Entrevistas

Experto realiza duro análisis de la guerra contra Hamas,entre logros y serios errores

Con el Dr Mijael Milstein, experto en temática palestina

El Dr. Milstein es el Director del Desk palestino en el Centro Moshe Dayan para investigación de Medio Oriente en la Universidad de Tel Aviv. En esta entrevista plantea duras críticas a la forma que el gobierno israelí está manejando la guerra, según él sin una estrategia clara . No es tarde, sostiene, para corregir. Pero su crítica más contundente es a la sociedad palestina.

 

La situación en el terreno en Gaza desde el punto de vista israelí

P: ¿Cómo describirías la situación actual?

R: Desde el punto de vista militar el logro es enorme y sin precedentes. Hamas ha recibido un golpe que nunca hasta ahora había sufrido y está claro que Gaza hoy está irreconocible. Casi no hay amenaza de cohetes, aunque no ha desaparecido del todo. Y contrariamente a lo que Hamas planeaba, otros escenarios no arden como querían. Pero el problema es que todo esto no puede ser evaluado sólo militarmente. La parte política, de la estregia que debe determinar el gobierno, es necesaria, pero no se ha tratado debidamente. En eso estamos en un serio problema.

Creo que aún estamos lejos de los dos objetivos estratégicos proclamados al 7 de octubre, o sea el desmoronamiento del régimen de Hamas y de su infraestructura armada y la liberación de los secuestrados.

P: O sea…no a un paso de la victoria, como dijo el Primer Ministro Netanyahu hace tan solo unos días.

R: Realmente no tengo idea de qué habla. Inclusive después de un operativo en Rafiaj (Rafah) del que tanto se habla, no creo que podamos decir que se alcanza “victoria total”, una expresión muy usada por el Primer Ministro.

P: Sabemos que hubo muchos logros militares tácticos.

R: Sin duda ninguna.

P: Pero por otro lado se retiró el grueso de las tropas y quedó solamente la Brigada Najal en la parte central de Gaza. Es un problema ¿no?

R: Por supuesto. Te lo resumiré. En estos momentos hay tres partes distintas en Gaza. En una parte muy reducida del territorio, el así llamado corredor que separa el norte del sur, está en manos de Israel y controlado realmente por Israel. Pero hemos salido de todo el resto. No se puede decir hoy que Israel controla la Franja de Gaza. Tenemos por otra parte el sur de la Franja, donde hay una influencia muy significativa de Hamas. De hecho, Hamas domina esa zona. Y por otro lado está el norte, más que nada la ciudad de Gaza, que yo diría es como tierra de nadie. Allí hay una especie de mezcla de enclaves de Hamas en ciertos sitios , con clanes que controlan algunas partes. No es un caos total pero sí una zona bastante confusa.Ahí se estima que hay entre 200 y 300.000 personas.

P: Palestinos que no se fueron al sur cuando Israel evacuó ¿verdad?

R: Exacto. La impresión es que la división entre el norte y el sur es muy buena y que casi nadie logra volver. Es una separación efectiva lo cual es importante. Diría, en resumen, que hay tres realidades distintas en Gaza ahora.

 

Falta estrategia porque el gobierno no decide

Netanyahu en una reunión del gobierno (Foto: GPO)

 

P: ¿Cuál es en tu opinión el problema central?

R: Una situación que considero muy frustrante, porque podría haberse evitado. Hay varios temas claves en la guerra que parece que se manejan de forma independiente, sin que haya una estrategia desde arriba que une todo, algo que sólo el gobierno puede hacer, no el ejército. 

P: ¿Qué temas?

R: Por un lado está la guerra misma contra Hamas. Está el tema de los secuestrados, la situación humanitaria en Gaza y  el tema del planeado operativo en Rafíaj, si entramos allí o no, y el tema del días después, o sea qué pasa después de la guerra, quién manejará Gaza. Cada cosa está siendo tratada como por separado, no hay un hilo que une una cosa con otra.

P: La guerra misma está evidentemente en una etapa diferente de lo que hemos visto hasta hace poco.

R: Así es. La guerra ahora está en su tercera etapa, menor intensidad, todo tipo de operativos puntuales, como hubo en el hospital Shifa. Allí fue un éxito. Pero el problema es que este sistema no está desmoronando a Hamas, aunque claro que le ha causado serios daños. Es que en esta tercera etapa se realizan los operativos, pero al terminarlos las tropas salen y en Medio Oriente, cuando uno se va, la alternativa que viene nunca es mejor. Hamas vuelve. Hamas entiendo por ejemplo que no volverá a Shifa pero buscará alternativa. 

Es que el éxito en la guerra no se mide por cuántos terroristas Israel mata sino si Israel logra cambiar la situación. Y por ahora eso no se está logrando. Debemos ser sinceros con nosotros mismos . Y un elemento clave es que con toda la fuerte presión militar que hubo, no hemos logrado liberar a los secuestrados.

P: Las Fuerzas de Defensa de Israel no pueden ser quienes determinan la estrategia entre todos estos temas.

R: Claro que no. Para eso está el gobierno. Creo que hemos llegado al punto actual, complejo, porque no hay una estrategia clara. Esto lleva a un estancamiento. Y creo que es una falta de responsabilidad del gobierno. El Primer Ministro por un lado formula declaraciones altisonantes y por otro se rinde a todas las presiones desde afuera. El problema está en el gobierno, no en Tzahal (FDI).

P: Tzahal falló seriamente el 7 de octubre pero se levantó enseguida.

R: Por supuesto. Hubo fallas colosales, desde el punto de vista de Inteligencia y operativo. Muchas unidades funcionaron mal. Pero rápidamente supo contraatacar en forma muy efectiva. El gobierno cada vez acusa y responsabiliza a otro pero no sabe determinar una estrategia. 

P: Un tema que me resulta extraño es Rafiaj. Netanyahu dice que hay fecha, que es imprescindible maniobrar allí, pero hace meses y meses que estamos con eso y no se concreta nada.

R: El Secretario de Estado norteamericano Blinken ya le preguntó a Israel hace dos semanas si entiende que también después de destruir los cuatro batallones de Rafiaj habrá Hamas…

 

¿Acuerdo por los secuestrados?

P: Y de por medio, los intentos de lograr un acuerdo para liberar a los secuestrados, el tema más angustiante de todos.

R: Así es. Y el ministro Ben Gvir amenaza a Netanyahu que si firma un acuerdo , pierde el gobierno.

P: Aclaremos que no es que Ben Gvir no quiere que vuelvan los secuestrados sino que no está dispuesto a pagar los precios que exige Hamas. 

R: Yo creo que Netanyahu toma en cuenta ante todo consideraciones, no diré personales, pero sí de la preservación de su coalición de gobierno en lugar de los colectivos y nacionales.

P:¿Puede Netanyahu aceptar un acuerdo cuyas condiciones son que detenga totalmente la guerra y se retire del todo de Gaza? Después de tantos caídos….

R: Así lo exigían hasta hace un mes pero me parece que hay cierto cambio de tono, dicen que haya alto el fuego y se hablará.Yo creo que si Israel está dispuesto a empezar a permitir el regreso de habitantes del sur al norte, se podrá llegar a un acuerdo.Creo que ahora hay cierta escalera por la que se puede bajar.

P:Tú eres oficial de Inteligencia, yo no…pero yo no veo ninguna flexibilidad en las proclamaciones de Hamas. 

R: Mira, está claro que habrá que pagar un precio alto por la liberación de los secuestrados. Se liberará muchos terroristas con sangre en las manos, aunque esa no es la exigencia central de Hamas sino la que viene en quinto lugar aproximadamente…Si retiraron a casi todas las tropas y estamos en la tercera etapa de la guerra, está claro que no vamos ahora por el desmoronamiento de Hamas. Entonces  hay que ir a un acuerdo y al mismo tiempo pensar en una estrategia a largo plazo para Gaza. 

 

La situación de Hamas

P: Hamas ha recibido duros golpes pero actúa como si fuera el ganador….

R: En la situación actual Hamas se adapta a todo, es como una ameba..sabe recuperarse  aunque haya sufrido muchos golpes. Siempre está en metamorfosis.

P: A pesar de todos los golpes…

R: Por supuesto. Digamos que perdió la tercera parte de su fuerza,más o menos.

P: El portavoz militar dijo que Israel mató por lo menos 12.000 terroristas.

R: Hace unos días dijeron que eran 15.000. Creo que hay alguna confusión. Seguro que fueron muchos. Se destruyó por lo menos la mitad de la infraestructura armada, pero queda todavía.

P: ¿Cómo te parece que ellos resumen su propia situación?

R: Por un lado tienen claro que han sufrido muchas pérdidas. Pero saben que fácilmente pueden reclutar más gente. En una Gaza con 85% de desempleo, no será difícil. Perdieron muchos túneles, eso sí, y muchos cohetes que dispararon y que Israel les destruyó. Recordemos que destinaron miles de millones de dólares a todo eso, sin exagerar.

Por otra parte Yehia Sinwar, jefe de Hamas en Gaza, sin duda está seguro que él logró causar a Israel un estremecimiento sin precedentes. El siente que logró alterar la sensación de seguridad de Israel, que logró alejar a la ciudadanía del gobierno y en gran medida aparecer como el Saladino moderno del mundo musulmán, contando aún con gran apoyo del público palestino y del mundo árabe en general. Seguramente ve las manifestaciones en favor de Hamas y las considera su gran éxito.

Pero más que nada , pasaron seis meses y todavía está vivo. O sea, yo creo que sin duda lo está y dirige las cosas. A él no le importa en absoluto cuántos gazatíes mueran y cuántas casas quedan destruidas, en absoluto. Para él ese precio es aceptable por la guerra santa . El siente que logra grandes éxitos estratégicos y que todo lo demás no importa.

P: ¿Por qué insiste en el tema del regreso de la población al norte? Está claro que no es porque quiera que la gente esté bien, si abusa siempre de los espacios civiles para el terrorismo.

R: Claro que el  tema del regreso al norte no le importa por el bien del pueblo sino porque él quiere dar vuelta la rueda de la historia, volver al 6 de octubre. Quiere crear una realidad que se parezca a la anterior. Y sabe que si logra devolver un millón de palestinos al norte, a Tzahal le costará mucho más maniobrar. Sabe que eso le hace fracasar a Israel, por eso insiste tanto en ese punto, no porque le interese que el pueblo esté mejor. A él no le importa que mueran otros 20.000 palestinos. Es un buen precio para él por la jihad.

P: ¿Y entonces, qué puede es lo que lo puede desestabilizar?

R: Que el público palestino en Gaza se levante contra él, que protesten multitudes. Hasta ahora no ha pasado, aunque la gente sufre como nunca. De todos modos, no es que teme un levantamiento. El no tiene problema en matar a absolutamente todos los que se rebelen. Por ahora logra que entre a Gaza cada vez más ayuda humanitaria, así que no tiene de qué preocuparse.

P: ¿Cuánto de esa ayuda Hamas roba?

R Creo que entre el 30 y 40%. Se apodera de gran parte de la ayuda, que llega a las familias de Hamas, a los allegados, y también venden en los mercados.

 

No está todo perdido

P: ¿Te parece que hay forma de lograr marcha atrás de la situación nada promisoria actual?

R: Sí, se puede hacer las cosas de otra forma, pero hay que planificar en forma ordenada y tener una estrategia clara. Y si se trabaja bien podemos salvar a los secuestrados. Esa también es una meta sionista nacional de enorme importancia.Y después se puede volver a pensar cómo desmoronar a Hamas.

P: ¿Es posible?

R: Por supuesto, pero sólo si se toma control de toda la Franja de Gaza y hay tropas en el terreno. Cada lugar que se abandona, lo toman otros,no queda en vacío. Con una brigada no se puede cambiar la situación en Gaza. Hay que quedarse un tiempo allí.

 

La más dura conclusión

P: ¿Qué hay que decir sobre el comportamiento palestino?

R: Tengo clarísimo que este enfrentamiento del 7 de octubre y lo que le siguió, creó una impresionante descofianza de los israelíes en los palestinos. A mi criterio también dejó muy en claro que somos dos culturas totalmente diferentes. El solo hecho que seis meses después de la peor masacre registrada aquí, no ha habido ni una voz de crítica que comprenda que eso es producto de una gran deshumanización , nada, es terrible. Hace una semana se publicó una nueva encuesta del Dr. Khalil Shikaki. Es de locos que el 70% aún apoyan a Hamas y el 90% dicen que no hubo masacre. Apoyan a Yemen y a Irán pero odian a quienes les llevan ayuda, como Estados Unidos.

P: Es espeluznante.

R: Este enfrentamiento dejó nuevamente en claro, en una forma mucho más aguda que antes, que aquí no hay conflicto por la ocupación ni ningún otro tema en discrepancia sino por un problema profundo de mentalidad. Hay un abismo entre las dos sociedades. 

P: Tú ya me habías dicho que israelíes y palestinos no pueden vivir juntos.

R: No en una misma entidad. Hay que poner una frontera entre ellos y nosotros. Es clave también para que ellos entiendan. Yo veo que no captan realmente lo que esto significó. Oigo que hablan de volver a trabajar en Israel, que vuelven a trabajar desde Gaza y todos se abrazan. No sé en qué mundo viven.Yo no sé si volverán tampoco los de Cisjordania. 

P: Siempre pienso que si dedicaran el 10% del tiempo, la energía y los recursos que dedican a dañar a Israel, a su propio desarrollo, estarían en la cima del mundo.

R: Pero todos los extremistas actúan de otra forma. Y Hamas, de cada dólar que recibieron, 90 centavos fueron a cavar túneles, a comprar cohetes y RPG. Realmente no entiendo qué quieren. ¿Qué otros se apiaden de ellos? 

 

¿Y el mundo?

P: Una última pregunta…¿cómo es que el mundo no ve todo esto?

R: Te diré que he tenido varios encuentros con diplomáticos occidentales y siempre destaco que lo que empezó aquí como una guerra entre Hamas e Israel, es una especie de previa a lo que todos pueden experimentar e Europa. Mira lo que pasa en Madrid, París, Copenhague, Berlín, manifestaciones multitudinarias de radicales islamicos…y entienden que el Medio Oriente ya llegó a sus calles. Creo que es hora que el mundo se despierte y entienda que apoyar a Israel no es solamente una cuestión estratégica sino moral. Israel claro que es un país que comete errores, pero investiga, corrige es una democracia, imperfecta por cierto pero libre, que se enfrenta a ese otro lado, manipulativo, que recurre constantemente a la mentira y no es capaz de ninguna autocrítica.

 P: Muchísimas gracias por todo este tiempo tan ilustrativo.

R: Siempre dispuesto. Gracias.

 

 

El Dr. Milstein es el Director del Desk palestino en el Centro Moshe Dayan para investigación de Medio Oriente en la Universidad de Tel Aviv. En esta entrevista plantea duras críticas a la forma que el gobierno israelí está manejando la guerra, según él sin una estrategia clara . No es tarde, sostiene, para corregir. Pero su crítica más contundente es a la sociedad palestina.

 

 

La situación en el terreno en Gaza desde el punto de vista israelí

 

P: ¿Cómo describirías la situación actual?

R: Desde el punto de vista militar el logro es enorme y sin precedentes. Hamas ha recibido un golpe que nunca hasta ahora había sufrido y está claro que Gaza hoy está irreconocible. Casi no hay amenaza de cohetes, aunque no ha desaparecido del todo. Y contrariamente a lo que Hamas planeaba, otros escenarios no arden como querían. Pero el problema es que todo esto no puede ser evaluado sólo militarmente. La parte política, de la estregia que debe determinar el gobierno, es necesaria, pero no se ha tratado debidamente. En eso estamos en un serio problema.

 

Creo que aún estamos lejos de los dos objetivos estratégicos proclamados al 7 de octubre, o sea el desmoronamiento del régimen de Hamas y de su infraestructura armada y la liberación de los secuestrados.

 

P: O sea…no a un paso de la victoria, como dijo el Primer Ministro Netanyahu hace tan solo unos días.

R: Realmente no tengo idea de qué habla. Inclusive después de un operativo en Rafiaj (Rafah) del que tanto se habla, no creo que podamos decir que se alcanza “victoria total”, una expresión muy usada por el Primer Ministro.

 

P: Sabemos que hubo muchos logros militares tácticos.

R: Sin duda ninguna.

 

P: Pero por otro lado esta semana se retiró el grueso de las tropas y quedó solamente la Brigada Najal en la parte central de Gaza. Es un problema ¿no?

R: Por supuesto. Te lo resumiré. En estos momentos hay tres partes distintas en Gaza. En una parte muy reducida del territorio, el así llamado corredor que separa el norte del sur, está en manos de Israel y controlado realmente por Israel. Pero hemos salido de todo el resto. No se puede decir hoy que Israel controla la Franja de Gaza. Tenemos por otra parte el sur de la Franja, donde hay una influencia muy significativa de Hamas. De hecho, Hamas domina esa zona. Y por otro lado está el norte, más que nada la ciudad de Gaza, que yo diría es como tierra de nadie. Allí hay una especie de mezcla de enclaves de Hamas en ciertos sitios , con clanes que controlan algunas partes. No es un caos total pero sí una zona bastante confusa.Ahí se estima que hay entre 200 y 300.000 personas.

 

P: Palestinos que no se fueron al sur cuando Israel evacuó ¿verdad?

R: Exacto. La impresión es que la división entre el norte y el sur es muy buena y que casi nadie logra volver. Es una separación efectiva lo cual es importante. Diría, en resumen, que hay tres realidades distintas en Gaza ahora.

 

Falta estrategia porque el gobierno no decide

 

P: ¿Cuál es en tu opinión el problema central?

R: Una situación que considero muy frustrante, porque podría haberse evitado. Hay varios temas claves en la guerra que parece que se manejan de forma independiente, sin que haya una estrategia desde arriba que une todo, algo que sólo el gobierno puede hacer, no el ejército. 

 

P: ¿Qué temas?

R: Por un lado está la guerra misma contra Hamas. Está el tema de los secuestrados, la situación humanitaria en Gaza y  el tema del planeado operativo en Rafíaj, si entramos allí o no, y el tema del días después, o sea qué pasa después de la guerra, quién manejará Gaza. Cada cosa está siendo tratada como por separado, no hay un hilo que une una cosa con otra.

 

P: La guerra misma está evidentemente en una etapa diferente de lo que hemos visto hasta hace poco.

R: Así es. La guerra ahora está en su tercera etapa, menor intensidad, todo tipo de operativos puntuales, como hubo en el hospital Shifa. Allí fue un éxito. Pero el problema es que este sistema no está desmoronando a Hamas, aunque claro que le ha causado serios daños. Es que en esta tercera etapa se realizan los operativos, pero al terminarlos las tropas salen y en Medio Oriente, cuando uno se va, la alternativa que viene nunca es mejor. Hamas vuelve. Hamas entiendo por ejemplo que no volverá a Shifa pero buscará alternativa. 

Es que el éxito en la guerra no se mide por cuántos terroristas Israel mata sino si Israel logra cambiar la situación. Y por ahora eso no se está logrando. Debemos ser sinceros con nosotros mismos . Y un elemento clave es que con toda la fuerte presión militar que hubo, no hemos logrado liberar a los secuestrados.

 

 

P: Las Fuerzas de Defensa de Iksrael no pueden ser quienes determinan la estrategia entre todos estos temas.

R: Claro que no. Para eso está el gobierno. Creo que hemos llegado al punto actual, complejo, porque no hay una estrategia clara. Esto lleva a un estancamiento. Y creo que es una falta de responsabilidad del gobierno. El Primer Ministro por un lado formula declaraciones altisonantes y por otro se rinde a todas las presiones desde afuera. El problema está en el gobierno, no en Tzahal (FDI).

 

P: Tzahal falló seriamente el 7 de octubre pero se levantó enseguida.

R: Por supuesto. Hubo fallas colosales, desde el punto de vista de Inteligencia y operativo. Muchas unidades funcionaron mal. Pero rápidamente supo contraatacar en forma muy efectiva. El gobierno cada vez acusa y responsabiliza a otro pero no sabe determinar una estrategia. 

 

P: Un tema que me resulta extraño es Rafiaj. Netanyahu dice que hay fecha, que es imprescindible maniobrar allí, pero hace meses y meses que estamos con eso y no se concreta nada.

R: El Secretario de Estado norteamericano Blinken ya le preguntó a Israel hace dos semanas si entiende que también después de destruir los cuatro batallones de Rafiaj habrá Hamas…

 

 

¿Acuerdo por los secuestrados?

 

P: Y de por medio, los intentos de lograr un acuerdo para liberar a los secuestrados, el tema más angustiante de todos.

R: Así es. Y el ministro Ben Gvir amenaza a Netanyahu que si firma un acuerdo , pierde el gobierno.

 

P: Aclaremos que no es que Ben Gvir no quiere que vuelvan los secuestrados sino que no está dispuesto a pagar los precios que exige Hamas. 

R: Yo creo que Netanyahu toma en cuenta ante todo consideraciones, no diré personales, pero sí de la preservación de su coalición de gobierno en lugar de los colectivos y nacionales.

 

P:¿Puede Netanyahu aceptar un acuerdo cuyas condiciones son que detenga totalmente la guerra y se retire del todo de Gaza? Después de tantos caídos….

R: Así lo exigían hasta hace un mes pero me parece que hay cierto cambio de tono, dicen que haya alto el fuego y se hablará.Yo creo que si Israel está dispuesto a empezar a permitir el regreso de habitantes del sur al norte, se podrá llegar a un acuerdo.Creo que ahora hay cierta escalera por la que se puede bajar.

 

P:Tú eres oficial de Inteligencia, yo no…pero yo no veo ninguna flexibilidad en las proclamaciones de Hamas. 

R: Mira, está claro que habrá que pagar un precio alto por la liberación de los secuestrados. Se liberará muchos terroristas con sangre en las manos, aunque esa no es la exigencia central de Hamas sino la que viene en quinto lugar aproximadamente…Si retiraron a casi todas las tropas y estamos en la tercera etapa de la guerra, está claro que no vamos ahora por el desmoronamiento de Hamas. Entonces  hay que ir a un acuerdo y al mismo tiempo pensar en una estrategia a largo plazo para Gaza. 

 

 

 

La situación de Hamas

 

P: Hamas ha recibido duros golpes pero actúa como si fuera el ganador….

R: En la situación actual Hamas se adapta a todo, es como una ameba..sabe recuperarse  aunque haya sufrido muchos golpes. Siempre está en metamorfosis.

 

P: A pesar de todos los golpes…

R: Por supuesto. Digamos que perdió la tercera parte de su fuerza,más o menos.

 

P: El portavoz militar dijo que Israel mató por lo menos 12.000 terroristas.

R: Hace unos días dijeron que eran 15.000. Creo que hay alguna confusión. Seguro que fueron muchos. Se destruyó por lo menos la mitad de la infraestructura armada, pero queda todavía.

 

P: ¿Cómo te parece que ellos resumen su propia situación?

R: Por un lado tienen claro que han sufrido muchas pérdidas. Pero saben que fácilmente pueden reclutar más gente. En una Gaza con 85% de desempleo, no será difícil. Perdieron muchos túneles, eso sí, y muchos cohetes que dispararon y que Israel les destruyó. Recordemos que destinaron miles de millones de dólares a todo eso, sin exagerar.

Por otra parte Yehia Sinwar, jefe de Hamas en Gaza, sin duda está seguro que él logró causar a Israel un estremecimiento sin precedentes. El siente que logró alterar la sensación de seguridad de Israel, que logró alejar a la ciudadanía del gobierno y en gran medida aparecer como el Saladino moderno del mundo musulmán, contando aún con gran apoyo del público palestino y del mundo árabe en general. Seguramente ve las manifestaciones en favor de Hamas y las considera su gran éxito.

Pero más que nada , pasaron seis meses y todavía está vivo. O sea, yo creo que sin duda lo está y dirige las cosas. A él no le importa en absoluto cuántos gazatíes mueran y cuántas casas quedan destruidas, en absoluto. Para él ese precio es aceptable por la guerra santa . El siente que logra grandes éxitos estratégicos y que todo lo demás no importa.

 

P: ¿Por qué insiste en el tema del regreso de la población al norte? Está claro que no es porque quiera que la gente esté bien, si abusa siempre de los espacios civiles para el terrorismo.

R: Claro que el  tema del regreso al norte no le importa por el bien del pueblo sino porque él quiere dar vuelta la rueda de la historia, volver al 6 de octubre. Quiere crear una realidad que se parezca a la anterior. Y sabe que si logra devolver un millón de palestinos al norte, a Tzahal le costará mucho más maniobrar. Sabe que eso le hace fracasar a Israel, por eso insiste tanto en ese punto, no porque le interese que el pueblo esté mejor. A él no le importa que mueran otros 20.000 palestinos. Es un buen precio para él por la jihad.

 

P: ¿Y entonces, qué puede es lo que lo puede desestabilizar?

R: Que el público palestino en Gaza se levante contra él, que protesten multitudes. Hasta ahora no ha pasado, aunque la gente sufre como nunca. De todos modos, no es que teme un levantamiento. El no tiene problema en matar a absolutamente todos los que se rebelen. Por ahora logra que entre a Gaza cada vez más ayuda humanitaria, así que no tiene de qué preocuparse.

 

P: ¿Cuánto de esa ayuda Hamas roba?

R Creoque entre el 30 y 40%. Se apodera de gran parte de la ayuda, que llega a las familias de Hamas, a los allegados, y también venden en los mercados.

 

 

No está todo perdido

P: ¿Te parece que hay forma de lograr marcha atrás de la situación nada promisoria actual?

R: Sí, se puede hacer las cosas de otra forma, pero hay que planificar en forma ordenada y tener una estrategia clara. Y si se trabaja bien podemos salvar a los secuestrados. Esa también es una meta sionista nacional de enorme importancia.Y después se puede volver a pensar cómo desmoronar a Hamas.

 

P: ¿Es posible?

R: Por supuesto, pero sólo si se toma control de toda la Franja de Gaza y hay tropas en el terreno. Cada lugar que se abandona, lo toman otros,no queda en vacío. Con una brigada no se puede cambiar la situación en Gaza. Hay que quedarse un tiempo allí.

 

 

La más dura conclusión

P: ¿Qué hay que decir sobre el comportamiento palestino?

R: Tengo clarísimo que este enfrentamiento del 7 de octubre y lo que le siguió, creó una impresionante descofianza de los israelíes en los palestinos. A mi criterio también dejó muy en claro que somos dos culturas totalmente diferentes. El solo hecho que seis meses después de la peor masacre registrada aquí, no ha habido ni una voz de crítica que comprenda que eso es producto de una gran deshumanización , nada, es terrible. Hace una semana se publicó una nueva encuesta del Dr. Khalil Shikaki. Es de locos que el 70% aún apoyan a Hamas y el 90% dicen que no hubo masacre. Apoyan a Yemen y a Irán pero odian a quienes les llevan ayuda, como Estados Unidos.

 

P: Es espeluznante.

R: Este enfrentamiento dejó nuevamente en claro, en una forma mucho más aguda que antes, que aquí no hay conflicto por la ocupación ni ningún otro tema en discrepancia sino por un problema profundo de mentalidad. Hay un abismo entre las dos sociedades. 

 

P: Tú ya me habías dicho que israelíes y palestinos no pueden vivir juntos.

R: No en una misma entidad. Hay que poner una frontera entre ellos y nosotros. Es clave también para que ellos entiendan. Yo veo que no captan realmente lo que esto significó. Oigo que hablan de volver a trabajar en Israel, que vuelven a trabajar desde Gaza y todos se abrazan. No sé en qué mundo viven.Yo no sé si volverán tampoco los de Cisjordania. 

P: Siempre pienso que si dedicaran el 10% del tiempo, la energía y los recursos que dedican a dañar a Israel, a su propio desarrollo, estarían en la cima del mundo.

R: Pero todos los extremistas actúan de otra forma. Y Hamas, de cada dólar que recibieron, 90 centavos fueron a cavar túneles, a comprar cohetes y RPG. Realmente no entiendo qué quieren. ¿Qué otros se apiaden de ellos? 

 

¿Y el mundo?

 

P: Una última pregunta…¿cómo es que el mundo no ve todo esto?

R: Te diré que he tenido varios encuentros con diplomáticos occidentales y siempre destaco que lo que empezó aquí como una guerra entre Hamas e Israel, es una especie de previa a lo que todos pueden experimentar e Europa. Mira lo que pasa en Madrid, París, Copenhague, Berlín, manifestaciones multitudinarias de radicales islamicos…y entienden que el Medio Oriente ya llegó a sus calles. Creo que es hora que el mundo se despierte y entienda que apoyar a Israel no es solamente una cuestión estratégica sino moral. Israel claro que es un país que comete errores, pero investiga, corrige es una democracia, imperfecta por cierto pero libre, que se enfrenta a ese otro lado, manipulativo, que recurre constantemente a la mentira y no es capaz de ninguna autocrítica.

 

 P: Muchísimas gracias por todo este tiempo tan ilustrativo.

R: Siempre dispuesto. Gracias.

 

 

 

Ana Jerozolimski
(18 Abril 2024 , 04:46)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0498040 segundos (16910)
2024-05-24T23:03:23-03:00