Cultura

Mis lecturas de setiembre

Este mes fue un mes de comenzar libros y abandonarlos, o de formzarme a leerlos din demasiada pasiónl Algunos no los terminé por eso no aparecen. La paciente silenciosa lo recomiendo para momentos de cansancio y agotamiento. Sigo sosteniendo que los lectores tenemos la posibilidad de salir por un rato de nuestra vida cotidiana, de esas tristezas que a veces nos llenan, sin saber muy bien por qué. Los libros todo lo pueden, solo necesitan una oportunidad para entrar en nuestras vidas. 

La paciente silenciosa de Alex Michaelides


Este thriller me dejó completamente fascinada. Mientras lo leía, me sumergí por completo en su trama y experimenté una gran sensación de felicidad. A pesar de que disfruto mucho de la lectura, este libro logró proporcionarme una experiencia única. No pude encontrar ningún punto de referencia personal en la historia, lo que lo hizo aún más intrigante. Destaco especialmente la habilidad del autor para construir personajes, especialmente la protagonista.

El desenlace de la historia resultó ser inesperado para mí, aunque debo admitir que no soy una gran aficionada a las novelas policíacas y rara vez logro adivinar quién es el culpable. "La Paciente Silenciosa" nos sumerge en la historia de Theo Faber, un psicoterapeuta obsesionado con descubrir los motivos detrás de los actos de una famosa pintora que, aparentemente, lleva una vida perfecta pero que un día asesina a su marido y luego se sume en el silencio.

La pregunta fundamental que el terapeuta debe responder es: ¿Por qué Alicia no habla? Esta pregunta central impulsa la trama y mantiene el misterio durante toda la novela. "La Paciente Silenciosa" marca el debut del autor y guionista británico Alex Michaelides, y personalmente creo que tiene un futuro brillante en su carrera literaria.

Aunque puedo notar cierta similitud con Agatha Christie en términos de la complejidad de la trama, este libro se destaca por la profundidad en la construcción de personajes. Aunque el libro ofrece mucha información que puede llegar a confundir, la forma en que va y viene en el tiempo añade un elemento adicional de intriga.

En resumen, este libro me fascinó y lo recomiendo encarecidamente. A quienes lo lean, les aconsejo que no revelen el desenlace, ya que es uno de los puntos más altos de la obra.

 
Las maravillas de Elena Medel

"Las Maravillas" entreteje las vidas de tres mujeres pertenecientes a la misma familia: María, su hija Carmen y su nieta Alicia. A pesar de que los años las han distanciado y apenas mantienen contacto, descubrimos que comparten mucho más de lo que podríamos imaginar: una historia de supervivencia en un mundo que muchas veces se muestra hostil hacia las mujeres. La perspectiva feminista que Medel aporta a la historia se entrelaza con la cuestión de clase en cada uno de los capítulos.

Los espacios, los cuerpos y los trabajos de las protagonistas, así como sus condiciones de vida, los sacrificios que hacen, los afectos que comparten y hasta las revoluciones y el trabajo en asociaciones de barrio que llenan las páginas de "Las Maravillas", todo ello es un reflejo de la historia reciente de las mujeres en España. Es una historia que a menudo no se encuentra escrita en los libros de historia, pero esta novela se convierte en un hermoso ejercicio de memoria colectiva con un enfoque muy acorde a los tiempos actuales.

"Las Maravillas" se adentra en la compleja relación entre el dinero y la identidad. Explora cómo la falta de dinero puede llegar a definirnos de maneras profundas y afectar nuestras vidas en diferentes aspectos. Además, aborda temas relacionados con los cuidados, las responsabilidades y las expectativas que recaen sobre nosotras como mujeres en la sociedad.

Esta novela presenta una estructura narrativa que viaja en el tiempo, explorando las normas sociales y las expectativas que han rodeado a las mujeres a lo largo de la historia. A menudo nos confronta con la responsabilidad que históricamente se les ha asignado a las mujeres en la esfera de los cuidados.

"Las Maravillas" es, en última instancia, una obra escrita por mujeres y dirigida a mujeres, y aunque indudablemente está bien escrita, es posible que se perciba como una más dentro de un género literario que ha experimentado un auge significativo en los últimos años.

 Ya te llegará correspondencia entre Margo Glantz y Tamara Kamenszain

Las cartas son un símbolo del pasado y han sido un ejemplo de comunicación en tiempos pasados. Aunque hoy en día apenas se envíen cartas por correo, aún podemos disfrutar de muchas de ellas, especialmente las escritas por reconocidos escritores y escritoras, como las que se recopilan en "Ya te llegará. Correspondencia 1984-1997" de Margo Glantz y Tamara Kamenszain.

A diferencia de los correos electrónicos y las conversaciones por WhatsApp, las cartas permiten ser atesoradas, guardadas en una caja o en un escondite secreto. No pueden compararse con la escritura impersonal y efímera de la comunicación digital, ya que transmiten la vibración temperamental de la letra manuscrita. "Ya te llegará" es un verdadero tesoro que nos permite revivir una época pasada. Con el mundo que viene, tal vez se guarden los correos y los whatsapp y se guarden en un formato ya preparado para un libro. Todavía no lo he visto, pero quién sabe. Estas cartas vuelvo a repetir una y otra vez son de un pasado tradicional dónde las cartas ocupaban un lugar físico, o se guardaban o se tiraban. 

Las descubridoras de este tesoro literario fueron Leonora Djament, Cynthia Edul, Florencia Garramuño, Mercedes Halfon y Malena Rey. La amistad entre Margo y Tamara se consolidó durante el exilio de Tamara y su familia en México durante la última dictadura cívico-militar argentina. Esta amistad, que había comenzado poco antes debido a la amistad entre sus respectivos padres, se fortaleció durante el exilio y continuó hasta la muerte de Tamara en 2021.

Las cartas se convirtieron en la forma de mantener viva esta amistad a través de la escritura, especialmente durante el exilio. El libro "Ya te llegará" comenzó a tomar forma cuando las responsables del hallazgo encontraron las cartas de Margo en el cajón de Tamara. Mientras que el resto de las cartas no estaban ordenadas, las de Margo estaban reunidas, lo que resaltaba su importancia. Esto les entusiasmó y les dio la posibilidad de reconstruir una conversación entre dos escritoras a las que admiraban.

El libro es muy disfrutable, no solo porque nos hace reflexionar sobre el valor de las cartas en la era previa al correo electrónico, sino también por las referencias judías (cuando manda saludos a las bobes)  y las conexiones literarias que contiene. Es un viaje a través del tiempo y las palabras. Sin embargo, al llegar al final del libro, es natural sentir un vacío, ya que nos sumergimos en la intimidad de estas escritoras y quedamos deseando más.
 

Cara de pan de Sara Mesa

"Cara de Pan" es una narración aparentemente sencilla en tercera persona que, a primera vista, podría parecer inverosímil: un hombre mayor desempleado y una adolescente de casi catorce años se encuentran diariamente en un parque durante el horario escolar, a pesar de que la niña falta a clases a escondidas de su profesorado y su familia. Esta es la estructura superficial de la novela, y los lectores pueden quedar a la espera de que ocurra algo que nunca sucederá. La novela desafía nuestra zona de confort y nos presenta a dos personajes marginados por sus respectivos entornos, quienes desarrollan una relación que está fuera de lo común. Es importante destacar que esta relación no se plantea en términos de moralidad, lo socialmente aceptable o lo políticamente correcto, sino que se explora desde la perspectiva de la psicología de dos individuos que buscan escapar de sus soledades y encuentran un refugio en un entorno natural, un paraíso constantemente amenazado por la realidad.

La novela se centra en dos personajes, un espacio (casi) cerrado, las conversaciones entre ellos y la evolución de su relación. A pesar de contar con pocos elementos, logra capturar la atención del lector de manera efectiva. Es interesante destacar cómo la obra se lee con rapidez, a pesar de la ausencia de morbo que a menudo se asocia con narrativas similares.

La recomiendo.

Tema libre de Alejandro Zambra

El libro es  una obra que les va a fascinar a los fans de Alejandro, incluyéndome a mi.  Aunque sus libros, con la excepción de "Fascimile," han sido de mi agrado, este en particular es muy disfrutable.  Es un conjunto de textos que, a pesar de no seguir un orden o coherencia aparente, cautiva. Transmite un sentimiento de extranjería, como si uno estuviera viviendo lejos de casa.

En "Tema libre," Alejandro utiliza su voz inconfundible, mezclando poesía, humor y melancolía en las proporciones adecuadas. Aborda temas como el desarraigo y la sensación de ser un extranjero, ya sea en Nueva York, México o Buenos Aires. También explora los desafíos de la traducción, resaltando la conmovedora tarea de traducir a alguien. El acento, la paternidad y la educación son otros temas que aborda, pero su enfoque principal parece estar en la creatividad y el proceso creativo que se refleja en todas sus actividades.

No te lo recomiendo si no leíste otros libros de Alejandro Zambra como Poeta chileno, que es para mí su obra maestra, o Formas de volver a casa. 

Hasta la próxima.


 

Janet Rudman
(01 Octubre 2023 , 11:43)

Ultimas Noticias Ver más

Hasta siempre, querida Charlotte
En comunidad

Hasta siempre, querida Charlotte

21 Febrero 2024


Por Roberto Cyjon

Esta página fue generada en 0.0693932 segundos (7334)
2024-02-22T09:09:07-03:00