso
Israel

Lula está rabioso

24 Febrero 2024


por Danilo Arbilla Publicado en "El País" de Uruguay

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

22 Febrero 2024


 Cómo Elegir un Líder - Lo Sublime y lo Mundano - La Alegría de una Mitzvá - Consolar a los Dolientes            

Esta página fue generada en 0.0520868 segundos (3819)
2024-02-25T05:38:25-03:00