Entrevistas

Con la diputada israelí Karin Elharar de Yesh Atid, el segundo partido más grande de Israel

Abogada, luchadora por los derechos civiles y de personas con discapacidad

Karin Elharar(43) habla con voz suave  y al mismo tiempo  irradia firmeza.  Es ineludible señalar-aunque a ella no le gusta mucho destacar el tema-que a pesar del problema del salud del que sufre por el cual se moviliza en silla de ruedas, no sólo se ve amedrentada sino que empuja hacia adelante con determinación.

Tras varios años de ejercer como abogada, con énfasis en el tema de derechos civiles y de gente con discapacidad, Karin-casada y madre de 2 hijos- decidió incorporarse a la vida política. En el 2012 se sumó al partido Yesh Atid encabezado por el ex periodista Yair Lapid y en enero del 2013 resultó electa por primera vez a la Kneset. Desde entonces, fue reelecta en todas las elecciones.En las de este martes 23 de marzo es candidata en el cuarto puesto en la lista de Yesh Atid.

Cabe recordar que los sondeos de opinión pública vaticinan a Yesh Atid casi 20 escaños, como segundo partido más grande de Israel después del Likud de Biniamin Netanyahu.

Conversamos con Karin Elharar. Esta es la entrevista.

Karin ¿cómo te sientes en esta campaña electoral que está llegando a su fin?

Ha sido una campaña muy extraña, por primera vez con la mayor parte de la gente en sus casas, en encuentros por zoom. Recién hace poco  salimos a encontrarnos con gente. La sensación que podemos captar es más que nada a través de nuestros jóvenes activistas que están en los puentes todos los fines de semana. El ambiente es muy bueno. Sentimos mucho apoyo en la calle y eso nos da mucho aliento.

Protestando en los puentes, en las elecciones pasadas.

 

Tú no eres nueva en política y conoces bien la dinámica de las elecciones…pero el problema es que hace años parece que no se discute sobre temas de fondo, o mejor dicho que esas discusiones no son las centrales. Y el punto principal es “Sí o No Netanyahu”. Israel está estancado en ese dilema  ¿no?

Karin Elharar en el podio de oradores de la Kneset (Foto: Noam Rivkin Fanton, Flash 90-Gentileza Yesh Atid)

 

Yo estoy en política hace 8 años. La verdad, ya nos aburre hablar de Bibi. No nos interesa. Está hace ya muchos años en el poder. Hubo años en los que hizo cosas buenas para Israel y hay que reconocerlo. Pero en los últimos por lo menos 5 años ha perdido los frenos. Hace ya 3 años que no se aprueba un presupuesto en forma ordenada, se ha manejado la pandemia con consideraciones políticas, ataca e insulta a la Fiscalía, la Policía, los Tribunales, al asesor jurídico del gobierno que él mismo nombró , persiguió al anterior Inspector General de la Policía. Eso no debe pasar en democracia.

Por eso en el campo “no Bibi” hay gente de derecha, izquierda y centro.  Mucha gente se queja. Yo espero que todo se manifieste en las urnas. Todo depende de que la gente vaya a votar. Protestar los viernes sentados en el salón, no es la forma de cambiar nada.Exhorto a todos a salir a votar.  El que quiere cambiar la situación y que tengamos un gobierno cuerdo, debe votar.

 

Un problema que ustedes tienen es que inclusive si el bloque encabezado por Netanyahu no consigue mayoría, la oposición es mucho más heterogénea y no puede formar automáticamente una coalición. Pasó lo mismo la vez pasada. Claro que vuestros socios de entonces cambiaron de rumo y cuando Beni Gantz decidió sumarse a Netanyahu, él pudo formar gobierno. 

 

Sin duda, la decisión de Gantz de sumarse a Netanyahu fue el mayor engaño de las elecciones pasadas. Creo que se aprenderá al respecto en las escuelas de administración gubernamental. Es inconcebible formar un partido cuya declarada meta es cambiar al gobierno pero terminar sumándose  a ese gobierno. Es indescriptible lo que hicieron. Pero creo que el público es inteligente…

 

¿A qué te refieres?

Yo aún confío en la sabiduría del público israelí. Si no vota bien y tenemos problemas con los elegidos, a mi modo de ver las quejas no tienen que ir al público que votó, ya que lo hace según sus concepciones de mundo, sus creencias. El problema siempre está en los elegidos, no en los votantes.

 

¿Te animas a vaticinar cómo será el mapa político después de las elecciones?

 

No puedo entrar en matemática porque evidentemente no tenemos los resultados. Sé que podemos aún tener muchas sorpresas. Hay mucha gente que no responde en las encuestas, que engaña al responder. La verdad, en las últimas elecciones los vaticinios de los sondeos no fueron muy exactos que digamos.  También dentro de los bloques puede haber muchas sorpresas. Seguramente recordarás lo que le pasó a Naftali Bennet en las elecciones en las que algunos sondeos le anunciaban 6 escaños y al final no entró a la Kneset.  Creo que mucho dependerá de los partidos pequeños.

 

 

El Primer Ministro Netanyahu usó en los últimos años el término “izquierda” casi como insulto, como ofensa. Y presenta a Lapid y otros como izquierda aunque no lo son.  Y debo recordar que en Israel esta terminología se refiere más que nada a lo referente a posturas sobre el conflicto con los palestinos.¿Cómo definirías tú a vuestro partido?

 

Claramente como partido de centro. Es bueno que hay partidos de izquierda y nosotros exhortamos a quienes creen en la izquierda a  que voten por Meretz. Pero centro es otra cosa. No quiere decir justo en el medio sino saber hallar soluciones entre los extremos. Nuestra plataforma es muy amplia en todos los temas en discusión.

 

 

Por entrar en uno de los temas que requieren solución ¿Crees que debe haber una solución de separación de los palestinos?

 

Lamentablemente el tema no está sobre la mesa. Realmente lo central ahora es la crisis económica creada por el Coronavirus. Aún ni empezamos a ver la punta del problema. También en el tema político y de seguridad, estamos contra el principio de manejar el conflicto en lugar de resolverlo. Queremos tomar iniciativas desde una posición de firmeza, pero aún falta tiempo para poder abordarlo.

 

Mencionaste la pandemia. ¿Cuál es tu evaluación del manejo de la pandemia por parte del gobierno?

Yo elogio la vacunación pero no puedo dejar de recordar que tenemos ya más de 6.000 muertos, que no tendrían que haber fallecido. Vemos el mal manejo de la pandemia en el tema de las entradas por el aeropuerto internacional durante mucho tiempo sin los controles debidos,  en la política de cierres, en el hecho que no  impusieron las restricciones debidamente , ni tampoco el sistema “semáforo” de tomar medidas según el color de cada zona, determinado por cierto por las tasas de enfermos.No sabemos cuántos muertos habríamos podido evitar . Yo no estuve adentro de la pieza durante los debates sobre las medidas a tomar, pero opino en base a lo que me dijo gente que sí estaba allí, que afirma que todo esto fue manejado con consideraciones políticas, que los caprichos del Primer Ministro fueron un terrible fracaso.

El presenta la vacunación, como sabemos, como su logro personal. Recordemos que sin las cajas de seguro médico, no había campaña de vacunación. Pero aparte de eso, eso es lo  que había de esperar de cualquier Primer Ministro: que compre las vacunas.

Yair Lapid y el cargo de Premier 

Hay algo extraño en la campaña de Yesh Atid , del propio Yair Lapid que encabeza vuestro partido.Entiendo que no quiere hacerle el juego a Netanyahu, o sea a la línea que él quiere imponer en la campaña electoral. Pero no entiendo por qué Lapid no proclama explícitamente que él es candidato a Prmer Ministro.¿Es sólo táctica de elecciones?

No, no es sólo táctica de elecciones. Mira, yo estoy hace casi 10 años con Yair Lapid en Yesh Atid y no tengo dudas que sería un Primer Ministro excelente. Ojalá lo sea. Estoy segura que podrá ser un jefe de gobierno maravilloso que traerá mucha luz a Israel. Pero si me preguntas si digo ahora que esa es la única opción, digo que no. Si me preguntas si por el bien de Israel, con tal de cambiar al gobierno, Lapid aceptará renunciar a su interés personal y dar prioridad al interés nacional, la respuesta es sí.

 

Te pido que expliques  esa noción.

 

Como bien sabes, en Israel no se coloca en la urna una papeleta con el nombre del Primer Ministro sino de un partido. Cada uno está diciendo aquí que será el Primer Ministro  y yo creo que es un poco infantil, arrogante. Hace falta un poco de humildad. Quien decide quién será el Primer Ministro es el público.

Yair Lapid en declaraciones a la prensa durante la campaña electoral anterior

 

Eso está claro, pero también es natural postularse explícitamente como candidato al cargo si eso es lo que uno siempre quiso y está al frente del segundo partido más grande.

 

Ojalá que sea Yair, amén. Pero si eso impdide el cambio de gobierno, él no estará en el medio. Lapid está actuando como un líder que tiene ante sus ojos el interés público.Yo recomiendo a algunos que ya se ven la corona puesta, que actúen igual que él.

 

Pero la gente, al ir a votar, debe saber si Lapid es o no candidato a Primer Ministro,lo cual él no ha confirmado en ningún momento. 

 

No podemos armar el gobierno ahora en esta entrevista.Pero el pronunciamiento de Yair Lapid es una cuestión de principio. Yo espero, por Israel, que sea Primer Ministro.  Pero si para cambiar a Netanyahu es necesario que otro candidato sea Primer Ministro, lo haremos.

Yair Lapid

¿Puedes tratar de desconectarte de vuestra relación personal y política y describirlo ante quienes no lo conocen?

Es difícil desconectarme porque lo conozco hace 10 años. Es una persona a la que le gusta el contacto con la gente, muy sensible, muy concentrado en lo que hace, aprende mucho, estudia las cosas a fondo, sabe consultar sobre distintos temas y ahondar en los detalles de lo que tiene que conocer, sabe tomar decisiones. Tiene talento para liderar. Él construyó el partido. Recordemos que hasta hace 4 ó 5 años todos decían que Yesh Latid es un partido de ambiente, que desaparecerá, pero al final todos dicen, también en el Likud, que hay sólo dos partidos con un mecanismo e infraestructuras ordenados, y uno es el nuestro. Es una persona que sabe dirigir.

 

¿Por qué inspira tanto antagonismo? Uno de los ejemplos concretos, hay quienes sostienen que es anti-haredi, o sea que odia a los ultraortodoxos. Yo considero que eso no es cierto y que su mensaje es contra el hecho que el sector haredi no hace en su mayoría servicio militar ni trabaja como el resto de la sociedad, sosteniendo que eso es perjudicial para ellos mismos. Eso no es odio. Pero es indudable que mucha gente le tiene rechazo.

 

Yair Lapid es hijo de su padre, Tomy Lapid, que hablaba de forma muy contundente contra los ultraortodoxos y lo están juzgando por las frases de su padre. Pero Yair justamente es una persona creyente . Es una persona independiente, y no es digno juzgarlo por el estilo que tenía su padre.

Lo que Yair defiende son los principios de igualdad ante la ley, la necesidad que todos estudien las materias básicas , que haya enrolamiento igualitario. Y aquellos a los que no les gusta esto, a los que les mueven el piso con este tema, dicen que Lapid los odia. Pero no hay ningún odio, al contrario. Le preocupa que no todos puedan mantener a sus hijos, trabajar y ser productivos.

Lapid era un periodista muy exitoso en la televisión. Y su grandeza es que dejó todo para trabajar muy duro para servir al público.

 

¿Cómo presentarías a vuestra lista de candidatos a la Kneset?

Tenemos una lista de gente con varlores, que no vino a la Política para hacerse de un cargo sino como misión, gente que se levanta cada mañana con el deseo de cambiar la vida de la ciudadanía para bien. Hay ex alcaldes, altos oficiales de la Policía y de Tzahal, gente de orígenes variados que quiere hacer algo bueno para todos.  Gente con valores liberales. Es lo que queremos traer para todos. Espero que nos den la oportunidad. Espero que tengamos mucha fuerza y que logremos el cambio.

Ana Jerozolimski
(22 Marzo 2021 , 04:43)

Ultimas Noticias Ver más

¿Por que celebramos Tu B’Av?
Mundo Judío

¿Por que celebramos Tu B’Av?

23 Julio 2021


Por Yanki Tauber Fuente: https://es.chabad.org/

El dilema de la diplomacia pública de Israel
Israel

El dilema de la diplomacia pública de Israel

23 Julio 2021


Por Alan Baker del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén

Esta página fue generada en 0.0719810 segundos (2685)
2021-07-24T02:05:30-03:00