Israel

El gran mensaje del actor de Fauda Idan Amedi al ser dado de alta del hospital

Video y fotos: Centro Médico Sheba

Hace dos semanas, el pueblo de Israel contuvo el aliento al informarse que el muy reconocido cantante y actor de la serie televisiva Fauda, Idan Amedi, había resultado herido gravemente en la Franja de Gaza. Amedi se presentó al servicio de reserva ya el 7 de octubre, se sumó a su unidad en el cuerpo de Ingenería de Combate y junto a sus compañeros luchó tres meses contra Hamas.

 

Pocos días después de alistarse sin dudar a la reserva, envió un emotivo mensaje desde el frente. Entre el segundo 25 y un minuto y 23 segundos, aparece esa filmación, insertada en un programa del canal 14. Aquí va el video y luego la traducción.

 

"Aquí Idan Amedi. Como ven, estoy vestido un poco distinto.. Esta no es una escena de Fauda, es la vida real. Fui convocado a los miluim, la reserva, el sábado mismo, al enterarnos de los eventos asesinos en el sur. Quería decirles que paralelamente a esa situación tan horrible y oscura, en la que perdimos también a queridos amigos, nuestra moral es alta. Comprendemos claramente por qué estaos aquí. Estamos aquí para cuidar a nuestros hijos, nuestras familias, nuestro hogar..

Quiero asegurarles que no nos detendremos hasta que anemos. Y quiero agradecer a los ciudadanos queridos de Israel que nos mandan paquetes todo el tiempo con muchas cosas. Todos los días recibimos millones de cosas, las cartas hermosas que ustedes nos escriben, los dibunos de los niños, así que muchas gracias.

 Esto nos da fuerza. Espero que volvamos pronto a tiempos tranquilos".
 

En determinado momento, hace pocas semanas,  circuló una filmación en la que él, con sus compañeros, se aprestaba a detonar un edificio clave en la infraestructura armada de la organización terrorista Hamas . Explicó antes de comenzar el conteo regresivo, que lo dedicaba a los masacrados el 7 de octubre. Tomamos el video del youtube el canal 14 de la televisión israelí.

 

 

 

Desde el frente envió por las redes un mensaje claro al pueblo sobre la unidad entre los soldados y la necesidad de preservarla en la sociedad en general, de no perder tiempo y energías en discusiones políticas superfluas. Fue terminante: “a los políticos, a los medios, si no tienen algo para decir que unifique y aporte, entonces mejor cállense la boca”.

Combatió hasta el 8 de enero,  esa dura tarde en la que por una falla operativa hubo una fuerte explosión a la entrada de un túnel que iba a ser destruido, u estallido potente que ocurrió antes que los soldados alcancen a alejarse.

Seis soldados murieron y numerosos resultaron heridos. Uno de los heridos graves fue Idan Amedi. Si bien ya al día siguiente se dijo que había salido de inminente peligro, cuando llegó al centro médico Sheba –Tel Hashomer no se podía descartar lo peor.

Idan Amedi fue dado de alta del Sheba. Su rueda de prensa, programada para días atrás, fue postergada por él debido a la cruenta jornada del 22 de enero en la que cayeron 24 soldados en dos operativos separados. Este jueves finalmente se plantó ante la prensa y el micrófono para agradecer y , tal cual lo hizo en algunas ocasiones desde Gaza, para transmitir el mensaje central que considera clave , imprescindible, por el bien de Israel.

 

Idan Amedi en la rueda de prensa (Foto: Naama Frank, Sheba)

 

Sus palabras, la forma de transmitirlas, confirmaron nuevamente su grandeza. Este cantante gigantesco, gran actor,  para quien luchar por Israel no es sólo el tema de la serie televisiva Fauda  sino la vida misma en su servicio de reserva, una figura popular y muy querida por todos, se ha convertido también en un símbolo por la combinación entre su sencillez, firmeza , don de gente y la claridad de su mensaje. Un líder.

 

Vale la pena leer su discurso completo.

Compartimos el video, en hebreo, y luego el texto, traducido.

 

 

 

"Buenos días a todos, si es que se puede decir buenos días en estos días. Quiero comenzar enviando un abrazo a las familias en duelo. Dado que conozco de cerca lo que significa la pérdida,  sé que no hay palabras que consuelen al corazón. Es importante que sepan que vuestros hijos e hijas son mis héroes hasta el final de mis días.

 

En los últimos tres meses, los he encontrado en diferentes lugares, nos reímos juntos, salimos juntos a operativos , y en determinados momentos también  nos permitimos llorar juntos . El dolor permanecerá por siempre, pero me era importante que supieran que ellos tuvieron un enorme significado, que son el escudo de esta nación en el momento histórico en el que nos encontramos como pueblo.

 

El 8/1 por la tarde, llegué aquí, al hospital Sheba, quemado, carbonizado, sedado y con respiración artificial. Irónicamente, no se me podía reconocer. En  mi brazo estaba escrito solamente: 'Desconocido, 22 años'.

Solicité llevar a cabo esta conferencia de prensa por varias razones.

La primera es para agradecer a los equipos médicos que me trataron  con dedicación y profesionalismo desde el momento en que resulté herido en el terreno y me rescató la maravillosa unidad 669 que realizó en el terreno un procedimiento que me salvó la vida. Evidentemente, también a los médicos y enfermeros del centro médico Sheba, a los que considero combatientes en el terreno. Por vuestra abnegación y preocupación por cada uno de los heridos, como si fueran vuestros familiares. No tengo palabras para agradecerles.

 

No puedo abarcar los nombres de todos pero me era importante que el pueblo de Israel sepa que cuenta con los mejores equipos médicos, los más dedicados, aquí en Tel Hashomer y en general.

 

El Dr. Klein, que iba a estar aquí a mi lado pero fue llamado a una operación de urgencia, es un hombre modesto con muchos logros en su haber. Se convirtió en mi amigo. Su único defecto es que es hincha de Hapoel, pero también a eso hallamos la forma de sobreponernos.  Te quiero y hallaré ya la forma de retribuir por todo lo bueno que has hecho por mí, tú y todo el equipo médico del hospital.

 

Otra razón por la que estoy aquí es porque siento que comprendo profundamente lo que viven los heridos de guerra. En los últimos días los he encontrado aquí,  en exámenes y en los diferentes departamentos. Algunos de ellos están aquí en el hospital desde el 7.10. Si hay algo bueno que ha surgido de mi herida , es la capacidad de ser un mensajero, de concientizar acerca de las dificultades y desafíos que enfrentan los heridos. Al igual que ellos, yo también necesito un largo proceso de recuperación.

 

Para personas como nosotros, acostumbradas a ser independientes, acostumbradas a ser fuertes, esto en sí mismo es un desafío. Entender que estás herido y enfermo, aceptar que hay cosas que llevarán meses en sanarse y recuperarse, y entender que hay cosas que nunca volverán a ser como antes.

A ustedes, el público, les pido que así como me apoyaron y estuvieron aquí por mí, se hagan presentes también para ellos cuando sean dados de alta del hospital, déjenles espacio para expresar su dolor, abrácenlos y apóyenlos. Aquellos que fueron los primeros en correr, sin dudarlo y de forma voluntaria, por su amor al pueblo y al país, directo hacia el fuego, los necesitan ahora a ustedes en este  momento difícil.

Recuérdenlos y encárguenese de que tengan una red de seguridad sobre la que puedan caer si lo necesitan. Las heridas no son solamente físicas sino que están también en el alma.

Durante los combates hermos perdido compañeros de armas y hemos estado expuestos al mal absoluto de nuestros enemigos. Hay cosas que al alma le llevan tiempo elaborar y digerir. Yo tengo la posibilidad y el estrado para hablar en nombre de todos aquellos que han pasado la experiencia de  esta guerra , y de pedir en nombre de ellos a todos los que tienen responsabilidad profesional y civil que les presten atención. Sean buenos y abiertos, acéptenlos con el corazón limpio y compréndanlos.

 

El operativo en el que resulté herido era importante y pleno de valores. Dado que no sé qué es lo que ya se ha publicado en los medios, seré cuidadoso en lo que digo. Durante dos semanas estuvimos abocados, junto a otras fuerzas, en la investigación de los túneles en los campamentos de la parte central de la Franja. Lo que hallamos nos quitó el sueño, por la envergadura y la profundidad de los túneles, por el arsenal especial allí hallado, otra prueba de la crueldad de nuestros eemigos.

El 8.1 fue fijado como fecha para la destrucción de esos túneles y de las armas allí encontradas. Por razones que aún están siendo investigadas, unos minutos antes de finalizar el operativo, los explosivos fueron detonados. Si bien los túneles quedaron destruidos, el accidente causó a nuestras tropas pérdidas extremadamente duras: seis combatientes murieron y decenas resultaron heridos.

Dos de los muertos eran combatientes y amigos, miembros de mi equipo: Gabriel Blum (z”l) y Akiva Yasinski (z”l). Gabri era un combatiente profesional, una persona clara, curiosa y fuerte que siempre actuaba en silencio y con profesionalismo. Fue un privilegio conocerlo en la guerra y combatir a su lado. Era una persona querida , con fortaleza interna y alegría de vivir.

Akivush…Akiva y yo nos conocemos desde que teníamos 19 años. Fuimos aceptados juntos al equipo, pasamos juntos la capacitación y luchamos en numerosos operativos en las distintas guerras, desde Plomo Fundido , pasando por Margen Protector y por supuesto en esta guerra. ¿Cómo podré despedirme de ti? Hace ya días que lucho por cuánto te echo de menos y eso me desgarra el corazón. Ojalá que alguna vez pueda explicarle al pueblo de Israel quién eras. El combatiente con más conocimiento, profesional, fuerte, de buen corazón, un francotirador como no hay otro, conocido por todos en nuestro Cuerpo de combate. Tampoco al convertirme yo en comandante sentí ninguna diferencia entre nosotros. Cuando todos ya se habían domido, te sentabas conmigo , me decías las cosas en forma exacta, qué había hecho bien y qué no tanto. Fuiste mi brújula moral y de valores.

Apenas me desperté en el CTI pregunté si habías sobrevivido, si estás con vida. Un instante antes de la explosión contabas orgulloso sobre el título en Ingeniería Mecánica que acababas de terminar y alcanzaste a hacerme una broma cínica sobre la profesión que yo había elegido: “¿Viste Amedi?”, me dijiste.”Hay gente que hace algo serio con su vida”. Te admiro y te querré por siempre.

A las familias de Gabri y Akivush pido decirles que lamento que no logramos cumplir con nuestro papel de comandantes de devolverlos a casa con vida. Este dolor me acompañará como una marca de Caín hasta mi último día.

 

En los últimos años fui parte del equipo de los prisioneros y desaparecidos abocado al regreso de Hadar Goldin, Oron Shaul, de bendita memoria, Abera Mengistu y de Hisham a-Sayyed. Durante años, en encuentros con la gente autorizada en el tema, miembros del gabinete y de la Kneset, mis amigos y yo dijimos una y otra vez que el problema de los prisioneros era en ese momento el de unas pocas familias, pero que si el Estado de Israel no desarrolla una estretegia al respecto, llegará el día en que se convertirá en el desafío de muchos.

Me duele ver que teníamos razón.

Llegará el día en que hable de todo.

El mensaje más importante que quiero que salga de aquí es que no podemos abandonar a los secuestrados otra vez más. 

Durante mi internación me visitó en el hospital Jen Goldshtein-Almog que fue secuestrada y volvió durante la guerra. La falta de confianza que tiene en el sistema del Estado y el militar me hizo pensar en muchas cosas.

 

El Estado de Israel fue erigido en primer término para que cada judío del mundo sepa que tiene un sitio en el globo que constituye una fortaleza para los hijos de nuestro pueblo, en el que no se asesina judíos, no violan a nuestras hijas, en el que los hijos de nuestro pueblo no están indefensos. Para devolver a construir esa confianza, debemos devolverlos a casa. A todos. Es nuestra obligación moral.

Me espera una larga rehabilitación. Mis heridas eran graves.El solo hecho que estoy hoy aquí frente a ustedes es un milagro. Una esquirla que entró a mi cuerpo por la garganta se estancó en una vértebra de la columna y por milagro no dañó la columna vertebral o una arteria esencial. Decidí dar  esta rueda de prensa para pedirles que me den unos meses de tranquilidad.

Entiendo la curiosidad. Ya detallaré ante ustedes la historia completa de lo que viví desde el 7 de octubre hasta ahora. Pero en este momento, mi familia y yo necesitamos ocuparnos de la rehabilitación y los desafíos con los que aún tendré que lidiar.

Mi cuerpo y mi alma han sido dañados, pero mi espíritu es más fuerte que nunca. Ya volveré a crear, a cantar y a actuar y si D´s me da fuerza también volveré a combatir por mi país. Mamá, no te enojes.

.

Mi espíritu volvió gracias al pueblo de Israel que me envolvió desde el primer momento con plegarias y con amor.Recibí miles de mensajes, visitas, cartas y llamadas. No es algo sobreentendido y así como me llevará tiempo digerir todo lo que viví últimamente, también me llevará tiempo captar plenamente la dimensión del amor que recibí. Gracias a todos.

 

Antes de terminar quiero agradecer a mi familia y a mis amigos. En algún momento quizás pueda devolverles vuestra entrega para conmigo. Me enseñaron nuevamente qué es la verdadera amistad. A mis hijos Yael, Shirin y Yehonatan Israel, ustedes son mi fuerza para levantarme cada mañana y fortalecerme. Papá hará todo, los leventará en el aire y les enseñará a andar en bicicleta.

A mi esposa Miriam, mi Amazona, te amor. Todo lo que diga sería poco para describir tu fortaleza interna y tu optimismo. Eres una piedra preciosa poco común que recibí de regalo en esta vida. Lamento haberte preocupado . Sabías que te casaste con un loco. Ahora tengo tiempo para compensarte por el dolor que te causé. A mis padres y mi hermano mayor, de quienes mamé todo lo que soy en mi vida…en un mundo normal debería ser al revés, el hijo menor debería en su adultez ocuparse de ustedes. Lamento por la angustia que les causé. Los amo con todo mi corazón.

 

Tenemos ahora una misión, como nación: mantenernos unidos, no desarmarnos, hacer el bien y hablar positivamente. Demostrar que aquellos que sacrificaron sus vidas por nosotros , que resultaron heridos para protegernos, no lo hicieron en vano. No hay ninguna misión más importante que esa. AM ISRAEL JAI.

Ana Jerozolimski
(26 Enero 2024 , 07:08)

Ultimas Noticias Ver más

Lula está rabioso
Israel

Lula está rabioso

24 Febrero 2024


por Danilo Arbilla Publicado en "El País" de Uruguay

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

22 Febrero 2024


 Cómo Elegir un Líder - Lo Sublime y lo Mundano - La Alegría de una Mitzvá - Consolar a los Dolientes            

Esta página fue generada en 0.0570250 segundos (3988)
2024-02-25T06:10:19-03:00