Noticias

La silenciosa y oscura cara de la revuelta

Por Robby Frankenthal

En 2001, después del colapso del estado neoliberal en Argentina, el pueblo clamó en las calles: "¡Que se vayan todos!". En ese momento, muchos advirtieron sobre la posibilidad de un caos anárquico y abogaron por la institucionalización de la revuelta popular. Algunos realmente se marcharon y surgieron dos nuevos bloques políticos (Kirchnerismo 2003-2015, Macrismo 2015-2019, y una coalición influenciada por el Kirchnerismo 2019-2023). Ahora, con una inflación de más del 120 % al año y un 40 % de la población viviendo por debajo del umbral oficial de pobreza, la protesta encontró un camino institucional: en las elecciones primarias del 13 de agosto de 2023, un 30 % de los votantes argentinos apoyaron a un candidato de derecha,, Javier Milei.

Un economista mediocre (sus libros están llenos de plagios de otros autores) se ha hecho conocido a lo largo de los años Milei por su papel en programas de paneles de televisión. Allí asumió el papel del alborotador incontrolable y se destacó por su incontinencia verbal. En algún momento, también fue asesor del general Antonio Domingo Bussi, condenado por varias violaciones de los derechos humanos. Siguiendo una definición del sociólogo portugués Boaventura da Sousa Santos, se podría entender a Milei como una expresión de un fascismo social, es decir, un fascismo que no surge de un líder o partido, sino que crece desde el corazón de una sociedad que ni siquiera tiene claro lo que significa el fascismo. "El rugido no proviene de Milei, sino del crujir de un sistema democrático basado en una sociedad capitalista que funciona con el combustible de la ideología neoliberal, proveniente de la dictadura y que fue inculcada por los gobiernos más o menos democráticos que la siguieron con dificultad. Una sociedad en la que la mayoría de los trabajadores informales no son reconocidos, en la que los trabajadores calificados y no calificados viven con ingresos bajos agotados, en la que los investigadores empobrecidos se preocupan por su sustento en una profesión, en la que los empleados públicos desilusionados y/o burocratizados temen por una línea política, en la que los maestros luchan en una batalla desigual ante la falta de voluntad política " (Micael Cuesta, Revista Anfibia).

Milei promete a la población todo tipo de medidas restrictivas: privatización de la educación y el sistema de salud, abolición de las leyes sobre el aborto y la educación sexual en las escuelas, eliminación del sistema de distribución de fondos entre las provincias argentinas, cierre del Banco Central de Argentina, un plan de recortes de gastos para el Estado que hace que las propuestas del FMI parezcan una lista de sugerencias amigables... y así sucesivamente. Al mismo tiempo, aboga por la liberalización del comercio de órganos y el derecho a poseer y portar armas. En la noche de las elecciones, Milei destacó que su lema sería "La abolición de la justicia social, esta atrocidad política". La mayoría de sus votantes ignoran todas estas posibles consecuencias, dejándose deslumbrar por sus ataques a la "casta política" y la "dolarización" de la economía.

La dedicación de su éxito electoral a su hermana Karina ("el jefe", como Javier Milei la llama) y a sus cinco perros, a los que llama "hijos" (copias clonadas de su perro favorito, Conan), abrió una ventana hacia la vida interior del político argentino. Según sus propias declaraciones, durante su infancia fue brutalmente golpeado por su padre, con el consentimiento pasivo de su madre. De ahí proviene su vínculo con su hermana. Según Milei, Conan y Karina son los únicos dos seres en el mundo en los que confía, afirmó en una entrevista con CNN.

Las perspectivas para octubre. El 22 de octubre de 2023 se llevará a cabo la primera vuelta de las elecciones nacionales para presidente. Es muy probable que ninguno de los candidatos alcance los votos necesarios (45 % de los votos o al menos 40 % y una diferencia de al menos 10 % respecto al siguiente candidato) para ser elegido en la primera vuelta. Los candidatos con mayores posibilidades son Javier Milei, Patricia Bullrich y Sergio Massa.

El actual Ministro de Economía, Sergio Massa, es el candidato de la "Unión por la Patria", una coalición liderada por el peronismo. En las primarias, se impuso claramente sobre su contrincante Juan Grabois. Cuenta con el respaldo de los gobernadores peronistas, las federaciones sindicales CGT y CTA, y parte de los movimientos sociales. Sin embargo, sus perspectivas se ven empañadas debido a la muy difícil situación económica del país.

Patricia Bullrich, sucesora del expresidente Macri, se postula para la coalición conservadora "Juntos por el Cambio". En las primarias, venció de manera contundente al candidato moderado de la misma coalición, Horacio Rodríguez Larreta. En su juventud, Bullrich fue una militante comprometida en el grupo revolucionario de izquierda Montoneros. En la década de 1990, se convirtió en ferviente seguidora del peronista neoliberal Carlos Menem y luego ocupó el Ministerio de Trabajo durante la presidencia fallida de Fernando de la Rúa. Su inclinación hacia la derecha alcanzó su punto máximo cuando fue Ministra de Seguridad bajo la presidencia de Mauricio Macri entre 2015 y 2019. Aparecía en uniforme militar en las imágenes y se la acusaba políticamente  responsable de la muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Su colega de partido (o rival) Elisa Carrió advirtió durante la campaña interna que la política que Bullrich quería implementar solo podría llevarse a cabo mediante la violencia estatal y que los ejecutores de esta política tendrían que rendir cuentas ante la justicia por violaciones de los derechos humanos en el futuro. Bullrich debe equilibrar entre los miembros conservadores moderados de su coalición y el fundamentalismo de extrema derecha de Milei. Su predecesor, Macri, aplaudiría una alianza entre Bullrich y Milei en una posible segunda vuelta electoral.

Tiene estructuras propias y es un refugio para políticos fallidos tanto del ámbito conservador como peronista. A esto se suma la candidata a la vicepresidencia, Victoria Villaruel. Proviene de una familia de miembros de las Fuerzas Armadas argentinas y en 2006 fundó una ONG con el objetivo de justificar las violaciones de derechos humanos de la dictadura militar argentina (1976-83) mediante la referencia a la violencia política de las organizaciones político-militares de izquierda de los años 70. Además, es la embajadora no oficial del partido español de extrema derecha VOX en América del Sur. Milei ha participado en eventos de VOX en España. A pesar de su fundamentalismo neoliberal, Milei no es el candidato preferido del establishment argentino, ya que una presidencia del excéntrico economista llevaría al país, a corto o largo plazo, al caos absoluto.

Independientemente de cómo termine esta primera vuelta el 22 de octubre de 2023, Milei ya ha desplazado claramente las coordenadas de la política argentina hacia la derecha, y este hecho es algo que ninguno de sus oponentes puede pasar por alto.

 

 

 

Ultimas Noticias Ver más

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación
Entrevistas

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación

16 Junio 2024


La joven israelo-uruguaya que volvió de Gaza, pero aún no logra volver a la normalidad

Esta página fue generada en 0.0484829 segundos (9065)
2024-06-17T14:27:47-03:00