Israel

Las violaciones, obras de terroristas de carne y hueso, no de demonios

En un comunicado especial conjunto de las Fuerzas de Defensa de Israel y el Shin Bet (el Servicio General de Seguridad), fue revelado este jueves el testimonio de un terrorista de la Yihad Islámica preso en Israel, que confesó haber violado a una mujer israelí en un kibutz. El terrorista en cuestión dijo que actuó así porque se había apoderado de él “el diablo”, pero es indudable que las violaciones el día de la masacre estaban programadas de antemano y fueron una táctica de terrorismo.

Lo confirmó hasta el informe oficial de la Representante del Secretario General de la ONU para Violencia Sexual en zonas de conflicto Pramila Patten, tras su visita a Israel. La reiteración del “modelo” y la forma de actuar, en tres escenarios distintos de numerosas violaciones, dejó en claro que no se trató de un exabrupto espontáneo de nadie sino de un plan premeditado para dañar lo más posible a las víctimas  y a la sociedad en general.

Este es el caso que acaba de ser revelado: el de Manar Mahmud Muhammad Kasem de 28 años. La unidad 504 de la Dirección de Inteligencia del ejército hizo público un trozo del interrogatorio de este terrorista, miembro de la unidad naval de la Yihad Islámica,que fue detenido a comienzos de mes en la zona de Khan Yunes, donde vive. En sus revelaciones detalló cómo entró a la casa en un kibutz , cuyo nombre no aparece en el trozo revelado, cómo violó a la mujer y mató a unos civiles, al parecer miembros de su familia.

“El demonio se apoderó de mi, la acosté y comencé a desnudarla y luego hice lo que hice”, dice claramente. Quien lo interroga, a quien no se ve en el vide pero sí se oye, le pide detalles, qué quiere decir “hice lo que hice” . El terrorista responde “dormimos juntos” y su interrogador le aclara que “dormir juntos es descansar”,pero que eso no es lo que hicieron. “La violé” , dice categóricamente.

El terrorista recuerda claramente cómo era la mujer,  que era delgada, de cabello no muy largo, vestía una falda azul y una blusa blanca y tenía sandalias. También recuerda el color de su ropa interior.

 

El terrorista habla siempre con el mismo tono, sin parecer perturbado ni avergonzado ni por un segundo por lo que dice. Revela violación y asesinato con calma absoluta. Y uno se pregunta si ello es producto de la convicción sobre lo correcto de lo que hizo o del hecho que sabe que aún detenido en manos de los israelíes, será tratado de acuerdo a la ley y nadie lo asesinará por hacer esas revelaciones.

 

El tema de las violaciones es uno de los más duros de las atrocidades cometidas por Hamas en 7 de octubre. Son numerosos los testimonios recabados por sobrevivientes, más que nada de la fiesta en Reím, que presenciaron horrores, así como también de rescatistas que llegaron al lugar  y contaron después en qué estado hallaron a los cuerpos sin vida. Hay inclusive testimonios de violaciones de jóvenes ya asesinadas y de asesinatos cometidos durante la violación,así como de violaciones colectivas.

En algunos de los interrogatorios de los terroristas capturados vivos en el sur de Israel, dijeron claramente que llegaron con instrucciones de violar, de “ensuciar” a las mujeres y hacer con ellas “lo que querramos”.

La Policía israelí, a través de su unidad de investigaciones especiales 443, ha recabado 1500 testimonios de sobrevivientes, médicos y rescatistas, sobre los horrores de los crímenes sexuales.

Haim Outmezgin, un  experiente voluntario de la organización ZAKA encargada de la identificación de los cuerpos, dijo claramente que “está claro que  Hamas trató de propagar cuanto más horror posible, matando, quemando vivos, violando. Parecería que su misión era violar a la mayor cantidad posible de mujeres”.

 

Pero las violaciones y el abuso sexual no se limitaron al 7de octubre y está claro que continuaron siendo prácticas terribles también contra secuestradas que aún están en Gaza. El ya citado informe de la ONU hace referencia explícita al hecho que todo indica que eso continúa sucediendo hoy. Hay testimonios claros de secuetradas que fueron liberadas en noviembre.

Pero nada como el testimonio hecho público esta semana por parte de Amit Soussana, la primera secuestrada liberada que cuenta los crímenes sexuales de los que fue víctima.  

 

Fue revelado en una entrevista que concedió al The New York Times. Cuenta cómo la tenían encadenada por un tobillo a una cama en una habitación infantil, cómo su captor se acercaba a ella y la tocaba debajo de su ropa, y cómo, a punta de pistola sobre su cabeza, la obligaba a determinados actos sexuales.

Amit Soussana fue especialmente valiente al hacerlo público. Al parecer sintió que lo necesitaba para sacar esos horrores de su sistema, aunque cabe suponer que le llevará años lidiar con ello. Lo horrendo es imaginar que muchas secuestradas más, incluyendo jovencitas, sufrieron penurias similares.

No es el “demonio” que súbitamente ataca, como si fuera esto “El exorcista”. Fueron hombres, convertidos en monstruos, los que cometieron estos crímenes, por los que tienen que pagar.

Ana Jerozolimski
(28 Marzo 2024 , 18:12)

Ultimas Noticias Ver más

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores
Entrevistas

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores

18 Abril 2024


Con el Dr Mijael Milstein, experto en temática palestina

Irán se disparó en el pie
Noticias

Irán se disparó en el pie

17 Abril 2024


Por Junior Aguirre Gorgona (*)

Esta página fue generada en 0.0475280 segundos (9020)
2024-04-18T10:24:39-03:00