Mes de la Mujer 2020

Desde el barrio Goes a Ramat Gan: Shirley Jalfin

Un agradecimiento muy especial a Shirley Jalfin con quien nos conocemos desde nuestra infancia. 

En una breve descripción, si te preguntara quien sos y que haces, donde naciste y cuando te fuiste a Israel.

Mi nombre es Shirley Jalfin. Nací en Montevideo, Uruguay, en 1960, así que podrás hacer solita el cálculo de mí honorable edad ….
En los últimos 30 años he trabajado como Directora, Productora y Editora de contenido (lo que en Inglés se denomina Executive Producer)
en la Televisión Educativa Israelí IETV hasta su triste y, en mi opinión, injusto cierre, en octubre de 2018. A Israel llegue por primera vez en abril de 1977, con solo 16 años, en el marco de Inmigración juvenil de Aliat Hanoar. Mi primer encuentro con la vida en una aldea juvenil en Israel (Alonei Yitzhak- en las cercanías de Givat Ada) fue sumamente desafiante. Habiendo crecido en el ámbito de la cultura sobreprotectora de una casa perteneciente a la comunidad judía Uruguaya, tuve que enfrentar, por un lado, las exigencias de responsabilidad y trabajo de Israel, que me exigían, por ejemplo, levantarme a las 6 de la mañana a lavar el piso y ordenar nuestra habitación, para luego ir a el comedor a preparar las mesas del desayuno para 200 personas.


Por otro lado, las luces en la noche, se apagaban a las 22 y salir de la aldea a comprar algo fuera o a pasear, estaba prohibido. Obviamente, no me faltaron enfrentamientos y sanciones disciplinarias……pero la aldea fue también el lugar en el que aprendi que significa ser parte de una sociedad multicultural. Alumnos de Turquía, Irán, Iraq, Francia, Marruecos, Israel, EEUU,Rumania, Rusia….realmente aprendí muchísimo acerca de diversidad cultural humana y desarrollé amistades que me acompañan hasta el dia de hoy, cuarenta años más tarde.

¿En qué barrio de Montevideo naciste y si tuvieras que elegir 2 anécdotas de esa época de tu vida cuales serian?
Crecí en el barrio Goes, casi en el límite con el barrio La figurita. Éramos la única familia judía en ese entorno y reconozco que no lo sentí como algo especial, hasta que en tercer año de escuela, una compañera de clase me pregunto de qué religión era mi familia. Cuando le dije que éramos judíos me contesto que no me creía, y cuando le pregunte porque, admito sin vacilar: “porque si fueras judía te daria verguenza decirlo”.
A pesar de aquello, a mi me gustaba mucho mi barrio porque era diverso y humilde, pero por su idiosincrasia, me separaba de alguna forma de los chicos de la comunidad que venían de familias mejor acomodadas económicamente, hasta que por destino, o por suerte, llegue a dos lugares sumamente antagónicos entre sí, pero en los cuales siempre me sentí que pertenecía. El primero fue Hashomer Hatzair, en el marco del cual me desarrolle tanto como sionista, así como librepensadora y sus valores me capacitaron para la crítica ideológica. El otro, fue el Instituto Yavne, en el cual aprendí Tradición Judía y Hebreo. Como verás, las contradicciones internas en la vida no me son ajenas y yo creo que eso es lo que nos hace personas ricas interiormente. Desgraciadamente mi barrio no estaba exento de otras facetas,menos simpáticas, que no le son ajenas a ningún otro barrio o país en el mundo. Me refiero, por supuesto, a eventos de acoso sexual. Pero eso, por desgracia, eso no era patrimonio exclusivo, ni de mi barrio ni del país


 ¿Qué te llevaste de Uruguay cuando hiciste aliá que aún hoy día forma parte de tu esencia?
El amor incondicional a la cultura, la buena música, la buena literatura, el mejor cine, la comida y los postres más ricos del mundo y la belleza natural. Cuando cierro los ojos, todavía puedo escuchar las olas del mar estallando contra la escollera en la Paloma o la puesta de sol de la rambla de Piriápolis y oler el olor del pasto después de la lluvia...


 ¿Cómo fue salir del closet allá en el siglo pasado...? 
A diferencia de hoy, en los años 80 del siglo pasado, la homosexualidad se consideraba aún como una clase de desviación sexual y en muchos lugares alrededor del globo era penada legalmente. No se hablaba entonces de orgullo, sino de supervivencia. Tampoco yo estaba exenta de prejuicios sobre el tema, asi que no me fue fácil. El proceso de auto-reconocimiento y autoaceptación fue lento y doloroso. Hasta los veintitrés años mis parejas fueron hombres. De pronto algo en mi cambio y me obligó a reconocer ante mi misma que mi identidad y mis preferencias sexuales y emocionales conflictuaban con la forma en que había llevado mi vida amorosa hasta aquel momento. Luego de arruinar por ello una relación importante, decidí reconocerlo ante mi misma, y hacerme de valor para abrirlo frente a mis amistades. Con mi familia me llevo mucho tiempo más . Sobre todo, el valor de enfrentarlo frente a mis padres y mi hermano, tuvo que ver con la decisión de traer un hijo al mundo, conjuntamente con Helena, mi pareja, luego de quince años de vida en común. Tuve la suerte de poder corroborar que mis temores fueron infundados y mi familia recibió mi sinceridad para con ellos con pleno amor y aceptación. En aquel tiempo, no todos mis conocidos gozaron de la misma suerte que yo….

Tenés un hermoso hijo ya grande, ¿cómo fue criar un varón en una familia compuesta por dos mujeres?
El nacimiento de nuestro hijo fue una gran bendición en nuestra vida y siempre lo miramos y lo sentimos así. Nuestra actitud en ese aspecto siempre fue la de dar la cara con la máxima sinceridad. Cuando hablábamos con maestras, o con la directora de la escuela, siempre le informabamos, antes de anotarlo, que nuestro hijo tenía dos mamás y que nosotras pedíamos saber cuál era su posición frente a ello porque nos preocupaba que el equipo docente no supiera cómo darle el apoyo necesario en caso de que algún chico atacara nuestro círculo familiar. Para mi sorpresa, la asertividad siempre dio los mejores resultados posibles y todos siempre nos contestaron que veían a nuestro núcleo familiar igual que a todas las demás familias y que podíamos confiar plenamente en ellos. A pesar de que parte de las leyes en Israel son aún limitadas con respecto a derechos LGBT familiares, por razones religiosas, nuestro hijo fue anotado por orden de la corte, como hijo legal conjunto de ambas.
Eso, por supuesto, es de nuestro lado. Del lado de nuestro hijo, y de como ve el hecho de haber crecido en una familia como la nuestra, sin una figura paterna, y de cómo siente que eso repercutio en su desarrollo personal, hay que preguntarselo directamente a él. Nosotras, obviamente,
no podemos opinar.

Vos te dedicas a lo audiovisual, contanos de tu trabajo.


Durante años, trabajé como directora de estudio y de reportajes, en los programas de la emisora. Programas famosos de niños y adultos como Parpar Nehmad, Erev Hadash, y muchos otros más. Tengo un record de algo así cómo 10,000 horas de emisión firmadas con mi nombre como directora. Pero el trabajo que hasta hoy más me emociona es el que de forma milagrosa logré hacer durante el último año de vida de la Estación.
Se trata de una serie documental original, en el tema de feminismo y género, La serie completa es una creación personal mía, que va desde la elección de su nombre (Bedarka= On her way) y sus contenidos, hasta su diseño gráfico. Doce capítulos de aproximadamente media hora cada uno, sobre temas como violencia de género, feminismo religioso, sororidad, exclusión femenina del ámbito público en áreas ortodoxas, orgullo LGBT, identidades de género, creación femenina, mujeres frente al conflicto Israelí-Palestino, madres e hijas y otros muchos temas más.

Foto de Orit Bracha.

 


Respecto al feminismo, dónde estas parada, qué opinas de los derechos de la mujer en el Israel de hoy? Cómo es  en comparación cuando vos llegaste a ese país? Era un país más laico, con una participación de la mujer visible, Golda Meir como Primer Ministro.

Foto de Orit Bracha


Desgraciadamente, con respecto a los derechos y la representación pública y política de la mujer, Israel, como muchos otros países que se basan en la tradición de la ley religiosa, ha ido hacia atrás y no hacia adelante. Hoy Golda Meir no podría ser primer Ministro. Fue así como Tzipi Livni no lo logró, a pesar de ganar las elecciones en el 2009. Los partidos ortodoxos, y entre ellos el partido ortodoxo oriental (Shas) no estuvieron de acuerdo en formar parte de una coalición liderada por una mujer. Para mi, ese es un tema doloroso, que influye hoy en día en todas las áreas: civiles, laborales y familiares. En Israel no existe el casamiento civil, por lo cual los divorcios se efectúan en cortes rabínicas en las cuales las mujeres no somos consideradas iguales a los hombres y no tenemos derecho a dar testimonio. A raíz de esto, los divorcios se efectúan solo con el consentimiento del marido, el cual puede y generalmente usa su consentimiento como un arma para usurpar los derechos de la mujer cuyo rango se considera inferior. Existen situaciones en las cuales mujeres no han logrado efectuar el divorcio durante décadas, sin ninguna posibilidad de rehacer sus vidas, ya que el marido no lo consiente y no existe forma legal de obligarlo. Durante los últimos años se han hecho más comunes las exigencias de separación entre hombres y mujeres en actos públicos religiosos, se han censurado públicamente actos en los cuales se incluía anteriormente a cantantes femeninas, y el servicio de la mujer en el ejército, se ve muchas veces minimizado por exigencias de “modestia y humildad” religiosas. 


Cóntame cómo es la vida LGTB en Israel más allá de los titulares. Cómo convive ese movimiento con la parte ortodoxa de la sociedad? La Marcha que se realiza todos los años en Tel Aviv que es la segunda del mundo, en que repercute en la vida de los habitantes de Tel Aviv el resto del año?
Por suerte, la ortodoxia, a pesar de ser intransigente desde el punto de vista declaratorio, no es una masa completamente uniforme, no en temas políticos, no en temas sociales y tampoco en temas humanos. Existen Ortodoxos para los cuales sus hijos y el amor que le profesan a su familia es más importante que las inclinaciones sexuales de estos, y existen también psicópatas que han asesinado gente inocente, solo por el hecho de que participaron en la marcha del orgullo en jerusalem o fueron a un bar gay para jovenes . Tel Aviv es una ciudad bastante amistosa a la comunidad gay, con un centro gay realmente inspirador que realiza actividades sumamente relevantes para la vida comunitaria. Fuera de esto, la participación de miembros de la comunidad LGBT en la vida politica del pais, como miembros del parlamento, promete la posibilidad de una mejor legislación en cuanto a igualdad de derechos.


Cómo es tu vínculo con la comunidad uruguaya? Sos de hinchar por Uruguay en los partidos de fútbol, vas a algún asado?
Ese es un punto flojo. Lo reconozco. Tengo aquí queridísimos amigos que fueron conmigo al liceo y generalmente, cuando vienen de allí otros compañeros nos reunimos y disfrutamos mucho, pero el fútbol nunca fue mi pasión y el único asado que yo amo realmente es el que te sirven en las parrilladas del paisito. Ninguno se le parece…...

Janet Rudman
(07 Marzo 2020 , 13:51)

Ultimas Noticias Ver más

El PResidente Rivlin, sentado, de fondo bandera de Israel y bandera de Beit HaNasí
Israel

Un mensaje necesario desde arriba, en momentos de crisis

18 Septiembre 2020


Así llamó el Presidente de Israel al pueblo a cumplir el cierre

Policías uniformados reciben trozos de manzana con miel
Israel

Algunas imágenes del cierre en Israel combinado con año nuevo

18 Septiembre 2020


Sólo en Israel (Fotos: Policía de Israel)

Una carretera con control policial
Noticias

Entró en vigencia el cierre en todo Israel para frenar la pandemia

18 Septiembre 2020


Comenzó horas antes de Rosh Hashana

Esta página fue generada en 0.0428622 segundos (18993)
2020-09-18T20:35:45-03:00