Mundo Judío

MiSinai

Los Cielos y la Tierra - Femineidad - ¿Por qué se Cumplían las Bendiciones del Posadero? - El Descanso de Shabat

 

 

 

 

 

No. 225

Bereshit

Clickear aquí.
Horario de velas en Montevideo, viernes  13/10 18:39 hrs

 

Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

LOS CIELOS Y LA TIERRA

Por Shais Taub

La Torá que D-os nos ha dado contiene una dimensión tanto interna como externa. La dimensión exterior es el significado simple de las narrativas y leyes, mientras que la dimensión interior es la esencia de la Torá, sus secretos y verdades místicas. Quien estudia la Torá según su dimensión interna recibe una perspectiva completamente diferente sobre la sabiduría de D-os y Su guía en nuestras vidas que la que recibe alguien expuesto únicamente al significado claro de la Torá.

Esta ventaja radical ya se puede ver en la forma en que se leen los primeros tres versículos de la Torá.

La Torá comienza:

"En el principio D-os creó los cielos y la tierra. Y la tierra era caos y vacío, y la oscuridad estaba sobre la faz del abismo, y el espíritu de D-os se cernía sobre la faz de las aguas. Y dijo D-os: "Haya luz", y hubo luz." (Bereshit 1:1-3)

Para descubrir la idea mística escondida en estas palabras, tendremos que releerlas de una manera nueva. La Torá no está escrita con oraciones y párrafos. Dejaremos de lado nuestras expectativas preestablecidas sobre cómo deben leerse las palabras y echaremos un vistazo nuevo y más profundo a las palabras a medida que adquieren una nueva forma.

En el principio D-os creó los cielos y la tierra...

La Torá le habla a cada individuo y describe las elecciones que cada uno de nosotros enfrentará en la vida. D-os creó dos caminos para que elijamos. Creó "los cielos", una vida con propósito espiritual, y "la tierra", una existencia estrictamente física. La persona debe elegir la vida que llevará: los "cielos" o la "tierra".

...Y la tierra...

La persona elige la tierra, la vida del cuerpo. Se siente atraído por la firmeza y la tangibilidad que ve en la vida física y mundana. Parece tan real y sólido, algo a lo que puede aferrarse....era caos y vacío...

El esta perdido. Anhelaba orden y plenitud y sólo encontró lo contrario. Quería claridad y plenitud, pero ahora sólo se siente perdido y vacío, la vida del cuerpo, el ego y la comodidad física nunca le proporcionan la paz que anhela.

Ahora sabe que debe buscar algo más.

...y la oscuridad estaba sobre la faz del abismo...

Pero está oscuro y ha caído profundamente. Busca claridad, busca la verdad. Pero es muy difícil ver qué es lo correcto.

¿Y qué va a ser con su yo interior y espiritual que languidece, su grito silencioso sentido en algún lugar profundo pero nunca escuchado?

...y el espíritu de D-os flotaba sobre la faz de las aguas...

El espíritu de D-os, el alma Divina del hombre, la chispa divina colocada dentro de cada uno de nosotros. Se tambalea, vuela perdido sobre las aguas torrenciales.

Pero hay esperanza.

...Y dijo D-os...

Y dijo: "¡Dios!" Él, la persona misma, grita: "¡D-os!" Desde la oscuridad y las profundidades, se da cuenta de que es a D-os a quien busca. No puede encontrar la salida por sí solo, y no necesita hacerlo, porque ahora sabe cuál es la Realidad que ha estado buscando todo este tiempo.

"Haya luz"

Ahora está claro. Hay luz para él.

"Y hubo luz".

Y luz para el mundo.

EL REBE ENSEÑA

FEMINEIDAD

"Lémej se casó con dos mujeres." (Bereshit 4:19)

En la época de Lémej, la sociedad se había degenerado moralmente hasta el punto de que los hombres estaban objetificando la belleza femenina y despersonalizando a las mujeres. Se volvió costumbre que los hombres se casen con una mujer por su belleza y con una segunda mujer para la procreación. A la primera esposa se le daba un anticonceptivo para que el embarazo y el parto no arruinaran su apariencia. El esposo pasaba su tiempo principalmente con ella, ignorando a su segunda esposa.

De más está decir que esta objetificación de la mujer está en contra de la intención de D-os. D-os creó el mundo de forma que todas la relaciones consisten de alguien o algo actuando como un dador y alguien o algo actuando como el receptor. Ambos tienen que tomar al otro en consideración. Esto es posible solo porque no hay una separación absoluta entre los aspectos de “dador” (masculino) y “receptor” (femenino) de la relación: los hombres tienen sus aspectos femeninos y las mujeres sus aspectos masculinos. Así pues, cada uno de nosotros puede y debe apreciar cómo nuestro cónyuge nos complementa, dándonos cuenta que tenemos que combinar nuestras fortalezas particulares para cumplir el propósito de D-os.

Tora Or, 5a-b.

Génesis (Bereshit) 1:1 – 6:8

El nombre de la primera sección del libro de Génesis está tomado de sus primeras palabras, “En el comienzo” (Bereshit en Hebreo), y comienza con la creación del mundo por parte de D-os. La Humanidad fue creada con la capacidad de elegir entre el bien y el mal, pero los primeros humanos, Adán y Eva, hicieron mal uso de este don, lanzando a la humanidad a un camino de degeneración moral creciente. Eventualmente, fue necesario establecer un nuevo orden y darle al mundo un nuevo comienzo. 

¿POR QUÉ SE CUMPLIAN LAS BENDICIONES DEL POSADERO?

Por Hillel Baron

 

Había una vez un sencillo posadero que vivía en un pueblo no lejos de Mezibuz, donde vivía el santo rabino Avraham Yehoshua de Apt. Se corrió la voz de que todas las bendiciones del posadero se habían cumplido y muchos acudían a él para recibir sus bendiciones. Los estudiantes del Apter Rebe le transmitieron esto a su maestro y cuestionaron la fuente de los poderes del posadero. El Apter Rebe decidió ir a observar al posadero para averiguarlo.

 

Viajó hasta allí discretamente y permaneció en la posada durante tres días, pero no pudo descubrir nada notable sobre el posadero. Era una persona sencilla: se ponía tefilín, oraba y observaba todos los mandamientos como cualquier otro judío. Lo único inusual que observó fue que el posadero siempre atendía el bar donde se vendía el licor, sin permitir nunca que su familia se hiciera cargo.

 

El Apter Rebe incluso lo observó por la noche, pensando que tal vez se levantaría en secreto para orar como los tzadikim ocultos, ¡pero todo lo que vio fue que el posadero durmió toda la noche!

 

Finalmente, decidió enfrentarse directamente al posadero. Al principio, el posadero negó cualquier conocimiento de los poderes espirituales, pero el Apter Rebe le dijo quién era y le ordenó que revelara todo lo que sabía. El posadero comenzó a compartir algo de la historia de su vida, con la introducción de que siempre tuvo gran confianza en D-os y que se había salvado de muchos apuros gracias a su fe.

 

Una vez estuvo sin saber que hacer, explicó. Se había quedado sin licor para vender, los clientes habían dejado de venir a su posada y no tenía ni un centavo en el bolsillo. Su familia lo presionaba para que fuera a la gran ciudad y buscara un socio que le proporcionara el capital para continuar con su negocio. Él se negó, diciendo que D-os puede ayudarlo, con o sin socio.

Pero el negocio siguió deteriorándose y finalmente, sin recursos, empezó a caminar hasta la ciudad. En el camino se detuvo para decir una oración sincera, pidiéndole a D-os que se convirtiera en su socio. Prometió dividir inmediatamente las ganancias: la mitad para él, para mantener a su familia, y la otra mitad para D-os, para apoyar a los pobres y a los eruditos de la Torá. Cuando terminó su oración, de repente descubrió una moneda valiosa en su bolsillo.

Regresó a casa y anunció a su familia que había encontrado un socio rico. Luego les mostró la valiosa moneda que había recibido de su “socio” y procedió a comprar nueva mercancía. A partir de entonces decidió dormir bien para poder ser el único en manejar el dinero de las ventas, ¡porque temía que otros no se repartieran las ganancias en partes iguales!

El Apter Rebe regresó a casa y compartió la historia del posadero con sus alumnos. “No os sorprendáis de sus poderes espirituales”, dijo, “está claramente escrito en el Código de la Ley judía que cuando un socio actúa, cualquier cosa que haga es vinculante para el otro socio, y debido a que este hombre es un socio fiel de D-os, cualquier bendición que él dé será cumplida por D-os”.

EL DESCANSO DE SHABAT

El Shabat es una isla en el tiempo. Desde la puesta del sol del Viernes hasta la salida de las estrellas el Sábado, trascendemos las preocupaciones e inquietudes de la vida material. D-os creó durante seis días y descansó en el séptimo; al descansar en Shabat, damos testimonio de la creación del mundo por parte de D-os, y hacemos que nuestras vidas estén en sintonía con el ciclo divino de creación y descanso.

El “trabajo” relacionado con el Shabat, no es un esfuerzo físico, sino lo que la Torá considera como trabajo creativo. Por ejemplo, escribir o cocinar está prohibido; pero cargar un mueble de un lugar a otro de la casa no lo es.

Comercio

Tanto si usted es un trabajador manual o una persona de negocios, en Shabat su trabajo no existe. Tampoco se hacen compras o ninguna otra transacción de negocios en este día.

La Casa

El teléfono, la televisión, las computadoras el microondas y el lavavajillas quedan en silencio, dado que no se usan dispositivos eléctricos en Shabat. Las luces, los calefactores y el aire acondicionado se encienden antes de Shabat (se pueden usar timers para encenderlos y apagarlos a horas preestablecidas). Todo el cocinado y horneado se hace antes de Shabat, y la comida se mantiene caliente en dispositivos para calentar comidas.

La limpieza, la jardinería y las reparaciones también están fuera de los límites. También evitamos manipular objetos asociados con actividades de la semana, como dinero, fósforos y lapiceras.

Transporte

No viajamos en auto, ómnibus, trenes o avión. Tampoco cargamos un objeto de un área cerrada, como una casa o jardín cerrado, a un área abierta, o viceversa, o cuatro codos (aproximadamente 2 metros) en un área abierta.

Emergencias

Todas las leyes de Shabat se suspenden en caso de emergencias que ponen la vida en peligro. Por ejemplo, si una persona se enferma y existe la más mínima posibilidad de que la condición sea potencialmente mortal, llamamos a un doctor, conducimos al hospital o lo que sea necesario.

El espíritu del descanso del Shabat no es menos importante que su observancia técnica. Evite hablar de asuntos de negocios u otros temas de la semana. El Shabat es un día para la búsqueda espiritual, el estudio de Torá, la plegaria, y tiempo de calidad con la familia. Un día para ponerse en contacto con su alma.

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Guayaquí 3193
2709 0405 , CP1130, Montevideo.

Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected].

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

23 Mayo 2024


¡Aspira a Más! - El Valor del Trabajo - Confía en Tu Socio - Lag Baomer    

Esta página fue generada en 0.0494940 segundos (5290)
2024-05-24T05:22:36-03:00