Noticias

La verdad, entre las imágenes de Al Aksa y los cohetes de Hamas a Jerusalem

Fotos: Abu Ali Express (Telegram)

Escribimos estas líneas con profunda preocupación, porque nuevamente vemos ante nuestros propios ojos, cómo los extremistas palestinos actúan en base a agendas que no velan por el bien de su pueblo sino que por el contrario, lo sumen en tragedia. Y esto, evidentemente, encierra también a Israel en una seria encrucijada.

Empiezo por el final, por ahora.

Por primera vez en años, Hamas disparó 7 cohetes hacia Jerusalem, capital de Israel, lo reivindicó oficial y explícitamente, sabiendo claramente que Israel no podrá abstenerse de reaccionar levemente y que con ello está provocando una seria escalada.  Además, en casi 5 horas, desde las 18.00 hora local, fueron lanzados más de  100 cohetes desde Gaza hacia el sur de Israel detonando las alarmas más de  30 veces en las ciudades de Sderot y Ashkelon, además de varios pueblos más pequeños, con múltiples disparos en cada tanda. Y estos números, sin duda, quedan desactualizados en corto rato.

La mayoría fueron interceptados por el sistema anti misiles “Cúpula de Hierro”.

En cuanto al ataque a Jerusalem,  al menos uno de los cohetes fue interceptado antes de impactar en tierra en una zona habitada, pero otro sí cayó dentro de una localidad civil aledaña a Jerusalem, causando daños en algunas habitaciones. Si la familia hubiera estado allí y no hubiese alcanzado a refugiarse al oir las alarmas, el resultado habría sido letal.  

También en Sderot hubo un impacto junto a una casa particular.

Casi al mismo tiempo, terroristas dispararon un proyectil anti tanque hacia un vehículo civil en una carretera cercana a la frontera entre Israel y la Franja de Gaza. Un civil resultó herido porque justo estaba a unos metros del coche cuando fue el impacto.

La Fuerza Aérea de Israel comenzó poco después a responder atacando posiciones de Hamas en la Franja de Gaza. Y está claro de antemano que la respuesta continuará, aunque no se sabe aún su envergadura. Hamas intenta imponer una ecuación en cuyo marco puede disparar hacia Israel cada vez que considera que eso responde a “los derechos palestinos”, sin que Israel pueda a su vez contestar. Evidentemente, si hay muertos del lado palestino, eso aumentará más aún el disparo de cohetes desde Gaza. En el momento de escribir estas líneas, Hamas sostiene que los hay, incluyendo niños. Israel recalca que ataca a terroristas que están disparando hacia territorio israelí, también a jefes en el brazo armado de Hamas.

El Frente de Comando Civil de Israel informó que todas las localidades ubicadas a 80 kilómetros de la frontera con Gaza, se hallan en “situación especial”, aunque aún no hay instrucciones precisas para toda esa superficie. En todas las escuelas ubicadas en el territorio de hasta 40 kms de Gaza, han sido canceladas las clases. Fueron cerradas varias carreteras aledañas a la frontera, por temor a nuevos disparos directos hacia automóviles que transiten por ellas.

La población se halla en alerta, consciente de que esta escalada llevará por lo menos unos días.

¿Qué tiene que ver Jerusalem?

Esta situación es el corolario-que aún no ha terminado- de la escalada de los últimos días en Jerusalem, que Hamas quiere presentar como un territorio en el que influye y por el que toma decisiones, tratando de imponer la imagen de ser quien se preocupa por los intereses palestinos.

Todo aquel que ha visto noticieros o leído diarios en los últimos días, seguramente se ha topado con imágenes de choques violentos entre palestinos y policías israelíes, especialmente en la zona de la mezquita de Al Aksa y otras partes de la Ciudad Vieja.En varios lados se lo presentó como respuesta “natural” e “ineludible” del pueblo a “injusticias” cometidas por Israel, como en el caso de la disputa por el planeado desalojo de familias palestinas en el barrio Sheij Jarrah de Jerusalem, para permitir el ingreso de familias judías.

Pues cabe aclarar este tema. Ante todo, la propiedad de la tierra en cuestión, es claramente de los judíos. Claro que eso no significa que sea sabio usufructuar ese derecho legal. Pero “robo”, como dicen en muchos lados, no es. Y no son “cientos” de familias, como escribieron en algún lado, sino cuatro. De todos modos, la Suprema Corte de Justicia de Israel se pronunciará sobre el tema próximamente.Yo personalmente espero que la decisión refleje sabiduría política, no sólo derechos legales de propiedad, pero en realidad los jueces pueden manifestarse sólo sobre el aspecto legal, y éste es muy claro.

El verdadero problema es que extremistas especialmente de grupos islamistas como Hamas, pero también de la propia Autoridad Palestina, se aprovechan de todo esto para incitar a la violencia en forma peligrosa. La televisión palestina ha transmitido en forma recurrente cantos con llamados directos a usar las armas y explosivos, poniéndolos en pantalla nada meno que en horario de programación juvenil y apenas finalizan los programas de niños. Cuando el mensaje a los jóvenes es que salir a atacar judíos es señal de heroísmo y amor al pueblo, nada puede terminar bien.

Es increíble que toda la incitación que tiene como escenario la mezquita de Al Aksa, construida siglos atrás sobre las ruinas del Templo judío, cabalga sobre la mentira de “Al Aksa está en peligro”. Y yo me pregunto cuál es el respeto a su santuario de parte de los palestinos que acumularon piedras y petardos dentro de la mezquita, para usarlos en ataques a los efectivos policiales. Claro está que luego, la policía no entró a repartir caramelos sino con gases lacrimógenos, pero nada habría sucedido si no se hubiese usado el lugar sagrado como base de ataques. Y ni que hablar del peligro que las acciones de los propios palestinos dentro de la mezquita provoquen un incendio que destruya el lugar sagrado.

La encrucijada

Aparte de la preocupación que toda amenaza a la seguridad del país y su pueblo siempre inspira, Israel lidia con un serio dilema respecto a cómo actuar.

Por un lado, está claro que no se puede dejar de responder a cohetes disparados por terroristas hacia el territorio nacional . Y menos que menos, cuando el blanco es su propia capital. Por otro, está claro que Hamas busca guerra ya que de lo contrario no habría disparado a Jerusalem , reivindicándolo públicamente,  y aunque Israel no tenga interés en ello, Hamas lo impone.

Son varios los expertos en seguridad, de distintas posiciones políticas, que sostienen que precisamente para evitar nuevos choques,hay que lanzar ahora una reacción dura que transmita el mensaje a Hamas y que lo debilite seriamente. El problema es que los parámetros de acuerdo a los cuales toman decisiones en Israel y en Hamas, son totalmente diferentes. A Hamas no le importa utilizar a su población de rehén para atacar a Israel, ni atacar sabiendo que Israel responderá , mientras que Israel dedica enormes recursos a proteger a su población y es sin duda eso lo que salva vidas. Precisamente ahora están emplazadas en diferentes partes de Israel baterías del sistema anti misiles Cúpula de Hierro, para poder interceptar a tiempo ataques hacia su población. Es que Hamas arriesga a su propia población, al lanzar cohetes hacia la población israelí. Y si hay muertos, ello le sirve a sus propósitos.

El problema principal de fondo es que los intereses de un país que lo que busca es protegerse chocan ineludiblemente con los de Hamas, la organización terrorista que gobierna Gaza desde el 2007 y que no vela por el bien de su población.

 

 

 

 

 

Ana Jerozolimski
(10 Mayo 2021 , 16:42)

Ultimas Noticias Ver más

¿En camino a una nueva escalada?
Israel

¿En camino a una nueva escalada?

17 Junio 2021


Desde Israel nos trae las últimas novedades Ana Jerozolimski

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

17 Junio 2021


Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

Esta página fue generada en 0.1082859 segundos (12085)
2021-06-18T07:54:14-03:00