Entrevistas

Me mataron a mi hijo, no matarán mi alma, dice la madre de una de las víctimas de Nova

Con Natalia Casarotti, cuyo hijo Keshet fue asesinados

 

Uno de los peores escenarios del horror del ataque terrorista cometido por Hamas el sábado 7 de octubre en el sur de Israel fue el festival de música NOVA junto al kibutz Reim. Los terroristas irrumpieron al lugar temprano a la mañana, cuando miles de personas trataban de hallar refugio de los cohetes que entendieron estaban en camino, al sonar las alarmas, sin saber aún que lo peor era otra cosa: centenares de terroristas que estaban por irrumpir al lugar y abrir fuego indiscriminadamente hacia la gente.  En NOVA y otras dos fiestas más pequeñas en puntos cercanos, fueron asesinadas 404 personas.

La enorme mayoría eran jóvenes participantes en la fiesta y quienes estaban trabajando en el lugar, además de miembros de fuerzas de seguridad y voluntarios que trataron de ayudar y fueron baleados .

NOVA fue además un espeluznante escenario de violaciones violentas y crueles de jovencitas que en varios casos fueron halladas total o parcialmente desnudas , varias de ellas atadas a árboles cercanos, con numerosas marcas de violencia y tortura, asesinadas todas después o durante la violación.

A diferencia de los kibutzim atacados en la zona adyacente a Gaza, la particularidad de NOVA era que allí había gente de todo el país, jóvenes que habían llegado del centro y norte, no sólo del sur, a bailar en la fiesta.

Pero con el tiempo, las familias de las víctimas mortales, se convirtieron también en una especie de comunidad, compartiendo el duelo por sus seres queridos.

Tiempo atrás participamos en un evento de las familas de NOVA en recuerdo a sus seres queridos asesinados así como también de clamor por los secuestrados que aún están en Gaza.El grupo, con fotos de sus hijos muertos, se dio cita en la explanada del teatro Habima de Tel Aviv. Desde allí se caminó hasta la plaza Dizengoff.  Los acompañamos y tocamos así de cerca varias historias conmovedoras.

 

Hoy compartimos aquí una de ellas, la entrevista con Natalia Casarotti, la mamá de Keshet, uno de sus tres hijos, que ya no volverá.

Natalia nació en Buenos Aires pero creció en Israel desde los 3 años y medio.

Natalia no sólo cuenta sobre su hijo sino que también tiene un mensaje al mundo y a los terroristas.

Finalizada la marcha, en la plaza Dizengoff, los padres y hermanos de los asesinados prendieron velas, dejaron mensajes, escucharon un emotivo discurso de uno de los voluntarios de la organización ZAKA que tuvo la dura misión de rescatar los cuerpos sin vida, y se volvieron a despedir.

 

 

Ana Jerozolimski
(13 Mayo 2024 , 17:41)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0962770 segundos (17248)
2024-05-24T23:44:07-03:00