Entrevistas

Yoseph Haddad, un ciudadano árabe orgulloso de haber servido en Tzahal

Yoseph Haddad defiende con pasión su amor por Israel, el país en el que nació, su país. Su condición de ciudadano árabe y el hecho que no es judío sino cristiano, no tienen por qué socavar en absoluto, sostiene, su defensa de Israel. Pero no es una cuestión filosófica, sino producto de su propia experiencia. Está convencido de que Israel merece esa defensa, eso es lo que le enseña su vida diaria. 

Haddad no cree en absoluto que todo esté bien. Sabe que hay cosas que corregir para garantizar una buena inserción de la ciudadanía árabe en la vida del país y brega por ello, para lo cual tiempo atrás fundó la asociación sin fines de lucro “Beiájad-Arevím ze la zé”, que podría traducirse “Junto, el uno por el otro”. Pero no duda de que el esfuerzo vale la pena, porque Israel, sostiene, es merecedor del mismo.

Uno de sus principales motivos de orgullo fue haberse presentado como voluntario a las Fuerzas de Defensa de Israel.

Al publicarse recientemente que hay un aumento en la cantidad de ciudadanos árabes que se enrolan y participan inclusive en unidades de combate, pedimos recabar el testimonio y análisis de Haddad al respecto.

 Esta fue nuestra conversación.

P: Yoseph, según publicaciones en la prensa israelí, ha aumentado el número de ciudadanos árabes que sirven en Tzahal, también entre los musulmanes, para los cuales el tema del enrolamiento uede ser más delicado . ¿Cómo lo explicas?

R: No me sorprende en absoluto. La generación joven en la sociedad árabe israelí ve en Tzahal y en el servicio nacional civil una clave para conectarse con la sociedad israelí y ser parte plena de la misma. Es por eso que hay un aumento en el enrolamiento de ciudadanos árabes. Recordarás que ya hemos hablado de eso hace tiempo porque no es un fenómeno que comenzó ahora. Yo lo estoy diciendo desde hace tiempo:la sociedad árabe está pasando un  proceso de israelización. Y justamente la comunidad de la que más voluntarios se presentan al servicio nacional civil-o sea servicio en pro de la comunidad como misión del Estado-es la musulmana, que es por cierto la mayoría dentro de la ciudadanía árabe.

P: Recordemos los detalles de tu caso, un árabe cristiano que suele decir que está orgulloso de ser “Golanchik”, una forma cariñosa de decir que fuiste soldado en la unidad Golani.

R: Así es. Yo serví en el ejército, me presenté como voluntario porque considero que Tzahal significa Fuerzas de Defensa de Israel, no Fuerzas de Defensa de los judíos solamente. Yo fui “Golanchik” y seguiré siempre siéndolo. Combatí en la segunda guerra en Líbano, resulté gravemente herido y cuando luché allí, siendo árabe, sentí que lo estaba haciendo por toda la sociedad israelí. Sería bueno que todos recuerden que en aquella guerra, Hezbolá disparó misiles a mi ciudad. Los misiles de Hezbola mataron a 19 ciudadanos árabes israelíes, así que yo luchaba por todos, judíos y árabes. Y a pesar de que tuve heridas muy serias, si me preguntaran hoy si lo haría de nuevo, diría que sí sin dudar ni un minuto. No cambiaría nada en mi decisión.

 

P: ¿Tu puedes entender a judíos, no necesariamente extremistas o de sentimientos anti-árabes, que tengan dudas sobre este sentimiento?

R: Mira, en todos lados hay gente que duda, siempre habrá gente que diga una cosa y quien diga lo contrario. No faltan extremistas o simplemente gente con ideas muy distintas de las mías. Pero-y es un “pero” muy importante- yo considero que la mejor forma de involucramiento de la sociedad árabe israelí en la sociedad general no es a través del servicio militar sino de servicio nacional civil. Creo que eso es lo más apropiado, la mejor forma de aportar, porque es un aporte al país y al mismo tiempo a nuestra comunidad. Pero todo aquel que quiera enrolarse a Tzahal contará siempre con nuestro aliento y apoyo.

 

P: A pesar de lo que me acabas de decir, tú decidiste enrolarte a Tzahal, en lugar de hacer servicio nacional civil comunitario. ¿Por qué?

R: Porque entendí que el terrorismo no distingue entre judíos y árabes, y que cuando lucho para defender al país, estoy defendiendo a toda la sociedad israelí, a judíos y árabes. Este es mi país, no tenemos otro lugar adonde ir . Reitero: Tzahal significa Fuerzas de Defensa de todo Israel, no de parte de la sociedad . Somos israelíes. Yo recuerdo claramente que aproximadamente un mes antes de mi enrolamiento una terrorista entró al restaurante Maxim en Haifa y detonó una carga explosiva que voló el lugar, un atentado en el cual murieron árabes cristianos, árabes musulmanes y judíos. Estaba clarísimo que el terorrismo no distingue entre nosotros . Me reconfirmó que el paso que había decidido dar era el correcto.

 

P: Me imagino que ya en Tzahal habrás pasado un proceso, que las cosas fueron evolucionando. –Y me pregunto si te parece que para un ciudadano musulmán dar un paso como el tuyo es más difícil.

R: TE diría que la mayoría de los casos, cuando uno entra al ejército, la unidad entra a su familia. Claro que hay de todos, puede haber todo tipo de casos, pero en general es así. Y creo que no hay diferecia entre cristiano, musulmán, o druso. Eso creo que es muy claro en una unidad de combate. Claro que puede haber excepciones, pero no creo que haya diferencias con un musulmán que se enrola , no lo reciben diferente. No digo que todos los casos son perfectos, claro que he oído casos de soldados que se enrolaron y sintieron que había sentimientos racistas hacia ellos, pero son casos aislados, muy raros, no lo común en absoluto.

.

Al comienzo de la pandemia, Haddad y otros compañeros de la organización que fundó "Juntos-el uno por el otro", visitaron a los servicios médicos y fuerzas de seguridad que apoyaban a la población, para expresar su aprecio

 

 

P: ¿Qué opinión te merece la idea que un árabe que se enrola se arriesga a que al defender a su país, se enfrenta a sus hermanos , árabes del otro lado de la frontera?

 

R: Una vez, en una de mis conferencias, me preguntaron cómo siendo árabe yo podía combatir contra otros árabes. Y contesté que los otros árabes a los que se refieren, son miembros de Hezbola, una organización terrorista, o de Hamas, otra organización terrorista y que ninguno de ellos distingue entre judíos y árabes cuando cometen un atentado, y no les importa de nadie. No luchamos contra otros árabes sino contra terroristas que quieren matarnos. Hamas ha matado a beduinos en el sur, Hezbola ha matado a árabes israelíes y musulmanes en el norte. Y cuando Irán-lo doy como ejemplo aunque no son árabes pero sí musulmanes- quiere atacar y destruir a Israel, del que somos parte, pues quieren destruirnos también a nosotros. Aquí no tengo ningún dilema. Nunca lo tuve. Lucho solo contra los terroristas, no contra gente inocente.

 

P ¿Estuviste en situaciones en las que dudabas si podrías seguir adelante, si el proceso al que habías entrado al enrolarte no era demasiado difícil?

R: A lo largo de mi servicio militar y claro que al comienzo, en la tironut, o sea el entrenamiento básico como combatiente, hubo momentos muy difíciles. Pero tenía claro que debía sobreponerme a las dificultades y seguir adelante. En el 2003 me convertí en comandante y en ese momento no eran tan común como ahora que haya un comandante árabe en Tzahal, en Golani. Comandé a soldados judíos. Es una vivencia muy fuerte.Claro que hubo dificultades  pero en el ejército decimos que “duro es sólo el pan e igual te lo comes”.Y se sigue adelante. Y lo hice por mi país, Israel.

Ana Jerozolimski
(14 Enero 2021 , 17:07)

Ultimas Noticias Ver más

Experto israelí advierte seriamente sobre la situación del esfuerzo nuclear de Irán
Entrevistas

Experto israelí advierte seriamente sobre la situación del esfuerzo nuclear de Irán

22 Junio 2021


Su recomendación: Volver de inmediato al acuerdo nuclear, y recién después tratar de mejorarlo

Esta página fue generada en 0.0634539 segundos (13894)
2021-06-23T11:29:58-03:00