Noticias

Estos son los blancos terroristas que ataca Israel

Nadie tiene dudas: la escalada actual finalizará con un alto el fuego, que es cuestión-al parecer-de solamente unos días más. Las presiones internacionales en este sentido comenzaron hace ya varios días, y lo central es que el Presidente de Estados Unidos Joe Biden ya ha dicho al Primer Ministro Biniamin Netanyahu que él apoya un cese de fuego . Así lo comunicó la Casa Blanca tras la tercera conversación telefónica entre ambos. Esa terminología, no incluye evidentemente una exigencia de alto el fuego inmediato. Por otra parte, Estados Unidos ha frenado hasta ahora propuestas de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU-donde Washington tiene poder de veto-que exigían un fin inmediato de las hostilidades, pero no mencionaban los ataques de Hamas a Israel.

Hamas quiere un alto el fuego, pero aún se considera capaz de poner condiciones y plantea varias en relación a Jerusalem, para seguir con la línea que desató precisamente la escalada actual: su deseo de presentarse como “defensor de Al Aqsa” en nombre de los palestinos y del Islam. Exige que se cancele formalmente la intención de desalojar familias palestinas en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalem (lo cual está pendiente de una decisión de la Suprema Corte de Justicia israelí) y que “se retiren las fuerzas de ocupación de Al Aqsa”, términos con los que se refiere a la Policía israelí que monta guardia en el lugar, aunque la entrada a la mezquita que se registró durante los tumultos de la otra semana, no es la norma. Este martes, Hamas recalcó que mantiene sus condiciones, que Israel rechaza.

Aunque es indudable que Hamas ha sufrido un duro golpe que probablemente no esperaba, continúa lanzando cohetes hacia territorio israelí, aunque en menores cantidades. A  pesar de las amenazas explícitas de su portavoz militar, no ha vuelto desde el sábado al mediodía a disparar a Tel Aviv y su zona metropolitana, lo cual se considera una señal clara de la situación complicada en la que se halla.

Desde el comienzo de esta escalada el lunes 10 de mayo a las 18.00 hora de Israel y hasta este martes 18 de mayo a las 7 de la mañana, fueron disparados hacia ISrael 3.440 cohetes, según informó un comunicado oficial del ejército.

De ellos, aproximadamente 500 cayeron dentro de la Franja de Gaza, sin lograr cruzar la frontera. Cabe suponer que parte de los muertos son producto de esos disparos fallidos.

De los cohetes que estaban en camino a caer en zonas pobladas, el sistema protector Cúpula de Hierro logró interceptar el 90% y destruirlos en vuelo.

 

Pero como en Israel no se cree en absoluto ni que Hamas esté por rendirse e izar bandera blanca, ni por proclamar que entiende que debe renunciar a la violencia, hasta que sea proclamado un alto el fuego, las Fuerzas de Defensa de Israel (Tzahal) continúan atacando numerosos blancos de las organizaciones terroristas en la Franja de Gaza, o sea tanto de Hamas como del Jihad Islámico.

 

Según el portavoz de Tzahal, Brigadier General Hidai Zilberman, estos son los blancos principales : 

 

1)    Los túneles construidos por Hamas debajo de Gaza

Se trata de un tesoro estratégico para Hamas, que permitía a los terroristas no sólo esconderse sino planificar ataques bajo tierra sin inconveniente de ningún tipo, ya que allí tienen todo lo necesario para sus actividades. El logro principal de Israel al haber conseguido destruir 100 kilómetros de túneles es que con ello, se desestabiliza gran parte de su base operativa y se los hace sentir perseguidos y expuestos y por ende vulnerables, lo cual puede incidir en su capacidad de actuar.  “Estamos arriba de ellos cuando están afuera y cuando están bajo tierra”, dijo el portavoz de Tzahal. “Es un logro gigantesco”.

 

Zilberman explicó que esto es posible mediante una bomba precisa y sofisticada desarrollada por Israel que penetra hasta varios metros de profundidad, hacia donde está el túnel, y al ser detonada, su onda expansiva destruye el túnel. Para ello también es esencial un alto nivel de información de Inteligencia, que es lo que ha acumulado Israel en los últimos años.

“Nosotros atacamos los túneles a varios metros de profundidad, y en forma precisa. Si eso hace que se desmoronen o dañen casas de la población arriba en la calle, eso es responsabilidad de Hamas, por haber cavado túneles terroristas debajo de la gente”, dijo el portavoz militar.

 

2)    Los cabecillas del brazo armado de Hamas (Izz al-Din al-Qassam) y del  Jihad Islámico (Saraiat al-Quds) 

Por ahora el énfasis se ha puesto en los rangos paralelos a jefes de  compañías y batallones, atacados en sus propias casas, que también sirven de depósitos de cohetes, armas y municiones. Estos ataques han sido constantes en los últimos días. 

Pero  también ha sido eliminado Haasam Abu Harbid, el jefe de la División norte de Gaza del Jihad Islámico, considerado el responsable máximo del disparo de cohetes de dicha organización hacia Israel, el heredero de Baha Abu el-Atta eliminado hace un año y medio. 

Un logro especialmente significativo desde el punto de vista de Israel ha sido la elminación de cuatro figuras centrales del Comando Mayor de Hamas, considerados de rango de General, que eran claves para el sistema de fabricación de cohetes dentro de Gaza.

 

3)    Cohetes , depósitos,  estructuras de fabricación local y lanzadores.

 Gran parte de ellos están en las casas de los propios cabecillas, numerosas de las cuales han sido destruidas en los últimos días. Pero un problema concreto muy claro al respecto, es que Hamas ha dispersado su arsenal en numerosos sitios, y gran parte del mismo está escondido bajo tierra. Al parecer, en este punto, la información de Inteligencia en manos de Israel aún no es suficiente. Si hubiera tenido una información precisa sobre dónde almacenan los lanzacohetes de largo alcance, los capaces de alcanzar Tel Aviv, cabe suponer que éstos habrían sido atacados ya al comienzo del operativo, para neutralizar esa amenaza.

Dentro de esta categoría, un desafío especial son los lanzadores de varios caños de disparos , capaces de disparar múltiples cohetes a la vez. Ya han sido destruidos 65. De ellos, 13 fueron alcanzados en la noche entre el lunes y el martes. Es de especial importancia destruirlos ya que cuanto más disparos simultáneos hay, más desafío eso supone para las baterías de Cúpula de Hierro, que si bien logra interceptar en vuelo el 90% de los cohetes que están en camino a impactar en zonas habitadas, no es hermético.

Israel ha logrado destruir lanzadores que apuntaban a Tel Aviv, Ashkelon y otras ciudades israelíes.

Israel tiene claro que los terroristas aún tienen no pocos cohetes, también varios de largo alcance, pero claro está que su arsenal se ha visto disminuido tanto por lo que ya dispararon como por lo que Israel les destruyó.  Lejos están, de todos modos, de salir izando bandera blanca. Por eso, para Israel hay ahora una carrera contra el tiempo, en el intento de debilitarles lo más posible antes de que se acepte un alto el fuego.

Ana Jerozolimski
(18 Mayo 2021 , 07:19)

Ultimas Noticias Ver más

¿En camino a una nueva escalada?
Israel

¿En camino a una nueva escalada?

17 Junio 2021


Desde Israel nos trae las últimas novedades Ana Jerozolimski

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

17 Junio 2021


Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

Esta página fue generada en 0.0716081 segundos (13628)
2021-06-18T09:03:56-03:00