Noticias

El caso ADL

Por Eli Aljanati

Análisis de una estrategia equivocada.
Cuando sumarse, resta.
En los últimos días se ha iniciado un conflicto entre ElonMusk, el hombre más rico del mundo, dueño de –entre otras cosas- Twitter, ahora X y la Anti Defamation League (ADL).
La razón: Este tuit 

 

--

La piedra debajo del cangrejo: la reducción de los ingresos por publicidad en Twitter, por presión de diversos colectivos, opuestos a la  cosmovisión de ElonMusk.

Entre esos grupos están la NCAAP (comunidad afroamericana), los colectivos LGBTQ y…. ADL.

Todos estos grupos sostienen posiciones cercanas al Partido Demócrata  y son críticos de Twitter y Elon Musk personalmente. 

Todos ellos han presionado para que se retire la publicidad en Twitter, lo que el propio Elon  Musk ha estimado en un 10 % de los ingresos de la app. 

Que hizo Elon ¿? Amenaza con un juicio billonario contra…. La ADL exclusivamente.

Porque la ADL está involucrada en este combo de organizaciones ¿? 

Porque su director Jonathan Greenblatt ha llevado a la organización a involucrarse en causas progresistas ajenas a la causa de lucha contra el antisemitismo en el entendido que, el antisemitismo es también una causa progresista y que por ello deben actuar conjuntamente. 

Tal vez una interpretación  de la teoría de la intersectionality. 

Una brevísima definición- La interseccionalidad puede ser definida como una perspectiva o enfoque metodológico para arrojar luz sobre los problemas de clase, raza, género, orientación sexual, sexo, etnia, nación, creencias, etc. Este método, se propone como una instancia superadora en tanto busca explicar las categorías mencionadas anteriormente no de manera aislada, sino a través de sus mutuas interacciones en distintos niveles de análisis.

ADL se ha aliado a los postulados del Partido Demócrata norteamericano, ha establecido un sesgo político partidario a su gestión y ha alterado los postulados de lucha contra el antisemitismo para no “molestar” a sus aliados políticos.

Un ejemplo ¿? Ha alterado la definición de antisemitismo de su organización para que no pueda quedar incluido el antisemitismo de izquierda. Se ha negado a condenar los flagrantes casos de ataques a comunidades judías en USA, cuando manifiestamente los agresores podían estar vinculados a colectivos aliados.

El caso paradigmático de esta situación es la participación de la ADL junto a Al Sharpton , un conocido líder afroamericano que décadas atrás participo e instigo a una suerte de pogrom en Crown Heights.

   

Fuentes:

https://mosaicmagazine.com/picks/politics-current-affairs/2020/08/how-the-adl-erased-al-sharptons-history-of-anti-jewish-agitation/

https://www.tabletmag.com/sections/news/articles/al-sharpton-jonathan-greenblatt-adl

Para complicar aún más las cosas, Musk ha revelado que ADL presiono para cerrar varias cuentas en Twitter , entre ellas Libs of TikTok , dirigida por una mujer judía ortodoxa, cuyo contenido es mostrar los excesos y sin sentidos de las políticas “woke” (identitarias) de la mayoría de los aliados de ADL.      

--

--

Esta situación ha colocado en un lugar difícil a buena parte de la comunidad judía que durante años ha criticado el accionar político de la ADL.

Si bien lo ocurrido en estos días, vendría a ser una suerte de confirmación de sus criticas, también queda claro que tanto Twitter como Elon Musk han demonizado a la ADL usándola de chivo expiatorio, ante la imposibilidad de atacar a rivales más importantes como NCAAP o SPLC .

Musk ha preferido que lo acusen de antisemita (cosa que aparentemente en USA, ya no pesa mucho) antes que ser acusado de racista u homófono o similar. 

Musk también ha usado parte del material con el que la propia comunidad judía norteamericana (la parte que no se alía con el Partido Demócrata) ha criticado fuertemente el accionar político de la ADL.

Pero también ha utilizado material de carácter fuertemente antisemita generado por grupos que tienen entre sus objetivos el ataque a los judíos en base a teorías conspirativas, de las que abundan en USA.

Todo este embrollo, solo pretende ilustrar una idea.

La inconveniencia para las instituciones judías de sumarse a colectivos supuestamente “aliados”, ya sea por razones ideológicas, estratégicas, etc. Que lleven a la perdida de independencia y a la degradación del objetivo principal de cualquier organización judía como lo es la lucha contra el antisemitismo, venga de donde venga.

Lo que le ha ocurrido a la ADL no es el primer caso, ni será el último. Para los antisemitas, el judío es  el judío. Jamás recordara si eres su aliado de izquierda o derecha a la hora de abandonarte, ya que siempre te verá como un distinto.

Ya ocurrió en la propia  USA, cuando judíos fueron expulsados de marchas como el #MeToo o #BlackLivesMatter, por negarse a concordar con los postulados de dichas organizaciones que exigían como “autos de fe” la condena a las políticas del Estado de Israel y abjurar del sionismo (movimiento nacional de liberación del Pueblo de Israel y su conexión indivisible con la tierra que hoy es parte del Estado de Israel). Cualquier similitud con la Inquisición Española no es mera coincidencia.

A veces, sumarse a ciertos movimientos, te hace perder.

Ultimas Noticias Ver más

No es un fácil ser un niño aquí
Israel

No es un fácil ser un niño aquí

17 Junio 2024


Por Siván Gobrin  Fuente: red x

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación
Entrevistas

Shani Goren, entre la libertad y la preocupación

16 Junio 2024


La joven israelo-uruguaya que volvió de Gaza, pero aún no logra volver a la normalidad

Esta página fue generada en 0.0473380 segundos (9345)
2024-06-17T14:54:36-03:00