Israel

Cuando nadie nos prepara para un tsunami emocional

Por: Anita Friedman, Chairperson WIZO Mundial   

WIZO lanzó un programa a nivel nacional para educadores y trabajadores sociales junto con estudiantes adolescentes que abordan la vida a la sombra de la guerra "Espadas de Hierro". 

 

Al igual que un tsunami en el océano, un tsunami emocional puede venir de repente y de manera abrumadora, afectando todos los aspectos de la vida emocional de una persona. Este concepto se relaciona comúnmente con la experiencia de emociones intensas, como tristeza profunda, ansiedad, miedo o incluso alegría abrumadora, que pueden llegar a ser difíciles de manejar. Un tsunami emocional puede ser desencadenado por eventos significativos, como la pérdida de un ser querido, una ruptura, un trauma o situaciones estresantes extremas.

 

La sensibilidad, entendimiento y análisis de los profesionales que conforman WIZO, en conjunto con las instituciones educativas de las cinco aldeas juveniles en todo el país, permitieron casi de inmediato distinguir que la vida de todos cambiaria para siempre y que es de suma importancia fortalecer a los adolescentes que atraviesan la guerra y son quizás los más vulnerables al enfrentarse al "tsunami emocional".

 

El innovador programa incluye la formación especializada de los equipos educativos en cooperación con los trabajadores sociales, brindando una serie de talleres a los estudiantes en los grados 7 º a 12°., quienes abordan las dificultades en el marco de la guerra: lidiar con la pérdida de seres queridos en el aula y en el espacio escolar, enfrentar cuestiones éticas y morales, preparar a los jóvenes para un futuro servicio militar significativo.

La respuesta correcta e inmediata a la contención y trabajo educativo con los jóvenes fue aprobada por el Ministerio de Educación israelí y ya figura en los programas de abordaje en situación de emergencia para los alumnos. 

  

Scarlett Cohen, Teniente Coronel (retirada) en las Fuerzas de Defensa de Israel y especialista en criminología, quien gestiona y dirige programas para la prevención de la violencia en la División para el Avance de la Condición de la mujer en WIZO,  indica que "los adolescentes experimentan por primera vez nuevos conflictos y se ven afectados emocionalmente por la pérdida y la muerte, la ansiedad, el miedo y la incertidumbre. Desplazarse y abandonar sus hogares, solos o con sus familiares, vivenciar abruptos cambios en sus rutinas y vivir bajo una constante inestabilidad, hace que  todas sus experiencias sean vividas con alta intensidad y que todo reciba otra dimensión emocional”. Agrega: “Algunos jóvenes padecen de la falta de atención de sus padres, otros su ausencia dado que debieron enrolarse a la reserva  por periodos prolongados y algunos de ellos también han estado sometidos a situaciones emocionales y pérdidas materiales a causa de la guerra. La falta de contención para los adolescentes genera el gran riesgo a que se aíslen, a que consuman sustancias adictivas y que adopten conductas de riesgo". Como profesional, Scarlett comparte el gran significado e importancia de  brindar un lugar seguro para conversar r en el marco de los talleres. 

Al mismo tiempo, es de suma importancia fortalecer a los equipos de educadores y trabajadores sociales que también  se enfrentan a situaciones desconocidas, a presiones, a vivencias a la sombra de la guerra que requieren de resiliencia personal y de trabajo en conjunto para brindar lo mejor a los jóvenes. 

 

 

Nitzan Sepion, directora de desarrollo y formación del departamento de educación de WIZO, afirma: "Muchas veces, los jóvenes se desconectan, se cierran en sí mismos, aclaman a los adultos que no les estén preguntando  o responden que todo está bien…". Uno de los objetivos del programa es escuchar a los jóvenes, evitar juzgar, profundizar en sus sentimientos y comprenderlos, brindándole herramientas que les permitan enfrentar la realidad israelí. La importancia de estar presentes en sus vidas, dialogar y principalmente escuchar en forma activa permite que se fortalezcan y más aún, en ciertos casos los jóvenes son quienes animan a sus padres con su alegría y sana inocencia. 

 

 

 

 

En el último siglo, WIZO tiene un profundo compromiso con los jóvenes, con las generaciones que en un futuro cercano serán líderes, profesionales, padres, oficiales y también educadores. ¡No podemos permitirnos dejar en el último eslabón a los adolescentes! Debemos continuar nuestro acompañamiento en la educación formal e informal y adaptarnos en forma inmediata a las circunstancias que vivimos, a la guerra y todo lo que conlleva. 

Los adolescentes se encuentran en una situación crucial, ya que son suficientemente independientes para la vida cotidiana, no son esenciales en el marco social para impulsar las ruedas de la economía nacional y son pequeños para el esfuerzo bélico, entonces ellos como personas se encuentran a la deriva en este gran "tsunami emocional". Los más "fuertes" intentarán nadar, otros buscarán a su marco de referencia social y otros corremos el riesgo que se pierdan entre las olas… La adolescencia, de forma normativa y saludable, trae consigo agitación personal, mental y social. Este es un periodo de nuevos descubrimientos, experiencias, formación de la propia identidad, rebelión y probar los límites. 

 

Scarlett y Nitzan como mujeres, educadoras y profesionales terapéuticas debieron preguntarse cuáles son los significados directos e indirectos que existen para la maduración de los adolescentes a la sombra de la guerra actual? ¿Como enfrentar los abusos sexuales? ¿Cómo enfrentar las imágenes en las redes sociales y su constante exposición a los hechos de crueldad, violencia y asesinatos? ¿Como enfrentar la incertidumbre, la perdida, el duelo, la muerte, el miedo, los traumas y más? Es de suma importancia abordar los temas junto a los adolescentes, brindarles un espacio de reflexión. 

El programa propone la formación especializada de los equipos educativos, enseñar a los alumnos a encontrar respuestas, asumir responsabilidades, mantener actitudes proactivas y mejorar su realidad. 

El programa se imparte en las aldeas juveniles en todo el país, en el marco educativo formal e informal. Cada clase y cada equipo profesional recibe un programa adaptado específicamente a sus necesidades y características. 

Cabe destacar que los alumnos que se educan en nuestras instituciones pertenecen a diversos orígenes culturales, religiosos y étnicos, entre ellos alumnos de Naale que escaparon de la guerra en Ucrania, inmigrantes de Sudamérica, miembros de moshavim y kibutzim, judíos, árabes, cristianos y drusos y  diversas situaciones socioeconómicas. Juntos  conforman una gran comunidad. 

 

La guerra actual exige un precio insoportable, física y mentalmente. Sus efectos en los adolescentes son evidentes hoy y seguirán apareciendo en un futuro cercano y lejano. La juventud crecerá, madurará y florecerá durante y después de la guerra. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para estar ahí para ellos ahora y en el futuro, e incluso nos fortaleceremos al compartir juntos, son la futura generación de la sociedad israelí y el Estado de Israel.

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

18 Abril 2024


Ajustándonos a la Santidad - Las Lecciones del Ciclo Femenino - El Rebe, Hasta el Mínimo Detalle - El Seder de Pésaj     

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores
Entrevistas

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores

18 Abril 2024


Con el Dr Mijael Milstein, experto en temática palestina

Esta página fue generada en 0.0515342 segundos (9745)
2024-04-18T11:11:12-03:00