Noticias

Destacada periodista libanesa critica duramente a Hezbola e Irán

Baria Alamuddin escribe sin tapujos

MEMRI

En una columna publicada el 20 de diciembre, 2020 en el diario saudita en inglés Arab News, la figura de los medios de comunicación libaneses Baria Alamuddin da un vistazo a las actividades criminales de Hezbolá en todo el mundo, que incluyen el contrabando de drogas, su ingreso a los Estados Unidos y el tráfico de armas y diamantes, así como también los planes de blanqueo de capitales y estafas de protección. Señala que Hezbolá insiste en controlar los ministerios de finanzas, sanidad y de transporte del Líbano precisamente porque el control de estos ministerios aumenta sus oportunidades para realizar estas actividades ilegales, lo que enriquece a Hezbolá y a sus líderes mientras empobrece al pueblo y al estado libanés. 

Las sanciones ejercidas por Occidente, afirma Alamuddin, no solo no han obstaculizado a Hezbolá, sino que han llevado a Irán a incrementar su ayuda a esta organización y sus operaciones ilegales, lo que les ha permitido seguir floreciendo. Mientras tanto, en Irak y Siria, estas actividades criminales son perpetradas no solo por Hezbolá sino también por otras milicias respaldadas por Irán, dice. Alamuddin lamenta el hecho de que muchos países del mundo se inclinan en apaciguar a Hezbolá e Irán y concluye: «Irán y sus afiliados mafiosos representan una de las mayores y lucrativas franquicias criminales del mundo. Solo cuando comencemos a tratar de criminales-terroristas a estas entidades se podrán realizar progresos para enfrentar una amenaza similar a la hidra que representa Teherán».

A continuación puede leerse el artículo completo:

«Hezbolá se está aprovechando de la desaparición del Líbano»

«Mientras el Líbano sangra, muchos medicamentos esenciales no pueden ser obtenidos en los hospitales y farmacias convencionales. Sin embargo, en la tierra de Hezbolá existe un sistema paralelo de instalaciones de salud donde se puede conseguir fácilmente un espectro completo de medicamentos baratos importados por Irán. Hezbolá utiliza el control que este posee sobre del ministerio de sanidad para desviar sistemáticamente fondos médicos para sus propios fines. Los hospitales dañados por la explosión del puerto de Beirut el día 4 de agosto, mientras trataban a miles de víctimas de la explosión, perdieron fondos, pero el Hospital Al-Rassoul Al-Azam, afiliado a Hezbolá, lejos de la zona donde ocurrió la explosión, recaudó 3,6 millones de dólares en fondos adicionales. Con su sistema de cajeros automáticos paralelos de los que milagrosamente existen dólares disponibles (escuelas paralelas, bancos paralelos, economías paralelas, sistemas paralelos para pagar salarios), Hezbolá se está beneficiando de la desaparición del Líbano. Hezbolá exige un control continuo sobre los ministerios de finanzas, sanidad y transporte del Líbano precisamente porque los presupuestos y poderes ejecutivos de estos ministerios multiplican las oportunidades de lucro criminal. El aeropuerto, los puertos y las fronteras nacionales del Líbano son nodos vitales para el contrabando de armas y de narcóticos. Las instituciones financieras libanesas han sido sancionadas por lavar fondos en favor de Irán.

«Desde que la organización Hezbolá fue designada por el Departamento de Estado norteamericano en el año 2018 como una de las cinco principales organizaciones delictivas del mundo, sus operaciones criminales se han incrementado enormemente, siguiendo instrucciones explícitas de Teherán de «hacer dinero» de cualquier forma posible para compensar el impacto de las sanciones. Funcionarios de la administración de drogas se han sorprendido al descubrir que las redes criminales de Hezbolá a veces operan en conjunto con agentes de Daesh y con bandas criminales israelíes para lograr este objetivo.

«Hezbolá exporta toneladas de la droga fabricada a base de anfetaminas Captagon a todo el Medio Oriente y Europa, la mayor parte producida en áreas controladas por Hezbolá en el Líbano y Siria. Una sola incautación en el año 2020 en Italia consistió en 84 millones de tabletas por un valor de $1.100 millones. Europol advierte sobre una intensificación en las actividades delictivas de Hezbolá en el área del ‘tráfico de diamantes y drogas’. Entre África y Europa, Hezbolá ha utilizado sus conexiones de los emigrados libaneses para hacerse un lugar dentro del comercio ilegal de diamantes, así como también en importantes operaciones de contrabando de armas en África.

También se pensó que dos empresarios libaneses vinculados a Hezbolá y sancionados por los Estados Unidos en el año 2019 por su papel en el comercio ilegal de diamantes estaban intercambiando obras de arte de Warhol y Picasso con fines de lavado de dinero. El arresto de Ali Kourani en el año 2017 destacó los esfuerzos de Hezbolá por desplegar agentes pertenecientes a células durmientes, identificar objetivos para ser atacados y participar en actividades delictivas en los Estados Unidos.

«En el año 2011, una investigación realizada por la Administración de Control de Drogas estadounidense destacó el papel del agente de Hezbolá Ayman Jouma (aún prófugo de la justicia) en el envío de aproximadamente 85 toneladas de cocaína a los Estados Unidos y el lavado de más de $850 millones en dinero proveniente de la droga a través de varias empresas ficticias, incluyendo el Banco Libanés Canadiense. La laberíntica red de tráfico de Jouma se extendía desde Panamá y Colombia, pasando por África Occidental y de vuelta al Líbano.

«Aunque la red latinoamericana de Hezbolá (ideada por el ya fallecido Imad Mughniyeh) se basó inicialmente en la región de la triple frontera de Argentina, Paraguay y Brasil, estas operaciones se han consolidado cada vez más en la Venezuela de Maduro.

«Los clanes de emigrados libaneses operan grandes cantidades de narcóticos a lo largo de la costa venezolana, principalmente dirigidos hacia los Estados Unidos. Estos clanes disfrutan de lazos íntimos con Tareck El Aissami, ministro de hidrocarburos y petróleo de Venezuela y vocero especial de Irán, quien ha sido sancionado por su papel en el tráfico de drogas. En una de las estafas del año 2020, Aissami contrató a la Compañía Nacional de Petróleo de Irán para reparar varias refinerías de petróleo venezolanas. Las refinerías siguen estando fuera de servicio, pero Irán obtuvo billones de dólares en lingotes de oro de la ya economía en bancarrota de Venezuela.

Una de las razones por las que Hezbolá se niega a deponer las armas es que sus líderes y patrocinadores iraníes obtienen ganancias de miles de millones de dólares con sus operaciones ilegales

«La cartera de delitos internacionales de Hezbolá está siendo gestionada principalmente por el primo de Hassan Nasrallah, Abdallah Safieddine, el enviado de Hezbolá a Teherán. Safieddine y el funcionario de Hezbolá Adham Hussein Tabaja supervisan una vasta red de empresas activas en el sector del turismo, de bienes raíces, carne de res, carbón vegetal, electrónica y construcción, esenciales para el blanqueo de los ingresos delictivos de Hezbolá. Material a granel tales como el carbón vegetal son utilizados con mucha frecuencia como cobertor para el contrabando de cocaína.

«En Irak y Siria, las fuerzas paramilitares de Al-Hashd Al-Shaabi, respaldadas por Irán, forman parte de estas redes de contrabando que van más allá de una región en particular. Una diferencia crucial, particularmente desde que ocurrieron los asesinatos de Qassim Soleimani y de Abu Mahdi Al-Muhandis, es que las milicias rivales compiten por el territorio y por oportunidades criminales, lo que significa que Irak está siendo destrozado por clanes en guerra mientras los ciudadanos y sus negocios son extorsionados por fondos. Estas milicias han convertido lugares tales como Basora en centros mundiales de metanfetamina cristalizada y puntos de tránsito para heroína y otros bienes de contrabando.

«Al sur de Irak, los habitantes del lugar advierten que una ofensiva contra el alcohol turco, incluyendo los ataques con bombas paramilitares a las tiendas, está motivado por los esfuerzos agresivos de los agentes-estado de Irán para inundar los mercados con metanfetamina y otras drogas de origen iraní infinitamente más peligrosas. Tal como explicó un experto: «El mercado de las drogas se regocija con la desgracia del mercado de las bebidas alcohólicas», lo que convierte a Irak en el campo de batalla entre Turquía, la «madre del alcohol», e Irán, la «madre de todas las drogas».

«Los asesores espirituales de Hezbolá durante la década de los años 1990 dictaminaron que el tráfico de narcóticos era algo «moralmente aceptable si las drogas son vendidas a los infieles en Occidente como parte de una guerra contra los enemigos del Islam». Sin embargo, hoy día, desde Beirut hasta Teherán, estas naciones están plagadas de millones de adictos, gracias a la criminalidad teológicamente sancionada por el así llamado «Partido de Alá».

«Una razón raramente discutida por la cual Hezbolá y sus socios no desean deponer sus armas es que Hassan Nasrallah, Hadi Al-Amiri, Ali Jamenei y sus familias manejan operaciones criminales de miles de millones de dólares que los hacen inimaginablemente ricos mientras sus naciones se desintegran como consecuencia directa de estas empresas delictivas y criminales.

«De acuerdo a la predilección de Israel por sembrar el pánico sobre las capacidades ofensivas de Hezbolá, el Coronel israelí retirado Eli Bar-On, ha estado advirtiendo que la potencia de fuego de Hezbolá excedía la del 95% de los ejércitos del mundo. Como de costumbre, Al-Manar TV promovió alegremente los comentarios da Bar-On, orgulloso de la condición de amenaza global propuesta por Hezbolá.

«Demasiados estados continúan ignorando las actividades criminales y terroristas de Hezbolá. En lugar de que Saad Hariri y el Presidente francés Emmanuel Macron hagan todo lo posible por complacer y reunirse con Nasrallah aceptando algunos de sus puntos de vista en la formación de un gobierno (junto a simpatizantes chiitas designados que se hacen la vista gorda ante operaciones criminales de larga data), Hezbolá debería ser desterrado de la política en su totalidad y la FPNUL y el ejército libanés deberían desempeñar un papel de refuerzo en la lucha contra el contrabando a escala industrial y contra el crimen organizado.

«Yo siempre me he sentido orgullosa de ser libanesa, pero es fuente de intensa vergüenza cuando el mundo ve a nuestra hermosa nación secuestrada por la corrupción, la criminalidad y el terrorismo de Hezbolá.

«Irán y sus mafiosas filiales representan una de las mayores y más lucrativas franquicias criminales del mundo. Solo cuando comencemos a lidiar con dichas entidades como los criminales-terroristas que son, se podrá avanzar en confrontar tal amenaza similar a la hidra que representa Teherán».

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.1304641 segundos (9397)
2021-01-16T14:08:59-03:00