Entrevistas

Profesor Henry Cohen: El gobierno no firmó nada para comprar vacunas, hasta no escuchar a los científicos uruguayos

Fotos: Presidencia

Todavía no hay fecha exacta pero en el GACH –Grupo Asesor Científico Honorario-esperan que en marzo la vacuna ya esté en Uruguay y se pueda empezar a inmunizar a la población. Ya ahora se mira la gran experiencia israelí al respecto. El Ministro de Salud Pública Daniel Salinas ya ha dicho que la intención es vacunar a 2.800.000 ciudadanos. El gobierno ya ha comprado 3.750.000 dosis, por lo cual dado que las vacunas requieren dos dosis cada una, es necesario aún comprar  la diferencia.

Este no es el único desafío. Trabajo hay todo el tiempo. Nos lo cuenta el Profesor Henry Cohen.

El Profesor Henry Cohen, el Profesor  Rafael Radi y el Ingeniero Fernando Paganini , al salir de un homenaje que recibieron en el Parlamento

 

P: ¿Cómo se está viviendo en el GACH el deterioro que ha sufrido Uruguay desde el comienzo de la pandemia? Meses atrás, el país era ejemplo mundial.

R: Uruguay fue  en efecto durante los primeros 7 meses de la pandemia ejemplo a nivel mundial. Entre mayo y octubre nuestra situación estaba realmente muy controlada. Luego, desde noviembre hasta la mitad de diciembre pasamos a lo que se definió como un período de crecimiento exponencial en el ritmo de contagios, crecimiento acelerado, y superando claramente el control de estrategia “Tetris”, la capacidad de rastrear y aislar rápidamente los contactos. Eso provocó que siguiera creciendo hasta llegar a ese nivel exponencial .

P: Y hoy el ritmo ha vuelto a bajar moderadamente…

R: Hoy estamos observando si lo que está pasando ahora constituye una meseta, si se está estabilizando el número de los casos.

Medidas adoptadas a mitad de diciembre por el gobierno nacional, que los uruguayos han respetado en un grado importante, han llevado a esta situación que ojalá se  confirme como una meseta, para luego seguir bajando.

P: ¿Podrías darme ejemplos concretos de las metas planteadas?

R: La meta del GACH es volver el país a la zona amarilla con no más de 200 casos nuevos confirmados por día, para que se pueda manejar con mayor comodidad la estrategia Tetris . Y esto porque se ha reforzado el equipo de gente trabajando en eso. Hace unos meses hablábamos de que no podíamos tener más de 100 casos por día, pero el Ministerio de Salud Pública reforzó equipos y hoy podemos lidiar con hasta 200 por día, sin perder la posibilidad de rastrear y aislar a los positivos.

Ha habido un aumento importante en el número de muertos. Y en los primeros 25 días del año tuvimos tantos casos como en todo el 2020.

P: Recalquemos: casos, no muertos.

R: Así es. Exacto. La cantidad promedio de fallecidos es ahora de 9 ó 10 por día. Nos preocupa y nos duele, a todos los uruguayos. Ya pasamos el umbral de los 400 fallecidos y esta es una situación realmente triste para el país.

P: ¿Y ahora?

R: Ahora hay que ver si la meseta se confirma, con la preocupación de que mucha gente  vuelve a Montevideo, con aumento de movilidad que puede llevar a aumento de las cifras. Si crece la cantidad de casos por día, y volvemos al ritmo anterior a la etapa actual, eso es más difícil de revertir. Sabiendo que para empezar la vacunación y para que esta tenga efecto en la comunidad se necesita tiempo, tenemos que entrar en una zona en la que estemos más cómodos para poder controlar la pandemia.

 

Esperando la vacuna

P: La vacuna, justamente de eso te quería preguntar. ¿Te parece que están bien los tiempos con los que Uruguay se manejó para concretar los acuerdos de compra de las vacunas o se ha demorado un poco?

R: Está claro que todos los países queremos la vacuna lo antes posible, ese es nuestro deseo y nuestro sueño. No somos todos iguales. Israel, por ejemplo, desde donde tú me estás llamando, es un país que realmente ha dado la sorpresa positiva, elogiosa, recibiendo las felicitaciones de todo el mundo en este tema. Ha conseguido rápidamente la vacuna para una parte importante de la población, inmediatamente lanzó un plan logístico para implementar la vacunación que realmente es para mirarlo, aprender de él y copiar lo que sea apropiado para Uruguay.

Uruguay es obviamente diferente de Israel y de otros. Y si uno se plantea si ha habido demoras en el tema de la vacuna para Uruguay, a mí me gusta relativizarlo. ¿Demora o celeridad? Se lo puede ver de dos formas.

P: ¿A qué te referís?

R: A que hasta el 25 de enero, el mundo había vacunado a 68 millones de personas. Entre los 10 países que más vacunaron, ascendían a 58 millones. Entre Estados Unidos., Reino Unido, China e Israel, se llevan a a casi 50 millones. O sea que es poco en el mundo . En Sudamérica, hasta el 25 de enero, no se había llegado a un millón de vacunados: eran 700.000 en Brasil y 290.000 en Argentina y algunas más en otros países.

No es una carrera para ver quién empieza primero sino una situación en la que hay que analizar desde las tratativas iniciales, cómo y cuántas vacunas comprar y de qué calidad se consiguen para un país como Uruguay, cómo se instrumenta la logística y cómo se concreta la vacunación.

P: Evidentemente, vacunar no es sólo comprar las vacunas.

R: Siempre recuerdo una anécdota de mi época de estudiante, del Profesor Crestanello, profesor de cirugía, miembro de la Academia Nacional de Medicina. Una vez le oí decir “cuando me preguntan cuándo demoro en una cirugía, no mido el tiempo en la sala de operaciones sino desde que ingresa el paciente hasta que se va en buenas condiciones”. Para mí es lo mismo. Todavía no sabemos cuáles son los países exitosos en esto, salvo Israel, y también Reino Unido está haciendo las cosas bien. Estados Unidos ha vacunado a 23 de sus 300 millones de habitantes,o sea que recién está empezando.

P: El Presidente informó a la ciudadanía que Uruguay compró a Sinovac y a Pfizer. ¿Qué me puedes decir sobre cómo se está manejando esto en tu opinión? 

El Presidente Luis Lacalle Pou en rueda de prensa

 

R: Como sabemos, ante todo, hay una oferta de múltiples vacunas. El Presidente confirmó en efecto la adquisición de  dos de ellas. El objetivo es, como ha dicho el Ministro de Salud Pública, vacunar a 2.800.000 ciudadanos. Ya se han comprado  3.750.000 dosis, o sea la mitad de ese número es la cantidad de personas. Así que se necesitará la diferencia. Pero recordemos que además hay un acuerdo firmado hace unos meses con COVAX que va a empezar a mandar vacunas. Sin embargo, ellos mandan a muchos otros países y aún no sabemos la fecha ni cuál van a mandar. El gobierno ha dicho que tiene tratativas con otras empresas.

Si todo esto, en sus diferentes etapas, sale bien, mientras se trabaja muy bien en la parte logística en un equipo del MSP, y se toman decisiones sobre los grupos prioritarios y se llega a vacunar en ritmo acelerado llegando en tiempo prudencial a 2.800.000 vacunados, ahí se podrá evaluar si hubo demora o celeridad. Considero que hoy no hay aun elementos para juzgarlo.

 

El gobierno no compra vacunas sin confirmación de científicos uruguayos

P: ¿Cómo es el proceso desde adentro? ¿Cómo decide el gobierno sobre la vacuna?

R: Este es un punto muy importante. Las autoridades no podían hacer mucha cosa antes porque respetan  la ciencia y esperaban el análisis de la comisión Ad Hoc del Ministerio de Salud Pública, compuesta, además de por los  técnicos del Ministerio, por excelentísimos técnicos de la Facultad de Medicina y la Facultad de Química de la UdelaR y científicos del GACH, que hace meses están con el tema de las vacunas. Analizaron muchas, emitieron finalmente un primer informe sobre 13 vacunas pero recién a fin de la semana pasada presentaron las primeras sugerencias de aprobaciones de la comisión. Así que sí hubo tratativas pero de ninguna manera el gobierno nacional se comprometió a nada antes de recibir esas recomendaciones.

 Te cuento que la infectóloga Dra. Mónica Pujadas, experta en vacunas del GACH, realizó una presentación en Powerpoint en la Cámara de Senadores, a la que asistimos por zoom también Radi, Paganini y yo , y fue muy importante. Realmente no se podía hacer concretar muchas cosa antes de esperar las aprobaciones. Es un proceso en el cual intervienen muchos factores. No es sencillo.

P: Es importante recalcar este punto creo yo: el gobierno no firmó nada hasta que no escuchó a los científicos uruguayos.

R: Exacto. Realizó tratativas en paralelo a los estudios científicos,pero no firmó ningún contrato sin tener el informe favorable de la comisión Ad Hoc del MSP con refuerzo de la UdelaR y del GACH. El responsable máximo en esto es el MSP y ha hecho seriamente su trabajo.

El gobierno decide qué compra (dentro de lo aprobado) , qué contratos firma, cuál es el valor, son cosas que no le corresponden al equipo científico.

P: ¿Qué  otros desafíos hay ahora?

R: La Comisión Ad hoc que mencioné trabaja febrilmente, sin un día de descanso en todo el análisis de la información que pueda llegar y el tema de la instrumentación y la decisión de qué grupos deben vacunarse primero, qué vacuna dar a cada grupo y varios aspectos más.

Seguramente ya nos va a pasar que los pacientes nos preguntarán cuándo les va a tocar, si pueden vacunarse teniendo tal o cual enfermedad . Pero las vacunas aún no están, ni sabemos en qué fecha llegarán. Pero se está trabajando como para que a principios de marzo podamos tenerlas y empezar de inmediato a vacunar, primero al personal de la salud, a los residenciales de ancianos y luego a los demás. Para vacunar al grueso de la población se precisará un poco más de tiempo. Se seguirá informando a la ciudadanía para que pueda tomar sus decisiones en forma adecuada. Recordemos que la vacuna no es obligatoria.

P: Según leí en Montevideo Portal un sondeo de la Usina de Percepción Ciudadana revela que un 44% de la población no estaría dispuesto a vacunarse. ¿Qué te parece?

R: Yo te cuento que  Gabriela Ormaechea, Profesora Titular de Medicina Interna en la Facultad de Medicina de la UdelaR, integrante del GACH, realizó  junto con un grupo de colaboradores una investigación entre el personal de salud, con un alcance de más de 4.000 participantes, según la cual cerca del 60% se vacunarían, 28% dudan y 12% no lo harían.

Hay que entender que hay gente indecisa que espera más información sobre las vacunas. Es una actitud elogiable querer  tener más información para tomar una decisión.

Yo personalmente quisiera decir que me vacunaría y recomendaría a mi familia vacunarse. Claro que hay situaciones particulares que deben ser analizadas a la luz de la realidad de cada uno.

 

El ejemplo de Israel

Foto: Magen David Adom

 

P: Mencionaste antes el tema de Israel. ¿Han entablado algún contacto directo para tomar elementos de lo que está haciendo Israel en el tema de la vacunación, que sirvan en Uruguay?

R: Sabes perfectamente bien que es natural e intrínseco a la actividad científica, que cualquier científico pueda estar en comunicación con colegas, independientemente de donde están radicados. Hoy en día es muy sencillo, se consigue el e-mail de alguien en cualquier parte del mundo. Así nos conectamos y muchas veces conseguimos devoluciones.

En este sentido los científicos israelíes han sido muy generosos con Uruguay. Ha habido múltiples reuniones por zoom para poder de alguna manera interiorizarnos en cómo estaba trabajando Israel en este plan de vacunación, en cuyo marco ya se ha vacunado más del 33% de la población israelí con la primera dosis. Y muchos también con la segunda. Han sido aportes relamente importantes y hay gente en Uruguay que está trabajando en la parte logística, que está en contacto con diferentes científicos israelíes.

Trabajo a varios niveles

P: El ciudadano promedio conoce al GACH de las ruedas de prensa en Presidencia y las entrevistas que ustedes conceden cada tanto. ¿Qué más podés contar sobre lo que abarca el trabajo?

R:  GACH está trabajando en forma permanente. Se han creado nuevos grupos de trabajo y uno de ellos hace un trabajo transversal que cubre distintas áreas  que analiza la situación actual y esperamos que en pocos días tengan algún documento para dar a conocer al respecto e la población.

No descansamos y esperamos seguir contribuyendo este granito de arena a que Uruguay mejore. Hay varios aspectos que no todos conocen.

De cara a la vacunación, por ejemplo, hay un proyecto precioso de plasma hiperinmune –de gente recuperada de la enfermedad- que empezó con un contacto con Fernando Pollack, gran científico argentino. Pollack piensa que una vez que tenamos pacientes vacunados, podremos tener  plasma más hiper inmune aún, de gran calidad, y aplicarlo precozmente a pacientes que por su edad pueden evolucionar mal.

Está  también el tema de un plan de contingencia que reduzca el riesgo de CTIs se desborden. Y el tema de las repercusiones de la pandemia que no son Covid mismo, como por ejemplo el hecho que entre 40 y 50 mil cirugías han sido postergadas, personas que no hacen seguimiento de cáncer y muchos ejemplos más. Y otro aspecto en el que trabajamos es la importancia de la epidemología molecular. Esto está relacionado a la preocupación que la entrada de cepas, como la británica, más contagiantes, haga que el confinamiento no sea exitoso para disminuir las cifras, como comunicó Israel.

P: Porque el contagio es mucho más rápido.

R: Claro. Por ahora Uruguay no ha registrado la entrada de las nuevas cepas, pero es importante que se hagan suficientes estudios de secuenciacion para poder determinar rápidamente si entran estas cepas al país. Y mientras tanto, lamento terminar como en todas las otras entrevistas que hemos hecho, recomendando a todos que no aflojen en el tema del distanciamiento físico, el uso de máscaras, lavado de manos y ventilación, además de preferir verse con la gente al aire libre.

Y en tono personal

P: ¿Cómo ha afectado tu vida la pandemia? 

R: La ha afectado muchísimo en los últimos casi 10 meses. Claro que no quiero opacar el honor y orgullo que significa para mí y mi familia poder estar haciendo todo esto para el país. Pero claro que la dinámica personal se ha visto afectada. Mis vacaciones han sido muy parciales. No fui ni un día a comer afuera porque me parece que no corresponde. Tengo reuniones múltiples, no dispongo de mis horarios como antes. Está claro que también a nosotros la pandemia nos genera cansancio. La famosa fatiga. Pero sabemos que esta es una oportunidad enorme de contribuir al país. Es como dijo esta semana Radi: lo hacemos por el país. Es así. No hacemos las cosas para el gobierno. Al gobierno lo asesoramos. Pero es para el país.

 

P: ¿A tu nietito lo tenés en brazos con máscara?

R: Si, lo tengo aupa con máscara y en lo posible afuera o con la ventana abierta.

Ana Jerozolimski
(31 Enero 2021 , 09:10)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.1000659 segundos (15202)
2021-06-23T12:31:51-03:00