Israel

¿Médico inocente o descarado terrorista?

Este lunes de mañana fueron liberados de regreso a la franja de Gaza algo más de 50 palestinos, entre ellos el Dr. Mohammed Abu Salmyia, director del hospital Shifa de Gaza, que había sido detenido en noviembre a raíz del hallazgo de numerosas evidencias sobre el uso del lugar para las actividades terroristas de  Hamas, que según Israel no habría podido ocurrir en esa envergadura sin su conocimiento y  colaboración.

Israel decía ya desde antes de la guerra que en el Shifa funciona uno de los comandos centrales de operaciones de Hamas y que debajo del hospital hay túneles que sirven a los terroristas para sus distintas actividades. Al maniobrar en el lugar en noviembre, por la multiplicación de información de Inteligencia sobre lo que ocurría en el Shifa, Israel confirmó todas sus sospechas.

 

 

Al regresar este lunes a Gaza, como era de esperar, Abu Salmyia alegó que él y los demás detenidos habían sufrido horrores y distintos tipos de torturas  “a manos de la ocupación”, que médicos israelíes se habían ensañado con ellos, y que había cientos de médicos, enfermeras y técnicos presos, prometiendo además que volverá a trabajar en el Shifa y a reconstruirlo por el bien del pueblo de Gaza. 

 

No somos ni investigadores del servicio de seguridad de Israel ni jueces. Pero conociendo lo que ocurrió en el hospital Shifa , así como el proceder de médicos israelies atendiendo inclusive a terroristas, nos animamos a estimar que las acusaciones aquí citadas fueron formuladas por el director del Shifa en su calidad de colaborador con Hamas.

Es imposible concebir que todo lo que se hizo en Shifa en pro de Hamas no haya sido de su conocimiento, en el mejor de los casos, y contado con su apoyo explícito en el peor.

En el hospital Shifa que este individuo dirigía, fueron halladas armas de todo tipo y cuartos de comando de Hamas, así como material de Inteligencia de gran valor.

Lo más grave fue la confirmación que la joven soldado Noa Martziano secuestrada del puesto de observación Najal Oz, fue asesinada dentro del Shifa. Su cuerpo fue hallado en el lugar y devuelto a Israel en aquel operativo del mes de noviembre.

 

También se encontraron filmaciones de las cámaras de seguridad en las que se veía claramente que secuestrados habían sido llevados al Shifa.

 

 

Varias de las investigaciones filmadas de terroristas que participaron en la masacre del 7 de octubre y fueron detenidos por Israel, incluyeron testimonios explícitos de no pocos de ellos confirmando el uso del Shifa y todos los hospitales para las necesidades de Hamas.

 

Cuando Israel volvió al Shifa en abril, al acumularse información de Inteligencia que indicaba que Hamas y la Yihad Islámica habían instalado nuevamente centros de operaciones en el hospital, eliminó a por lo menos 200 terroristas y detuvo aproximadamente 500. Esa vez, fueron encontrados en el Shifa materiales tajantes respecto a los secuestrados y también filmaciones de las atrocidades del 7 de octubre registradas por las cámaras corporales de los terroristas.

 

El director Abu Salmyia se quejó de la destrucción en el Shifa c uando Israel se retiró. Y lo mínimo que hay que increparle es que haya permitido y al parecer ayudado a que en el Shifa funcione una base terrorista de Hamas. Quien llevó a la destrucción del Shifa fue el terrorismo de Hamas, que usa y abusa de todos los hospitales y otros espacios civiles para sus nefastos objetivos.

 

La tormenta y las explicaciones

 

Las noticias sobre la excarcelación de los presos y muy especialmente el director del hospital Shifa, desataron una tormenta en el seno del gobierno y varios ministros tanto del ala ultraderecha como dentro del partido Likud atacaron directamente al ministro de Defensa Yoav Gallant y al jefe del servicio de seguridad Shin Bet Ronen Bar, exigiendo su inmediata destitución. 

La oficina de prensa de Gallant emitió un comunicado conciso recalcando que ni la detención ni la iberación de presos es parte de su jurisdicción sino del Servicio de Seguridad y el Servicio Penitenciario. 

Por su parte el Shin Bet publicó un comunicado mucho más extenso en el que detalló que las consideraciones por las que se vio obligado a liberar a algunas decenas de presos detenidos en la guerra es la falta de lugar en las cárceles. El servicio recalcó que no tuvo más remedio que elegir a qué presos sacar de acuerdo a su grado de peligrosidad inmediata. Pero además, aclaró que hace meses advierte a las autoridades relevantes acerca de este problema, destacando especialmente al ministerio de Seguridad Nacional de Itamar Ben Gvir. El mencionado ministro, por su parte, acusando a Gallant-aunque éste no tuvo nada que ver- y a Ronen Bar, alegó que “hacen lo que quieren sin preguntar al gabinete”.

 

Es legítimo preguntarse si acaso en medio de una dura guerra contra el terrorismo, se libera detenidos sospechosos directos de terrorismo activo o colaboración con el mismo, porque hay malas condiciones o lugar insuficiente. Evidentemente, si de los muy numerosos detenidos para ser interrogados hay quienes se confirma que no estuvieron involucrados en actividades terroristas, no deben permanecer en Israel.  Pero según entendemos, nada de eso se ha dicho respecto al director del hospital Shifa.

 

Es cierto que por otro lado, tampoco hubo aún un juicio en el que se le haya declarado culpable.

A juzgar por todo lo que se sabe sobre lo que ocurrió en el hospital Shifa, sería absolutamente increíble que el director Dr. Muhamad Abu Salmyia no supiera lo que se hacía en el lugar.

 

Algunas preguntas más

 

1)    ¿Por qué el ministro de Seguridad Pública no se encargó de construir aunque sea estructuras temporarias para albergar a la gran cantidad de detenidos en la lucha contra el terrorismo?

2)    ¿Alguien entiende que en este caso el criterio no podía ser sólo el grado de peligrosidad sino el simbolismo? El hospital Shifa fue y sigue siendo uno de los principales símbolos del uso por parte de los terroristas de los espacios civiles para sus propósitos. Y naturalmente, el director del hospital en el que se escondían, se organizaban y actuaban los terroristas, es un símbolo especial.  Imposible entender por qué está libre.

3)    ¿Alguien imagina qué dirían en el gobierno actual si un gobierno encabezado por líderes de la actual oposición excarcelaran a quien albergó a terroristas en su hospital?  Es una pregunta retórica…mejor ni pensar.

Ana Jerozolimski
(01 Julio 2024 , 12:16)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0499671 segundos (9335)
2024-07-12T14:53:33-03:00