Mundo Judío

Mi Sinaí

Tenemos el honor de compartir con nuestros lectores MiSinaí No. 88 Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

No. 88
Terumá
Descargar PDF aquí
Horario de velas de Shabat en Montevideo, viernes 19/02  19.16
Demás localidades ver en  www.jabad.org.uy

BUSCANDO EL ORO

Por Yossy Goldman

¿Sabía que de acuerdo al Midrash el oro fue creado sólo para embellecer el Beit Hamikdash, nuestro Templo Sagrado en Jerusalem? Es así. No fue creado para guardarlo como reserva, o para estabilizar las divisas del mundo ni para que los operadores de bolsa hagan una ganancia ocasional. Y seguro que no fue puesto en esta tierra para adornar artefactos de baño. Los rabinos enseñaron que si la comunidad lo puede costear, ¡incluso los pisos del Beit Hamikdash deberían estar recubiertos de oro!

El Mishkan, el templo portable en los días de Moshé, recibió un tratamiento similar. Oro, plata, cobre y otros metales preciosos fueron donados por los israelitas para crear una morada hermosa para la Presencia Divina. En forma similar, se nos enseña a embellecer todas nuestras mitzvot. Una linda Menorá, una caja de etrog elegante, coronas de plata para la Torá; esas son algunas de las formas en las que mostramos respeto por lo que es sagrado en nuestras vidas.

Obviamente, D-os no necesita de nuestro oro y plata. Pero desde nuestro punto de vista debemos hacer que lo que es importante para nosotros sea lo más hermoso posible. Una sinagoga puede ser una humilde choza, pero necesitamos demostrar cuales son nuestros valores y donde están nuestras prioridades. Dar honor y gloria embelleciendo Su Casa Sagrada es una forma de rendir homenaje a D-os y de ese modo reconocer la fuente de todas nuestras bendiciones.

Un ex rabino en jefe Sudafricano, Li Rabinowitz, una vez escribió un elocuente contraste entre la sinagoga de “tipo catedral” en la que él mismo, ironicamente, presidía y el pequeño y simple shtibl de antaño. Todo era elegante y totalmente limpio en la gloriosa Gran Sinagoga, mientras que el shtibl era cualquier cosa excepto grande. Por un lado el residuo de las comidas en las mesas del fondo no inspiraban exactamente reverencia por lo celestial. Pero aun así, escribió Rabinowitz, había un cierto espíritu que faltaba en la sinagoga formal. Allí uno podía sentir el aroma de la plegaria sincera y genuina y la calidez de la especial camaradería. 

Sin embargo, deberíamos preguntarnos si le prestamos suficiente atención al estado de nuestras sinagogas. ¿Aceptaríamos que nuestras propiedades privadas estén tan pobremente mantenidas como lo hacemos por la propiedad de D-os?

En una nota similar, recuerdo la llamada de un hombre rico que había terminado de construir una casa nueva deslumbrante. Preguntó si era verdad que todas las puertas de la casa requerían de una mezuzá. Cuando le respondí afirmativamente, se quejó amargamente por el alto costo de las mezuzot. Francamente, tenía poca simpatía por él sabiendo cuantos millones había gastado en la casa. Sin contar los costos de construcción, para todo accesorio y dispositivo tenía dinero, pero para las mezuzot de repente había un problema financiero. Salimos a comer a restaurantes de lujo y gastamos libremente para comer a nuestro estilo, y luego nos quejamos amargamente por el precio de la comida kosher. Pagamos fortunas por la fiesta de Bar Mitzvá o de casamiento y todo lo que va con ello, y luego nos resentimos porque la sinagoga cobró tanto por la jupá o porque se nos pidió una donación. El catering, floristas, músicos, coordinadores, etc. todos se ganan la vida con el evento, y la sinagoga que fue la responsable por el evento principal es secundaria.

Sé que es una tradición judía de mucho tiempo el regatear y asegurarse que uno recibe valor por el dinero. Pero esto no se debería aplicar a nuestras instituciones religiosas, educacionales y comunales. Especialmente cuando se trata de la sinagoga deberíamos recordar para qué fué creado el oro inicialmente, para decorar, adornar y embellecer nuestros lugares de plegaria.

Por supuesto que debe vivir bien. Gaste en usted mismo y su familia y disfrute. Pero intentemos darle al menos el mismo respeto a la casa de D-os.

 

TRASCENDIENDO EL INTELECTO

"La Cortina separará para ustedes entre el Santo y el Sanctasanctórum." (Shemot 26:33)

La cámara exterior del Tabernáculo contenía tres elementos: el Candelabro, la Mesa de doce panes (ambos descritos en esta sección de la Torá), y el Altar del incienso (descrito en la siguiente sección). El Sanctasanctórum, en cambio, tenía un solo elemento: el Arca del Pacto.

Las dos cámaras del Tabernáculo representan las dos etapas en el logro de conciencia Divina. En la cámara exterior del Tabernáculo comenzamos a orientar nuestra conciencia hacia la Divinidad enfocando nuestro intelecto en D-os. Es por esto que había tres elementos en la cámara exterior; ellos representan los tres componentes del intelecto: la capacidad de tener percepción (jojmá en Hebreo), la capacidad de comprender (biná) el significado de dicha percepción, y la capacidad de hacer que lo que comprendemos sea relevante para nuestras vidas (daat).

Una vez que llegamos a una conciencia intelectual de D-os, podemos proceder al siguiente nivel, la conciencia supranacional de Él. Esta es la conciencia de la cámara interior y del Arca contenida en ella. En este nivel, no sólo nuestro intelecto sino que todo nuestro ser está absorbido en la conciencia Divina.

Reshimot 108.

Éxodo (Shemot) 25:1 – 27:19

Como la Torá relatará más adelante, cuando los judíos se convencieron de que Moisés no iba a bajar del Monte Sinaí, cometieron el pecado de hacer un becerro de oro. Algunos del pueblo adoraron este becerro como un ídolo; y como resultado D-os retiró Su presencia de todo el pueblo. Para restablecer Su presencia, D-os les ordenó que construyan una “casa” portátil, consistiendo de una tienda como santuario (el “Tabernáculo”), un patio alrededor y varios elementos puestos en lugares específicos dentro del santuario y su recinto. La séptima sección del libro de Éxodo comienza con la orden de D-os al pueblo judío de contribuir (Terumá en Hebreo) para la construcción de este Tabernáculo.

SAB IOS DE ISRAEL

RABÍ DAVID HALEVÍ (EL TAZ) (1586-1667)

Por Nissan Mindel

Rabí David HaLeví nació en Vladimir, en la provincia de Wolin, en el año 1586. Provenía de una familia de afamados Rabinos.

La fama de Rabí David HaLeví se extendió plena de alabanzas sobre los centros judaicos de la época, hasta que fue invitado a ocupar el cargo rabínico en la ciudad de Ostrog, de por sí ya colmada de eminencias rabínicas. Tenía 55 años.

Allí fundó su propia Ieshivá y se dedicó a la enseñanza pública de la Torá, mas también encontró diariamente tiempo libre para abocarse a su actividad literaria.

Puede decirse sin exagerar que sólo merced a la influencia y activa asistencia de los líderes comunitarios le fue dado a Rabí David -por naturaleza introvertido y humilde- confeccionar su magnífica obra un comentario a las secciones Oraj Jaím y Ioré Deá del Shulján Aruj, exégesis que hoy también conocemos con su nombre abreviado, Taz. Su libro mereció fama mundial de inmediato y le aseguró una posición de honda estima entre los grandes de su época.

Coincidentemente aparecía al mismo tiempo en Vilna una obra similar, sobre la Sección Ioré Deá del Shulján Aruj, producto de la pluma de Rabí Shabtai Cohén. Este comentario es conocido también por su título, Siftei Cohén –"Labios del Cohén"- o simplemente por la abreviatura Shaj. Los autores de ambos comentarios se tornaron buenos amigos, aun a pesar de que en sus escritos sustentaban de tanto en tanto posiciones y opiniones antagónicas en su modo de estudiar las palabras del maestro común, Rabí Iosef Caro.

Posteriormente fue invitado a ocupar el sitial de la jefatura rabínica de Lwow, donde prosiguió sus benéficas actividades.

Rabí David HaLeví -el Taz- falleció a la edad de 81 años, en 1667.

¿LO SABÍAS?

PARASHÁ ZAJOR - PREPARATIVOS PARA PURIM

En el Shabat anterior a Purim, la festividad en que celebramos el que fuera frustrado el complot de Haman el Amalequita para destruir al pueblo judío, la lectura semanal de la Torá es complementada con la lectura de Zajor ("¡Recuerda!") (Deuteronomio 25:17-19) en la cual se nos ordena recordar al malvado Amalek y erradicarlo de la faz de la tierra.

Cuando los israelitas abandonaron Egipto ninguna nación osaba atacarlos. ¿Quién se atrevería contra un pueblo cuyo D-os había golpeado al poderoso Egipto con diez asombrosas plagas, y ahogado a los pocos sobrevivientes en el mar? Sólo Amalek, guiado por un profundo odio que desafiaba la lógica, vino a presentar batalla.

De acuerdo con muchas autoridades halájicas, hay una obligación bíblica de oír la lectura especial de Zajor.

La haftará particular (I Samuel 15:2-34) trata el mandamiento de D-os al Rey Saúl de destruir al pueblo de Amalek.

"Parashat Zajor" es la segunda de las cuatro lecturas especiales agregadas durante o inmediatamente antes del mes de Adar (las otras tres son Shekalim, Pará y HaJodesh).

Ayunar

Para salvar a su pueblo del exterminio, Esther arriesgó su vida al presentarse frente al rey sin permiso. Pero primero les pidió a los judios que ayunen con ella durante tres días. Más tarde, cuando los judíos enfrentaron a sus enemigos en el dia anterior a Purim, nuevamente decretaron un dia de ayuno y plegaria. Es por esto que tenemos el "Ayuno de Esther" el día anterior a Purim. 

Ayunar el fácil. Si usted es saludable y ya tiene la edad de bar o bat mitzvá, no coma ni beba desde el alba al anochecer. En Montevideo el ayuno comienza el jueves 25 de Febrero a las 5:05 y finaliza a las 19:53.

Detalles técnicos:

• No ayune si está embarazada o amamantando. Si esta enfermo, consulte con un rabino. Pero incluso si está exemto de ayunar, evite los aperitivos y los dulces.

• Se puede levantar antes del alba y comer algo, en la medida que haya tenido esto en mente antes de ir a dormir.

• Intente ir a la sinagoga para los servicios del día. Tanto durante las plegarias de la mañana como de la tarde agregamos plegarias especiales de dias de ayuno, y leemos de la Torá.

Medio Shekel

En la tarde del Ayuno de Esther, o antes de leer la Meguilá, damos tres monedas de denominación de un medio, por ejemplo tres monedas de medio dolar, para caridad. Representan el medio shekel que cada judío contribuía anualmente al Templo.

En muchas sinagogas se ponen platos con medios dólares de plata, de forma que todos puedan comprarlos para usarlos para observancia de esta costumbre. Muchos dan tres medios dólares por cada miembro de su familia.

.MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Pereira de la luz 1130, Montevideo.
Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected]

 

Ultimas Noticias Ver más

Israel frustra atentados inminentes de Hamas al eliminar varios terroristas
Noticias

Israel frustra atentados inminentes de Hamas al eliminar varios terroristas

26 Septiembre 2021


Fotos: Redes palestinas, difundidas por Abu Ali Express en Telegram

Esta página fue generada en 0.0620420 segundos (16224)
2021-09-26T16:05:57-03:00