Entrevistas

Con Izhar Lifshitz en el kibutz Nir Oz, frente a la casa quemada de sus padres secuestrados

Cuesta imaginar siquiera qué puede sentir una persona al entrar a lo que era la casa en la que creció, en la que vivían sus padres octogenarios hasta hace 4 meses, verla totalmente quemada y destruida y saber que ellos fueron secuestrados de allí por la fuerza por los terroristas de Hamas . Eso es lo que vive Izhar Lifshitz (58) al llegar al kibutz en el que nació , Nir Oz.

Su madre Yojeved fue liberada junto a otra de las mujeres de avanzada edad, Nurit Cooper, aproximadamente dos semanas después de la masacre. Su padre Oded no fue incluido en las siete tandas de liberaciones del mes de noviembre, a pesar de ser octogenario y tener diversos problemas de salud. Y ahora su hijo Izhar no se hace muchas ilusiones de que aún esté vivo.

Entrevistamos a Izhar junto a la casa incinerada de sus padres en el kibutz Nir Oz.

 Izhar y Daniel, hijo y nieto de los Lifshitz, frente a la casa

 

P- Izhar, te vi cuando liberaron a tu mamá y concedió una rueda de prensa en el hospital Ichilov y supongo que entonces no te imaginabas que después de tanto tiempo estarías todavía esperando a tu papá….¿cierto?

R- Nadie lo imaginaba . No hay realmente diferencia entre 70, 80, 90 y 100 días. Para nosotros, cada día es un año. Es muy, muy doloroso, precisamente porque todos se han acostumbrado un poco, porque siguen combatiendo, siguen adelante, hacen todo tipo de cosas, y dicen bueno, en un mes habrá una propuesta, en dos meses… simplemente hay que detenerlo todo y traerlos ahora, porque para nosotros el tiempo se ha acabado… En cuanto a mi padre, no sé si está en vida, nadie sabe cuál es su situación.

Caption

 

P- Estás realmente preocupado de que tal vez…

R-  Es una persona enferma, no recibió su medicación, no lo vieron de la Cruz Roja. Nadie escuchó nada de él desde hace meses. Es un hombre mayor y con problemas de salud. ¿Cuáles pueden ser las posibilidades que esté vivo? Sólo de pesar se puede morir… a esta edad y en esta condición.

P-¿Cómo está tu mamá?

R- Dentro de todo, está bien, o sea está viva. Lucha. Y yo miro aquí esta casa junto a la que estamos hablando ahora de donde se la llevaron a ella y a mi padre el 7 de octubre…

P- Siempre vivieron aquí y éste es el jardín, con su colección de cactus. … Todo esto lo hicieron tus padres.

R- Así es. Y mi madre también tenía otra colección . Fue fotógrafa toda su vida, tomó muchas fotografías e hizo exposiciones. Y todo se quemó. Tenía también una colección de candelabros. Toda su vida aquí..Ella fue de las fundadoras de Nir Oz, de esta comunidad.  

P- Quisiera preguntarte qué ha quedado del sueño de tus padres, no sé en qué medida lo compartías, un sueño no de valores e ideales sino práctico, en la realidad, en aras de una buena vecindad con los palestinos de Gaza. Imagino que con lo que sucedió, sería imposible que no haya al menos una fisura.

R- Sin duda, hay una fisura muy grande. Porque la base de la voluntad de llegar  a la paz con los palestinos quedó herida. Mi padre llevaba a palestinos a hospitales, luchaba por la paz a nivel jurídico y político. Paz para él no era sólo un ideal, sino la forma en la que consideraba que el Estado de Israel podría subsistir en el Medio Oriente. Estaba convencido que eso sería posible únicamente a través del establecimiento de alianzas de paz, no sólo la lucha “con la espada” durante cientos de años, porque nosotros somos unos pocos millones y ellos son miles de millones…

P: Y los horrores del 7 de octubre no pueden menos que hacernos dudar…

R: Creo que de  lo que sucedió con  Hamás, lo que me dio más temor no fue el Hamás mismo, sino que las órdenes de Hamás eran asesinar, violar, matar… o sea, es una organización terrorista que no puede ser bajo ningún concepto interlocutor . En  segundo lugar, son las masas de población civil que se sumaron a este “festejo”, lo que realmente es lamentable…

P- Duele… ¿qué sabes acerca de lo que hicieron? No sólo saquearon….

R- No, no… dado que la gente estaba ya agotada aquí después de muchas horas y había muchos civiles… se llevaron secuestrados, torturaron a secuestrados, mataron, robaron todo lo posible, filmaron…

P- ¿Sabes con certeza que también civiles asesinaron aquí en Nir Oz? 

R- Sí, sin duda. Lo hicieron no sólo en Nir Oz sino en todos los kibutzim. Fue triste verlo. Porque creo que un ejército que combate contra otro ejército es algo que sabemos enfrentar. También cuando tenemos rehenes, soldados que fueron tomados en cautiverio y vuelven al final. Pero quien  asesina, viola a mujeres y toma a ancianos de más de 80 años como escudos humanos, los tortura y ahora sigue torturándolos sin hacerles llegar medicamentos, utiliza toda serie de estratagemas psicológicas para torturarlos a ellos y a nosotros, no son seres humanos.

P- Todos lo tenemos claro, creo yo, pero para quien luchó activamente por la convivencia pacífica, como hicieron sus padres, tal como describiste, llegar a esta conclusión, es especialmente doloroso.

 

R- Así es….una fisura muy grande. Yo no olvido que ellos también vivieron una realidad compleja con mucha destrucción. El hecho es que allí creció un monstruo y hoy en día no hay con quien hablar…

P- La diferencia es que Israel atacó Gaza sólo cuando fue atacado desde allí…

R- Hay que terminar con esto, crear una infraestructura de nuevo, y tal vez en una buena vecindad de 20 años , si los educan distinto que hasta ahora,  será posible llegar con ellos a la paz.

P- La educación es la base …

R- Así es, la educación es la base.

P- ¿Hablaste con testigos presenciales del asesinato que realizaron civiles?

R- Estuve aquí y estuve después de la matanza misma, con la comunidad entera, realmente tengo claro lo que pasó.

P- ¿Había también gente que había trabajado con ustedes que había transmitido información? – eso sucedió en muchos lugares.

R- Cuando la información se transforma en el asesinato brutal de un terrorismo sin distinción, el asesinato de bebés, niños… no es una cuestión de confianza.

En Gaza  hay grupos enteros que quisieran hacer con nosotros la paz, al tiempo que nosotros con ellos, pero no tenemos cómo hablar con ellos, ni ellos con nosotros. Y no vemos que se hayan opuesto en los últimos 10 años… tal vez son pasivos… Hay un monstruo asesino que en este momento estamos dedicados a erradicarlo, y espero que antes de erradicarlo, ahora, podamos recuperar a mi papá y a los demás secuestrados . 

P- Entiendo que ahora vives en otro lado, pero creciste aquí en Nir Oz… 

R- Nací en Nir Oz, crecí en Nir Oz. Estuve en este Beit Tinokot, la casa de bebés junto a la que pasamos recién,  trabajé aquí, fui parte… Este es mi lugar, es mi casa.

P- ¿La comunidad volverá a Nir Oz?

R- No me cabe duda que haremos todo para volver, yo no vivía aquí, pero haré todo lo posible que un máximo de personas pueda volver, para preservar el espíritu de Nir Oz y construirlo. Y tal vez, cuando sea posible, de aquí a unos años, los jóvenes puedan mirar hacia adelante y descubrir que es bueno vivir aquí.

P- Muchas gracias por todo esto Izhar. Y espero de corazón que tu papá vuelva pronto y que tu mamá esté bien.

R. Mi papá volverá  y mi mamá estará bien, pero estamos esperando ya demasiado tiempo. Papá  es un hombre enfermo, y, lamentablemente, no estoy seguro que está vivo….

P- ¿Intentas hacerte a la idea de lo peor para que el golpe no sea terrible después?

 R- Es muy difícil. Porque el golpe fue a todos. Conozco a los niños, a las familias… conozco a quienes murieron, a quienes viven. No fue sólo mi papá. Toda la comunidad fue víctima,hombres, mujeres,niños. Horrible. 

Ana Jerozolimski
(11 Febrero 2024 , 11:07)

Ultimas Noticias Ver más

Un llamado a la colectividad judía uruguaya
En comunidad

Un llamado a la colectividad judía uruguaya

19 Junio 2024


Centro Recordatorio del Holocausto

Esta página fue generada en 0.0825770 segundos (9062)
2024-06-19T11:33:17-03:00